Una familia con muchos ideales

En 1963, Tito, el abuelo, plantó viñedos en Mendoza para mostrar cómo funcionaban sus ingeniosos sistemas de riego, en una especie de show room del riego al que luego le sumó la creación de bloques de concreto.

El viñedo lo apasionó tanto que de a poco empezó a construir la bodega, con los bloques que también fabricaba.

Tito era el abuelo de Julia, Miguel y Sebastián, padre de José Alberto Zuccardi y suegro de Ana Amitrano, quienes 30 años después de la primera uva propia ya  exportaban el primer container de Santa Julia a Gran Bretaña.

Hoy, luego de más de dos décadas, Santa Julia pasó de ser una marca innovadora a convertirse casi en un clásico de la mesa argentina. Seguir leyendo

Sin comentarios

Curso de crítica gastronómica

Si sos un foodie y siempre soñaste con saber qué anotamos, conocemos y preguntamos los periodistas gastronómicos, esta es tu oportunidad.

Dos referentes del medio, María De Michelis y Silvina Beccar Varela,  dictarán a partir de este martes 14 de junio, el curso de periodismo y cultura gastronómica en Talleres y Seminarios Anfibia

Son encuentros de una vez por semana de dos horas y media en los talleres de la revista Anfibia. Los cursos de periodismo otorgan certificados de la Universidad Nacional de San Martín.

Este curso propone un abordaje de la gastronomía desde una perspectiva periodística interdisciplinaria. La exploración del saber culinario, las cocinas del mundo, los vinos, la enología, las materias primas, los acuerdos entre bebidas y comidas, las técnicas básicas de cocina, la historia de la gastronomía en Argentina.

El taller está orientado a estudiantes de sommellierie, periodistas, amantes de la cocina, cocineros amateurs y profesionales y todo aquel que quiera entender el universo del periodismo gastronómico escrito.

La idea del curso es facilitar los  conocimientos y herramientas para entender y familiarizarse con las distintas expresiones del periodismo gastronómico escrito: desde la reseña de restaurantes y de vinos hasta la crónica de viaje con enfoque gastronómico, pasando por las entrevistas, perfiles, crónica de visitas a bodegas, etc. -

Más info e inscripción en  http://www.revistaanfibia.com/periodismo-cultura-gastronomica/#sthash.u91P6gBS.dpuf

Sin comentarios

Sushi y arte para degustar en Palermo

En pleno Palermo de los estudios, es decir, el Hollywood, existe una interesante y original multi propuesta para sibaristas y amantes del “buen gusto”.

En un ambiente minimalista y descontracturado M Palermo ofrece sus especiales rolls y recetas de suhi, sashimis y niguiris que unen la técnica japonesa, con sabores nikkei peruanos junto a la creatividad local. Como ejemplo les doy uno para que quede claro: un niguiri (el que originalmente lleva pescado arriba y arroz abajo) pero en este caso está elaborado sin arroz con salmón por encima y tartare  de langostinos por debajo ($92). Un must.

Al contrario de su despojada puesta al estilo NYC,  el servicio se resume impecable y la exactitud de los  tiempos junto a lo precisión,  proponen una interesante oferta en relación precio y calidad.

Otra de sus apuestas del lugar son  las obras de arte. Allí, el ingenioso referente del arte Elio Kapsuk se propone hilarante en su rol de  chef curator & sommelier de arte.  La exposición está sobre las paredes, pero para facilitar el posible interés del comensal, cuentan con una original “Carta de Obras” descripta como “Pionera degustación permanente de arte contemporáneo”. GENIAL¡¡

Se puede comer en las mesas dotadas de sillones y sillas a lo largo del salón, o en la barra del sushi man, que está a cargo del Ken Shiizu, copropietario del lugar.

Suelen encontrarse personajes que disfrutan su comida tranquilamente a partir de una carta que resuelve el almuerzo en un tiempo cortés. Vicentico estaba sentado en la mesa de al lado degustando un menú de mediodía. Una de las propuestas más pedidas para probar distintas variedades de suhi y rolls. Se pueden pedir los niguiri choice de M preparados y elegidos por el sushiman ($239)

El dato de los famosos puede también estar asociado a la conexión del lugar con la música, ya que uno de los socios es Eduardo Costa de Pop Art, o también con los vinos y el buen vivir de este Grupo M, que engloba los reconocidos M Buenos Aires, Bar du Marché y M Salumería.

La carta de vinos es sintética pero contundente y a veces hay vinos por copa fuera de carta como el Vicentin, Sauvignon Blanc de Casa blanca, Chile que pude degustar. Por la noche salen tragos con piscos, de su barra especializada y la bebidas de alta gama.

Para quienes prefieren otros platos, hay tiraditos, ceviches, tempuras y varios platos con mariscos, arroces y langostinos en platos con distintos formatos y cocciones ($170 promedio).

Si luego de comer querés seguir con el pescado o pasás por la puerta y tentás, podés llevarlo crudo, entero,  por kilo y limpio para cocinar con tu receta preferida en casa. Hay por lo menos 5 variedades por día. Interesantes variedades de blancos que son llevadas también a las preparaciones de los platos.

Los postres son creaciones del día como el rico mouse de chocolate blanco con corazón de limón que me tocó probar.

El brunch de los sábados es abundante e integra dulce salado con lo criollo y nikkei. Ideal para disfrutarlo al solcito de sus mesas en la vereda.

El Salvador 5783, Palermo
Reservas: 4778.9016

Horarios: Mediodía // lunes a sábados de 12 a 15.30
Noche // lunes, martes y miércoles de 20.30 a 23.30
Jueves, viernes y sábado hasta las 00.30 horas

Sin comentarios

Delicias misioneras

Desde el recóndito Montecarlo en Misiones Gaby Machel elabora de manera artesanal productos a partir de frutos tropicales y exóticos de la provincia de Misiones.

Yo pelo cada fruta, la corto, ideo la fórmula y estoy en la cocina para llevarla adelante. Formo parte de todo el proceso porque amo lo que hago y soy feliz cuando obtengo exactamente el sabor que buscaba“, afirma Gaby Machel

Seguir leyendo

Día del Gourmet: entrevista pública a Calabrese


En el marco de la semana en que se festeja El Día del Gourmet, este lunes próximo, el 13,  a las 19 horas los invito a la presenciar la  entrevista pública que le realizaré al reconocido cocinero Guillermo Calabrese en el ciclo Encuentro con los grandes chefs

Vamos a hablar DE TODO. De sus comienzos con el Gato Dumas, de sus especialidades en la cocina, de sus versatilidad culinaria y didáctica en televisión y hasta de lo que quieren hoy sus alumnos en la escuela de cocina.
El ingreso es gratuito pero para asistir hay que INSCRIBIRSE AQUI.
Contame ¿qué le preguntarías?

EL DIA DEL GOURMET

“Para fanáticos de la gastronomía y seguidores de reconocidos chefs el Día del Gourmet propone un encuentro común para transmitir sabores y conocimiento. La tercera edición se inaugura mañana y dura hasta el martes 14 en donde se podrán disfrutar de platos especiales en restaurantes, obtener descuentos en productos gourmet, participar en charlas o degustaciones junto a reconocidos chefs y profesionales gastronómicos, entre ellos: Mauricio Asta dará una clase de pastelería, Borja Blázquez dará una clase de arroz, Marcela Sorondo dictará una clase de foosdtylist, Sebastián Maggi clase de coctelería, Sabrina Cuculiansky entrevistará a Guillermo Calabrese, Olivier Falchi enseñará recetas del mar, Felicitas Pizarro dará una clase de cocina.
El cierre del evento será la frutilla del postre: entrega de premios en el Four Seasons, donde se premiarán los destacados del año, considerando diversas categorías como: mejor nuevo restaurante, mejor libro de cocina, chef del año, mejor periodista gourmet, entre otros”.
La idea es apta para paladares con expertise, conocedores, profesionales y curiosos. Un espacio que les ofrecerá con diversas y enriquecedoras propuestas gastronómicas.

La agenda de actividades puede consultarse en en la página de la movida

Fiesta del Día del Gourmet, del 11 al 14 de abril de 2015
www.eldiadelgourmet.com.ar
http://www.facebook.com/DiaDelGourmet
https://twitter.com/DiadelGourmet

 DATOS de la ENTREVISTA A CALABRESE

Lugar: Salón Gourmet Puntocuc 
Direccion: Jorge Luis Borges 1730, CABA 
Horario: Lunes 13 de abril - 19hs 
Por: Guillermo Calabrese entrevistado por Sabrina Cuculiansky 
Descripcion: Entrevista pública a uno de los más reconocidos y populares cocineros argentinos: Guillermo Calabrese (Conductor de Cocineros Argentinos y Director Académico del Colegio Gato Dumas) 
Inscripcion online: http://bit.ly/1Ey5SqA
Sin comentarios

Superalimentos en bolsita

Goji (desde los Himalayas),  Polen (Egipto fue el primero en reconocer sus beneficios), Espirulina (México), Wheatgrass  (jugo de pasto de trigo orgánico), Maca (conocida como ginseng peruano), Açaí (desde amazonas de Brasil) o el Aloé Vera (África) son los nuevos protagonistas de las cartas de los reductos de comida saludable.  Cada cual tiene su librito de beneficios y hasta ahora la gente de Pura Vida los había ofrecido en sus originales  smoothies. Hoy, se pueden llevar en bolsitas biodegradables. Seguir leyendo

Sin comentarios

Donato: el padrino del sabor

Jueves, 8 AM, las puertas de la cantina italiana se entreabren. Adentro, productoras, maquilladoras, vestuaristas, decoradoras y fotógrafos organizan la jornada mientras el carismático Padrino de la cocina en la televisión se prepara para los flashes camuflado detrás del espíritu evocado por el gran Marlon Brando.

Donato de Santis: backstage

Donato de Santis, representante del espíritu de la italianidad local, me transmite en esta nota los  deseos para este 2012

Desde lo más profundo del impecable traje de Padrino y sentado en su Cucina Paradiso, Donato se emocionó al rememorar sus orígenes o al hablar de su padre, Peppino: el Padrino de La Puglia. Sonrió relatando el asombro de su madre cuando llegó por primera vez a L’America; se puso serio para transmitir el esfuerzo personal por superarse diariamente, y se entusiasmó con los diez años que lleva en la Argentina. La sonrisa se le llenó de amor por su mujer, Micaela, y sus hijas, Rafaella y Francesca, y nunca se quejó de los incansables días de trabajo.

 

Donato y Micaela en el back de las fotos

Pasado y presente de un italiano en un país de inmigrantes que relata sus experiencias a través de las comidas, las tradiciones y las alegrías que identifican a todos los integrantes de esta gran familia argentina.

-¿Te sentís el padrino de la italianidad en los medios?

-Es mucho término, pero me honra como italiano. Tengo muy buena relación con las comunidades y busco despertar los sentidos que todos trajimos alguna vez a este país. En realidad, la función del padrino tiene un comienzo religioso, porque hace de padre en caso de fallecimiento y es el protector de todo. Por eso me gusta ser el que cuida las tradiciones. Pero no lo hago desde la nostalgia, sino desde su esencia. Miro hacia adelante y reconozco el pasado buscando que nos volvamos a identificar a través de lo que comemos. Repropongo sabores y olores que habían quedado en el cajón de la abuela y todos se emocionan.

-En tu pueblo, en la región de La Puglia, ¿había padrinos?, ¿conociste a la mafia?

-La mafia es un tema que en Italia ni se nombra, no por miedo, sino porque es anticonstitucional. Estas agrupaciones nacieron cuando el país comenzó a unirse y cada zona tiene la suya. Cuando los piamonteses bajaron hacia el sur para unir el país se fueron encontrando con la Sacra Corona Unita en La Puglia, la Camorra en Nápoles, la ‘Ndrangheta en Calabria o la Cosa Nostra en Sicilia. Personajes siempre hubo, todos saben quiénes son y se convive con eso. Mi papá no es un mafioso, pero es un Padrino, que es diferente. Es una persona respetable que cuida los intereses de todos. Es quien tiene códigos y el que no firma contratos porque te da la mano. Es uno de los últimos a quien todos respetan por su trayectoria familiar de códigos y respeto.

Don Pepino De Santis (82 años) es el padre de Donato, y es una santidad a la hora de escuchar a sus vecinos. Por eso Donato cuenta que si Don Pepino dice que hay que hacer algo, eso se hace. Mientras que la zona de Sicilia suele ser muy matriarcal, el legado de La Puglia y de los De Santis es patriarcal. Sus ancestros vivieron desde el año 1399. Allí los varones son la ley y son muy testarudos. Su padre siempre se dedicó a la agricultura y en su finca produce tomate, trigo, uva y aceite de oliva.

 

Donato de Santis y Micaela, su mujer

-¿Te visitan tus padres?

-Vinieron una sola vez y mi mamá se quedó muy asombrada, porque para ella fue conocer un lugar de llegada. Para las personas que nunca viajaron, L’America siempre fue un lugar muy lejano que generaba mucha curiosidad. Para ellos toda América es lo mismo, desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Se lo imaginan como si fuera un pueblo y cuando algún vecino dice yo voy para América siempre alguien contesta que conoce a fulano o mengano. Como si todo el continente fuera un mismo pueblo. Cuando viajan se dan cuenta de la inmensidad y, como le pasó a mi mamá, eso es muy emotivo, porque van llenando la experiencia con la información que siempre tuvieron en sus cabezas.

-¿Viajás a Italia?

Con mis hijas y mi mujer viajamos dos veces por año. A las chicas les encanta conocer a sus primos, tienen mucha curiosidad y sienten la pertenencia con el lugar. Eso les permite saber de dónde vienen, viajar, entender y cerrar capítulos. La familia de mi mujer es armenia y también comparten las costumbres maternas. Las chicas estudian italiano y algo de armenio.

Un Chianti, infaltable en la mesa italina

 

-¿Son parecidas las tradiciones armenias con las italianas?

-Sí, son cercanos a los bizantinos. En el Imperio Romano ya existía un gran intercambio cultural con esa parte de Oriente. Los armenios fueron los primeros en abrazar el cristianismo, antes que Roma. Además de las creencias, también hay cercanías respecto de las jerarquías familiares, las tradiciones y hasta los productos en algunas recetas. Ellos usan más especias, pero hay denominadores comunes, como el cordero y los quesos.

-¿Qué características definen a la familia italiana?

-Primero el número; nosotros somos treinta y seis primos, todos casados, con hijos y nietos. Cuando invitamos a los más cercanos siempre hay cien personas. Mi casa es grande, está en el campo y siempre se llena de gente, ruido, alegría y comida. Antes de una reunión ya se sabe qué vamos a comer, cuánto, dónde y con qué se acompaña. Nadie piensa en la bandeja de sushi o en el glamour, porque la familia italiana es sencilla y va a lo genuino. La comida es la de siempre y se termina con el café. Eso es categórico y todos están de acuerdo. Esa unidad se mantiene, por lo menos en el Sur.

-¿Por qué la comida es tan importante en Italia?

-Somos un pueblo que ha practicado el culto al alimento. En Europa siempre fuimos la envidia de todos por la posición geográfica y porque en nuestro terruño crece de todo. Hasta las cosas que llegaron de otros lugares encuentran un hábitat excelente como el tomate, los duraznos y los cítricos. La comida es el centro de todo porque vivimos en función de perfeccionar lo que producimos. No sólo plantamos cebollas, sino que escogemos las mejores para que sean las más dulces o las más picantes. La semana pasada hablé con mi papá para consultarle por unas semillas que planté y me dijo: “Elegí la más linda, la más sana, la más entera.” La sabiduría del campo es la de la madre naturaleza y eso da la excelencia en todo el territorio a través de los siglos. Para nosotros la comida no es el morfi sino qué tipo de carne vamos a comer. Es la búsqueda de lo mejor -que no significa lo más caro-, y nosotros lo pintamos con poesía y con orgullo. Los campesinos pares de mi papá compiten por quién logró el tomate más perfumado o el menos ácido. El trigo salió bien gordo y estamos haciendo panes fantásticos, suelen decir. La comida tiene que ver con el disfrute y no sólo con llenarse la panza.

-¿Qué comen en La Puglia?

-Es una de las zonas en donde se elaboran las comidas más variadas y completas: legumbres, hortalizas, frutos de mar, carnes blancas, aves de todo tipo, palomas, pavo, pato, mucha fruta y aceite de oliva. El plato bandera es muy particular, es sobre la base de habas preparadas como una polenta. Se come con pan casero tostado, achicoria salteada, peperoncino y oliva. En las reuniones las mesas son muy variadas y se prevén con mucha anticipación. Los melones se recogen en septiembre para comer en Navidad y se cuelgan dentro de medias en la cantina para que con el aire queden dulces como la miel. Se come todo lo que da la tierra. Generalmente empezamos con encurtidos, fiambres, panes, vinos y espumantes. Aceitunas, alcauciles marinados, tomates secos, borraja, espinaca y berenjenas. Luego los quesos semiestacionados, sopas de verdura, legumbres, pastas rellenas y cortadas a mano. El pulpo y los calamaretti también llegan del mar cercano. Lo importante es que los alimentos cambian según la temporada. Cuando hay espárragos se comen todo el mes. La flor de calabaza dura tres semanas y se usa en todo, las cerezas van frescas, en tortas, con hielo y luego en licor y conservas. La comida celebra el cambio de estación y el poder encontrarse con lo que el hombre hizo. Es el gusto de comer lo propio.

-¿En qué cosas en la Argentina te sentís como en casa?

-En la actitud humana. Eso me sucedió desde que tomé el taxi en el aeropuerto. Es algo que sentí en la piel cuando pisé Ezeiza, una vibración que me viene al llegar a Roma o a Nápoles. Es una energía que está en el aire, en la intensidad de la mirada, en la picardía.

-¿Pensás que llegaste o que estás de paso?

-Todos estamos de paso en el mundo y esta es una muy linda etapa que tal vez dure para siempre. No pienso ni en cambiarla ni la siento como un punto de llegada. Es una etapa hermosa en un país en donde me siento muy cómodo y que tiene mucho para dar. Tienen recursos extraordinarios -humanos y agropecuarios-, creatividad y, sobre todo, un fervor subcutáneo que todavía tiene mucho resto para meter tercera y cuarta velocidad.

-¿Cuáles son los valores que te legaron y qué te gusta transmitir?

-La convivencia, la alegría y la honestidad.

-¿Por qué se hizo tradición la pasta de los domingos?

-Domingo es domus, el día de la casa, del descanso, del Señor. En Italia se come pasta todos los días, pero la del domingo es un poco más elaborada y se acompaña con un mejor vino. En el día de descanso uno se da el gusto de comer un poco más porque puede acostarse luego. En la Argentina los inmigrantes de todas las colectividades llegaron para hacer la América, es decir, trabajar, acumular, comprar ladrillos y construir la vivienda. La mayoría vino en grupos y el domingo era el único día libre para juntarse y compartir las experiencias con el tío o la abuela. Es el día en que todos paran de hacer la América para juntarse, comer y sentirse como en casa. Sucede en todas las comunidades y es un poco como volver a las raíces.

-¿Qué sentís cuando entrás diariamente en la casa de tus televidentes?

-Es una conexión muy linda. Es como estar en la casa de cada uno de ellos. Trato de contestarles todas las preguntas que me mandan.

-¿Cuál es tu masa madre, tu secreto?

-La perseverancia. No tener miedo. Para mí todos los días son regalados y por eso son lindos. Siempre prefiero el hoy. A las 7 abro los ojos, desayuno con las nenas, preparamos las mochilas, las llevo al colegio, voy a la oficina, al restaurante, tengo reuniones, almuerzo, preparo las recetas, los catering, organizo las clases de cocina que doy tres veces por semana, vengo al restaurante, abrazo a mi mujer, miro los emails, salgo a otra reunión, construyo cosas, hablo con los albañiles, me tomo un vinito y cenamos casi siempre en casa con las chicas. Tengo días muy intensos porque quiero vivir hoy. Duermo 5 o 6 horas.

-¿Qué mensaje proponés para comenzar el año?

-Confiar en uno y en el otro. No me gusta hablar de esperanza, porque no hay que esperar ni tener envidia. Hay que creer en uno y gozar de los otros. Aprender que el éxito del otro también te beneficiará. Hay que buscar la alegría, y no el defecto y saber que al hacer algo bueno siempre te dará resultado mañana. Confiar en lo que nos rodea ofrece la enorme posibilidad de ser felices. Tenemos que dejar de creer que algún día todo se va a resolver mágicamente, porque es uno el que resuelve las cosas. Para ser feliz no hay que esperar ganarse la lotería o que te ofrezcan el trabajo de tu vida. Eso puede suceder, pero debería ser sólo un detalle de la vida. Hay que disfrutar de estar cansado o de estar alegre, porque siempre todo puede funcionar y mejorar.

Mas info www.dadonato.com.

 

Pésaj en Villa Crespo

la lectura de la liberación del pueblo

A dos cuadras de uno de los epicentros de la colectividad judía en Buenos Aires, Canning y Corrientes (Scalabrini Ortiz) nos reunimos en casa de mis padres junto a parte de la familia, sólo unos 40, para celebrar la liberación del pueblo judío de Egipto, Pesaj. 

rezos y verduras amargas por los caidos

La historia relata el Exodo del pueblo judío y en la familia mantenemos la tradición como una manera de reafirmar y recordar nuestra historia.

Todos participamos, desde la división de tareas en la cocina, los diferentes platos del menú, las bebidas, y también compartimos  la lectura sobre lo acontecido en esa fecha. Como los años pasaron y no son sólo los mayores  los que participan, desde el más pequeño hasta el más grande lee en castellano una parte del relato para poder enteneder porque estamos todos reunidos. Se lo llama Seder de Pésajsopa de huevo de primer plato

Incluye las lecturas de lo acontecido y algunos cantos acompañados por aplausos de  grandes y chicos,  brindis con el vino especial y el pan acimo bendecido (Matzá). Una especie de galleta gigante que representa el maná que cayó del cielo con el que se alimentaron durante los cuarenta  años por el desierto. Comían una harina que no podían llegar a leudar y por eso en esta festividad sólo se come harina sin levadura. 

cabezas de pescado

Por fin llegó la hora de comer (cuando era chica y vivía mi bisabuelo, Meyer, o el zeide zanahoria, la espera hasta el momento del pescado o el pollo parecía eterna)

pescado relleno al horno

Cada familia tiene sus ritos y recetas típicas. En la familia la cena comienza con una sopa fría de huevo que hace mi abuela Sara y luego llega el Guefilte Fish, o pescado relleno de mi mamá.

Durante los dos días anteriores, dos ollas gigantes hierven en caldo cientos de pelotas de pescado realizadas con un mix de trucha, boga y dorado. Se sirve con una zanahoria por encima y en Pesaj se acompaña con jrein, o rábano colorado picante.   

guefilte fish

Luego, el desfile de pollos al horno de abuela y tías sale al ruedo. Son todos cuartos traseros, o “la parte negra” y hay con más o menos condimento según la pata – muslo que te toque. Los  trabajosos cogotitos de pollo rellenos que hace la tía Eva es una de esas recetas que traspasan generaciones. Primero saca la piel del cogote, las limpia, las zurce, las cose de un lado y del otro y luego las rellena con harina, sal, pimienta y grasa de pollo. Luego se cocinan con cebollita picada y un juguito secreto.cogotito relleno

Para acompañar el pollo, hay ensaladas varias, y se hacen presentes los kneidalaj, bolas de harina en caldo y cebollita de Lita . Nunca faltan las torrejas de acelga de la tía Mina.  

Jag Sameaj: Feliz Pesaj 

kneidalaj

 

Compra con changuito

Se llaman changuitos, changos, carros de compras, bolsas con ruedas o de las maneras más modernas que se te ocurran. Lo mismo pasa con los colores, modelos y diseños

changuitos

Lunares, colorados, fuccias, con mangos satinados, sin embargo la función es la misma, hacer más simple el transporte de la compra del supermercado. Seguir leyendo

Sin comentarios

La Anita: cata y puchero

cata 1

Con estricta puntualidad y organización impecable, Manuel Más dio la venia para iniciar la cata de excelencia que tuvo como protagonista las nuevas cosechas de los vinos de Finca La Anita, Fernando Tello, gerente comercial y Soledad Vargas, flamante agrónoma y enóloga a cargo de la vinificación compartieron el mediodía mientras circulaban por las diferentes mesas de degustación.

tintos 

Silencio, copas y fichas organizadas muy eficientemente fueron un oasis necesario para poder embeberse y beber las 15 muestras ofrecidas. Seguir leyendo

Sin comentarios