“Francisco se levanta a las 4 para orar, no para hacer footing”

 

Entrevista con el confesor del Papa, Fray Berislao Ostojic

Por Lucrecia Fernández Caride:

En Argentina eran las tres menos cuarto de la tarde, en Roma serían las ocho menos cuarto de la noche. Fray Berislao Ostojic estaba esperando la llamada de un Cardenal amigo suyo desde Roma, para que le confirmara la llegada de su avión a Buenos Aires. Su celular sonaba y le indicaba un número con cifras desconocidas, seguramente de Italia, y, probablemente, se tratara de su amigo.

 -¿Hola?- atendió, tratando de captar la voz con las dificultades e interferencias que se presentan ante las llamadas internacionales.

-Soy el Padre Bergoglio- contestaron del otro lado, de manera totalmente sencilla y llana, fiel al estilo de Francisco.

-Santidad, ¿cómo le va?- le contestó el Fraile un poco confundido ante la sorpresa de estar hablando por celular con nada más y nada menos que el nuevo Papa.

-Lo llamaba para ver si me podía absolver por teléfono- respondió con una naturalidad muy graciosa.

Lo hizo para romper el hielo, <a éste lo voy a agarrar de sopetón>”, me aclara mientras cuenta la anécdota.

-Y, no, mire, no se puede, está prohibido, a no ser que me lo pida el Papa, y el Papa es usted, entonces si cambia las reglas, yo se la mando por teléfono-

 Así fue como el Papa Francisco “rompió el hielo” para hablar unos minutos con quien fue su confesor los últimos cinco años en Buenos Aires, cuando Su Santidad era sencillamente el Padre Bergoglio.

Fray Ostojic es un hombre que debe tener la misma edad que el sucesor de Pedro. Tiene unos ojos muy grandes y caídos, cejas gruesas, pelo gris, piel arrugada que permite vislumbrar el extenso camino que habrá transitado.

 La relación profunda se estableció hace cinco años, una vez que el Arzobispo de Buenos Aires le pidió sencillamente al Padre Bero, como lo llaman sus conocidos, si podía ser su confesor. El franciscano no hace alarde de haber sido el director espiritual del Papa: No sé por qué me eligió como confesor, no se lo pregunté nunca. Soy como todo sacerdote, depositario de un don que no me pertenece”.

-Padre, ¿Cuáles serán los desafíos más importantes que tendrá que afrontar el Papa Francisco dentro y fuera dela Iglesia?

-Y, la verdad que son muchos. Sabemos que los desafíos vienen de afuera, no son los que vos fabricas. Y dentro de la Iglesia pienso que es un poco lo que San Francisco (de Asís, de ahí el nombre del actual Pontífice) planteó en el siglo XIII, volver al Evangelio. Digamos, no a las interpretaciones que lo diluyen, sino a vivirlo con sencillez. Y de hecho el Papa es un hombre muy sencillo en su estilo de vida. Él mismo se ríe porque anda todavía con la Olivietti (una máquina de escribir). Y bueno, él sigue escribiendo con su maquinita.

Es como él  suele decir “y mirá, no te la creas”, vos no sos el dueño de la Iglesia, sos el servidor, el dueño es Cristo. Y él tiene clara conciencia de esto.

Y, fuera de la Iglesia, más que nada es continuar el diálogo con todos, o sea abrir al encuentro, que después lleva a poder limar asperezas y compartir mucho a pesar de algunas diferencias.

Para leer y contestar las preguntas que le mostré en una hoja escrita a mano, el Padre Berislao alternaba con dos pares de anteojos. Cuando se compenetraba con sus respuestas, se sacaba el que tenía puesto, y me miraba con sus grandes ojos, entusiasmado de hablar sobre el Papa.

Los nuevos aires de renovación y cambio que parecen darle un nuevo rumbo ala Iglesiacon la llegada de Francisco, generan grandes expectativas respecto de temas de gran interés social.

Le pregunté a su confesor qué pensaría el Papa sobre temas como el celibato, el status de los divorciados y “revisionismo” sobre los asuntos vinculados a la sexualidad.

 Frente a esto, Fray Ostojic se mostró determinante y seguro:

-“Yo pienso que el Papa va a ser suficientemente amplio para que se traten todos estos temas. No es un revisionismo, sino que es una búsqueda de respuestas que hay que encontrar en el Evangelio. El Papa no va a tener ningún problema para que estos temas sean discutidos, repasados, reevaluados. Está buscando que nosotros también volvamos a leer, a reflexionar, y a sembrar en todas partes. Él es un jesuita con corazón franciscano. Entonces no está para ir condenando, sino para abrir caminos”.

El Padre Bero resalta la facilidad de diálogo del Papa Francisco

- La capacidad de escuchar es una de sus virtudes. Ésta es la primera condición para poder dialogar. El que no es capaz de escuchar no puede establecer un diálogo con nadie, sino que amontona monólogos”.

En los siete meses y medio que lleva de pontífice Francisco, la Iglesia ha llamado constantemente al diálogo. Desde el Patriarca de Constantinopla hasta el insistente clamor para resolver el conflicto de Siria por una vía pacífica.

Ostojic destaca la relación de Francisco con la oración: “Se levanta a las cuatro, cuatro y media de la mañana. No se levanta para hacer footing. Se levanta para orar”.

También destaca su enorme libertad de espíritu” y la curiosa anécdota en donde el Papa se permite mostrarse mucho más sonriente y cercano ahora, de lo que lo hacía en Buenos Aires. Este cambio lo atribuye a que son realidades distintas.

“Desde el momento en que Dios lo inspiro para que acepte, él lo acompaña, Dios no te da una carga y te larga solo, expresa el confesor con total convencimiento.

 

Lucrecia es estudiante de Derecho pero le gusta mucho el periodismo y escribir.Su entrevista fue publicada en un diario de Nueva York llamado Impacto Latin News.

Gracias Lucrecia por tu aporte.

Contacto: lucreciafcaride@gmail.com

  • Bruno P.

    Me encantó lo de “El que no es capaz de escuchar no puede establecer un diálogo con nadie, sino que amontona monólogos”. Muy propicio para esta modernidad.

  • Miguel

    el Papa hace un millón de cosas por día, y La Nación se encarga de elegir la mas ´simpática´ cada dos o tres y postularlo como lo unico que hace… gracias por este blog.

  • Sam Varchetta

    Ostojic destaca la relación de Francisco con la oración: “Se levanta a las cuatro, cuatro y media de la mañana. No se levanta para hacer footing. Se levanta para orar”. Sin ningún ánimo de ofender, lo pregunto desde mi ignorancia de agnóstico: Existe algún impedimento para orar acostado…?

    • Lucreciafcaride

      Dios escucha el corazón del hombre esté donde esté, en cualquier situación. Pensá en todos aquellos moribundos que rezan desde su lecho de dolor.

  • sinsentido

    Extraño, yo le he escrito al papa varias veces. El llama
    por teléfono a un estudiante, o a una mujer en Córdoba, o besa a un niño
    enfermo. Sin embargo a mi llamado de dolor y desgarramiento que le hice nunca
    hubo contestación. Parece que conmigo su teléfono esta descolgado. Mucha política, populismo y mirar para otro lado.

    • Delphine

      Estoy Segura de que reza x vos…

    • Lucreciafcaride

      No te dejes caer en la tentación del pesimismo y el abandono. No interpretes esa falta de respuesta material como un gesto de insensibilidad de Francisco a tu persona. Seguramente tanto vos como otras personas que atraviesan situaciones de dolor como las que manifestas tienen un lugar en su corazón gigante.

      • mftb

        Gracias por tu respuesta y sensibilidad. Aunque no sabias porque yo hacia ese comentario tuviste la capacidad de entender que habia dolor detras de las palabras. Y creeme que el dolor es desgarrador pero se acrecienta ante la impotencia de ver que no se hace nada, que te mienten, que no tienen compasion pero tampoco sienten la responsabilidad de hacer justicia y la indiferencia es grande. Oh la muerte de mi hijo me enseno mucho sobre nuestra humanidad o inhumanidad diria yo mas bien.

    • Mariano Ezequiel

      No te dejes llevar por la superstición y la ignorancia. Tus problemas se van a resolver en lo posible por cómo los encares vos, no por la ayuda de ninguna deidad. Ponele fuerza y apoyate en la gente que te quiere.

      • mftb

        No se a que ignorancia o supersticion te referis. Lo mio no tiene
        solucion, lo hecho hecho esta y no hay vuelta atras. Mientras tanto aquellos que se esconden detras de una investidura de poder miran para otro lado y las autoridades que se supone que deben hacer justicia no hacen nada. No se si alguna ves perdiste un hijo, eso no es supersticion, es la realidad del maldito mundo en que vivimos. Yo no me dirigi al papa porque no tengo trabajo o tengo un dolor de muela. Si le escribi es porque mi dolor es desgarrador y necesitaba que alguien me escuchara. Pero nadie quiere escuchar, todos evitan el dolor ajeno, escapan. Es como dice una amiga mia muy catolica “mejor hablemos de los pececitos de colores” y eso es lo que hay que hacer, la superficialidad de la gente es increible.