Los cuadernos de la corrupción

 

INVESTIGACIÓN

TOTAL DE NOTAS

El trabajo de investigación se inició formalmente el 8 de enero de 2018, cuando un periodista de La Nacion, Diego Cabot, tuvo un encuentro en el domicilio de una de sus fuentes. En la reunión, le entregaron ocho cuadernos confeccionados por un chofer de Roberto Baratta, uno de los funcionarios más importantes del exministerio de Planificación Federal que condujo Julio De Vido, el más relevante en los 12 años de gobiernos kirchneristas que fueron desde 2003 a 2015.

Los cuadernos contenían un registro detallado de cada uno de los recorridos de auto que realizó durante 10 años -sólo con algunas interrupciones- el chofer con Roberto Baratta y otros funcionarios para recolectar el dinero de retornos/coimas de grandes compañías de la Argentina a las que se le había adjudicado un contrato de Obra Pública.

Desde el inicio de la investigación, Diego Cabot y el pequeño grupo de trabajo que lo acompañó en todo el proceso, tomó una decisión fundamental. Dada la cantidad de exfuncionarios y de empresarios de primera línea involucrados, se determinó no publicar nada hasta no tener certezas de que lo que estaba escrito era verdad. Nadie por fuera de ese grupo supo de la investigación que se llevaba adelante.

 

En una primera etapa, se transcribieron los 8 cuadernos a una base de datos de Excel. Y se comenzó a trabajar en cada uno de los registros con todos los elementos objetivos que eran posibles de chequear. Se listaron:

-Nombres y cargos

-Domicilios de origen y destino de los recorridos

-Dominios de los autos

-Denominación de compañías

-Lugares de entregas

-Datos personales de las personas identificadas en los momentos en los que se pagaba la coima.

-Montos de los sobornos

 

En el proceso de chequeo y verificación se consultaron:

-Registros oficiales y societarios

-Se recorrieron gran cantidad de domicilios

-Se recolectó la información societaria de las empresas involucradas

-Los pagos que se hacían se cotejaron con los detalles de la contabilidad del Estado

-El pago de las coimas se cruzó con la información sobre las licitaciones y contratos de obras públicas y el porcentaje de ejecución de cada una de ellas para ver si había relación con los montos de dinero de las coimas.

 

Luego del chequeo y con la certeza de que era todo verdad, el grupo entendió que se trataba de la trama de corrupción más grande que jamás se haya develado en la Argentina.

 

El material que contenía la trama de corrupción era un documento privado y dado los antecedentes en la Argentina, la publicación en LA NACION podría generar que algunas pruebas desaparezcan. Es por esto que en marzo de 2018, el periodista inició una negociación informal con un fiscal federal (Carlos Stornelli) y el 10 de abril se presentó la denuncia formal ante la Justicia.

 

Tanto en la fiscalía, como en el Juzgado como en LA NACION hubo un compromiso: nadie podía saber de la causa y el silencio debía ser absoluto. “Si se filtraba la investigación corríamos riesgo de muerte”, dijo meses después el Fiscal del caso.

 

En la madrugada del 1 de agosto, siete meses después de que Diego Cabot se hizo de la prueba, la causa tomó estado público con una ola de 17 detenciones y 36 allanamientos.

 

El proceso se caratuló con el nombre de la expresidenta de la Nación:  “Fernandez Cristina Elizabet y otros s/ asociación ilícita” (9608/2018). El juez consideró que los datos aportados dan cuenta de la existencia de una organización delictiva conformada por funcionarios públicos, quienes valiéndose de medios oficiales (incluyendo vehículos, empleados, equipos de telefonía celular, etcétera) y comandados por quienes fueran titulares del Poder Ejecutivo Nacional (Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández) y del Ministerio de Planificación Federal (Julio Miguel De Vido), entre los años 2003 y 2015, procuraron la percepción de sumas de dinero ilegítimas, por parte de diversos particulares, muchos de ellos, empresarios contratistas de la obra pública del Estado Nacional.

Ese mismo día, el equipo de datos decidió recopilar todas las hojas de cálculo con las que se había trabajado en la primera etapa para empezar a profundizar en el análisis y procesamiento de los registros de los cuadernos. En primer lugar, se realizó un chequeo de las transcripciones para verificar que los montos descritos, las personas, el lugar de origen y destino que aparecían escritos a mano en los cuadernos eran los correctos. Y se aprovechó ese proceso de verificación para hacer un riguroso proceso de normalización y estructuración de los datos en los que se unificó la moneda y las descripciones y se estandarizaron los nombres y direcciones. También se agregó la fecha y hora exacta del recorrido.

Por otra parte, se construyó una metodología de clasificación de cada recorrido que se dividió según: a) si se trataba de una entrega del bolso de dinero a la cabeza del plan delictivo de coimas b) si consistía en la recaudación del dinero que le entregaban las empresas como retorno. Además, se incluyó una serie de tags para identificar la relevancia de cada registro.

A partir de toda la clasificación creamos múltiples diccionarios de equivalencias porque los cuadernos contenían múltiples términos para el mismo concepto. Ejemplo: “bolso” = “valija” = “maletín”. Lo mismo realizamos con nombres personales y domicilios.

Todo el trabajo de investigación periodística se acompañó con diversas aplicaciones y visualizaciones exclusivas que permitieron al usuario recorrer de forma digital e interactiva todos los cuadernos y las novedades de actualidad de la causa.

Entre algunas de las investigaciones aparecen:

IMPACTO

El expediente acumuló en un mes 35 cuerpos de actuaciones, además de la voluminosa documentación y anexos. Se practicaron 70 allanamientos, 36 en la Ciudad de Buenos Aires, 24 en la provincia de Buenos Aires, 7 en Misiones, 2 en Santa Cruz y 1 en Mendoza. Además, el Senado de la Nación trató en el recinto el pedido del magistrado para allanar los domicilios particulares de la expresidenta Cristina Kircher, actualmente senadora y poseedora de fueros. La votación en el cuerpo legislativo terminó 66 votos a favor y ninguno en contra y se autorizó el procedimiento.

 

En los allanamientos se secuestraron más de doscientos cincuenta (250) obras pictóricas en posesión de dos imputados por aproximadamente pesos treinta y siete millones ($37.000.000,00) y pesos cuatro millones quinientos mil ($ 4.500.000,00). Además, como consecuencia de ello se han secuestrado aproximadamente, más de seis millones trescientos cincuenta mil de pesos ($ 6.350.000,00), más de un millón doscientos cuarenta y cinco mil dólares estadounidenses (U$S 1.245.000,00), más de doscientos treinta y cinco mil euros (€ 235.000,00), como así también sumas de dinero expresadas en chilenos, uruguayos y reales, nueve (9) armas de fuego, equipos de telefonía móvil y electrónicos y finalmente, una gran cantidad de rodados de diferentes marcas y modelos, muchos de ellos de alta gama.

En total y hasta el momento se han procesado a 53 personas entre los que se cuentan un expresidente, todo el despacho del Ministerio de Planificación Federal y los principales contratistas de obra pública de la Argentina. Alrededor de 35 personas se han arrepentido y confesaron sus delitos. Se han trabado embargos por 540 millones de dólares.

Por la investigación de los Cuadernos de las Coimas, Diego Cabot y su equipo ganaron el Premio Nacional de Investigación del Foro de Periodismo Argentino y el Premio Internacional Rey de España.

Los comentarios están cerrados.