Galaxy Note 8, el iPhone 8, lo que dejó la IFA 2017, los nuevos relojes inteligentes

Tres semanas pasaron desde el último posteo, así que recupero algunas cosas de entonces y sigo con lo de la última semana. Durante la segunda mitad de agosto, hubo varias noticias referidas al mundo de los dispositivos móviles.

Escribí sobre un nuevo módulo de Qualcomm que crea una cámara con 3 sensores, para darle un mayor impulso al mundo de la realidad aumentada; a los dos sensores normales suma un tercero, infrarrojo, para medir profundidad con una precisión de 0,1 mm y digitalizar rápidamente entornos físicos en tiempo real.

Dos semanas después, Google presentó ARCore, la respuesta al ARKit de Apple; permite aplicar realidad aumentada con una única cámara, y por lo que se ve funciona muy bien, aunque en su etapa de desarrollo está limitado a un par de equipos nada más, a diferencia de ARkit, que estará disponible en un par de semanas para todos los iPhone con A9/A10.

Para muestra de lo que es posible, miren lo que hace el argentino Tomás García, con quien estuvimos hablando.

Sin comentarios

Un reloj hecho al revés, otro con linterna, aplicaciones espías y pantallas con todos los bordes curvos

Esta semana hablamos de ZeTime, el reloj inteligente hecho a la inversa (una pantalla detrás de las agujas analógicas) que ya juntó 5 millones de dólares en Kickstarter. Me gusta la idea, aunque el futuro de este equipo no tiene tanto que ver con lo técnico como con el desarrollo de la plataforma; a diferencia de los relojes “conectados” tipo Withings/Fossil, la presencia de una pantalla asume la disponibilidad de aplicaciones.

Y de cómo los múltiples sensores del smartphone (y la omnipresencia de este dispositivo) se están usando como sistemas para hacer un diagnóstico temprano de algunas afecciones

Comentamos la existencia (y desaparición) de Zscaler, un programa espía para Android que logró evadir los controles de seguridad de Google; y de Qids, una suerte de Whatsapp para grupos de padres. Simpático, pero con poco sentido. Entre otras noticias, ahora Siri es capaz de leer los mensajes de Whatsapp para ahorrarle a los usuarios la manipulación del equipo.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Del Moto G5 Plus al Galaxy S8, del VoWi-Fi a las pantallas 2:1

Guillermo Tomoyose estuvo probando el Moto G5 Plus, que yo estuve usando en Barcelona. Gran teléfono de “gama media premium” a un precio muy interesante para el mercado local: 7 u 8 mil pesos según a quién se lo compres.

Debutó en la Argentina el VoWi-Fi, de la mano de Claro. Es como Tu (neé TuGo) de Movistar, pero usa un estándar abierto, por lo que si tenés el teléfono adecuado podés prescindir de instalar una aplicación. Es de uso gratis, pero como en el de Movistar, el costo de la llamada se sigue tasando a precio local.

Esta semana Apple publicó su estado de situación ecológico, e hizo público que tiene como objetivo -sin fechas- lograr que todos sus equipo estén hechos de material reciclado. Lograr un círculo lo más cerrado posible, más allá de que es imposible que lo sea del todo si quiere seguir vendiendo cada vez más dispositivos. Pero primero tiene que comenzar a recuperar lo que ahora destruye por completo. 

Samsung puso en venta el smartwatch Gear S3 en la Argentina. 12 mil pesos y el diseño más lindo de los relojes inteligentes actuales, pero me gustaba más el S2: tenía un tamaño más razonable. Pero la estética, y el bisel como sistema de control, es un acierto de punta a punta.

Aunque el mercado local está en contracción, algunas compañías siguen apostando por los nichos, como Archos y Noblex, que renovaron su oferta de productos de gama media y baja con equipos de 5 y 5,5 pulgadas.

En el Reino Unido pedirán saber usar un GPS para tener licencia de conducir. Puede ser el del auto o el del teléfono; es interesante que no hay por ahora un estándar para la manera en que el sistema nos guía (cómo nos explica la manera de salir de una rotonda) y quién sabe si lo habrá (o si es necesario). O si a futuro irá aprendiendo de la manera de hablar de cada uno.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

El fin del Galaxy Note 7, el iPhone de cerámica y el triunfo del AMOLED

La noticia de la semana fue, sin duda, el cese completo de producción del Samsung Galaxy Note 7, algo que no tiene precedentes en la historia de la compañía, y que tendrá un impacto económico notable (algunos ya especulan con que a fin de año Apple podría superarla en ventas).

El de Samsung no es el único caso, pero sí el más reciente y uno de los más notorios, en parte por su timing (es el equipo que mejor recepción tuvo en su salida y el que más rápido cayó, en el año en que Samsung estaba, para muchos, finalmente en el nivel que se espera del mayor fabricante de teléfonos del mundo).

Lo más notorio del caso de Samsung, además, es que nadie sabe muy bien por qué el Note 7 se incendia. Sí, la batería, pero ¿por qué? La compañía cambió de proveedor después de la primera tanda fallida, y volvió a suceder, etc. Algunos especulan con que el diseño mismo del teléfono fue lo que dañó a las baterías (el espacio es apenas más pequeño y deformó los bordes de las baterías. (Phone Arena)

En otra línea de cosas, HP y Movado finalmente pusieron en venta sus relojes inteligentes; los ví en Barcelona en febrero, y usan una tecnología muy interesante, en la que la pantalla es invisible la mayor parte del tiempo, y sólo se ilumina cuando te llega una notificación (que podés leer). No es tan sofisticado como un smartwatch convencional, pero es más que el reloj conectado manteniendo el mismo aspecto tradicional.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Intel fabrica para ARM, Xiaomi se desinfla, y baterías que podrían duplicar su capacidad

Esta semana estuve en la feria IDF de Intel. La compañía ya no hace chips para celulares (este año eliminó la apuesta que tenía con sus Atom), pero Intel anunció que sí fabricará procesadores ARM para terceros, poniendo a disposición de lo que son, en esencia, sus competidores, sus fábricas de avanzada. Ya tiene clientes: LG, Spreadtrum y Netronome, entre otros, ya confirmaron que usarán las fábricas de Intel para hacer sus propios chips ARM. A propósito, Intel no es, ni por asomo, el mayor fabricante de chips del mundo (en parte porque su negocio nunca fue fabricar para terceros).

También hablamos de Google Duo, la nueva aplicación de videollamadas de Google para Android. Cero emocionante, pero bien hecha, y funciona en base a tu número de teléfono, y no al usuario, como Whatsapp. Hace no muchos años nos hubiéramos reído de algo así: siempre se pensé que el número de teléfono moría, y que lo que valía era el usuario, independiente de cualquier plataforma; ahora la plataforma que marca el ritmo es la móvil, y ahí el número sigue siendo valioso (podrían prescindir de él, igual).

Esta semana publicamos una reseña del reloj inteligente de Noblex, el GoWatch SW210C. No está mal, pero si tienen la posibilidad, un Pebble (o incluso un Android Wear más viejito) dará mejores resultados. No es el mismo precio, eso sí.

En un futuro relativamente cercano, dicen, las baterías podrían tener el doble de capacidad (en el mismo tamaño, se entiende). Pero falta. A propósito: estadísticamente, la densidad energética de las baterías crece entre un 5 y un 8 por ciento al año, aunque nadie está muy seguro de cómo seguirá eso a futuro. Los fabricantes nos harían un favor a todos si dejaran los teléfonos en 8 mm de grosor pero aprovecharan la miniaturización de componentes para meter más baterías.

China es la fábrica del mundo, pero los costos internos hacen que la inversión en robots como reemplazo de operarios humanos parezca no tener fin. Mejores salarios y una fuerza de trabajo que se contrae desafían al sector chino de manufactura. En un futuro próximo tu celular podría tener el sellito de “construido sin contacto con manos humanas”.

Tropezón de Xiaomi en el segundo trimestre del año: los envíos en China (su mercado principal, por lejos) cayeron un 38 por ciento; Huawei se quedó con la primera posición, seguida por Oppo y VIvo, según cálculos de IDC, que dice que XIaomi envió 10,5 millones de smartphones. La compañía responde que para Strategy Analytics son 12,8 millones, y para IHS son 14,2 millones; no ofreció, no obstante, números propios. (Bloomberg) Más allá del número, la compañía que supo ser la start-up más valiosa del mundo hoy vale una décima parte que hace dos años: apenas 4000 millones de dólares, dicen los agoreros, que afirman que al modelo de la compañía (bueno y barato) ya lo adoptaron otras marcas, con igual o mayor éxito; sus problemas para tener un pie firme fuera de China también le juegan en contra (IBTimes)
Gartner también publicó los números del segundo trimestre del año, pero mirando al sistema operativo: en el período se enviaron 297 millones de smartphones con Android (el 86,2 por ciento) y 44,4 millones de iPhone (12,9 por ciento), además de 1,9 millones de equipos con Windows 10 Mobile (el 0,6 por ciento). En lo que refiere a los fabricantes, repite los número de IDC para China, y por ende para el resto del mundo: Samsung mantiene el primer puesto mundial con el 22,3 por ciento de los equipos, seguido por Apple (12,9 por ciento), Huawei (8,9 por ciento), Oppo (5,4 por ciento), Xiaomi (4,5 por ciento) y el resto (46 por ciento). (Gartner)

Meizu tiene reloj: pero no uno inteligente, sino uno tipo los de Withings (con monitor de actividad): un reloj analógico convencional que suma podómetro, calcula tu actividad diaria, etcétera. Lo gestionás con el smartphone vía Bluetooth (GSMArena)

Microsoft comenzó a distribuir la actualización Aniversario para Windows 10 Mobile; los mosaicos (o baldosas) se actualizan todas a la vez en la pantalla de inicio; las aplicaciones cargan más rápido; las notificaciones ahora pueden tener imágenes; llega Cortana a México y permite buscar música, además de dar indicaciones de navegación guiada y sincronizar contenidos en varios dispositivos; mejora Edge y varios otros componentes de este sistema operativo; puede correr hasta 16 aplicaciones en segundo plano; y muchas cosas más. (Pisapapeles)

Sin comentarios

La computación de bolsillo, 20 años después: los pioneros, los que cayeron, la plataforma del futuro (y más cosas, claro)

Esta semana escribí sobre marzo de 1996, un mes fundamental en la historia de la informática de bolsillo: fue entonces cuando presentaron el Nokia 9000 Communicator (el primer smartphone comercialmente viable, aunque no el primero en términos cronológicos) y la primera palmtop, la Pilot 1000 (que no fue la primera computadora de mano, pero sí el primer dispositivo de bolsillo de gran difusión). Son clave, porque definieron qué se hacía y cómo (e influyeron en cómo usaríamos este tipo de dispositivos), impulsaron a dos compañías que tuvieron un papel preponderante en la década siguiente, y tuvieron un final parecido, cuando el mercado decidió ir por otro camino que ahora marcó Apple -y que a su manera habían previsto. Las obligó a capitular, cediendo sus destinos a los de Microsoft, su rival previo, cuando su propio sistema operativo no dio para más. Al final, Palm se pasó al bando Windows Mobile después de perder muchísimo tiempo intentando transformar Palm OS en algo moderno, como Nokia con Symbian (aunque Palm OS estaba mejor hecho) y luego Windows Phone. Ambas compañías vieron, además, a Linux como su salvación (Nokia pre-Microsoft, Palm post resurrección); ambas (con MeeGo y WebOS, con el N9 y con el Pre) con productos atractivos y bien recibidos, pero que ya llegaban tarde.

Hablando de Nokia, Microsoft y sistemas operativos en problemas: contamos esta semana que Microsoft publicó, finalmente, su actualización a Windows 10 Mobile para un gran número de teléfonos Lumia. Hay varios ausentes (el Nokia 1020, por ejemplo, o los más populares con chips Qualcomm S4 o 512 MB de RAM, como el Lumia 520) pero en total la mitad de la base instalada debería poder actualizar a W10M sin problemas; mejor que Android, peor que iOS (Windows Central) y con el reclamo de que el pitch original de Microsoft era que todo WP8 se actualizaba (Allaboutwindowsphone). ¿Vale la pena actualizar? Sí, aunque HOY vas a tener un rendimiento menor a Windows Phone 8.1 (Digital Citizen); pero a futuro las nuevas aplicaciones, y sus actualizaciones, van a estar en la tienda de Windows 10 Mobile.

Esta semana hablamos también de Baselworld, la feria anual de relojería, que mostró varias apuestas de la industria, intentando (con mayor o menor cautela) avanzar sobre el terreno de los relojes inteligentes y, sobre todo, los relojes conectados (mismo aspecto que un reloj normal, funciones de cuantificación de movimiento que se gestionan desde el celular). Es interesante, porque en un punto la relojería suiza está en el mismo momento que la industria de los celulares a principios de este milenio y corre el riesgo de transformarse en el mercado moderno de smartphones/PC. En un futuro ideal logrará ser como el mercado de autos.¿De qué hablo? Los smartphones y las PC modernas son todos iguales. Mismo hardware, cambia la combinación, el rango de precio y algo -pero no mucho- de la estética. En los relojes pulsera, la paridad de funciones hace tiempo es así: salvo raras excepciones y productos de nicho, no te comprás un reloj pulsera por lo que hace (ni por cómo lo hace), sino por la estética, por lo que representa. Uno podría creer que con una plataforma como Android Wear (que está adoptando la mayoría de los fabricantes) se mantiene el status quo: todos los relojes ahora son inteligentes, todos hacen lo mismo, todos siguen siendo iguales como antes (y son más o menos similares que el Apple Watch, que lo que haga Samsung con Tizen, etcétera). En FastCo tienen un buen argumento a propósito de esto. En la práctica, no obstante, buena parte de la diferencia está en el cuadrante (por estética, y -en los analógicos- por la carga de complicaciones que trae). Si todos los relojes pulsera tendrán, a futuro, la misma pantalla y la misma interfaz (y la posibilidad de cambiar su aspecto con un clic) esa posibilidad de diferenciación se diluye y tiende a cero (el marco, la montura, los materiales, pero no mucho más) y se transforma, cada vez más, en una cuestión de precio. Habrá que ver cómo logran las marcas “caras” para acomodarse en este segmento; por eso varias de ellas parecen apuntar al reloj conectado antes que inteligente: agrega funciones -con cautela- pero preserva el atractivo analógico; no se le escapa que lo que más se vende por lejos son las pulseras deportivas (y que Android Wear no tiene ni por asomo, todavía, el éxito del Apple Watch).  Seguir leyendo

Microsoft replantea su apuesta móvil, X-View ahora vende teléfonos, las ventas del Galaxy S6 no son lo esperado, Geeksphone dice adiós

Microsoft despedirá a 7800 empleados, asume la compra de la división de móviles de Nokia como una pérdida, y replantea su estrategia móvil: menos modelos y tercerización de parte del proceso de diseño y fabricación, al estilo de lo que ya hace con las tabletas Surface. El anuncio fue recibido con una mirada más cataclísmica de lo que merece, ya que Windows Phone no es, hasta ahora, un éxito rutilante; esta refocalización (y racionalización de sus aspiraciones) es, para mí, una buena señal.

X-View es otro de los muchas marcas argentinas de electrónica que están probando su entrada al mercado de los móviles liberados, con equipos de marca blanca, prestaciones de gama media y el doble SIM como distintivo principal. La compañía es, además, la primera del país en hacerlo con unos relojes inteligentes bastante genéricos que no contribuyen demasiado a la expansión del concepto del smartwatch.

 

Seguir leyendo

Sin comentarios

Presentan Android L, Microsoft-Nokia con Android, Blackphone seguro, ojo con el = en un SMS

Un Blackphone

Un Blackphone

Va aquí el Movilandia de esta semana con un poco de retraso.

Lo que definió la semana pasada, en términos de la industria, fue la presentación de Android L, la  versión que sucede a KitKat, y que viene con muchas novedades; la más notoria, quizá, es una lavada de cara apoyada en la nueva estética que implementará Google a futuro, aunque también incluye varias funciones más. La compañía no especificó en qué hardware correrá Android L; pero como dije en esta nota, el smartphones con 1 GB de RAM y un chip de doble núcleo debería poder hacerlo; quizás Android One (una suerte de línea Nexus económica) marque el límite inferior.

También hubo novedades de smartwatches; no suelo incluirlos aquí, pero como son un accesorio que depende del celular, va una mención a los de LG y Samsung, que ya se venden, y al de Motorola; los dos primeros -a diferencia del Pebble- están teniendo una recepción dubitativa entre quienes los están probando, entre otras cosas porque sus pantallas tienen poca visibilidad a la luz del sol y la batería dura uno o dos días en el mejor de los casos (el Pebble y otros tienen mayor autonomía). A propósito: Samsung ya vende aquí los que anunció en febrero: el Gear Fit (a $ 4299) y el Gear 2 ($ 6499).

La visión de Google que engloba todo esto:

Otra de las adiciones de Android L está en incorporar un kill switch, un modo de protección anti robo que, como en iOS 7, desactiva el teléfono por completo; no se puede usar ni aun cuando se formatea. En Windows Phone también estará disponible en una próxima actualización. Seguir leyendo

Sin comentarios

Reseña del Sony Xperia Z1, Apple entra en los autos, y Cortana dice “Hola”

La semana nacional fue corta, pero igual hubo noticias: publiqué una reseña del Sony Xperia Z1 (me gustó, es un poco grande, buena batería, le juega un poco en contra que ya se haya anunciado el Z2) y comentamos la entrada de Apple en los autos: con una capa de servicio para vincular tu iPhone 5x al auto y controlarlo desde el tablero. Como aclaramos en el texto, la computadora del auto sigue corriendo QNX, el sistema operativo que es el corazón del BB10 de BlackBerry.

En esta semana también hablamos de los peligros de clickear en un aviso desde un dispositivo móvil, y de un inexplicable cartel que apareció por estos días en los Whatsapp para Android, avisando que en dos semanas tendrá una actualización (raro, porque la aplicación se actualiza sola como el resto de los programas para ese sistema operativo).

Pero no fue lo único que hubo de interesante en el mundo móvil mientras buena parte de la industria volvía a sus trabajos después de comer toneladas de jamón crudo en Barcelona: Seguir leyendo

¿Al nuevo iPhone le falta un jugador?

La noticia de la semana fue, claro, la presentación de la dupla iPhone 5S y 5C por parte de Apple, que reflejamos en LA NACION Tecnología: además de tomar en cuenta las prestaciones de uno y otro equipo, los mercados no quedaron muy felices con la idea del iPhone económico (porque no tiene bajo precio, aunque sí es más barato de hacer); esperaban un equipo para competir con la gama baja, y se encontraron con un móvil que no cambia el precio del modelo intermedio de Apple, aunque sí el aspecto.

Después del primer impacto, sin embargo, están surgiendo algunas voces que le dan crédito a Tim Cook y su equipo. La lectura positiva del anuncio (que reflejé hoy en esta columna) es que el colorido 5C -que será un seguro éxito de ventas- es un primer paso, y la única forma que tenía de quebrar con la oferta histórica de iPhones (presente, último y penúltimo); que es la razón por la que reemplaza al 5; y que el año próximo veremos un modelo más, ahí sí realmente económico -el puesto que hoy lleva el 4S- y a partir de allí se mantendrán tres líneas de producto, con actualización anual. Es pura especulación, por supuesto. Seguir leyendo