La batería del iPhone, los Galaxy A8 2018, el celular te mide la fiebre y la presión

La noticia de la semana fue, probablemente, que Apple reduce el rendimiento de los iPhone a medida que se degrada la batería; es para que el equipo se mantenga estable y no haya reinicios inesperados, y aunque puede tener sentido, para Apple es un problema comunicacional, porque la idea que quedó fijada es “Apple hace que los teléfonos viejos anden más lento para que lo tengas que cambiar”.  En AnandTech tienen una explicación más técnica de cómo y por qué sucede esto, que cobra importancia a medida que el tiempo de uso de un teléfono se extiende más allá de los dos años.

La otra noticia (más eterea) es la creación de un vidrio que se “cura” solo y a temperatura ambiente, lo que a largo plazo propone un mundo feliz en el que la rotura del vidrio del teléfono es apenas un contratiempo. Por ahora, no obstante, es algo puramente de laboratorio.

Más cercanos en el tiempo (2018) están los sensores de temperatura, presión arterial, saturación de oxígeno y más de MediaTek y CrucialTec. Aunque pueden ser para smartphones, su uso más atractivo está en los relojes inteligentes y pulseras deportivas. Habrá que ver, no obstante, cuál es su grado de confiabilidad. 

Estuve probando un pendrive con Wi-Fi de SanDisk, una alternativa interesante para quienes quieren llevar películas a las vacaciones y no tienen espacio de almacenamiento en el teléfono o tableta de los chicos. Quizá más interesante para quienes viajen a un lugar sin conexión confiable es la posibilidad de hacer backup de las fotos, del teléfono al pendrive, en forma automática.

La gente de Speedtest publicó su ranking mundial de conectividad, y la Argentina se ubica en el puesto 84 en conectividad, coincidiendo con la evaluación de OpenSignal en ese sentido: la velocidad promedio está por debajo del estándar mundial, y no mejora demasiado.  

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Alcatel Onetouch Idol 3, primera prueba de Windows 10 Mobile, Samsung tiene nuevo sensor para cámara

Esta semana publiqué mi reseña del Alcatel Onetouch Idol 3, el smartphone “reversible”, que resultó una grata sorpresa, tanto por el diseño como por las prestaciones (sobre todo el modelo más sofisticado de los dos, el que tiene una pantalla de 5,5 pulgadas).

Publicamos también una nota sobre los pagos móviles en Africa, una región donde históricamente fue un servicio muy popular paralelo al bancario (M-Pesa permitía el envío de dinero en forma de crédito para hablar por teléfono) y que ahora está tomando una configuración más sofisticada.

En el resto del mundo, una de las grandes noticias fue la disponibilidad, finalmente, del Microsoft Lumia 950 y 950 XL, el primer equipo con Windows 10 Mobile y el primer smartphone de verdadera alta gama de la plataforma en mucho tiempo. Las reacciones son… menos positivas de lo que Microsoft necesita (aunque era poco probable que este equipo explotara en ventas).

Por lo que dicen las reseñas (por ejemplo: Windows Central, ArsTechnica), el hardware está muy bien -aunque no es particularmente novedoso- y Windows 10 Mobile mejora mucho lo anterior, pero todavía tiene trabajo por delante; y el diseño comienza a mostrar su edad. La función más renombrada (Continuum, que permite transformar el equipo en una PC si le conectás un teclado y un monitor) cumple con lo prometido, pero está limitada a las aplicaciones creadas como Universales (UWP); por ahora las únicas disponibles son las propias de Microsoft, aunque eso (idealmente) cambiará en el futuro próximo. Y será complementado por las aplicaciones de iOS que lleven los desarrolladores a la plataforma de Microsoft. Así, todos los ojos ahora miran al casi inevitable Microsoft Surface Phone… pero falta para eso. 

Dos de LG: la buena (para ellos): presentó Pay, su plataforma de pagos móviles. lo que, por otro lado, no hace más que embarrarle la cancha a Android Pay (Xataka). La mala: canceló el reloj inteligente Urbane LTE de 2da edición por un problema de diseño no especificado (Android Police)

En El Androide Libre reflexionan sobre dónde es el mejor lugar para ubicar el sensor biométrico (adelante, atrás, al costado…)

Google presentó esta semana un concepto interesante: el streaming de aplicaciones. Ya existía para los videojuegos (¿se acuerdan de OnLive?), pero la idea es que si estás en EEUU, y tenés una buena conexión, en los resultados de una búsqueda Google te va a permitir probar usar (sin instalar) una aplicación que esté relacionada, así como ahora te sugiere instalarla. En un punto es como una app web, pero aprovechando el contenido y  las funciones de algunas aplicaciones que no tienen versión Web (Google). Jan Dawson analiza las limitaciones del concepto (Techpinions)

El Galaxy S7 tendrá un nuevo sensor para su cámara: el Britecell, sucesor del Isocell (ambos hechos por Samsung), 20 megapixeles con pixeles de 1 micrón, pero que tiene -en teoría- mejor sensibilidad a la luz ya que usa otro esquema de sensores de colores (del esquema Bayer que combina puntos verdes rojos y azules a uno que reemplaza el verde por el blanco) y autofoco por detección de fases (GSMArena)

Serios problemas para Jolla: no lograron la ronda de inversión que necesitaban, suspenderán a la mitad del personal. La compañía estaba en el proceso de separar el sistema operativo (Sailfish OS, de código abierto) de la parte de la compañía que se dedica al hardware; la falta de dinero afecta también a la provisión de las tabletas que vendieron en una campaña de financiamiento colectivo. (Liliputing)

 

 

 

Sin comentarios