El “Black Friday”: una bendición de promoción

 
Si el círculo rojo lo leíste en inglés, pues vuelve a comenzar y léelo en español.
Si el círculo rojo lo leíste en español, pues vuelve a comenzar y léelo en inglés.

Sí, porque es un 2×1. Y no es cualquier ganga. Es LA oferta más conveniente que puedas haber imaginado jamás:

- es universal: aplica en todos los países, y rincones del universo.

- es unitalla: le queda a cada edad, género y raza y hasta credo te diría… Aplica el inglés aquí nuevamente: “One Christ fits all“.

- se adapta a tu realidad y estado de ánimo.

- no se agota hasta agotar existencia porque su existencia es eterna.

- no tiene precio … de mercado, pero sí de pecado. Es decir, tus propios pecados ya pagaron por su entrega. Pero como se sabe que la tentación continuamente amenaza para desestabilizar tu “economía espiritual y emocional”, el “Gran Sale!“  está siempre disponible, 24/7 los 365 días del año. Aunque tiene días de mayor promoción que se llaman preceptos, sacramentos e indulgencias. Te conviene estar atentos a éstos…

- no tiene un único punto de venta… lo encuentras ahí mismo donde estás y en el sincero y comprometido encuentro con el prójimo. Pero lo más aconsejable que es también vayas  a “tiendas especiAliZadas” de la A a la Z. Son tiendas marcadas por una cruz. Date una vueltita por ahí para entender de qué va la “gran promoción” y conocer fechas claves.

- se aceptan devoluciones y hasta que aproveches solo algunas cuotas. Pero eso sí que es un engaño. Es lo que otras influencias y tendencias te quieren hacer creer. Y hasta tú mismo. Porque la “promo” vive en tí y esperará hasta que lo comprendas y quieras activarla para disfrutarla en plenitud. Solo debes darte cuenta. No te pide nada a cambio. Sólo tu atención e intención.

Espero haber sido lo suficientemente clara. Puedes leer y releer las condiciones. No hay letra chica ni claúsula dudosa.

No sé qué tal te fue con otras ofertas en el famoso “Black Friday“… Pero,así hayas aprovechado para comprar mucho a super precios de descuento en este día famoso por sus mejores ofertas de temporada, quiero decirte que nada hubiera sido posible si Jesús un día no SALE de su tumba, vence a la muerte y te ofrece tu salvación y la vida eterna. No hubo, ni hay ni habrá una mejor OFERTA en tu vida.

Un viernes de mucha oscuridad, hace muchos años, el cielo se ennegreció de tristeza al ver al hijo de Dios clavado en una cruz. Pero fue el precio que hubo que pagar para que a los tres días comenzara la gran temporada de resurrección y salvación para toda la humanidad. Esa es la verdadera historia de un viernes negro que abrió las puertas para vivir una buena vida aquí en la tierra, en preparación para una dicha mayor y eterna.

Ah, ¿y te preguntas ahora por el código de barras al pie? Es sólo para recordarte que para Jésus tú eres único. Y aunque tiene mucha demanda- gracias a Dios- siempre está disponible y en exclusiva para ti a toda hora y en todo lugar ¿Qué esperas? Dios siempre SALE a tu encuentro. Aprovéchalo. No te vas a arrepentir.