“La manera de llegar a la gente es con hechos concretos”

Por Agustina Acciardi:

La Catedral Nuestra Señora del Rosario, se encuentra ubicada en el centro de la ciudad de Moreno. Funciona desde hace 150 años, y en la actualidad el obispo es Fernando Carlos Maletti, quien fue elegido para ese puesto en 2013 por Francisco Bergoglio.

 

Entrada de la Iglesia por la calle Alcorta.

El Padre de la Parroquia es Fabián Sáenz, y con quien mantuvimos una charla acerca de las laborales sociales de esta Iglesia es Roberto López, ayudante del padre y secretario de la institución:

 

-¿Cuál es la mejor forma de llevar la religión a la gente?

-R.L: El tema fundamental es poder entender que lo que configura una religión es la manera que ha encontrado el hombre de contestar las preguntas que se ha hecho a lo largo de la historia. Las tres preguntas más importantes: de dónde vengo, a dónde me voy cuando me muero y qué sentido tiene la vida. A partir de esto el hombre tuvo que me empezar a manejar respuestas. Cada parroquia, cada comunidad construye algo en cada lugar del mundo basados en el evangelio para llegar a evangelizar. La manera de llegar a los principios básicos del cristianismo y del evangelio a la gente es con hechos concretos y reales. Si uno no muestra gestos que la gente pueda ver, no hay posibilidad. Si Jesús hubiera sido un gran hablador pero no hubiera dado la vida por sus amigos, no hubiera sido crucificado, hubiera sido un profeta más.

-¿Qué tipo de ayuda brinda la Iglesia de Moreno?

-R.L: Tenemos un centro de día donde se reciben diariamente 20, 50, 60 personas que están en situación de calle. Esta gente es permanentemente excluida, entonces tienen que bañarse, comer, conseguir una changuita. El padre Fabián consideró que para esta comunidad, era prioridad ayudar en esto. Trabajamos en base a la problemática de la zona. Moreno es terminal de trenes y esto tiene una influencia porque ha venido mucha gente que dormía en el tren y después se quedaban dando vuelta por acá.

-Exactamente, ¿Dónde está ubicado?

-R.L: En la calle Asconapé 174, ese centro está a cargo de un diácono Daniel Suarez y en ese mismo lugar tenemos abogados y mediadores; se entregan medicamentos porque tenemos un botiquen solidario con cosas que dona la gente, hay un psicólogo que está trabajando bastante, la ropería con toda la ropa que la gente dona, damos desayuno y duchas.

-¿Las puertas están abiertas para todos?

-R.L: Ellos van, se acercan ahí a las ocho de la mañana; normalmente ya hay un grupo estable, otros que van y que vienen y después a los nuevos se los identifica, al que no tiene documento se lo ayuda a hacer el trámite, si tiene algún problema físico tratamos de conectar con el hospital. En el lugar rigen ciertas normas que tienen que ver con la convivencia y el servicio lo presta gente voluntaria.

-¿Cuáles son los problemas más comunes a los que se enfrentan?

-R.L: La Iglesia es el primer recurso al que va la persona, o el último. A lo que nos enfrentamos normalmente es con la necesidad humana. Nos encontramos con sufrimiento. Hay que tener un temple bastante importante, una capacidad de ponerse en la piel del otro, escuchar al otro y lo que la gente busca en el 90 por ciento de los casos es contención. En base a esto hemos ido creando todo nosotros y para poder ayudar a una persona hay que ponerse en una situación de simetría. La persona también me está evangelizando a mí, con su sufrimiento, su dolor, me está acercando a que yo pueda ser cada vez más sensible.

-¿Reciben ayuda?

-R.L: Sí, las donaciones tienen que ver con hacer participar a la gente. El centro de día se sustenta con la ayuda de los demás, pero tenemos un grupo que específicamente aporta para el centro. Todos los meses se autoimponen una cuota y sabemos que contamos con eso para pagar la luz, el gas, el agua, las cosas que hay que comprar para el servicio diario.

Agustina Acciardo es alumna de Periodismo de la Universidad del Salvador

Gracias Agustina por tu aporte

Contacto: agustinaacciardi@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

Padre Gonzalo Fernández

El Padre Gonzalo Fernández fue ordenado Sacerdote por el actual Papa Francisco en el año 2002. Es Capellán del Hospital Neuropsiquiátrico Braulio Moyano situado en el barrio porteño de Barracas desde hace ocho años.

¿Qué es lo que más feliz te hace de tu vida sacerdotal?

La utopía del amor de poder vivir libre. De ser libre para algo mucho más grande. En criollo:  ”Vivir para servir es VIVIR en mayúsculas” . Ser un poco el amigo de Dios entre gente común. Ser puente en situaciones cotidianas. Ser Sacramento me hace feliz. Sentir que Dios se hace presente en los que están abandonados y que me quieren con el amor que Dios me quiere. A veces los estudios sobran y la gente te quiere por lo que sos más allá de los títulos

 ¿Quién es Dios para vos?

Dios es misterio profundo que me sondea y me rescata del abismo cuando no sé bien quien soy. Algo así como la respuesta a las preguntas que todavía no supe hacer.
Dios es misterio de Amor que me seduce, me conoce y me invita a VIVIR una aventura mayor a sus riesgos. Intuición en el amor que se hace vida que vale la pena gastar y convidar.

¿Cómo sentís la presencia de Dios en el Moyano?

Un rasgo característico, en el cual, siento la presencia de Dios en el Hospital Moyano, es la DESMEDIDA, que es tan típico de la locura. Dios en Jesucristo es locura y escándalo; Amor y Desborde. Él es capaz de todo y no todos son capaces de experimentar pasarse de ciertos límites. las mujeres internadas acá saben lo que es la desmesura y también saben lo que es el abandono. En la desmedida y en el abandono, Dios esta presente, muy presente.

¿Qué sentís desde que Francisco , una persona tan cercana para vos, se haya transformado en Papa?

Yo se lo dije cuando le visité el verano pasado, desde que él es Papa, siento que soy mal cura (lo era antes también) pero tengo la sensación de ser un cura que muchas veces no esta a la altura de las circunstancias. Algo parecido a lo que le pasó a Pedro con Jesús en la barca cuando lo reconoce como Hijo de Dios. Al mismo tiempo, un deseo enorme de seguir construyendo esta Iglesia de puertas afuera, de frontera, de periferia.

Soy adicto, y también estoy llamado a la Santidad

Me contactó un conocido de hace varios años y me pidió contar algo muy personal de su vida. Es por eso que el relato se publica sin nombre pero con mucha sinceridad. Muchas gracias por el testimonio.

ANÓNIMO:

Deseo compartir brevemente sobre mi pasado con las drogas, sobre mi recuperación y también sobre cómo mi práctica religiosa encaja en medio de esa historia.

Soy un joven de una ciudad del interior del país. Comencé a beber alcohol y a consumir otras drogas en mi adolescencia. Al principio estas me dieron algo que siempre me había “faltado”: confianza y “valor” para relacionarme con los demás, especialmente con las chicas. Poco a poco, sin embargo, y a medida que iba consumiendo más cantidad y variedad de drogas, me volví una persona aislada y solitaria. Todo se iba por un barranco: mis estudios, mis trabajos, mis vínculos familiares y de amistad y también el noviazgo. Al final solamente me interesaban las drogas.

Por momentos me acordaba de Dios. No había tenido una formación religiosa de niño, salvo el ejemplo de algunas tías y mis abuelas. Pero estaba estudiando en una Universidad católica y las clases de teología me llevaban a hacerme preguntas. En mi desesperación pedí a Dios que me mostrara el camino para mejorar.

(Fuente de la imagen)

Me acerqué entonces a una parroquia. Comencé un catecumenado que me llevó a recibir la primera Comunión y la Confirmación. Sin embargo, aunque pensaba que la práctica religiosa iba a bastarme para salir de las drogas, no lograba detenerme del todo y tenía frecuentes recaídas. Entonces una persona de la Iglesia me recomendó los Grupos de 12 Pasos. Así llegué a Narcóticos Anónimos (NA), en marzo de 2006, mientras vivía en la ciudad de Buenos Aires.

La primera reunión a la que fui funcionaba en una parroquia. De todas formas, vi que la práctica religiosa no era requisito para participar en las mismas, por lo que había miembros de otras religiones o que no practicaban ningún culto. Entendí que otros, que habían pasado por lo mismo que yo había pasado, podían ayudarme con su experiencia como nadie más podía. Se trataba del lenguaje de la identificación.

Comprendí también que la adicción es una enfermedad que necesito tratar de una manera especial. No he tocado ninguna droga en muchos años, y esto incluye el alcohol. Asisto a reuniones de NA en parroquias, sinagogas, templos evangélicos, sociedades de fomento y hospitales. Se trata de un programa espiritual, no religioso.

(Fuente de la imagen)

Hoy vivo de vuelta en mi ciudad de origen. Sigo viviendo mi fe de manera activa, yendo a misa, confesándome y participando de actividades en mi parroquia. Y también sigo yendo a las reuniones de Narcóticos Anónimos, entendiendo que son éstas las que me permiten mantener día a día mi abstinencia, mi recuperación y la nueva forma de vida que he encontrado, que es mucho mejor que la que tenía antes. Llevo una vida digna y soy un miembro productivo y alegre de la sociedad.

Hoy entiendo que, aun con mi pasado de muchos excesos, también estoy llamado a ser santo. Ojalá que mi experiencia puede servir a otros que aun están sufriendo.

 

Aniversario del Papa Francisco

Les comparto testimonios de tres referentes que retornaron hace poco muy alegres de la misión argentina interreligiosa que viajó a Tierra Santa y Roma. Este Jueves es el aniversario del Papa Francisco y esto es lo que nos dicen :

 

)

)

)

Sin comentarios

May Feelings es la red social que reza para cambiar el mundo

Seguir tratando de explicar lo importante que se volvió Internet en los tiempos que corren para el mundo de las comunicaciones, sería absolutamente redundante.

Me gustó mucho una pregunta:

¿Cómo es posible que en un mundo lleno de redes sociales todavía haya gente que se siente sola?

Hoy les vengo a presentar un proyecto creado por jóvenes del otro lado del Océano Atlántico.

Esto es lo que describen ellos en el área “sobre nosotros” del sitio:

“May Feelings es un servicio que conecta gente de todo el mundo a través del intercambio de peticiones, comentarios y mensajes. La gente escribe breves peticiones en sus perfiles llamados “Prays” de 259 caracteres o menos. Estos “Prays” se comparten en los perfiles de la gente, se envían a los seguidores y se pueden buscar en la herramienta de búsqueda de May Feelings.”

Puedo escribir muchos párrafos más sobre esto pero sería más interesante que entres vos, lo conozcas y saques tus propias conclusiones:

Click aquí para entrar a mayfeelings.com y crearse una cuenta.

Sin comentarios

Padre Claudio Caruso

¿Quién es Dios para vos?

Dios es mi Padre que está más empeñado que yo en que las cosas me salgan mejor. Mira con ilusión que ponga más amor en todo lo que hago y que no me canse ni desanime fácilmente.

En el día muchas veces me gusta pensar que me está mirando y cuidando como un Padre cuida a su hijo pequeño: que frunce el ceño cuando meto la pata, que se ríe a carcajadas cuando hago alguna bobada o que a veces se pone muy triste porque no le di todo lo que El espera de mí… pero me sigue “misericordeando” como si fuese la primera vez.

——————————————————————————————————————–

¿Qué es lo que más feliz te hace de tu Ministerio?

En mi ministerio muchas cosas me dan felicidad pero fundamentalmente cuando veo a varias personas de distintos grupos trabajando juntas con alegría en tareas que a veces son ingratas pero nunca pierden la sonrisa.

Me da mucha Paz y me enseña escuchar hablar cosas positivas, esperanzadoras y no murmurar contra nadie ( vicio a veces demasiado común en las comunidades )

Siempre me enriquece mucho, me hace aprender y sentirme chiquito los ejemplos de santidad escondida: la madre que perdió a su hijo en un accidente y sigue en pie y viene a pedir consuelo en la parroquia pero además se ofrece para ayudar en un grupo. Los que están pasando por cruces enormes y nunca los oigo quejarse. Los que trabajan muchas horas y vienen corriendo de su trabajo para ocuparse de los que más sufren…

Y también ocuparse de nuestra vida sacerdotal, dado que se acercan a charlar y te preguntan: ¿Cómo estás? ¿Qué comiste? ¿Rezaste? ¿Cómo está tu familia?….

Esta gente que nos considera humanos con un montón de ilusiones, con nuestros problemas y deseos de servir es siempre la que más me enriquece.

A veces tenemos la idea del “cura delivery” que tiene que estar siempre disponible con una sonrisa para darme el sacramento o el tiempo que necesito (con oportunidad o sin ella). Eso no me parece que sea humano ni cristiano.

Por eso valoro tanto a los que se creyeron que somos humanos!

 ——————————————————————————————————————–

¿Cómo está formada tu comunidad?

La Parroquia de la Virgen de los desamparados a la que llegué hace poco más de dos meses y de la cual soy el Vicario es una comunidad con mucha ilusión de crecer: hay grupo de oración, catequesis, un excelente equipo de Caritas integrado también por vicentinos y mujeres que realizan los viernes de Caridad llevando viandas a los que están tirados por este populoso y difícil barrio.

Como olvidar a los niños y jóvenes scouts que se esfuerzan por estar siempre listos (salvo en vacaciones) y brindan siempre su desinteresada y pujante ayuda a la comunidad de la que se sienten miembros.

Al decir hablar de la dificultad de la comunidad me refiero que Dios no nos ha privado de varios flagelos que están en toda nuestra Buenos Aires pero que aquí se hacen notar mucho. Es lo que el Papa Francisco combatía desde su estadía en nuestra arquidiócesis y ahora en Vaticano. Es un desafío, es un trabajo que junto a muchos tenemos que emprender para liberar a tantos chicos y chicas de quienes le esclavizan.

Pronto (en febrero) saldremos de Misión por las manzanas del Barrio para contagiar a los que están lejanos de la alegría de estar con Jesús y ser Comunidad quizá porque se imaginan una iglesia cerrada y auto-referencial.

El Padre Claudio Caruso es Vicario Parroquial en Virgen de los Desamparados – Floresta.

 

Sin comentarios

Padre Ariel Rudy

¿Quién es Dios para vos?

Que pregunta esta eh…jaja.  A veces uno da respuestas a esa pregunta como una cosa que se experimenta. A veces son respuestas tomadas de la palabra de Dios. Dios es mi vida, Dios es mi refugio, mi apoyo, mi protector como dicen los Salmos. Dios es mi padre. El que me da la vida y me mantiene. El que me llama a vivir una relación de hijo y de amigo también.  Lo experimento así.

Algo que no puede faltar: “Dios es siempre el eterno desconocido hasta que no pasemos de este mundo a su presencia.”

Un día se te hace más cercano, uno lo intuye, se llena de gozo y paz el corazón y dice “ah, este es Dios”. Otras veces se esconde y nos permite que sobrevenga la prueba. Uno sigue apostando y haciendo ese acto de fe. Ese es Dios.

——————————————————————————————————————–

¿Qué es lo que más feliz te hace de tu Ministerio?

“Lo que más gozo me engendra en el corazón es poder estar al servicio de los demás. Vivir para los demás.”

A pesar de las miserias, faltas y pecado. La indignidad grande que uno siente en este llamado. La invitación a ser otro Cristo de una manera particular en el mundo para los demás. Sin embargo, como te decía antes, esa posibilidad de poder estar al servicio del semejante es lo que más me hace feliz

Después, lo sacramental: La misa, las confesiones. Poder sanar los corazones heridos por el pecado. El sacramento del Bautismo me da mucha alegría, dado que se engendran para Dios hijos nuevos.

——————————————————————————————————————–

 ¿Cómo está formada tu comunidad?

Esta es una comunidad particular. Al mismo tiempo que es Parroquia, también es Santuario. Este templo tiene 180 años. Al mismo tiempo, en Marzo, se cumplen 10 años de esta convocatoria espontanea de fieles a venerar la imagen de San Expedito. Por ende, informalmente se le dice “Santuario de San Expedito”. Esa riqueza de ser comunidad  de barrio parroquial y ser además santuario, le da un toque especial.

Hay grupos típicos de Parroquia. Catequesis para niños, adolescentes, jóvenes, adultos. Hay grupos de jóvenes al estilo de la Acción Católica, aunque no están afiliados. Hay acción de caridad bastante fuerte de asistencia integral a familias del radio parroquial con un comedor que funciona de Febrero a Diciembre los sábados. Hay círculos bíblicos. Hay un movimiento espiritual lindo porque hay tres grupos de oración de la Renovación Carismática. Hay mucha misa. Es un lugar de paso y acude mucha gente. Al ser santuario, hay mucho sacramento de la reconciliación. Además, hay grupo misionero de jóvenes y coro de jóvenes para algunas misas.

Todos los 19 de cada mes pasan no menos de 150 servidores. Dan su tiempo para asistir a los peregrinos que vienen. Les dan una estampita, para indicarle donde está el baño y que estén cómodos en su visita. Se calculan entre 25 y 30 mil peregrinos que se acercan todos los 19 para visitar a San Expedito en su día.

El Padre Ariel Rudy es Vicario Parroquial en Ntra. Sra. de Balvanera (Santuario de San Expedito)

“Francisco se levanta a las 4 para orar, no para hacer footing”

Entrevista con el confesor del Papa, Fray Berislao Ostojic

Por Lucrecia Fernández Caride:

En Argentina eran las tres menos cuarto de la tarde, en Roma serían las ocho menos cuarto de la noche. Fray Berislao Ostojic estaba esperando la llamada de un Cardenal amigo suyo desde Roma, para que le confirmara la llegada de su avión a Buenos Aires. Su celular sonaba y le indicaba un número con cifras desconocidas, seguramente de Italia, y, probablemente, se tratara de su amigo.

 -¿Hola?- atendió, tratando de captar la voz con las dificultades e interferencias que se presentan ante las llamadas internacionales.

-Soy el Padre Bergoglio- contestaron del otro lado, de manera totalmente sencilla y llana, fiel al estilo de Francisco.

-Santidad, ¿cómo le va?- le contestó el Fraile un poco confundido ante la sorpresa de estar hablando por celular con nada más y nada menos que el nuevo Papa.

-Lo llamaba para ver si me podía absolver por teléfono- respondió con una naturalidad muy graciosa.

Lo hizo para romper el hielo, <a éste lo voy a agarrar de sopetón>”, me aclara mientras cuenta la anécdota.

-Y, no, mire, no se puede, está prohibido, a no ser que me lo pida el Papa, y el Papa es usted, entonces si cambia las reglas, yo se la mando por teléfono-

 Así fue como el Papa Francisco “rompió el hielo” para hablar unos minutos con quien fue su confesor los últimos cinco años en Buenos Aires, cuando Su Santidad era sencillamente el Padre Bergoglio.

Fray Ostojic es un hombre que debe tener la misma edad que el sucesor de Pedro. Tiene unos ojos muy grandes y caídos, cejas gruesas, pelo gris, piel arrugada que permite vislumbrar el extenso camino que habrá transitado.

 La relación profunda se estableció hace cinco años, una vez que el Arzobispo de Buenos Aires le pidió sencillamente al Padre Bero, como lo llaman sus conocidos, si podía ser su confesor. El franciscano no hace alarde de haber sido el director espiritual del Papa: No sé por qué me eligió como confesor, no se lo pregunté nunca. Soy como todo sacerdote, depositario de un don que no me pertenece”.

-Padre, ¿Cuáles serán los desafíos más importantes que tendrá que afrontar el Papa Francisco dentro y fuera dela Iglesia?

-Y, la verdad que son muchos. Sabemos que los desafíos vienen de afuera, no son los que vos fabricas. Y dentro de la Iglesia pienso que es un poco lo que San Francisco (de Asís, de ahí el nombre del actual Pontífice) planteó en el siglo XIII, volver al Evangelio. Digamos, no a las interpretaciones que lo diluyen, sino a vivirlo con sencillez. Y de hecho el Papa es un hombre muy sencillo en su estilo de vida. Él mismo se ríe porque anda todavía con la Olivietti (una máquina de escribir). Y bueno, él sigue escribiendo con su maquinita.

Es como él  suele decir “y mirá, no te la creas”, vos no sos el dueño de la Iglesia, sos el servidor, el dueño es Cristo. Y él tiene clara conciencia de esto.

Y, fuera de la Iglesia, más que nada es continuar el diálogo con todos, o sea abrir al encuentro, que después lleva a poder limar asperezas y compartir mucho a pesar de algunas diferencias.

Para leer y contestar las preguntas que le mostré en una hoja escrita a mano, el Padre Berislao alternaba con dos pares de anteojos. Cuando se compenetraba con sus respuestas, se sacaba el que tenía puesto, y me miraba con sus grandes ojos, entusiasmado de hablar sobre el Papa.

Los nuevos aires de renovación y cambio que parecen darle un nuevo rumbo ala Iglesiacon la llegada de Francisco, generan grandes expectativas respecto de temas de gran interés social.

Le pregunté a su confesor qué pensaría el Papa sobre temas como el celibato, el status de los divorciados y “revisionismo” sobre los asuntos vinculados a la sexualidad.

 Frente a esto, Fray Ostojic se mostró determinante y seguro:

-“Yo pienso que el Papa va a ser suficientemente amplio para que se traten todos estos temas. No es un revisionismo, sino que es una búsqueda de respuestas que hay que encontrar en el Evangelio. El Papa no va a tener ningún problema para que estos temas sean discutidos, repasados, reevaluados. Está buscando que nosotros también volvamos a leer, a reflexionar, y a sembrar en todas partes. Él es un jesuita con corazón franciscano. Entonces no está para ir condenando, sino para abrir caminos”.

El Padre Bero resalta la facilidad de diálogo del Papa Francisco

- La capacidad de escuchar es una de sus virtudes. Ésta es la primera condición para poder dialogar. El que no es capaz de escuchar no puede establecer un diálogo con nadie, sino que amontona monólogos”.

En los siete meses y medio que lleva de pontífice Francisco, la Iglesia ha llamado constantemente al diálogo. Desde el Patriarca de Constantinopla hasta el insistente clamor para resolver el conflicto de Siria por una vía pacífica.

Ostojic destaca la relación de Francisco con la oración: “Se levanta a las cuatro, cuatro y media de la mañana. No se levanta para hacer footing. Se levanta para orar”.

También destaca su enorme libertad de espíritu” y la curiosa anécdota en donde el Papa se permite mostrarse mucho más sonriente y cercano ahora, de lo que lo hacía en Buenos Aires. Este cambio lo atribuye a que son realidades distintas.

“Desde el momento en que Dios lo inspiro para que acepte, él lo acompaña, Dios no te da una carga y te larga solo, expresa el confesor con total convencimiento.

 

Lucrecia es estudiante de Derecho pero le gusta mucho el periodismo y escribir.Su entrevista fue publicada en un diario de Nueva York llamado Impacto Latin News.

Gracias Lucrecia por tu aporte.

Contacto: lucreciafcaride@gmail.com

Generación Universitaria

Dado que ya se nos fue la Noche Buena, espero que todavía te pueda dar un saludo navideño y regalarte algo….

Mi regalo no es nada material y menos que menos,  una postal por mail. No puede haber mejor regalo  navideño que ver a jóvenes comprometidos con ser protagonistas de la realidad en la que vivimos.

El fin de semana pasado me acerqué al Barrio Ramón Carrillo en Villa Soldati a conocer el proyecto de Generación Universitaria

Esto comenzó hace seis años gracias a un proyecto llamado Maenac que trabajó con los niños del barrio:

“Un proyecto lleva a otro proyecto (¿?)”

Maenac luego se fue del barrio pero muchos jóvenes que participaron de este grupo dedicidieron quedarse a ayudar al Párroco de Virgen Inmaculada, Pedro Baya Casal, en otros proyectos para el barrio con el apoyo conjunto del Padre Guillermo Marcó quien apadrino desde la fundación a esta Parroquia con fondos.  El proyecto central fue crear el salón de usos múltiples que se construyó para distintas actividades del barrio.

VAMOS Y VIAJEMOS JUNTOS A SOLDATI PARA VER DE QUE SE TRATA ESTO:

Si queres contactare con Generación para sumarte a trabajar con los proyectos que se vienen, buscalos por Facebook y pone “me gusta”

Link a página de Facebook de Generación Universitaria

No tengas miedo de preguntar. Son jóvenes con mucha buena onda que te están esperando cada fin de semana.  La única condición es querer ser parte.