El Galaxy S9 te mide la presión, cuánto se vende el iPhone X, 70 millones de Moto G y más

Los Samsung Galaxy S9 y S9+ se pondrán en venta en la Argentina en forma oficial la semana que viene, aunque ya están los precios de preventa con las operadoras y las cadenas de electrodomésticos. Una cosa que me sorprendió del S9, por lo inusual al menos, es el sensor de presión arterial, que estuve probando brevemente: es un tensiómetro en el teléfono. Como el monitor de ritmo cardíaco, es probable que no lo use jamás, pero para mucha gente es un agregado interesante, como lo es que la versión que se venderá en la Argentina (con chip Qualcomm) incluye, también radio FM habilitada. En los tres casos, además (la radio, el tensiómetro, el sensor de pulsaciones), si no los usás no importa: no hacen que el teléfono sea más grueso, o más pesado, no sobresale del perfil del equipo, etcétera.

Este año veremos, quizás, la llegada de Nokia, Xiaomi o Blu al país, sea vía Tierra del Fuego (lo más probable) o por importación directa (más sencillo, pero el resultado sigue siendo un equipo mucho más caro). Ojalá: siempre son bienvenidas nuevas opciones. Y en este caso, además, son todas de buena calidad.

Esta semana también se hizo otra prueba pública de 5G en la Argentina, esta vez entre Personal y Nokia (la anterior, el año pasado, fue con Movistar y Ericsson). No hay, por ahora, más que eso: falta que la tecnología esté terminada y en uso (2020), que se licite el espectro local, que instalen antenas y mucho más. Como referencia: en la Argentina la mitad del mercado de telefonía tiene una cónexión 4G.

Algo que me llamó la atención es la llamada dismorfia de Snapchat: gente que se opera la cara para parecerse al aspecto que tiene cuando se toma un autorretrato y lo pasar por un filtro de embellecimiento. Nadie, por suerte, pide hacer eso con los filtros retro que andan dando vueltas para hacer que la grabación parezca de un VHS o una película antigua. 

Escribí, también, sobre Chat, la aplicación para chatear que planea Google y que es el enésimo intento de buscarle la vuelta al SMS con RCS, un estándar de las operadoras que tiene todo lo que esperamos de un chat moderno. Estaría bueno que triunfe, porque es abierto y no deberíamos depender tanto de unas pocas compañías para esto (Whatsapp, Apple, WeChat); a la vez, no aporta nada nuevo, así que sus chances de hacerse masivo son mínimas.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Del teléfono con pantalla sin bordes al modelo multimarca; de las ventas en la India y en China a la discusión por el celular en el colegio

En términos de novedades, la noticia de la semana fue el Xiaomi Mi Mix, un smartphone “conceptual” (que en este caso significa que estará disponible en pocas unidades) y que marca parte del camino que seguirá, probablemente, el resto de los fabricantes en el futuro próximo.

Lo más notable es la pantalla casi sin marco visible, que elimina la zona sin pantalla del borde superior, donde normalmente va el auricular, la cámara frontal y los sensores de proximidad. Impactante, pero queda la duda de la durabilidad (el cuerpo del equipo es de cerámica muy dura, pero no hay margen de protección para la pantalla) y la conveniencia de algo así. En principio es genial, porque logra incluir una pantalla enorme de 6,4 pulgadas -Full HD- en el cuerpo de un teléfono de 5,5 pulgadas grandote; pero quizá haya que modificar el modelo de interacción para tener en cuenta esta idea de un teléfono ideal (todo pantalla). Tampoco está claro cuánto -o en qué momento- se aprovecha esto versus un teléfono que tiene mínimos bordes laterales -ya hay varios- pero deja lugar en el borde superior e inferior para usarlo con el teléfono en posición apaisada, por ejemplo. Veremos.

La otra gran noticia tuvo que ver con la llegada -en tramos regionales- de las videollamadas en Whatsapp, que va habilitando en forma gradual. ¿Más tarde que todos sus competidores? Seguro; pero ninguno de ellos tiene la presencia que tiene la compañía (en llamadas de voz, por ejemplo, ya es el más usado como alternativa a la llamada tradicional en el país, según un estudio de Carrier y Asoc)

Durante la semana prestamos atención también a los dos gigantes de la industria: Apple, porque reportó un trimestre flojo (tres trimestres en declive en ventas de smartphone). Sigue siendo un problema lindo para tener, igual, el pensar cómo vender más iPhones. En el gráfico falta el último trimestre que reportó la semana pasada: 45,5 millones de iPhones (es el cuarto trimestre fiscal del año).

Y Samsung, porque siguen los rebotes de la debacle del Galaxy Note 7: desde la gente que se niega a dejar de usarlo hasta por qué todo salió tan mal (nadie sabe muy bien, pero la falta de comunicación interna dentro de la compañía mientras intentaban encontrar el problema es un factor fundamental). Lo que sí se sabe es que destruyó las ganancias que podía tener este trimestre.

Hablamos también de la polémica decisión del Gobierno bonaerense de habilitar el uso de los celulares en el aula: son a la vez una herramienta del siglo XXI, y una opción muy sofisticada para distraerse. Y no está del todo claro su beneficio educativo. Más lógico es que lleven tabletas y notebooks, aunque choquen con una realidad: múltiples estudios que hablan de la influencia positiva de leer en papel y de escribir a mano.

En el Gobierno dicen que llevan vendidos 600.000 smartphones 4G de 2200 pesos o menos. Como siempre, el punto está en si los hubieran vendido sin el plan de promoción; la lectura general que hacen en la industria es que tuvieron un efecto “dinamizador” de las ventas que -igual- están cerrando un año flojo (10 millones de teléfonos es el estimado para 2016, un 20% menos que en 2015, que ya era un año con menos ventas).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Una semana con nuevos teléfonos de Lenovo, Huawei, Samsung, Asus y más

La semana estuvo dominada por el frenesí del Pokémon GO, y las múltiples lecturas que surgieron para tratar de entender el fenómeno; es difícil pensar en que suceda algo así sin la ubicuidad del smartphone; es, además, el mejor ejemplo de cómo funciona la realidad aumentada; sí, existe hace al menos un lustro; pero ahora la conoce mucha más gente. Y será una zona clave a futuro para los smartphones, lo mismo que el traductor de Google, que traduce en tiempo real, y con la misma tipografía, un cartel que ves en la calle de un país extraño.

También publicamos una nota sobre cómo es el proceso para crear geofiltros en Snapchatun breve análisis del Sony Xperia M5, un interesante gama media “premium” de Sony; y un listado de 5 aplicaciones para editar fotos y aplicarle filtros bastante sofisticados (o dibujar encima) antes de compartirlas en las redes sociales; incluye a Prisma, la aplicación rusa del momento en ese rubro, que aplica el filtro con el estilo visual de un pintor “famoso”. 

 Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probé el Moto X Style, confirman la llegada del Nexus 5X, las notificaciones de Android se verán en Windows 10

Esta semana publiqué mi reseña del Lenovo Moto X Style, una opción muy atractiva para quienes busquen un teléfono de gran tamaño (tiene una pantalla de 5,7 pulgadas), con una buena relación en precio y prestaciones para meterse en el segmento de los equipos “grandotes” . Si no te importa el tamaño, es el mejor equipo de la línea Moto hasta ahora.

Y comentamos que en algún momento de este mes LG pondrá a la venta en la Argentina el Nexus 5X (el coetáneo del Huawei Nexus 6P y lo más avanzado de la línea de dispositivos propios de Google). Se venderá sin línea; todavía no está el precio, pero viene de Tierra del Fuego, así que debería tener un precio acorde al hecho. No es un equipo barato, igual.

Escribí también sobre la próxima versión de Windows 10, que permitirá mostrar las notificaciones de un teléfono (Android o Windows 10 Mobile) en la pantalla de la PC. Muy útil, si bien ya existe una opción así en el mercado. Requiere usar Cortana, que todavía no está disponible en la Argentina. Esta función no tiene fecha de llegada, aunque es probable que venga incluida en la gran actualización para Windows que estará disponible en junio/julio. A propósito: Microsoft dice que Windows 10 Mobile no será una prioridad este año (se lo dijeron a The Verge y también a otros). Qué significa eso exactamente está por verse.

Publicamos también una entrevista al CEO de Sony Mobile: frente a unas ventas de smartphones que son modestas (7,6 millones de teléfnoes en el último trimestres, aunque, ya se ha dicho antes, son de los pocos que tienen ganancias) y la tarea titánica que implicaría competir con las marcas más populares, la idea es avanzar sobre el “hogar conectado” con dispositivos y accesorios para hacer más atractiva la propuesta de la compañía. Por supuesto, también hay que recordar los 40 años de Apple: aunque haya sido relativamente tardía, su influencia en el mundo móvil es insoslayable. Y ya estamos a un año de que el iPhone cumpla una década en el mercado.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Vuelven los teclados con el BlackBerry Priv, Microsoft completa su oferta de gama media en el país, se viene (quizás) el 4,5G, ojo con las descargas no oficiales

Escribí esta semana sobre el BlackBerry Priv, el smartphone con Android y teclado de la compañía canadiense, un equipo con el que la compañía va, al menos en hardware, a todo o nada: si no llega a los 5 millones en un año (un número que probablemente es bastante flexible) considerarán seriamente salir de la venta de equipos. El teléfono, por lo que dicen las primeras reseñas (de Crackberry, de Engadget, de Wall Street Journal; hay varias más) combina algunas ideas interesantes con una implementación que no siempre está a la altura de las circunstancias, pero que en general es una experiencia positiva, más allá de si es necesario o no el teclado físico, y de que el software, increíblemente, todavía tiene algunos bugs. Para darse una idea de todo lo que BlackBerry trae a Android, alcanza con ir a este sitio o ver su oferta de productos (sólo para el Priv) en la tienda de Google.

Los fans de BlackBerry se ilusionan: la oferta de la compañía es genuinamente distinta, tanto por los cambios de usabilidad como por la inclusión del teclado, en un paquete que, a priori, es de buena factura (salvo la cámara, dicen, que es medio lenta). La pregunta es si hay mercado para un equipo así. El debut llega, dicho sea de paso, cuando expertos en seguridad de Google encuentran que los agregados de software que le hizo Samsung al Android del S6 lo transforman en un colador, en términos de seguridad (ZDnet)

Escribí también sobre el 4,5G, una tecnología intermedia entre el 4G y el 5G (previsiblemente). ¿Se acuerdan que antes había 3G y un día aparecieron equipos con H o H+? (HSPA) Bueno, esto es lo mismo: no es taaaaan genial como el 5G (que estará disponible comercialmente desde 2020), pero es una mejora sobre el 4G, con tasas de transferencia promedio de 20 megabits por segundo (el promedio mundial es de 12 Mbps). Lo mejor es que no requiere cambiar el equipamiento de las antenas. Las primeras pruebas se harán este mes en Brasil. Por supuesto, sin un teléfono compatible no se podrá usar.

Esta semana, Microsoft presentó en la Argentina el Lumia 640 XL, completando su oferta de gama media (el Lumia 640 debutó hace unas semanas) con un precio de 3800 pesos, que resulta muy competitivo; el equipo (con pantalla de 5,7 pulgadas y cámara con ópticas Carl Zeiss) es uno de los que tiene asegurada su actualización a Windows 10 Mobile.

Más noticias del mundo móvil Seguir leyendo

Sin comentarios

Transferencias de llamadas activadas por Wi-Fi, el Apple Watch, Windows Phone muestra su futuro, HTC tiene otro One

Wristomo, el celular para la muñeca que NTT DoCoMo vendía en Japón en 2003 / REUTERS

Esta semana escribí sobre una aplicación para Android que permite aprovechar la transferencia de llamadas, activándola automáticamente por Wi-Fi, una alternativa para no perder llamadas en zonas con mala señal (o para quienes trabajan/viven) dentro de un cubo de cemento, jaula de Faraday, etc.

En LA NACION Tecnología hablamos también de los cambios en los abonos locales de conectividad, que en general amplían su capacidad -y su precio-, pero que en el caso de Movistar motivaron la queja de los usuarios.

Y de cómo se doblan el Galaxy S6 y el HTC One M9 (como el iPhone 6 Plus). Es más una muestra de tortura que la reproducción en laboratorio de una situación cotidiana, por supuesto, pero invariablemente generó revanchismo desde ambos -e incomprensibles- lados.

La buena noticia de la semana viene de algo que es 100% de laboratorio por ahora, pero que quizás veremos algún día: una batería de aluminio que se carga en un minuto, aunque sin tener todavía la potencia que necesita un teléfono. Además es flexible.

El final de la semana estuvo dominado por el Apple Watch, que salió a la venta en Estados Unidos. Las reseñas coinciden en que es muy bonito y cómodo (y el smartwatch más sofisticado del mercado), pero que algunas cosas funcionan bien y otras no tanto (y sugieren esperar al v2 antes de comprarlo). Pero en general son bastante más cautas de lo que yo esperaba, más que nada porque sigue sin estar claro para qué necesitamos en un reloj inteligente. Igual vendió muy bien, y ya hay demora para la entrega de los relojes (aunque no sabemos cuál fue la tirada inicial).

La reseña que más me gustó: la de Joanna Stern en el WSJ; en AppleInsider tienen un resumen de varias muy buenas (en inglés).

Tres reflexiones sin intenciones de originalidad de un domingo por la tarde:

  • varias reseñas son de gente que encuentra novedosa cosas que ya están en otros smartwatches (salvo Force Touch y el Taptic Engine, que parecen ser realmente innovadores), pero que notan, acertadamente, que aunque relojear el teléfono hoy es aceptable en una reunión, mirar el reloj envía, en este caso, un mensaje equívoco (“me quiero ir”);
  • aunque Motorola, LG y Huawei están diseñando relojes redondos (y muy lindos), el futuro más promisorio del reloj es cuadrado, como el digital, por una cuestión, digamos, textual: el dial circular, sin duda bonito y clásico, es un diseño que siguió a una necesidad mecánica antes que funcional. Y ahora la función clave del smartwatch es mostrar notificaciones; el 99% de ellas es texto.
  • Apple acertó con los dos tamaños (38 y 42 mm); sus competidores fueron a un tamaño un poco mayor, pero quizá lo hicieron no sólo por una cuestión técnica sino pensando en la moda: los recientes relojes pulsera tradicionales tienden a ser tanto o más grandes que un Moto 360 (de 44 mm para arriba). En A blog to Watch dicen que los relojes pulsera grandes se impusieron con el nuevo milenio, en parte por su nueva condición decorativa antes que funcional; quizá, pienso, Apple está apuntando en quienes dejaron de usar reloj hace unos años y lo reemplazaron por el smartphone, y que probablemente tienen una idea “anticuada” de lo que es un tamaño adecuado, y por eso los hizo así, y ofrecerá una versión de 44 mm o más el año próximo.

Seguir leyendo

Sin comentarios