Más sobre la portabilidad numérica en la Argentina

El domingo se hizo público que será marzo el mes en que comenzará a regir la portabilidad numérica en la Argentina (si cambiás de operadora mantenés el número), definida legalmente hace más de una década pero que recién en 2010 se reactivó después de que la Justicia nacional emplazara al Gobierno a ponerla en marcha. Es un sistema que tiene una historia bastante rica (y exitosa) en el mundo.

Cuando entrevisté a Martin Cooper, el creador del primer celular, hace unos años, me dijo que la idea original del móvil era tener un dispositivo que permitirá llamar a una persona, en vez de llamar a un lugar (que es lo que uno hace con el teléfono fijo). Con la puesta en marcha de la portabilidad numérica (el 5 de marzo próximo) damos un paso más en ese camino: el número ahora realmente queda unido a una persona, porque nos pertenece aún si cambiamos de compañía. Le da, en apariencia, mucho más valor.

Pero si seguimos las tendencias internacionales, no parece que vayamos a ver grandes movimientos de gente; los planes que permiten sumar números gratis de una misma compañía son quizá el mayor obstáculo para el recambio masivo, porque es una herramienta muy atractiva. A la vez, y en la medida en que siguen aumentando los servicios basados en Internet tipo Whatsapp, puede suponerse que esto perderá atractivo y la movilidad será mayor, pero no parece que vaya a suceder en el corto plazo.

Acá tienen una infografía con el paso por paso que difundió Personal (clic en la imagen para verla más grande):

En lanacion.com publicamos con Guillemo Tomoyose una nota que da más detalles de cómo es el proceso, después de que Personal salió a anunciarlo el domingo pasado. El anuncio unilateral generó un poco de confusión, así que aclaro algunos puntos: Seguir leyendo