Galaxy Note 8, el iPhone 8, lo que dejó la IFA 2017, los nuevos relojes inteligentes

Tres semanas pasaron desde el último posteo, así que recupero algunas cosas de entonces y sigo con lo de la última semana. Durante la segunda mitad de agosto, hubo varias noticias referidas al mundo de los dispositivos móviles.

Escribí sobre un nuevo módulo de Qualcomm que crea una cámara con 3 sensores, para darle un mayor impulso al mundo de la realidad aumentada; a los dos sensores normales suma un tercero, infrarrojo, para medir profundidad con una precisión de 0,1 mm y digitalizar rápidamente entornos físicos en tiempo real.

Dos semanas después, Google presentó ARCore, la respuesta al ARKit de Apple; permite aplicar realidad aumentada con una única cámara, y por lo que se ve funciona muy bien, aunque en su etapa de desarrollo está limitado a un par de equipos nada más, a diferencia de ARkit, que estará disponible en un par de semanas para todos los iPhone con A9/A10.

Para muestra de lo que es posible, miren lo que hace el argentino Tomás García, con quien estuvimos hablando.

Sin comentarios

Vuelve el iPhone al país, Google presente Android O, Samsung tiene listo su asistente Bixby

Esta semana una de las noticias locales más destacadas fue, sin duda, la vuelta del iPhone a los catálogos de las operadoras locales. Aunque ahora se podía comprar el equipo a importadores individuales, ahora lo venderán Claro primero (junto a Frávega y Garbarino) y, más tarde, Movistar y Personal, una vez que resuelvan el tema del precio: como el equipo se importa en forma directa, paga el arancel de importación y no accede al descuento interno por ensamblarse en Tierra del Fuego. Será caro; más que ir a Miami o Santiago de Chile y traerlo, pero con el beneficio de la financiación (y que no todo el mundo puede invertir un par de días en comprar un teléfono). En Clarín dicen que son unos 15 mil equipos (en la primera tanda, al menos).

La otra noticia de Apple es internacional: presentó una versión en rojo y blanco del iPhone para recaudar fondos para (RED); la ausencia de una versión en rojo y negro generó sorpresa porque queda muy bien. También actualizó la oferta de iPad con un modelo relativamente económico, y que reemplaza al inexpugnable iPad 2 y que es, para algunos, un iPad SE.

En nuestro país, mientras, Lenovo presentó el Moto G5 y G5 Plus; los estuve probando hace un mes en Barcelona, donde los presentó, y son una excelente actualización de la familia más popular de la compañía. Lo más notorio es el tamaño (5 y 5,2 pulgadas), el cuerpo hecho en aluminio y plástico y el precio de lanzamiento.

Huawei, por su parte, presentó el Huawei GW en la Argentina, un equipo de gama media y prestaciones decentes.

¿Una más para la Argentina? Claro que sí: el primer semáforo horizontal para peatones en Rosario, como en algunas ciudades europeas: evita que un auto impacte contra un transeúnte absorto en la pantalla de su celular.

Mientras, Google dio algunos detalles sobre Android O, el sucesor de Nougat; hay, sobre todo, una mayor flexibilidad gráfica (máscaras para los iconos), de interacción (soporte mejorado para teclados, para ver videos sobre otra aplicación), y en las notificaciones (más granularidad para que el desarrollador elija qué mostrar y el usuario defina cuándo le prestará atención); también, la inevitable promesa de un mejor rendimiento.

Hablando de interacción: Samsung confirmó que Bixby será el asistente digital del Galaxy S8, que se presenta la semana próxima y que permite la interacción con el equipo y, más adelante, con otros productos de la compañía (como Alexa) para hacer consultas, darle órdenes, etcétera. ¿Es un nombre femenino o masculino?

Más noticias del mundo móvil Seguir leyendo

Sin comentarios

Tras la resaca del MWC 2017

El jueves terminó en Barcelona otra edición del Congreso Mundial de Móviles (MWC por sus siglas en inglés). Pueden ver todas las notas que hicimos en este link.

Van unas breves reflexiones.

- El teléfono más lindo de feria es -para mí- el LG G6. La compañía hizo todo bien (al menos, en lo que se ve al probarlo en tan poco tiempo) y corrigió los errores del G5. ¿Alcanzará para que sea un exitazo? Difícil cuando el Galaxy S8 está en ciernes con el mismo diseño de “todo-pantalla”. Pero LG no necesita eso; le alcanza con que venda mejor que el G5 y ayude a cambiar la curva del crecimiento.

-¿Y el Huawei P10? Sí, también es muy lindo (y sobre todo: muy cómodo para los que, como yo, prefieren un teléfono compacto); pero es una evolución menor; en parte porque el P9 estaba muy bien. ¿Llega a la Argentina? Huawei está teniendo una política de presentar aquí los equipos con casi un año de demora, así que yo no lo esperaría pronto.

- ¿Y los nuevos Moto G5? Están a la vuelta de la esquina nacional. El diseño en metal apunta a la “gama media premium” y está bien, pero su estética no termina de convencerme del todo. Pero el hardware es muy interesante.

- Con la llegada del BlackBerry KEYone y el Nokia 3310, se habló de la feria como un lugar en el que reina la nostalgia, que ya no hay inventiva, etc. Eso dice más sobre los que elevaron esa queja que sobre el mercado. Sí, BlackBerry trajo un teléfono con teclado al estilo de los viejos Bold. Y del BlackBerry Passport, que ofrece lo mismo y no es tan antiguo (2014); ni hablar del Priv, que es de 2015 y tiene -como este- Android y un teclado, aunque aquél es slider. Salvo por el hiato de 2016, la compañía presentó un teléfono con teclado por año. Pero su corrimiento de la escena pública, su buena campaña de marketing (mostró un poco en el CES, prometió hardware de primera línea) y su coincidencia con el regreso de Nokia fueron el aditamento para que la historia de “vuelven los reyes caídos” funcionara, al menos entre la prensa especializada..

- ¿Y está bueno el KEYone? No para mí, pero el teclado es exactamente lo que tiene que ser. Si hay público o no para un dispositivo así ya lo veremos.

- Con el Nokia 3310, lo mismo: un excelente golpe de marketing. Nokia (como Nokia o como Microsoft) no dejó de hacer teléfonos celulares no-smartphone. Nunca. De hecho parte del interés de HMD por este segmento es que los ejecutivos que armaron la compañía eran los que vendían estos equipos: saben que es un negocio reducido, pero que la marca Nokia vende, y que es casi la única que hace equipos de calidad para ese segmento, que en 2015 movió 400 millones de teléfonos. Es una oportunidad comercial. Y lo que Nokia hizo -lo que llamó la atención; lo acertado de su estrategia- no fue la creación del 3310 (que podría haber tenido cualquier otro número de modelo, sin duda; es muy poco lo que tiene del modelo original); lo llamativo fue presentarlo en el MWC, donde siempre se ve lo más avanzado. Para mucha gente este tipo de equipos ya no existe, y resulta una sorpresa ver que una compañía “vuelva” al celular tradicional. Sólo que no lo hizo: es una línea que viene manteniendo hace tiempo.

- Yapa sobre Nokia: todo el diseño de los equipos los hace un grupo de ex Nokias/Microsoft que HMD contrató; pero nuestro compatriota Axel Meyer (que se quedó en la Nokia original cuando se hizo el traspaso a Microsoft) no participa en el diseño.

- Si había gente molesta por la melancolía Nokia+BlackBerry, con Gemini se les hubiera volado la peluca, si los creadores le hubieran dado más difusión (yo me la perdí): Gemini es el regreso de las Psion, las computadoras de mano que precedieron a -y convivieron con- las palmtops hace 20/25 años. Eran excelentes, eran inglesas, y tenían un diseño símil notebook con lo que muchos consideran el mejor teclado de ese tipo de todos los tiempos. Martin Riddiford, el hombre que diseñó los de las series 3 y 5, está detrás de su creación; abrió una campaña en Indiegogo y recaudó el doble de lo esperado en pocos días (The Register)

- Pero no fue todo nostalgia: se pudieron ver avances tecnológicos muy interesantes, aunque casi todos con un cartelito de “en breve”. El más impactante es el de la pantalla del G6, que será más normal con la llegada del Galaxy S8 a fin de mes (y marca con mucha claridad el futuro de todos los teléfonos en general). Pero el zoom por periscopio, la carga de toda la batería en 20 minutos, el sensor de huellas digitales debajo de la pantalla, el módem gigabit para el 5G, o la pantalla 4K son cosas que están a la vuelta de la esquina.

- Un comentario menor: no hubo equipos que llevaran otra edición de Android que no fuera Nougat (en otros años te encontrabas cualquier cosa) y es muy raro ver hoy -en la feria al menos- un equipo sin los servicios de Google (es decir: poco Android AOSP, que es el que usaban muchos fabricantes chinos en otra época, y que eran legión en el MWC). Lo de Nougat es, en buena medida, porque Google ya no certifica equipos con otra versión; ese sello es necesario para que te habilite a usar sus servicios.

Así, aunque es cierto que tuvo gusto a poco (sobre todo por la ausencia de un nuevo Galaxy) en la práctica hubo mucho para ver, y mucho más sobre lo que no llegamos a escribir, pero que pueden ver en los sitios especializados.

UFS, el futuro de las microSD, los teclados de BlackBerry, la red celular de Facebook, el ex plan canje de celulares

Esta semana escribí sobre las flamantes tarjetas UFS (las primeras son de Samsung, pero es un estándar abierto) que aspiran a reemplazar a las históricas microSD; mismo tamaño, más rápidas, pero con un conector incompatible.

Publicamos también una lista con algunos de los teléfonos confirmados como integrantes del Plan Nacional de Acceso a Internet Móvil (née Plan Canje de Celulares), al menos los más económicos.

Y una nota sobre el inexplicable Freedom 251, el smartphone indio de 4 dólares que está demostrando no ser lo que se esperaba originalmente, incluir hardware de descarte, tener subvención y apostar a un modelo de venta a pérdida para recuperar el dinero por otro lado (aplicaciones auspiciadas). Muy interesante, igual.

Publicamos también una nota sobre el videojuego Pokémon Go, que llegó a los smartphones, es una excelente aplicación de realidad aumentada y está provocando algunos trastornos (“obliga” a salir a la calle a buscar nuevas criaturas); sobre la actualización de Snapchat (que lo hace más parecido que nunca a una red social convencional) y sobre la próxima habilitación de las videollamadas en Whatsapp.

Parece, además, que finalmente viene Virgin Mobile a dar telefonía móvil como operador virtual (sobre la red de Telefónica).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Del iPhone SE a las aplicaciones en ventana de Android N, de los despidos en Pebble a las apuestas de Sony

El iPhone SE a cuatro colores (Foto: AP)

El iPhone SE a cuatro colores (Foto: AP)

Esta semana, Apple acaparó las noticias del mundo móvil, tanto por su lucha con el FBI (aplazada por la llegada de un tercero, una firma israelí dispuesta a ayudar en abrir el iPhone de un terrorista) como por la llegada del iPhone SE y del iPad Pro con pantalla de 9,7 pulgadas.

El iPhone SE recupera el tamaño clásico pero incluye el hardware de última generación del 6S (salvo 3D Touch), lo que es, para mí, un acierto: permite ofrecer el mejor iPhone disponible en tres variantes (de 4, 4,7 y 5,5 pulgadas) y ya. Elegís en función de tus gustos y de tu bolsillo (y este modelo, en cuotas, será muy barato). El iPhone SE parece apostar al segmento donde es más fuerte Android (la gama media) pero con un modelo más premium; algo similar hace, a su modo, Samsung con la línea A. Sony es otra compañía que considera correcto ofrecer el mismo hardware en tres tamaños con sus Xperia, aunque habrá que ver si replica eso en la línea X ahora que la Z no se hará más. De paso le permitirá avanzar en mercados donde el precio es el punto más sensible (India, por ejemplo) y neutralizar en el segundo trimestre (quizás) la desaceleración en ventas que la compañía predijo para los primeros tres meses de 2016. A propósito, el teléfono se puso en venta el 24 de marzo (con los primeros envíos el 29), y el trimestre fiscal de la compañía terminó ayer, así que las ventas de los primeros días deberían engrosar ese trimestre. 

El iPad Pro de 9,7 pulgadas es interesante por varios temas: uno, que Apple (como Microsoft, como Google) sigue avanzando en la idea -correcta, para mí- de hacer de la tableta la nueva notebook (porque es suficientemente poderosa para el 99 por ciento de los usuarios). Dos, que a diferencia del iPhone hay una diferencia importante en el hardware: 2 GB de RAM, contra los 4 GB del iPad Pro de 12,9 pulgadas, según Matthew Panzarino. A la vez, tiene una pantalla de menor resolución, así que eso probablemente influye. Otro dato interesante es que incorpora la cámara del iPhone: sacar fotos con la tableta es, mal que nos pese, una realidad avalada por el fabricante.

Mientras, Guillermo Tomoyose estuvo probando el Huawei P8 Lite que se vende en la Argentina.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

BlackBerry Messenger para Windows Phone 8, LG G Flex en el país, los chinos suben, Samsung baja (y es demandada por Microsoft)

Breve resumen de lo que me pareció interesante esta semana en el mundo de la movilidad.

Personal presentó en la Argentina el LG G Flex (el smartphone de pantalla curva y levemente flexible): lo ofrece a 6499 pesos con un abono de 340 pesos.

Mientras el BlackBerry Messenger llegó finalmente a Windows Phone 8 (como beta todavía, pero abierto a todos los usuarios) y los números de Strategy Analytics revalidan lo que vienen diciendo otras consultoras (que Android es el sistema operativo más popular en smartphones, con el 80% del mercado) hay otras noticias para tener en cuenta: Seguir leyendo

Sin comentarios

Murió el hombre que definió el orden de los números en el teclado del teléfono (entre otras cosas)

john Karlin trabajando en Bell Labs (foto: Alcatel Lucent, vía New York Times)

Me enteré la semana pasada, vía Twitter, que falleció John Karlin, cuya existencia ignoraba. Su obituario en el New York Times, sin embargo, demuestra que era un tipo sumamente interesante.

Karlin (nacido en Sudáfrica, y que emigró de grande a Estados Unidos) era un psicólogo industrial que trabajaba en Bell Labs (una usina de maravillas tecnológicas a mediados del siglo pasado, parte de AT&T, hoy Alcatel-Lucent). Se lo considera un pionero en tratar de adaptar la tecnología -y su interfaz, su modo de uso- a la conveniencia de los usuarios, y no al revés, como era la costumbre de la época. Y entender -como dijo en una conferencia- que si los usuarios no se quejan no necesariamente es porque estén conformes o usando la configuración óptima de una herramienta. Seguir leyendo

Extraño los viejos tiempos, pero nunca volverán

El título tiene aire de tango (o bolero) pero un basamento en un tema bastante discutido estos días. Es que en el juicio Apple-Samsung uno de los elementos conflictivos es parte de lo que Apple reclama como distintivo propio: un teléfono que tenga un rectángulo como pantalla, con un marco con bordes redondeados. La discusión es que para Samsung algo así es tan genérico que no debería ser patentable.

Hubo un tiempo en el que algo así no hubiera sido problema, porque la diversidad de diseños era enorme. Claro, con la preponderancia de la Web y los videojuegos en los celulares es muy difícil pensar en una pantalla que sea mucho más pequeña que las actuales para un móvil. Pero extraño la libertad de opciones que había en otra época. A la vez, es problabe que estos equipos no hayan sido particularmente populares, por lo que es lógico que todos los diseños graviten hacia unos pocos formatos que está claro que son la opción más eficiente para mostrar contenido, o ingresar material. Lo único que parece quedar por ahora es equipos hechos con materiales mínimamente flexibles (todavía las pantallas enrollables y demás son simpáticas pero poco prácticas).

No es algo exclusivo de los celulares, claro: lo mismo pasó con los autos, las bicicletas, los televisores y muchos otros objetos, en los que a una primera etapa de experimentación le siguió una gravitación hacia los formatos más eficientes (con algunos desvíos ocasionales, nichos especiales y demás).

¿Qué opinan? ¿Qué formato de teléfono actual les gusta, o extrañan entre lo que no hay más?

Algunos ejemplos para nostálgicos:

Así es el Sony Ericsson Xperia Mini Pro (reseña) [NO es el X10 Mini Pro]

La invasión de los teléfonos que combinan el sistema operativo Android con un teclado físico continúa; el lunes les conté mis impresiones del Motorola Pro; antes de eso, del Samsung Galaxy Pro. Ahora le toca el turno al Sony Ericsson Xperia Mini… Pro. En efecto, parece que si le ponés Pro a un teléfono tiene que tener teclado.

Este es el caso de móvil de Sony Ericsson, que llegó a la Argentina hace unas pocas semanas y que funciona como reemplazo directo del ilustre X10 Mini Pro. Lla reseña del X10 Mini que hice hace poco más de un año -idéntico en funciones pero sin teclado- la tienen acá. Se me cae un lagrimón, porque con el X10 y el Flipout nació lo del alfajor. [Actualización: una pena que Sony Ericsson haya elegido un nombre tan parecido; ya son varios los que lo confundieron con su antecesor, notoriamente más modesto]

El equipo lo ofrece Claro a 899 pesos con un plan de 149 pesos mensuales. Según su fabricante también va a estar para Personal y Movistar.

Seguir leyendo

Así es el Samsung Galaxy Pro, un smartphone con teclado Qwerty

Desde agosto que Claro vende en la Argentina el móvil Samsung Galaxy Pro, un smartphone con teclado Qwerty al estilo BlackBerry y -cosas del marketing- similar al Motorola Pro presentado hace poco en el país, con el que comparte algo más que el nombre. El Galaxy Pro también corre Android y combina una pantalla táctil con un teclado físico en el clásico formato candybar, aunque apunta a un segmento más económico (está más cerca del Spice/Charm/Flipout).

Lo estuve probando unos días; acá les dejo mis impresiones de este equipo que Claro está promocionando para profesionales y empresas, y que ofrece a 399 pesos con un plan mensual de 149 pesos (hasta 3 líneas) que incluyen 450 minutos para llamadas, 300 SMS y correo electrónico, chat y navegación ilimitada (Claro le calcula unos 100 MB por día de consumo aceptable; si te excedés, al día siguiente tenés menos ancho de banda hasta que volvés al ritmo normal; según me explicaron en Claro, es para evitar que se use el móvil como módem) y llamadas sin cargo en la flota -es decir, entre estos tres equipos-. Seguir leyendo