Tú puedes ser el enlace

¿Qué pasó con el enlace de la Adoración en la página?

Esta pregunta y variadas versiones sobre qué ha pasado con la transmisión y adoración en vivo del Santísimo en nuestra página es la más frecuente que recibimos quienes hacemos Parroquia Online. La respuesta está inundada de explicaciones técnicas y logísticas que hasta nos superan a nosotros mismos. Retomar este servicio online también es nuestra intención. Pero como aún no se puede reparar hemos decidido que no nos ganará la desilusión. Mas bien pensamos que junto a ustedes podemos encontrar una solución y así una dificultad fortalecerá nuestra comunidad. Seguir leyendo

Libro cerrado, Maestro callado…

Los protagonistas: Matías y Mariana.

En estos días en que, en la Ciudad de Buenos Aires, la Feria Internacional del Libro se instala por 20 días, somos muchos quienes comentamos sobre libros y autores. Buscamos títulos, leemos críticas, escuchamos citas y vamos al encuentro de la cara y de la voz de esa pluma que finalmente nos dará su autógrafo y dedicatoria. Los libros nos atraen. Año tras año, surgen un sinfín de publicaciones. Siempre hay novedades, libros de moda y libros clásicos. Y hay un libro que es un clásico que nunca pasa de moda y siempre tiene algo nuevo que contar.

- Mamá, ¿qué es este libro?- preguntó Matías de 9 años.

Seguir leyendo

Francisco: Pasión de Multitudes

Voluntarios 24/7

Tengo una deuda pendiente conmigo y con nuestro blog: correrme de la reflexión sobre los mensajes del Papa en su visita a México y compartir la pasión que se vivió en las calles el mes pasado. No lo hice antes porque, apenas se fue, Francisco nos hizo mucha falta y quedó un hueco en esa rutina que supimos adoptar por una semana. Pero hoy esa nostalgia es un gran recuerdo que amerita volver a pasarlo por el corazón en honor al tercer aniversario de su pontificado. Seguir leyendo

“La manera de llegar a la gente es con hechos concretos”

Por Agustina Acciardi:

La Catedral Nuestra Señora del Rosario, se encuentra ubicada en el centro de la ciudad de Moreno. Funciona desde hace 150 años, y en la actualidad el obispo es Fernando Carlos Maletti, quien fue elegido para ese puesto en 2013 por Francisco Bergoglio.

 

Entrada de la Iglesia por la calle Alcorta.

El Padre de la Parroquia es Fabián Sáenz, y con quien mantuvimos una charla acerca de las laborales sociales de esta Iglesia es Roberto López, ayudante del padre y secretario de la institución:

 

-¿Cuál es la mejor forma de llevar la religión a la gente?

-R.L: El tema fundamental es poder entender que lo que configura una religión es la manera que ha encontrado el hombre de contestar las preguntas que se ha hecho a lo largo de la historia. Las tres preguntas más importantes: de dónde vengo, a dónde me voy cuando me muero y qué sentido tiene la vida. A partir de esto el hombre tuvo que me empezar a manejar respuestas. Cada parroquia, cada comunidad construye algo en cada lugar del mundo basados en el evangelio para llegar a evangelizar. La manera de llegar a los principios básicos del cristianismo y del evangelio a la gente es con hechos concretos y reales. Si uno no muestra gestos que la gente pueda ver, no hay posibilidad. Si Jesús hubiera sido un gran hablador pero no hubiera dado la vida por sus amigos, no hubiera sido crucificado, hubiera sido un profeta más.

-¿Qué tipo de ayuda brinda la Iglesia de Moreno?

-R.L: Tenemos un centro de día donde se reciben diariamente 20, 50, 60 personas que están en situación de calle. Esta gente es permanentemente excluida, entonces tienen que bañarse, comer, conseguir una changuita. El padre Fabián consideró que para esta comunidad, era prioridad ayudar en esto. Trabajamos en base a la problemática de la zona. Moreno es terminal de trenes y esto tiene una influencia porque ha venido mucha gente que dormía en el tren y después se quedaban dando vuelta por acá.

-Exactamente, ¿Dónde está ubicado?

-R.L: En la calle Asconapé 174, ese centro está a cargo de un diácono Daniel Suarez y en ese mismo lugar tenemos abogados y mediadores; se entregan medicamentos porque tenemos un botiquen solidario con cosas que dona la gente, hay un psicólogo que está trabajando bastante, la ropería con toda la ropa que la gente dona, damos desayuno y duchas.

-¿Las puertas están abiertas para todos?

-R.L: Ellos van, se acercan ahí a las ocho de la mañana; normalmente ya hay un grupo estable, otros que van y que vienen y después a los nuevos se los identifica, al que no tiene documento se lo ayuda a hacer el trámite, si tiene algún problema físico tratamos de conectar con el hospital. En el lugar rigen ciertas normas que tienen que ver con la convivencia y el servicio lo presta gente voluntaria.

-¿Cuáles son los problemas más comunes a los que se enfrentan?

-R.L: La Iglesia es el primer recurso al que va la persona, o el último. A lo que nos enfrentamos normalmente es con la necesidad humana. Nos encontramos con sufrimiento. Hay que tener un temple bastante importante, una capacidad de ponerse en la piel del otro, escuchar al otro y lo que la gente busca en el 90 por ciento de los casos es contención. En base a esto hemos ido creando todo nosotros y para poder ayudar a una persona hay que ponerse en una situación de simetría. La persona también me está evangelizando a mí, con su sufrimiento, su dolor, me está acercando a que yo pueda ser cada vez más sensible.

-¿Reciben ayuda?

-R.L: Sí, las donaciones tienen que ver con hacer participar a la gente. El centro de día se sustenta con la ayuda de los demás, pero tenemos un grupo que específicamente aporta para el centro. Todos los meses se autoimponen una cuota y sabemos que contamos con eso para pagar la luz, el gas, el agua, las cosas que hay que comprar para el servicio diario.

Agustina Acciardo es alumna de Periodismo de la Universidad del Salvador

Gracias Agustina por tu aporte

Contacto: agustinaacciardi@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

“Francisco se levanta a las 4 para orar, no para hacer footing”

Entrevista con el confesor del Papa, Fray Berislao Ostojic

Por Lucrecia Fernández Caride:

En Argentina eran las tres menos cuarto de la tarde, en Roma serían las ocho menos cuarto de la noche. Fray Berislao Ostojic estaba esperando la llamada de un Cardenal amigo suyo desde Roma, para que le confirmara la llegada de su avión a Buenos Aires. Su celular sonaba y le indicaba un número con cifras desconocidas, seguramente de Italia, y, probablemente, se tratara de su amigo.

 -¿Hola?- atendió, tratando de captar la voz con las dificultades e interferencias que se presentan ante las llamadas internacionales.

-Soy el Padre Bergoglio- contestaron del otro lado, de manera totalmente sencilla y llana, fiel al estilo de Francisco.

-Santidad, ¿cómo le va?- le contestó el Fraile un poco confundido ante la sorpresa de estar hablando por celular con nada más y nada menos que el nuevo Papa.

-Lo llamaba para ver si me podía absolver por teléfono- respondió con una naturalidad muy graciosa.

Lo hizo para romper el hielo, <a éste lo voy a agarrar de sopetón>”, me aclara mientras cuenta la anécdota.

-Y, no, mire, no se puede, está prohibido, a no ser que me lo pida el Papa, y el Papa es usted, entonces si cambia las reglas, yo se la mando por teléfono-

 Así fue como el Papa Francisco “rompió el hielo” para hablar unos minutos con quien fue su confesor los últimos cinco años en Buenos Aires, cuando Su Santidad era sencillamente el Padre Bergoglio.

Fray Ostojic es un hombre que debe tener la misma edad que el sucesor de Pedro. Tiene unos ojos muy grandes y caídos, cejas gruesas, pelo gris, piel arrugada que permite vislumbrar el extenso camino que habrá transitado.

 La relación profunda se estableció hace cinco años, una vez que el Arzobispo de Buenos Aires le pidió sencillamente al Padre Bero, como lo llaman sus conocidos, si podía ser su confesor. El franciscano no hace alarde de haber sido el director espiritual del Papa: No sé por qué me eligió como confesor, no se lo pregunté nunca. Soy como todo sacerdote, depositario de un don que no me pertenece”.

-Padre, ¿Cuáles serán los desafíos más importantes que tendrá que afrontar el Papa Francisco dentro y fuera dela Iglesia?

-Y, la verdad que son muchos. Sabemos que los desafíos vienen de afuera, no son los que vos fabricas. Y dentro de la Iglesia pienso que es un poco lo que San Francisco (de Asís, de ahí el nombre del actual Pontífice) planteó en el siglo XIII, volver al Evangelio. Digamos, no a las interpretaciones que lo diluyen, sino a vivirlo con sencillez. Y de hecho el Papa es un hombre muy sencillo en su estilo de vida. Él mismo se ríe porque anda todavía con la Olivietti (una máquina de escribir). Y bueno, él sigue escribiendo con su maquinita.

Es como él  suele decir “y mirá, no te la creas”, vos no sos el dueño de la Iglesia, sos el servidor, el dueño es Cristo. Y él tiene clara conciencia de esto.

Y, fuera de la Iglesia, más que nada es continuar el diálogo con todos, o sea abrir al encuentro, que después lleva a poder limar asperezas y compartir mucho a pesar de algunas diferencias.

Para leer y contestar las preguntas que le mostré en una hoja escrita a mano, el Padre Berislao alternaba con dos pares de anteojos. Cuando se compenetraba con sus respuestas, se sacaba el que tenía puesto, y me miraba con sus grandes ojos, entusiasmado de hablar sobre el Papa.

Los nuevos aires de renovación y cambio que parecen darle un nuevo rumbo ala Iglesiacon la llegada de Francisco, generan grandes expectativas respecto de temas de gran interés social.

Le pregunté a su confesor qué pensaría el Papa sobre temas como el celibato, el status de los divorciados y “revisionismo” sobre los asuntos vinculados a la sexualidad.

 Frente a esto, Fray Ostojic se mostró determinante y seguro:

-“Yo pienso que el Papa va a ser suficientemente amplio para que se traten todos estos temas. No es un revisionismo, sino que es una búsqueda de respuestas que hay que encontrar en el Evangelio. El Papa no va a tener ningún problema para que estos temas sean discutidos, repasados, reevaluados. Está buscando que nosotros también volvamos a leer, a reflexionar, y a sembrar en todas partes. Él es un jesuita con corazón franciscano. Entonces no está para ir condenando, sino para abrir caminos”.

El Padre Bero resalta la facilidad de diálogo del Papa Francisco

- La capacidad de escuchar es una de sus virtudes. Ésta es la primera condición para poder dialogar. El que no es capaz de escuchar no puede establecer un diálogo con nadie, sino que amontona monólogos”.

En los siete meses y medio que lleva de pontífice Francisco, la Iglesia ha llamado constantemente al diálogo. Desde el Patriarca de Constantinopla hasta el insistente clamor para resolver el conflicto de Siria por una vía pacífica.

Ostojic destaca la relación de Francisco con la oración: “Se levanta a las cuatro, cuatro y media de la mañana. No se levanta para hacer footing. Se levanta para orar”.

También destaca su enorme libertad de espíritu” y la curiosa anécdota en donde el Papa se permite mostrarse mucho más sonriente y cercano ahora, de lo que lo hacía en Buenos Aires. Este cambio lo atribuye a que son realidades distintas.

“Desde el momento en que Dios lo inspiro para que acepte, él lo acompaña, Dios no te da una carga y te larga solo, expresa el confesor con total convencimiento.

 

Lucrecia es estudiante de Derecho pero le gusta mucho el periodismo y escribir.Su entrevista fue publicada en un diario de Nueva York llamado Impacto Latin News.

Gracias Lucrecia por tu aporte.

Contacto: lucreciafcaride@gmail.com