Pantallas sin marco para el S8 y el G6, todos le pegan a Qualcomm, Nougat para todos

Esta semana escribí sobre la tecnología de pantallas sin marcos que en teoría veremos en el Galaxy S8 (que se presentará en abril, según los últimos rumores) y el LG G6, que debutará en el Congreso de Móviles de Barcelona, en los últimos días de febrero. La gran duda, para estos equipos, es si esa pantalla sin bordes aumentará la fragilidad general del dispositivo (el Xiaomi Mi Mix, su predecesor inmediato como teléfono “todo pantalla” no ha tenido mucha suerte en este punto) y dónde se ubicará el sensor de huellas digitales del S8.

Este domingo a las 10 de la noche Samsung planea dar una conferencia de prensa con los resultados de su investigación sobre la falla del Galaxy Note 7; según el Wall Street Journal, que accedió al informe, el problema está en el tamaño irregular de las baterías y en algunas fallas de manufactura del otro proveedor de baterías.

A propósito de esto último, y teniendo en cuenta que son muchos los dispositivos que tienen o han tenido este dispositivo (más allá de que en el Note 7 haya sido muy evidente), un grupo de investigadores presentó un diseño de batería que tiene un retardante de fuego para evitar que se incendie en el caso de una falla.

En otro orden de cosas, el Super Mario Run llega a Android en marzo, cuatro meses después de su versión para iPhone.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Los 10 años del iPhone de Apple, los teléfonos presentados en el cumpleaños 50 de la CES

Hoy el iPhone cumple diez años, y escribí una pequeña reflexión sobre su impacto en esta década. Los lectores habituales de Movilandia ya habrán leído el argumento: el equipo no fue el primer smartphone (llegó diez años más tarde), pero sí el primero en ofrecer un concepto moderno. Un smartphone 2.0: es lo que la interfaz gráfica a la línea de comando. O lo que el techo a dos aguas a la terraza. Como sea, cambió nuestro concepto de lo que es un celular.  Yapa: qué pensaba yo sobre el iPhone en 2007.

La semana pasada se celebró la 50ma edición de la CES, la feria de electrónica de consumo que se celebra en Las Vegas. Tuvo varias novedades sobre celulares, incluyendo el regreso de Nokia como fabricante de teléfonos, y encima con Android. Es el primero de varios que presentará este año.

También, del acuerdo de Huawei para hacer una versión del Mate 9 que tiene a Alexa como asistente digital. Es más una cuestión de marketing que otra cosa (entrarle al grupo de fanáticos de Alexa/Amazon en EEUU) pero no deja de ser una movida interesante, sobre todo -obviamente- si tiene éxito.

La feria también trajo otras novedades: BlackBerry mostró -sin dar demasiados detalles- a su smartphone con teclado y Android, y lo estuvimos probando. En febrero sabremos más, pero el teclado parece cumplir con las expectativas.

Escribí también sobre las novedades que trae el Qualcomm Snapdragon 835, que tiene mejoras de rendimiento respecto de su predecesor, por supuesto; pero los números son de laboratorio, y habrá que esperar a ver si de verdad se nota la diferencia (en la mayoría de los casos no será perceptible, pero eso pasa hace ya bastante tiempo).

Y sobre un mapa que muestra de dónde vienen los 200 componentes que tiene un teléfono (en este caso un Fairphone, pero para el resto de los teléfonos del mundo el derrotero debe ser muy similar).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Teléfonos modulares o con accesorios, el motor vibrador que te espía, la incógnita india

Esta semana, la noticia giró alrededor de dos conceptos sobre los que la industria viene trabajando hace bastante, pero que entre este año y el próximo se están haciendo realidad: la modularidad y la flexbilidad.

Por un lado, los smartphones modulares: al LG G5 se suma ahora el flamante Moto Z. En rigor (y así lo llama Lenovo) el Moto Z no es un teléfono modular… sino un teléfono con accesorios modulares. ¿Qué significa esto? Que el equipo no tiene, en sí, ninguna necesidad de sumar un módulo, porque es un teléfono completo. Funciona si lo usás así como viene en la caja; y los elementos básicos no se pueden modificar. De hecho, el LG G5 tampoco… y la actual versión del proyecto Ara tampoco (sí la original). Son accesorios y ya. La nomenclatura es lo de menos. Lo que importa es que es un teléfono de alta gama, convencional, muy delgado, y que el único módulo/tapa que puede llegar a tener algún grado de masividad (si tiene el precio adecuado) es el que cambia la cosmética del equipo, y no es poca cosa; de los otros (los parlantes, el picoproyector, la batería extra), el que tiene más atractivo probable es el tercero. Pero todo depende, en última instancia, del precio; como tecnología parece funcionar ok.

El otro teléfono (el Lenovo Phab2 Pro, el primer producto comercial de la plataforma Tango de realidad aumentada) no tiene, por ahora, ningún diferencial que valga la pena para el usuario común; lo deja ante el peligro de caer en un círculo vicioso (no hay contenido para aprovechar sus sensores que ayudan a una mejor realidad aumentada, por lo que se vende menos, etc.). No parece un equipo pensado para la venta masiva, igual.

La otra noticia involucra a Lenovo también, que le ganó de mano (en el mundillo nerd al menos) a Samsung: mostró un prototipo funcional de un teléfono que se dobla como una pulsera, y una tableta que se pliega. Esto, unos días después de que apareciera un rumor fuerte de que el año próximo Samsung presentará, justamente, un teléfono con una pantalla que se pliega, y otro que se transforma en tableta.

La otra noticia, al menos al nivel local, es la llegada del Huawei G8: quiere ser, como el Galaxy A5, un producto de “gama media premium”, si cabe el término (pantalla Full HD de 5,5 pulgadas, Snapdragon 615, cámara de 13 megapixeles, cuerpo metálico), un segmento que, por precio y demanda, parece estar creciendo bastante en el mercado argentino.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Lo que dejó el Google I/O 2016, qué trae el nuevo Moto G4, cómo transformarlo en un microscopio

Sundar Pichai, CEO de Google, en el inicio del I/O

Esta semana hubo muchísimas noticias referidas al mundo de la tecnología móvil, y todas bastante interesantes.

Las de mayor impacto son, quizás, las que anunció Google durante su conferencia anual de desarrolladores (Google IO; acá tienen toda la cobertura que hicimos, y faltan un par de cosas). En el corto plazo (este año) y para todos los que tengan un teléfono que se actualice a Android N (y alguna versión anterior, aunque no está claro cuán para atrás irán), habrá varias novedades.

De Android N en sí ya sabíamos bastante; ahora se confirma que incluirá soporte para realidad virtual. E incorpora a Google Assistant, el sucesor de Google Now y que, como Viv, es capaz de comprender consultas complejas, entender el contexto en el que son realizadas (es decir, tomar el contexto como un dato más)  e interactuar con otros servicios digitales en función de ellas. Todo en forma del diálogo al que también están apostando Facebook y Microsoft. También Amazon, y Google competirá con su propio parlante/oyente para hacer consultas en voz alta. Como sea, en las demos era genial, aunque mucho está pensado para usuarios de vida ajetreada (cuándo sale mi avión, dónde puedo reservar un restaurante, en qué momento de mis 4 reuniones del jueves tengo lugar para otra)  y no para el común de los mortales. Pero es casi ciencia ficción. ¿Estará disponible para versiones anteriores? Seguramente.

Este año veremos también al sucesor de Hangouts, llamado Allo y a otra aplicación, Duo, para hacer videollamadas. Allo no tiene, a priori, nada que sea revolucionario (o que justifique dejar de lado al resto de los mensajeros) excepto servir como vehículo natural para mostrar las bondades de Google Assistant; una función de Duo, en el que quien llama envía el video antes de que la otra persona atienda, es interesante (veo realmente quién llama, como si fuera una puerta con mirilla). Y en ambos casos los mensajeros se basan en el número de teléfono (tipo Whatsapp) antes que en un nombre de usuario.

En EEUU y en países con buena conexión 4G, puede resultar útil una función que permitirá a desarrolladores de Android transformar parte de sus aplicaciones en la versión móvil de su sitio. La idea es que si te pasan un link (o un botón, un acceso) a un servicio determinado, al entrar desde Chrome en el móvil no te muestre el sitio Web (en teoría, más limitado) sino una versión online de la aplicación, que se carga en forma dinámica. No la instalás, sino que sólo va cargando lo que necesitás. Interesante, pero raro; presupone que tu sitio es más limitado (y no sirve para el iPhone, lo que deja afuera una parte bastante atractiva del mercado, en términos de comercio electrónico).

¿Hubo más? Sí: el proyecto ARA volvió a resurgir de sus cenizas con un diseño que, dicen, llegará a fin de año a los desarrolladores y estará disponible en forma comercial en 2017. ¿Qué cambia en este concepto de teléfono en el que todo el hardware se puede actualizar en forma independiente? Los módulos que permiten personalizar al máximo el teléfono ya son accesorios, porque lo básico del teléfono (pantalla, procesador, conectividad) ya es parte del esqueleto. Para cambiar eso, tendrás que comprar otro esqueleto. Más limitado, pero también más realista. Es el camino que tomó Puzzlephone (3 bloques básicos) y también, a su medida, LG con el G5 (no podés cambiar todo; tenés la base, y le agregás cosas). En todos los casos, claro, es muy, muy, muy de nicho por ahora.  Seguir leyendo

Sin comentarios

El Congreso Mundial de Móviles 2016 después de la resaca

Hace unas semanas terminó la edición 2016 del Congreso Mundial de Móviles, sobre lo que estuve tuiteando y publicando en LA NACION (acá pueden ver toda la cobertura que hicimos).

Más allá de los anuncios específicos hubo algunas cosas inusuales: la huelga de transporte público, que afectó los tiempos de los 100.000 visitantes a la expo; y el cambio de afluencia del público. La feria dura cuatro días (lunes a jueves): cuando comencé a ir, hace 6 años (coincidiendo con el nacimiento de este blog…), el lunes era un día de pura muchedumbre, el martes había bastante gente, el miércoles había poca gente y el jueves pasaban los fardos de pasto rodando por los pasillos; eso fue cambiando (para mejor, diríamos), y aunque el lunes sigue siendo el día “imposible”, este jueves me sorprendió ver que todavía había muchísima gente en los stands. Sí, no hace al Congreso en sí. Pero es algo. De hecho, frente a múltiples presentaciones en el fin de semana previo (para poder mostrar productos en las vidrieras desde el lunes) Xiaomi eligió esperar a que pasara la marea y mostrar su nuevo teléfono el miércoles.  Seguir leyendo

De los smartphones modulares a las phablets navideñas y las pantallas futuras del iPhone

Esta semana volví a escribir sobre Fairphone y Puzzlephone, dos compañías europeas con una idea similar: smartphones modulares, con partes intercambiables para evitar -o ralentizar, al menos- la obsolescencia tecnológica. O permitir que amortices mejor tu inversión. O reducir el impacto ambiental. O permitir un sistema de evolución cuasi permanente para actualizar tu computadora de bolsillo.

También publicamos, en una semana corta después de otra semana corta, de los chips que están empezando a incorporar la luz como sistema de interconexión (en vez de cobre) para vincular elementos; no es algo que necesariamente vayamos a ver en un celular, pero sigue siendo muy impresionante (para mí al menos).  Seguir leyendo

Sin comentarios

Vuelve Nokia, Fairphone se atornilla, llega el Lumia 735, mapas para ver si tenés señal

En una semana en la que buena parte de la atención tecnológica estuvo puesta en la feria de videojuegos E3 de Los Angeles tuvimos, no obstante, algunas noticias interesantes referidas a lo tecnológico.

Publiqué un comentario sobre la nueva apuesta de Fairphone, la compañía holandesa que hace celulares con conciencia social y que ahora apuesta por la modularidad, aunque sin tanta sofisticación como el Puzzlephone o el Proyecto Ara: busca crear, simplemente, un teléfono fácil de arreglar (eventualmente debería permitir actualizarlo, pero no parece ser el fin en el corto plazo).

También publicamos la confirmación de que Nokia volverá a tener su línea de smartphones. ¿Cómo? Como con la tableta: hace el diseño, la elección de componentes y el control de calidad, pero deriva en otro (Foxconn) la producción, distribución y apuesta comercial. Tiene sentido en un segmento en que casi nadie gana dinero, pero a la vez no parece que con la marca y un buen diseño alcancen para diferenciarse; HTC lo tuvo y no lo logró; Sony lo tiene y no le sobra nada. Si el buen hardware lo tienen todos, y si el buen diseño es (discutiblemente) fácil de encontrar, el diferencial de Nokia es -a priori, porque no sabemos qué hará, exactamente- casi nulo, aunque si la tableta es un precedente, irá por el camino de Xiaomi (alta gama casi al costo). Falta ver qué otra cosa le agregarán además del Z Launcher para darle un valor agregado.

La noticia se supo mientras Microsoft, en la Argentina, presentaba el Lumia 735, que como el 635 apunta a la gama media con un modelo que ofrece 4G. Y, en este caso, una pantalla de 4,7 pulgadas, cámara de 6,7 megapixeles con lentes Carl Zeiss y el combo clásico de hardware de Windows Phone: 1 GB de RAM y un chip Snapdragon 400.

Ariel Torres publicó, además, una columna con varias aplicaciones que permiten ver, en un mapa, áreas de cobertura de la red móvil, zonas con mala señal, etc.  Seguir leyendo

LG G4, Moto E con 4G en el país, dos smartphones económicos, y por qué Windows 10 para móviles está cambiando

Un ZTE Open II junto a un Alcatel Pop C1

Durante la semana que termina hubo varios anuncios relacionados con los teléfonos móviles, sobre los que escribí en LA NACION Tecnología.

El más importante es la presentación del LG G4, por múltiples razones; LG es uno de los 5 mayores fabricantes de smartphones del mundo y eso solo es importante, pero además viene con mucho éxito en su línea más reciente de teléfonos, que el LG G4 intentará mantener a base de una tapa de batería de cuero (removible, como su batería, punto a favor -para algunos- frente al Galaxy S6) con una costura en el medio que no me convence; una cámara todavía más rápida y precisa que la anterior, y una pantalla que sigue siendo QHD pero ahora mejora la del G3 (misma resolución, pero no tan buena calidad, en teoría, en lo que refiere a brillo/contraste). Y trae puntos cuánticos, nueva combinación de tecnología y marketing al que están apuntando todos los fabricantes de pantallas. Las primeras impresiones del LG G4 han sido, en general, muy positivas.

Actualización: en Phonearena publicaron una detallada reseña del teléfono.

En el ámbito local, la nota la dio esta semana Motorola, que puso en venta en la Argentina el Moto E con 4G apenas un par de meses después de hacer su debut internacional. Mezcla algunas características del Moto E original con el Moto G con LTE original, pero el resultado parece ser bueno (e incluye las notificaciones con la pantalla bloqueada, disponibles hasta ahora sólo en el Moto X; es incomprensible que no esté en el Moto G de 2da generación). Precio: 3500 pesos con las operadoras, 3900 pesos libre en unas semanas (según Motorola).

Esta semana también publiqué mi reseña de dos smartphones muy económicos (menos de mil pesos), el ZTE Open II, que marca el debut de Firefox OS en la Argentina, y el Alcatel Pop C1 (con Android 4.2). Les ahorro el clic: andan bien los dos, y para muchísimos usuarios el Firefox OS alcanza, pero si tienen el dinero extra es mejor ir por el Alcatel (o un Moto E original, Lumia 520/530, etc.) que tiene una mejor oferta de aplicaciones. Seguir leyendo

La cobertura del 4G, las dificultades de producción en Tierra del Fuego, las condiciones laborales en China y el smartphone traslúcido con Firefox OS

Una línea de montaje en Tierra del Fuego

Una línea de montaje en Tierra del Fuego

La semana de Navidad estuvo, comprensiblemente, más tranquila en lo que refiere a noticias sobre tecnología y móviles, pero aún así hay cosas interesantes para leer.

Escribí en LN Tecnología, junto a Guillermo Tomoyose, sobre los problemas de producción (o fabricación; o ensamblado) de teléfonos en Tierra del Fuego -al igual que el de otros sectores de la electrónica- por las dificultades que tiene la industria local para acceder a los dólares necesarios para pagar las piezas importadas.

Publiqué algo, también, sobre las malas condiciones laborales en las plantas de fabricación de dispositivos electrónicos en China y el resto de Asia, y sobre una organización europea, Electronics Watch, que busca corregir esto con auditorías independientes.

Este fin de año está marcado, también, por la disponibilidad del 4G en el país, aunque en forma muy limitada por ahora; ¿cuán limitada? Lo que indican los mapas que publicamos, aunque se va expandiendo un poco semana a semana.

La otra noticia relevante para el mercado local tiene que ver con Firefox OS: mientras en Japón KDDI presentó a Fx0, un móvil de LG que tiene una carcasa traslúcida, en enero deberíamos ver, finalmente, un teléfono con este sistema operativo a la venta en nuestro país; aunque se suponía que llegaría a principios de 2014, el proceso se fue demorando, pero me dicen que entre enero y febrero habrá, finalmente, novedades.

Seguir leyendo

Sin comentarios