Santa Teresa: “Influencer” de oración. Punto.

“https://www.lanacion.com.ar/1813612-cuando-la-historieta-se-pone-seria – Copyright © LA NACION

Sí. Teresa de Jesús, una “influencer” y punto. Punto aparte, sangría y nuevo párrafo. ¡Comencemos! Pero no sin antes aclarar que, en este artículo, no me referiré a Teresa de Ávila como mujer de plegaria, súplica o alabanza a Dios. Sabemos que lo fue-  y no es difícil de deducir si a su nombre le antecede la palabra “santa”.

  Teresa, también conocida como Teresa de Jesús, Teresa de Ávila, vivió en el siglo XVI, en tiempos de la Inquisición. Fue monja, mística y escritora. Y es en esto último en lo que se basa esta nota: en los escritos de Teresa, en su ejercicio de la oración como conjunto de palabras con un sentido gramatical completo.

Teresa de Jesús es un referente de la mística y de la literatura. Si bien la poesía y escritos místicos se dan en la Edad Media, a España llegan tarde. Ese retraso fue compensado con una calidad literaria incomparable en las obras de Teresa y también de San Juan de la Cruz y Fray Luis de León. Y, en el caso de Santa Teresa Seguir leyendo

Sin comentarios

San Francisco de Asís: “animal espiritual”

Si Aristóteles afirmó que “el hombre es un animal político”, yo me atrevo a decir que San Francisco fue un animal espiritual. Y, antes de que me califiquen de hereje, les pido mantengan su atención y sigan mi razonamiento.

Aristóteles sostuvo que el hombre se diferencia de los animales por su relación con el Estado y por vivir en sociedades organizadas políticamente. En alusión a ese pensamiento filosófico me animé al título de la nota porque San Francisco fue un hombre santo que se diferenció de los otros santos por su relación con los animales y su protección incondicional hacia ellos.

Sorteado y aclarado el primer obstáculo de la nota, pasemos a mi vida personal, lo cual implica otro riesgo. Pero decido correrlo en favor de todos, seamos de 2 o 4 patas :-) Seguir leyendo

La Fe y la FIFA

La expectativa por la inauguración de la Copa del Mundo me recuerda la pasión sin igual que el futbol despierta en millones de personas alrededor del planeta. Gente de todos los géneros, nacionalidades, creencias y etnias conviven y disfrutan en armonía de un encuentro único y de la compañía de muchos.

El fútbol genera un interés común y tiene un gran poder de convocatoria y aceptación en la mayoría de nosotros, especialmente cada cuatro años. En el cierre de la Conferencia de la FIFA para la Igualdad y la Inclusión, Fatma Samoura, Secretaria General de la FIFA, concluyó: “sería irresponsable pasar por alto ese poder. Es humano que pensemos en maneras de poner el fútbol al servicio de un bienestar mayor“. El lema de esa conferencia fue: “Pásala: la esperanza a través del fútbol”. Por eso hoy recibo ese “pase” y “detengo la pelota” para Seguir leyendo

Sin comentarios

2018: Mi abrAZo de pAZ de A a Z

Cuando escribo un mensaje, carta, correo o chat así me despido:

Te mando un abrAZo de la A a la Z”.

Porque adoro las letras y porque quiero que sepan que mi abrAZo es largo y (con)sentido. Hoy quiero despedir el año deseándonos y deletreando un abrAZo de pAZ que encierra muchas de las lecciones aprendidas este año y en proceso de aprender. Por eso son, a su vez, mis metas para el nuevo año. Creo que la pAZ del mundo que todos deseamos para el 2018 empieza con la pAZ interior de cada uno. Y en mi caso, si uno la rAZón al corAZón, sé que los siguientes propósitos me ayudarán a lograrla, a mantenerla y a compartirla:

Aceptar y agradecer mi vida tal cual es hoy.

Bendecir la mesa que me alimenta y el techo que me protege.

Callar. Aun cuando (crea que) tengo razón. Seguir leyendo

Sin comentarios

San Agustín: Rebelde con causa (la mía)

Ayer fue el día de San Agustín y varios amigos y familiares me saludaron por ser mi santo. Como todos los años les agradezco y socarronamente acoto: “Por suerte el día ya tiene dueño. Otro Agus lo logró y entonces yo ya no me tengo que esforzar y me puedo portar mal”.

No termino de decir eso que recuerdo que justamente es el comportamiento rebelde de Agustín lo que más me atrae de su santidad y me identifica con su personalidad. Por eso hoy, aquí y en este escrito “yo confieso ante ustedes, hermanos”. Seguir leyendo

ORO en tiempos dolOROsos

No hay tiempo más doloroso en el calendario litúrgico que el Viernes Santo. La pasión de Jesús, vista estrictamente desde el sufrimiento humano, conmueve, duele y hasta enoja: ¿Cómo pueden los hombres infligir tanto dolor en otro hombre? La flagelación del látigo, la coronación burlesca y punzante, el peso exagerado de una cruz… En fin, una muerte lenta y dolorosa que Jesús vivió en carne propia y la Virgen María, sus discípulos y amigos acompañaron y sostuvieron como pudieron padeciendo la impotencia de no poder cambiar su suerte.

No hay tiempo más doloroso en una familia que cuando la muerte asoma con un diagnóstico irreversible o irrumpe y nos arrebata a un ser querido. Me tocó vivir la primera. Seguir leyendo

Sin comentarios

Amigos invisibles que vemos sin mirar

Ayer, en vísperas del 14 de febrero, recibí muestras de amistad inesperadas de parte de dos personas que casi no conozco, pero veo más seguido que a amigos muy cercanos. Sus testimonios, sonrisas y dedicación valen la pena compartir.

 El Señor Chucho 

Hace siete años que en el colegio de mis hijos alguien me saluda y solicita Seguir leyendo

#NoEstresciembre

Oficialmente ya llegó el mes de “Estresciembre”. Un mes de 31 días, pero con 11 cenas de fin de año, 17 brindis, 9 desayunos a título de “veámonos antes de las fiestas”, 4 platos que te tocan cocinar, miles de Santa Claus clonados por toda la ciudad, 3 amigos secretos para sorprender, todos los parientes para saludar y 5 colectas de juguetes para donar y tantas sorpresas como podamos comprar. Ya para cuando llega el día 25 se nos agotaron las horas, los saldos, el presupuesto, las ideas y la energía. Seguir leyendo

Las falsas alternativas

Es A o B“, “Soy blanco o negro“, “no tengo punto medio“, y tantas frases cliché que contraponen dos alternativas. Nuestro día a día se va entretejiendo de estas dicotomías, donde no se percibe escapatoria.

Nos imaginamos viviendo entre la espada y la pared. La espada de hacer lo que creemos que debemos hacer y la pared de sentir que no sabemos hacer otra cosa. ¿Qué harías si no tuvieras miedo de fracasar? ¿Qué harías si no tuvieras miedo de equivocarte? ¿Qué cambiarías si no persiguieras a toda costa la seguridad?

Es cierto que el principio de no contradicción tal como lo enunció Aristóteles:

es imposible que, al mismo tiempo y bajo una misma relación, se dé y no se dé en un mismo sujeto, un mismo atributo

En otras palabras, algo no puede ser y no ser a la vez al mismo tiempo. O se hace o no se hace. Por ejemplo, no se puede estar parado y sentado a la vez. Se está parado o se está sentado. No se puede hablar y callar a la vez. Se habla o se calla.

Sin embargo, muchas veces abusamos o falseamos este principio. A lo que apunto es que en momentos, se está en frente de dos opciones opuestas y en otros momentos, maniatamos esas opciones y las formulamos de manera tal que fueran opuestas. En el primer caso, serían verdaderas contraposiciones o alternativas contrapuestas.

El problema viene cuando vemos nada más dos opciones sobre el universo de posibilidades. Cuando es “seguir así porque no se puede cambiar”, “elijo esto porque no me queda otra opción”. Por ejemplo, continuar en un trabajo que no me gusta porque lo sé hacer o “es lo único que sé hacer”, seguir con tal persona por miedo a estar solos o no irme al gran viaje que quiero hacer por miedo a abandonar mis seguridades.

Fuente: http://www.hotel-r.net/im/hotel/gb/two-ways-2.jpg

El mundo se encarga de situar todo a un nivel de falsa alternativa. De que permanentemente creamos que no existe más opción que la que estoy tomando. Y dejáme decirte: si estás viendo dos alternativas como contrapuestas; tal vez estás errando el enfoque.

Tal vez, mejor ir a caminar y pensar: ¿qué harías si no tuvieras que tomar esa primera opción?

Sin comentarios

Dedicatoria a mi Madre

La voz de mi Mamá la extraño. Mucho. La escucho igualmente varias veces de mi propia boca. Repito frases hechas, estrategias, motivaciones y regaños que yo misma recibía de niña. Repertorio clásico de una madre involucrada que intenta, triunfa y fracasa a diario en su misión de educar, estimular y emancipar a sus retoños.
::
Pero hay dos frases de mi Mamá que son un credo en mi vida. No las digo. No las repito. Las vivo. O, mejor dicho, vivo y me esfuerzo para honrarlas todos los días. Seguir leyendo
Sin comentarios