El Galaxy S9 te mide la presión, cuánto se vende el iPhone X, 70 millones de Moto G y más

Los Samsung Galaxy S9 y S9+ se pondrán en venta en la Argentina en forma oficial la semana que viene, aunque ya están los precios de preventa con las operadoras y las cadenas de electrodomésticos. Una cosa que me sorprendió del S9, por lo inusual al menos, es el sensor de presión arterial, que estuve probando brevemente: es un tensiómetro en el teléfono. Como el monitor de ritmo cardíaco, es probable que no lo use jamás, pero para mucha gente es un agregado interesante, como lo es que la versión que se venderá en la Argentina (con chip Qualcomm) incluye, también radio FM habilitada. En los tres casos, además (la radio, el tensiómetro, el sensor de pulsaciones), si no los usás no importa: no hacen que el teléfono sea más grueso, o más pesado, no sobresale del perfil del equipo, etcétera.

Este año veremos, quizás, la llegada de Nokia, Xiaomi o Blu al país, sea vía Tierra del Fuego (lo más probable) o por importación directa (más sencillo, pero el resultado sigue siendo un equipo mucho más caro). Ojalá: siempre son bienvenidas nuevas opciones. Y en este caso, además, son todas de buena calidad.

Esta semana también se hizo otra prueba pública de 5G en la Argentina, esta vez entre Personal y Nokia (la anterior, el año pasado, fue con Movistar y Ericsson). No hay, por ahora, más que eso: falta que la tecnología esté terminada y en uso (2020), que se licite el espectro local, que instalen antenas y mucho más. Como referencia: en la Argentina la mitad del mercado de telefonía tiene una cónexión 4G.

Algo que me llamó la atención es la llamada dismorfia de Snapchat: gente que se opera la cara para parecerse al aspecto que tiene cuando se toma un autorretrato y lo pasar por un filtro de embellecimiento. Nadie, por suerte, pide hacer eso con los filtros retro que andan dando vueltas para hacer que la grabación parezca de un VHS o una película antigua. 

Escribí, también, sobre Chat, la aplicación para chatear que planea Google y que es el enésimo intento de buscarle la vuelta al SMS con RCS, un estándar de las operadoras que tiene todo lo que esperamos de un chat moderno. Estaría bueno que triunfe, porque es abierto y no deberíamos depender tanto de unas pocas compañías para esto (Whatsapp, Apple, WeChat); a la vez, no aporta nada nuevo, así que sus chances de hacerse masivo son mínimas.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Smartphones de alta gama, de nicho, premium, gama media y todo lo demás

Motorola renovó sus smartphones de gama media con seis teléfonos: Moto E5, E5 Plus y E5 Play; y Moto G6, G6 Plus y G6 Play. De los Moto E5, sólo llegarán el E5 Plus (pantalla de 6 pulgadas, 5000 mAh de batería) y el E5 a secas (pantalla de 5,7 pulgadas y 4000 mAh de batería). Entre los Moto están los G6 Plus (Snapdragon 630, doble cámara trasera), G6 Play (Snapdragon 427, una sola cámara) y G6 Play (Snapdragon 625, doble cámara trasera). Los tuve en la mano y son muy bonitos, con una estética casi idéntica al Moto X4, con vidrio frontal y trasero, y la cámara en un disco que sobresale del resto del equipo. La cámara, además, incorpora algo muy de moda: reconocimiento de objetos y lugares, tiene una lista de monumentos de todo el mundo precargada y los identifica, etcétera. Son excelentes exponentes de la gama media premium a la que aspira Motorola (recuerden, ni el Moto E es gama baja: a eso va el Moto C).

Sony presentó un nuevo smartphone, el XZ2 Premium; como sus antecesores, se distingue del resto del mercado por su pantalla 4K, a lo que agrega, en este caso, una doble cámara trasera (color y blanco y negro), con el nuevo diseño más curvo de los Sony de este año. El resto del hardware es de muy alta gama.También comentamos el Thuraya X5-Touch (el smartphone más conectado del mundo, con 4G y conexión satelital) y el Samsung J2 Pro, que no tiene conexión de datos ni Wi-Fi; está pensado para poder trabajar sin interrupciones (y está pensado para estudiantes coreanos que deben prepararse para el examen de entrada a la universidad), pero me queda del todo claro cuál es el atractivo. 

ZTE también dice “yo quiero” en el rejuvenecido nicho de los smartphones para gamers, con el Red Magic Phone, un teléfono con mucha estética gamer (y un sistema de disipación de calor con ranuras de ventilación y todo), pero no mucho más.
Igual, ZTE tiene problemas más urgentes: EE.UU. le prohibió a Qualcomm venderle chips a ZTE (como parte de la escaramuza entre EEUU y China por el comercio). Esto no sería tan problemático (puede usar procesadores chinos), pero el bloqueo podría alcanzar también al software: ZTE se podría quedar sin acceso a Android. Sí, está el AOSP, pero sin acceso a la tienda de Google quedará como un producto de muy segunda línea. (Reuters)

Hablando de gamas altas y nichos: acá Franco Rivero hizo un listado de los smartphones de alta gama en lo que va del año, incluyendo el Galaxy S9 y S9+, que saldrán a la venta en la Argentina el próximo 3 de mayo a un precio de entre 20 y 23 mil pesos. El Galaxy S8 se seguirá vendiendo en el país, y se transforma (si lo ponen al precio correcto) en una alternativa muy atractiva para quien no necesite lo más avanzado de todo. 

Esta semana se supo que Google prepara el enésimo reemplazo del SMS, llamado Chat. Sigue con el estándar RCS, que ya probaron implementar varias operadoras sin éxito (y tuvo el apoyo de Samsung con ChatOn). La mayor crítica que se le hace es que no tiene encriptación, lo que no es poca cosa. Lo mejor que tiene, no obstante, es que propone un sistema de chat universal que no obligue a depender de una empresa (Whatsapp, Apple, Telegram, etc.). A la vez, la probabilidad de que haya un viraje masivo a este SMS 2.0 es mínima.

Toyota dice que no incluirá Android Auto en su sistema de entretenimiento dentro del auto, por preocupaciones de que Google toma demasiada información del auto y no está claro qué hace con ella. Sí mantendrá CarPlay (la de Apple) y una plataforma propia compartida con otros fabricantes de autos.

Después de Liam, Apple tiene un nuevo robot desarma teléfonos, llamado Daisy. No los rompe, sino que los separa en piezas para facilitar su reciclado o reuso.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Smartphones de alta gama con doble cámara, con tapita y doble pantalla, con Android 7 y precio bajo

Esta semana publiqué en LA NACION Tecnología la presentación del Huawei Mate 9, que como el P9 tiene una doble cámara trasera (combina un sensor color y otro blanco y negro buscando fotos de mayor riqueza tonal). Viene en dos versiones; una clásica con pantalla de 5,9 pulgadas, y una sofisticada es la que tiene el diseño menos original: es, casi literalmente, un Galaxy S7 Edge.

En hardware tiene “mucho de todo” (6 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento) pero sale una fortuna. Puede ser, igual, una buena chance para la firma china para capturar parte del mercado que el Note 7 dejó vacante. ¿Tiene zoom óptico como el iPhone 7 Plus? No: combina los 20 megapixeles del sensor monocromo con los 12 megapixeles del color para permitir dos aumentos… que son digitales, pero de buena calidad (en GSMArena tienen algunos ejemplos).

Publicamos una nota sobre la queja de un organismo noruego por la recolección de datos personales que hacen las pulseras deportivas; no es inusual, pero sí sirve como recordatorio de que la cantidad de computadoras que llevamos encima y que nos miden en forma más o menos permanente no deja de crecer.

En el plano local, la noticia estuvo del lado de Movistar, que lanzó un plan canje para modernizar su parque de equipos y llevarlo a 4G (toma algunos smartphones de hasta 3 años en parte de pago); de Personal, que ofrece Whatsapp gratis con la carga de crédito en los abonos prepagos (dependiendo del valor de la carga será el tiempo que no descuenta su uso del crédito); y de Claro, que volvió a recordar que ofrece roaming en toda América a precio local de cada país.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

El Congreso Mundial de Móviles 2016 después de la resaca

Hace unas semanas terminó la edición 2016 del Congreso Mundial de Móviles, sobre lo que estuve tuiteando y publicando en LA NACION (acá pueden ver toda la cobertura que hicimos).

Más allá de los anuncios específicos hubo algunas cosas inusuales: la huelga de transporte público, que afectó los tiempos de los 100.000 visitantes a la expo; y el cambio de afluencia del público. La feria dura cuatro días (lunes a jueves): cuando comencé a ir, hace 6 años (coincidiendo con el nacimiento de este blog…), el lunes era un día de pura muchedumbre, el martes había bastante gente, el miércoles había poca gente y el jueves pasaban los fardos de pasto rodando por los pasillos; eso fue cambiando (para mejor, diríamos), y aunque el lunes sigue siendo el día “imposible”, este jueves me sorprendió ver que todavía había muchísima gente en los stands. Sí, no hace al Congreso en sí. Pero es algo. De hecho, frente a múltiples presentaciones en el fin de semana previo (para poder mostrar productos en las vidrieras desde el lunes) Xiaomi eligió esperar a que pasara la marea y mostrar su nuevo teléfono el miércoles.  Seguir leyendo