Microsoft y Android, la banda 7, los adolescentes en EEUU, sensores y Sailfish X

Esta semana en LN Tecnología hablamos de Microsoft por partida doble: por un lado, por la confirmación que era un secreto a voces (Windows Phone/Mobile está muertísimo y hay poca urgencia por parte de la compañía para resucitarlo). Por otro, y en consonancia con esto, la redoblada apuesta en Android (también lo hace en iOS), metiéndose donde sea posible: en este caso, un launcher para Android que permite vincular las tareas del teléfono con las de una PC con Windows 10, y seguir en un lado lo que empezaste en el otro, tomando la aplicación compatible justo donde la dejaste. Esto implica, también, la llegada del navegador Edge a Android.

En el ámbito local, la gran novedad es la inauguración de la banda 7 de LTE, de 2,5 (o 2,6 GHz) para el 4G. Es una banda de gran capacidad pero poco alcance, por lo que se suele usar en ámbitos urbanos con mucha densidad poblacional, como Buenos Aires. Por ahora hay una antena en Puerto Madero, instalada por Personal. Y para aprovechar esta frecuencia de conexión (a medida que vaya extendiendo su presencia) necesitás un teléfono compatible.

Huawei presentó finalmente el Mate 9 Lite (doble cámara trasera, 9 mil pesos liberado), que se suma a la versión para fanáticos de Messi que mostró hace unas semanas (y que tiene el mismo precio).

Qué más publicamos esta semana: el anuncio del BlackBerry Motion, con un hardware similar al KeyOne, pero cambiando el teclado físico por una generosa batería de 4000 mAh, que unida al Snapdragon 625 debería darle una autonomía notable.

Última en la lista pero no menos importante: el jefe de Samsung Electronics tiró la toalla y dice que en marzo próximo se va, que aunque la empresa está por reportar una facturación récord todo ahí dentro es un lío y la empresa necesita una renovación para poder seguir adelante.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Intel fabrica para ARM, Xiaomi se desinfla, y baterías que podrían duplicar su capacidad

Esta semana estuve en la feria IDF de Intel. La compañía ya no hace chips para celulares (este año eliminó la apuesta que tenía con sus Atom), pero Intel anunció que sí fabricará procesadores ARM para terceros, poniendo a disposición de lo que son, en esencia, sus competidores, sus fábricas de avanzada. Ya tiene clientes: LG, Spreadtrum y Netronome, entre otros, ya confirmaron que usarán las fábricas de Intel para hacer sus propios chips ARM. A propósito, Intel no es, ni por asomo, el mayor fabricante de chips del mundo (en parte porque su negocio nunca fue fabricar para terceros).

También hablamos de Google Duo, la nueva aplicación de videollamadas de Google para Android. Cero emocionante, pero bien hecha, y funciona en base a tu número de teléfono, y no al usuario, como Whatsapp. Hace no muchos años nos hubiéramos reído de algo así: siempre se pensé que el número de teléfono moría, y que lo que valía era el usuario, independiente de cualquier plataforma; ahora la plataforma que marca el ritmo es la móvil, y ahí el número sigue siendo valioso (podrían prescindir de él, igual).

Esta semana publicamos una reseña del reloj inteligente de Noblex, el GoWatch SW210C. No está mal, pero si tienen la posibilidad, un Pebble (o incluso un Android Wear más viejito) dará mejores resultados. No es el mismo precio, eso sí.

En un futuro relativamente cercano, dicen, las baterías podrían tener el doble de capacidad (en el mismo tamaño, se entiende). Pero falta. A propósito: estadísticamente, la densidad energética de las baterías crece entre un 5 y un 8 por ciento al año, aunque nadie está muy seguro de cómo seguirá eso a futuro. Los fabricantes nos harían un favor a todos si dejaran los teléfonos en 8 mm de grosor pero aprovecharan la miniaturización de componentes para meter más baterías.

China es la fábrica del mundo, pero los costos internos hacen que la inversión en robots como reemplazo de operarios humanos parezca no tener fin. Mejores salarios y una fuerza de trabajo que se contrae desafían al sector chino de manufactura. En un futuro próximo tu celular podría tener el sellito de “construido sin contacto con manos humanas”.

Tropezón de Xiaomi en el segundo trimestre del año: los envíos en China (su mercado principal, por lejos) cayeron un 38 por ciento; Huawei se quedó con la primera posición, seguida por Oppo y VIvo, según cálculos de IDC, que dice que XIaomi envió 10,5 millones de smartphones. La compañía responde que para Strategy Analytics son 12,8 millones, y para IHS son 14,2 millones; no ofreció, no obstante, números propios. (Bloomberg) Más allá del número, la compañía que supo ser la start-up más valiosa del mundo hoy vale una décima parte que hace dos años: apenas 4000 millones de dólares, dicen los agoreros, que afirman que al modelo de la compañía (bueno y barato) ya lo adoptaron otras marcas, con igual o mayor éxito; sus problemas para tener un pie firme fuera de China también le juegan en contra (IBTimes)
Gartner también publicó los números del segundo trimestre del año, pero mirando al sistema operativo: en el período se enviaron 297 millones de smartphones con Android (el 86,2 por ciento) y 44,4 millones de iPhone (12,9 por ciento), además de 1,9 millones de equipos con Windows 10 Mobile (el 0,6 por ciento). En lo que refiere a los fabricantes, repite los número de IDC para China, y por ende para el resto del mundo: Samsung mantiene el primer puesto mundial con el 22,3 por ciento de los equipos, seguido por Apple (12,9 por ciento), Huawei (8,9 por ciento), Oppo (5,4 por ciento), Xiaomi (4,5 por ciento) y el resto (46 por ciento). (Gartner)

Meizu tiene reloj: pero no uno inteligente, sino uno tipo los de Withings (con monitor de actividad): un reloj analógico convencional que suma podómetro, calcula tu actividad diaria, etcétera. Lo gestionás con el smartphone vía Bluetooth (GSMArena)

Microsoft comenzó a distribuir la actualización Aniversario para Windows 10 Mobile; los mosaicos (o baldosas) se actualizan todas a la vez en la pantalla de inicio; las aplicaciones cargan más rápido; las notificaciones ahora pueden tener imágenes; llega Cortana a México y permite buscar música, además de dar indicaciones de navegación guiada y sincronizar contenidos en varios dispositivos; mejora Edge y varios otros componentes de este sistema operativo; puede correr hasta 16 aplicaciones en segundo plano; y muchas cosas más. (Pisapapeles)

Sin comentarios

El IMEI para identificar celulares robados, OMVs a la carga, teclados para iPhone y el teléfono con batería de 5000 mAh

Esta semana escribí sobre el sitio Web para verificar si un teléfono nacional está denunciado como robado (por IMEI), que ya está en línea. ¿Evita robos? No en forma directa, pero en teoría es una herramienta para combatir la venta de teléfonos robados.

Mientras, Guillermo Tomoyose estuvo probando dos teléfonos con baterías de 5000 mAh. Es interesante, porque aunque deberían ser muy atractivos, lo son sólo en circunstancias muy particulares; para la mayoría de los usuarios (urbanos) alcanza con que el teléfono llegue cómodo a la noche para recargarse (2500 a 3000 mAh, en promedio).

Con la aprobación del reglamento de operadoras virtuales móviles (dan servicio de conectividad y telefonía usando las redes de Claro, Personal y Movistar) comienzan a aparecer los primeros interesados: Telecentro, Frávega, Garbarino y las cooperativas son las primeras en anotarse, aunque no serán las últimas (y falta que aprueben sus ofertas, etcétera). Idealmente lograrán una mayor competencia; falta que las incumbentes hagan su presentación del servicio básico que las otras deberán alquilar (y que el reglamento obliga a que sea una oferta razonable).

Esta semana vimos la primera presentación pública de Viv, el asistente digital diseñado por los creadores del Siri de Apple; su fuerte está en la comprensión de consultas complejas (en su capacidad de análisis sintáctico, digamos, para entender qué grupos de palabras definen cada concepto dentro de una frase de consulta) y en que puede “aprender” de estructuras nuevas para entender el contexto de una consulta. 

Google presentó, como Microsoft un mes antes, un teclado para el iPhone. En el caso de Google, la apuesta es clara: meter el logo de Google (y el acceso a su buscador) en el teclado mismo, evitando la barrera que Apple impone a las búsquedas que se hacen en el teléfono. El porqué de los teclados de Microsoft es igual de claro en un caso (un teclado con Office 365 incorporado) y otro que no es mucho más que un reversionamiento de lo que hace SwiftKey (hoy en manos de Microsoft).

Oracle y Google vuelven a encontrarse en la corte: sigue el pleito por los derechos sobre Java; las primeras versiones de Android usaban el motor Dalvik, que -dependiendo a quién le preguntes- se inspira en Java o usa parte de su código. Eso es lo que discuten ambas compañías (Oracle es la dueña de Java).

Hicimos un listado de aplicaciones para usar el celular como scanner, mientras Whatsapp estrenó versión para PC (muy similar a la versión Web).

Xiaomi renovó su línea de dispositivos con el Mi Max, que tiene una pantalla de 6,44 pulgadas. Casi una tableta, con una batería de 4850 mAh y entre 2 y 4 GB de RAM, procesador Snapdragon 652, cámara de 16 megapixeles, sensor biométrico en la espalda, y 7,5 mm de grosor. (Android Police)

Windows 10 Mobile ofrecerá soporte, finalmente, para desbloqueo por huella digital. ¿No tenía? No, porque Microsoft apostó por otra tecnología (Windows Hello) para usar el iris del ojo como identificación biométrica (Engadget)

Asus elige a Qualcomm para su línea ZenFone. ¿Inusual? No, hay que tener en cuenta que Asus estuvo entre los primeros fabricantes en dar apoyo a Intel en móviles con sus smartphones con Atom. Ahora que Intel da un paso al costado en el rubro, la compañía tiene que elegir un nuevo proveedor de procesadores para su línea de móviles. (Xataka Móvil

 

Sin comentarios

El tropiezo del iPhone (y del resto de la industria), el fin del mini plug, la salida de Intel del segmento móvil

Una de las grandes noticias de la semana fue, sin duda, el reporte financiero trimestral de ventas de Apple: la tecnológica más grande del mundo reportó la primera caída (año contra año) en las ventas del iPhone, muy cercana a lo que la propia compañía había pronosticado, con 51,2 millones de teléfonos vendidos en el último trimestre (un año antes vendió 61,2 millones), rompiendo con 13 trimestres de crecimiento continuo. Como siempre es el caso, se invirtieron toneladas de pixeles en analizar si el teléfono alcanzó su techo o no, sobre todo teniendo en cuenta que la compañía dice que el próximo trimestre tampoco será bueno. Esta es, además, la razón por la que la compañía está avanzando por mercado más sensibles al precio con otras estrategias (el iPhone SE, equipos reacondicionados en India, venta en cuotas, etcétera).

Pero durante el resto de la semana hubo dos noticias más al respecto que ponen al iPhone en perspectiva. Para IDC, el crecimiento del mercado mundial de smartphones en el último trimestre fue nulo; para Strategy Analytics (via Telecoms) se contrajo por primera vez desde 1996. En ambos casos hablan de 335 millones de smartphones enviados en el primer trimestre del año. Samsung sigue liderando con un cuarto de todos los teléfonos enviados, seguido por Apple y Huawei. Pero ambas consultoras coincidieron en indicar que el cuarto ahora es Oppo, desplazando a Xiaomi de esa posición; IDC de hecho da quinto a Vivo, que Strategy Analytics ignora (pero que Counterpoint, otra consultora, da como válido). Claro, porque aquí se mide en unidades, y los dos mercados más grandes del mundo en volumen, China y la India, tuvieron cambios fuertes. En el caso de India, Oppo y Vivo (que son dos subsidiarias independientes del conglomerado chino BBK) tuvieron un crecimiento muy fuerte; en el caso de China, todo el mercado se contrajo un 5% en el primer trimestre (lo que impacta en forma directa al total mundial), según Strategy Analytics. Todo indica que éste será un año interesante.

Esta semana presentaron en la Argentina -sin precio por ahora- al LG V10 (doble cámara frontal, pantalla secundaria para notificaciones al frente; probablemente servirá de smartphone bandera frente al LG G5 light que vendrá en teoría al país) y al Sony Xperia M5 (con un chip MediaTek Helio X10, cámara de 21 megapixeles y un muy simpático tamaño gracias a su pantalla de 5 pulgadas).

Nokia, por su parte, anunció la compra de Withings, el fabricante francés de relojes conectados (el disimulado Activité es el más conocido). ¿Le interesan los smartwatches? No tanto como los otros productos que tiene la compañía en Internet de las Cosas, muy relacionados con la salud.

Y escribí sobre el probable -pero lento- final del conector mini plug, la ficha analógica de 3,5 mm para audio que será reemplazada, si la industria se sale con la suya, por el USB-C o el Lightning. ¿Ventajas? Más funciones y potencia porque es una salida digital. ¿Desventajas? Ocupás el puerto, que tendrá más desgaste; los auriculares serán, por ahora, más caros.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

La computación de bolsillo, 20 años después: los pioneros, los que cayeron, la plataforma del futuro (y más cosas, claro)

Esta semana escribí sobre marzo de 1996, un mes fundamental en la historia de la informática de bolsillo: fue entonces cuando presentaron el Nokia 9000 Communicator (el primer smartphone comercialmente viable, aunque no el primero en términos cronológicos) y la primera palmtop, la Pilot 1000 (que no fue la primera computadora de mano, pero sí el primer dispositivo de bolsillo de gran difusión). Son clave, porque definieron qué se hacía y cómo (e influyeron en cómo usaríamos este tipo de dispositivos), impulsaron a dos compañías que tuvieron un papel preponderante en la década siguiente, y tuvieron un final parecido, cuando el mercado decidió ir por otro camino que ahora marcó Apple -y que a su manera habían previsto. Las obligó a capitular, cediendo sus destinos a los de Microsoft, su rival previo, cuando su propio sistema operativo no dio para más. Al final, Palm se pasó al bando Windows Mobile después de perder muchísimo tiempo intentando transformar Palm OS en algo moderno, como Nokia con Symbian (aunque Palm OS estaba mejor hecho) y luego Windows Phone. Ambas compañías vieron, además, a Linux como su salvación (Nokia pre-Microsoft, Palm post resurrección); ambas (con MeeGo y WebOS, con el N9 y con el Pre) con productos atractivos y bien recibidos, pero que ya llegaban tarde.

Hablando de Nokia, Microsoft y sistemas operativos en problemas: contamos esta semana que Microsoft publicó, finalmente, su actualización a Windows 10 Mobile para un gran número de teléfonos Lumia. Hay varios ausentes (el Nokia 1020, por ejemplo, o los más populares con chips Qualcomm S4 o 512 MB de RAM, como el Lumia 520) pero en total la mitad de la base instalada debería poder actualizar a W10M sin problemas; mejor que Android, peor que iOS (Windows Central) y con el reclamo de que el pitch original de Microsoft era que todo WP8 se actualizaba (Allaboutwindowsphone). ¿Vale la pena actualizar? Sí, aunque HOY vas a tener un rendimiento menor a Windows Phone 8.1 (Digital Citizen); pero a futuro las nuevas aplicaciones, y sus actualizaciones, van a estar en la tienda de Windows 10 Mobile.

Esta semana hablamos también de Baselworld, la feria anual de relojería, que mostró varias apuestas de la industria, intentando (con mayor o menor cautela) avanzar sobre el terreno de los relojes inteligentes y, sobre todo, los relojes conectados (mismo aspecto que un reloj normal, funciones de cuantificación de movimiento que se gestionan desde el celular). Es interesante, porque en un punto la relojería suiza está en el mismo momento que la industria de los celulares a principios de este milenio y corre el riesgo de transformarse en el mercado moderno de smartphones/PC. En un futuro ideal logrará ser como el mercado de autos.¿De qué hablo? Los smartphones y las PC modernas son todos iguales. Mismo hardware, cambia la combinación, el rango de precio y algo -pero no mucho- de la estética. En los relojes pulsera, la paridad de funciones hace tiempo es así: salvo raras excepciones y productos de nicho, no te comprás un reloj pulsera por lo que hace (ni por cómo lo hace), sino por la estética, por lo que representa. Uno podría creer que con una plataforma como Android Wear (que está adoptando la mayoría de los fabricantes) se mantiene el status quo: todos los relojes ahora son inteligentes, todos hacen lo mismo, todos siguen siendo iguales como antes (y son más o menos similares que el Apple Watch, que lo que haga Samsung con Tizen, etcétera). En FastCo tienen un buen argumento a propósito de esto. En la práctica, no obstante, buena parte de la diferencia está en el cuadrante (por estética, y -en los analógicos- por la carga de complicaciones que trae). Si todos los relojes pulsera tendrán, a futuro, la misma pantalla y la misma interfaz (y la posibilidad de cambiar su aspecto con un clic) esa posibilidad de diferenciación se diluye y tiende a cero (el marco, la montura, los materiales, pero no mucho más) y se transforma, cada vez más, en una cuestión de precio. Habrá que ver cómo logran las marcas “caras” para acomodarse en este segmento; por eso varias de ellas parecen apuntar al reloj conectado antes que inteligente: agrega funciones -con cautela- pero preserva el atractivo analógico; no se le escapa que lo que más se vende por lejos son las pulseras deportivas (y que Android Wear no tiene ni por asomo, todavía, el éxito del Apple Watch).  Seguir leyendo

Ubuntu y la convergencia, cómo será el Galaxy S7, las tribulaciones móviles de Microsoft, Carrier Aggregation en la Argentina y más

Vuelto de las vacaciones, escribí sobre Ubuntu, que presentó su primera tableta como una forma de mostrar el poder de su distribución de Linux, y sobre todo, la manera en que puede combinar una vista móvil con la transformación, con un teclado y un mouse (y una pantalla, eventualmente) en una computadora de escritorio con la interfaz de usuario tradicional. Es similar al Continuum de Microsoft (el smartphone que se hace PC), y aunque es un concepto muy atractivo, también es muy de nicho… y muy difícil de vender como diferencial. Javier Pastor tiene un buen análisis al respecto.  Y a propósito, si buscan algo así en Android (no oficial), similar a como funcionaba el webtop de Motorola pero más sofisticado (porque se podrá actualizar la parte “desktop” del sistema operativo) pueden mirar cómo evoluciona MaruOS, que combina Android con Debian (Liliputing)

Ya estamos muy cerca del Congreso Mundial de Móviles, donde Samsung presentará el Galaxy S7 y LG su G5. como siempre sucede, ya se sabe casi todo sobre ellos (y sobre algunas cosas que podría incluir el iPhone 7), desde la vuelta de la ranura para la microSD y el hacerlo resistente al agua, al uso de un sensor de 12 megapixeles (en el S7), al tiempo que mantiene su aspecto con muy leves modificaciones; en el iPhone, lo más notorio será un cambio leve en la parte trasera para cambiar la ubicación de las antenas (la línea de plástico que se para el metal) y, quizás, una cámara más pequeña (sin sobresalir) o con doble lente.

Microsoft se quedó con Swiftkey, el teclado especial para Android y iOS (y la base del de BlackBerry 10). Otra herramienta para su oferta de aplicaciones multiplataforma.

Con un día de diferencia se difundieron un par de estudios sobre el 4G, uno de Cisco específico de la Argentina (3 millones de usuarios, el 5% del total; el 42% de las conexiones locales es a 3G, el pico de consumo es entre las 10 y 11 pm) y otro internacional de OpenSignal, que indica (según las mediciones de los usuarios de su comunidad), que el promedio de velocidad bajó de 11 a 9 Megabits por segundo, en promedio, entre el tercer y cuarto trimestre de 2015.  Seguir leyendo

Sin comentarios

De los smartphones modulares a las phablets navideñas y las pantallas futuras del iPhone

Esta semana volví a escribir sobre Fairphone y Puzzlephone, dos compañías europeas con una idea similar: smartphones modulares, con partes intercambiables para evitar -o ralentizar, al menos- la obsolescencia tecnológica. O permitir que amortices mejor tu inversión. O reducir el impacto ambiental. O permitir un sistema de evolución cuasi permanente para actualizar tu computadora de bolsillo.

También publicamos, en una semana corta después de otra semana corta, de los chips que están empezando a incorporar la luz como sistema de interconexión (en vez de cobre) para vincular elementos; no es algo que necesariamente vayamos a ver en un celular, pero sigue siendo muy impresionante (para mí al menos).  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Huawei Mate 7; Claro venderá teléfonos liberados; Meizu llega a los 20 millones

Esta semana publiqué mi reseña del demorado Huawei Mate 7, un equipo con una pantalla de 6 pulgadas y un diseño de alta gama, que incluye un sensor biométrico.

Y contamos en LA NACION de la decisión de Claro Argentina de vender todos sus teléfonos desbloqueados (es decir, que se pueden usar con cualquier compañía), pero manteniendo el esquema de subvención previo (que igual se venía reduciendo), y que hace que el precio del equipo varíe en función del abono mensual elegido.

También comparamos lo que se puede hacer con Siri, Cortana y Google Now en términos de comandos disponibles (en breve: son muy parecidos).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Alcatel Onetouch Idol 3, primera prueba de Windows 10 Mobile, Samsung tiene nuevo sensor para cámara

Esta semana publiqué mi reseña del Alcatel Onetouch Idol 3, el smartphone “reversible”, que resultó una grata sorpresa, tanto por el diseño como por las prestaciones (sobre todo el modelo más sofisticado de los dos, el que tiene una pantalla de 5,5 pulgadas).

Publicamos también una nota sobre los pagos móviles en Africa, una región donde históricamente fue un servicio muy popular paralelo al bancario (M-Pesa permitía el envío de dinero en forma de crédito para hablar por teléfono) y que ahora está tomando una configuración más sofisticada.

En el resto del mundo, una de las grandes noticias fue la disponibilidad, finalmente, del Microsoft Lumia 950 y 950 XL, el primer equipo con Windows 10 Mobile y el primer smartphone de verdadera alta gama de la plataforma en mucho tiempo. Las reacciones son… menos positivas de lo que Microsoft necesita (aunque era poco probable que este equipo explotara en ventas).

Por lo que dicen las reseñas (por ejemplo: Windows Central, ArsTechnica), el hardware está muy bien -aunque no es particularmente novedoso- y Windows 10 Mobile mejora mucho lo anterior, pero todavía tiene trabajo por delante; y el diseño comienza a mostrar su edad. La función más renombrada (Continuum, que permite transformar el equipo en una PC si le conectás un teclado y un monitor) cumple con lo prometido, pero está limitada a las aplicaciones creadas como Universales (UWP); por ahora las únicas disponibles son las propias de Microsoft, aunque eso (idealmente) cambiará en el futuro próximo. Y será complementado por las aplicaciones de iOS que lleven los desarrolladores a la plataforma de Microsoft. Así, todos los ojos ahora miran al casi inevitable Microsoft Surface Phone… pero falta para eso. 

Dos de LG: la buena (para ellos): presentó Pay, su plataforma de pagos móviles. lo que, por otro lado, no hace más que embarrarle la cancha a Android Pay (Xataka). La mala: canceló el reloj inteligente Urbane LTE de 2da edición por un problema de diseño no especificado (Android Police)

En El Androide Libre reflexionan sobre dónde es el mejor lugar para ubicar el sensor biométrico (adelante, atrás, al costado…)

Google presentó esta semana un concepto interesante: el streaming de aplicaciones. Ya existía para los videojuegos (¿se acuerdan de OnLive?), pero la idea es que si estás en EEUU, y tenés una buena conexión, en los resultados de una búsqueda Google te va a permitir probar usar (sin instalar) una aplicación que esté relacionada, así como ahora te sugiere instalarla. En un punto es como una app web, pero aprovechando el contenido y  las funciones de algunas aplicaciones que no tienen versión Web (Google). Jan Dawson analiza las limitaciones del concepto (Techpinions)

El Galaxy S7 tendrá un nuevo sensor para su cámara: el Britecell, sucesor del Isocell (ambos hechos por Samsung), 20 megapixeles con pixeles de 1 micrón, pero que tiene -en teoría- mejor sensibilidad a la luz ya que usa otro esquema de sensores de colores (del esquema Bayer que combina puntos verdes rojos y azules a uno que reemplaza el verde por el blanco) y autofoco por detección de fases (GSMArena)

Serios problemas para Jolla: no lograron la ronda de inversión que necesitaban, suspenderán a la mitad del personal. La compañía estaba en el proceso de separar el sistema operativo (Sailfish OS, de código abierto) de la parte de la compañía que se dedica al hardware; la falta de dinero afecta también a la provisión de las tabletas que vendieron en una campaña de financiamiento colectivo. (Liliputing)

 

 

 

Sin comentarios

Probando los Noblex Go, Microsoft tira la casa por la ventana con los nuevos Lumia, llega Marshmallow, Sony y BlackBerry meditan su futuro

Esta semana publiqué en Tecnología mi reseña de los nuevos teléfonos de Noblex. Estuve probando dos modelos, y quedé agradablemente sorprendido, sobre todo por el más poderoso (el GO Plus). Sí, son teléfonos genéricos, y el tiempo dirá si son sólo una aventura comercial de Noblex o -como ellos dicen- una familia más que completa toda su oferta. Pero hicieron, parece, una buena elección de proveedores de componentes y diseños.

Las dos noticias de la semana giraron en torno a Google y a Microsoft. Google, porque liberó Android Marshmallow para la línea Nexus, que trae algunas novedades interesantes, tanto para mejorar la autonomía de la batería como para dar un mayor control sobre qué hacen las aplicaciones en el teléfono. Como les dije el domingo pasado, ya HTC y Motorola confirmaron los equipos que se actualizarán, y ahora se sumó Sony con la lista oficial (el Xperia Z1 y el ZL quedan afuera). La familia Android One (los Nexus baratos) también comienzan a recibir Android Marshmallow, gracias que la gestión del sistema operativo la hace toda Google.

Google también fue noticia por presentar una plataforma de código abierto (AMP), con muchos socios grandes al momento de salir, que propone simplificar las páginas Web con contenido para móviles y así acelerar su carga. Son más una respuesta a las plataformas de inserción de contenido de Facebook y Apple (y Twitter, en menor medida), que intentan embeber notas en su propia aplicación y evitar que los usuarios salgan a la Web abierta -donde domina Google- que al bloqueo de contenido (sea iOS9 o Adblock): AMP admite avisos, y siguen siendo “bloqueables”.

En Rusia, mientras, Yandex (el Google ruso) logró que la Justicia de su país ordene a Google anular los contratos con fabricantes de equipos, que los obliga a dar un lugar preferencial a sus productos (por eso hay una carpetita “Google” en el inicio de todos los teléfonos con Android certificado). La idea es que en Rusia el usuario pueda elegir entre esos servicios o los de Yandex.

Del lado de Microsoft, la noticia estuvo relacionada con su entrada en el mundo de las computadoras portátiles con su propio diseño, siguiendo lo que había comenzado con la tableta Surface y avanzando en el mismo sentido con la Surface Book, el formato de laptop convertible hacia el que se dirige la mayoría de los fabricantes.

Pero más allá de las tabletas presentó los Lumia 950 y 950XL, los primeros smartphones de verdadera alta gama de la compañía en bastante tiempo. Lo hizo a todo trapo, con equipos de hardware de primera línea, y con el debut de Continuum, la función que transforma al celular en una PC al adosarle un teclado y un monitor.

Ya lo hemos comentado en más de una ocasión: no es la primera vez que se plantea algo así, y en un punto ya sus competidores (Android, iOS) han generado, a su manera, soluciones similares (teclados para las tabletas, conexión a pantallas externas vía HDMI). Esta es, sin embargo, la primera vez en la que esta convertibilidad está contemplada desde del sistema operativo; no es llevar una herramienta más allá de su objetivo original con un parche, sino implementar algo que está definido desde el primer día.

¿Logrará esto una explosión de ventas en Windows 10 Mobile? Lo dudo, aunque debería darle una oportunidad a los que se mantuvieron fieles a la plataforma de renovar sus equipos. Me da la sensación de que Microsoft está pensando en algo más a largo plazo, y está intentando deconstruir la segmentación que más le juega en contra: la computadora de bolsillo se transforma en PC de escritorio, y no sería raro que aparezca una opción tipo el Padfone de Asus, es decir, un smartphone que se adosa a una pantalla “boba” para transformarse en tableta (y que de ahí puede pegar el salto a la notebook con un teclado accesorio, etcétera).

El teléfono-PC es un concepto interesante, además, porque es la manera que tiene Microsoft de acercarse a una realidad informática negativa (no logró ser un jugador de peso en el mercado mundial de smartphones; las ventas de PC están estancadas) desde una mirada lateral: la mejor computadora es la que tenés en el bolsillo (más si ahora tendrá aplicaciones “traducidas” de Android/iOS), y aprovecharla para que rinda en más funciones es muy sencillo (un dock que la conecta a un monitor y un teclado “normales”, y a otra cosa). Si ya no estás comprando PCs, esto te ahorra parte de la inversión. A la vez, mucha gente ya no compra PC de escritorio porque va hacia la notebook/tableta… y ahí entra la familia Surface. Será cuestión de esperar y ver si esto funciona como estrategia. Seguir leyendo

Sin comentarios