Un chip con doble personalidad, comenzó la preventa del iPhone X

No tuvo mucha repercusión internacional, pero es un anuncio que me parece muy interesante: FuZion, un chip que es a la vez una SIM y una microSD de 32 GB. Extendés la memoria de un teléfono que a priori no lo permite. Es compatible con múltiples teléfonos ya existentes, y lo será con otros más a futuro. El usuario principal es que tiene un teléfono de esos en los que tenés que elegir si lo hacés doble SIM, o lo usás con una SIM y una microSD; acá mantendrías el máximo de opciones (2 SIM y memoria). Es un negocio de las operadoras (sigue siendo una SIM, así que requiere una línea asociada), así que su disponibilidad en la Argentina es ignota.

Apple puso en preventa el iPhone X: todavía no se sabe cuántos vendió, pero los plazos de entrega crecieron rápidamente con el correr de las primeras horas del viernes, a medida que se fueron acumulando los pedidos. El rumor principal es que el grueso de la producción, limitada, está destinado a las tiendas físicas, que lo ofrecerán desde el 3 de noviembre.

Mientras, crece en la Argentina el mercado de teléfonos reacondicionados (equipos que se venden formalmente como usados, pero que antes fueron revisados para ver su estado), entregados por usuarios como parte de pago de modelos nuevos.

Presentaron Safe, otro reloj con 3G y GPS, para niños; es el cuarto en llegar en forma oficial al país. Su mayor virtud, para mí, es que es el más parecido a un reloj; no tiene pantalla grande ni nada que llame demasiado la atención, aunque al igual que el resto camina por la delgada línea entre ser una buena manera de estar en contacto con los padres y ser un imán para el robo. Pero es, como las demás, una propuesta interesante.

El juicio entre Apple y Samsung por las patentes del iPhone se resiste a morir: pidieron una nueva evaluación de la multa que debe pagar Samsung, que era de mil millones de dólares, luego bajó a 400 millones… y ahora podría volver a reducirse.

La gente de Avast hizo un relevamiento en la tienda de Android y señaló cuáles son las aplicaciones que más “pesado” ponen al teléfono (gastan recursos, batería, almacenamiento).

Si cruzás la calle mirando el celular, en vez de estar atento a si viene un auto, Hawaii te ponen una multa de 35 dólares.

Más noticias del mundo móvil

Seguir leyendo

Sin comentarios

Huawei Mate 10, Bixby vuelve, los Pixel 2 tienen un chip escondido

Vamos con un repaso por las noticias de los últimos días.

El martes, Huawei presentó el Mate 10 y el 10 Pro, sus teléfonos más avanzados. Llevan un chip propio (el Kirin 970, optimizado para tareas de aplicación de inteligencia artificial y redes neuronales, sobre todo para reconocimiento de imágenes), una doble cámara de excelente puntuación (en DXoMark, es decir, con las particularidades que esto implica) y activa un modo para usar como computadora de escritorio similar al de Samsung, aunque sin apelar al dock de conexión (que es un gasto extra pero tiene sus ventajas).

Samsung le respondió prometiendo que permitirá que se creen distribuciones de Linux para activar en el Galaxy S8 cuando entra en modo “PC de Escritorio”.

Mientras, ZTE presentó el Axon M, un teléfono que se destaca por tener dos pantallas, unidas por una bisagra; se puede duplicar la pantalla, extender, ver una aplicación en cada una, etcétera. Está bien logrado, aunque parece más una muestra de ingenio que otra cosa.

Qualcomm estuvo mostrando el primer teléfono con un módem 5G en su interior. Es show (faltan un par de años para que haya antenas que le den servicio y el chip llegue al mercado en forma masiva), pero está bueno ver que las cosas avanzan. ¿Nos va a cambiar la vida el 5G? Para envíos de mensajes de Whatsapp o ver videos en Facebook, no. Es un avance mucho más útil para la Internet de las Cosas que para los celulares.

Finalmente Google habilitó un puñado de aplicaciones que hacen uso de su tecnología de “aplicaciones instantáneas”: ves el frente, corren en forma remota, las usás como propias, si te gustan te las bajás. No está la demora en la descarga e instalación, y aprovechás la usabilidad más sofisticada que deberían ofrecer, ya que no son un sitio móvil sino una app completa.

Samsung presentó la segunda versión de su plataforma inteligente Bixby, que meterá en cuanto electrodoméstico conectado encuentre. Ah, y se supone que antes de mitad del año próximo comprenderá español, finalmente (se suponía que sucedería antes de fin de este año).

Google metió un chip de diseño propio en los Pixel: se llama Visual Core y se dedica a procesar las imágenes que captura la cámara (en especial, la combinación de fotos sub y sobre expuestas que implica tomar una foto con HDR). No sólo debería lograr mejores resultados que usando sólo el Snapdragon 835, sino que además supondría una mayor velocidad y eficiencia en el procesamiento de las fotos (es un chip optimizado para esa única tarea). Lo más notable es que el chip no está activo todavía: los Pixel 2 y Pixel 2 XL lo aprovecharán en los próximos meses. (The Verge y Google, donde hay ejemplos)

TCL, la dueña de la marca Alcatel y el fabricante de teléfonos de BlackBerry, vendió la mitad de su empresa a un consorcio chino. Tuvo buena recepción con el Idol 3, y parecía que se iba a comer el mundo, pero no logró mantener la presencia. (Caixin)

 

Sin comentarios

Google, el fabricante de teléfonos; la relación entre Apple y Samsung; quién le vende celulares a los argentinos

En la semana que termina hoy estuve en San Francisco, donde Google dejó fuera de duda su intención de ser un fabricante: tiene un catálogo de productos envidiable, entre sus nuevos teléfonos Pixel 2, la laptop Pixelbook, dos nuevos parlantes conectados, auriculares con asistente digital, una cámara minúscula y más.

Estuve probando (un ratito) los Pixel 2; son equipos de primerísima línea, pero eso en el año del Galaxy S8, el iPhone X o el OnePlus 5 no es demasiado. Al menos, no en el hardware; Google considera -con razón- que el por el lado de los componentes no hay mucho margen de maniobra; o que la diferenciación es marginal. Así que sazona su oferta con el picante que elabora como nadie: toda la inteligencia artificial a disposición de estos dispositivos.

¿Será suficiente? Depende: está claro que, por precio, apuntan a quienes no compran mirando “cuánto sale” sino “qué tiene”. Y aún así es una propuesta… de rendimientos decrecientes. Sí, el Pixel 2 permite retrato con fondo fuera de foco usando una sola cámara. Otros teléfonos necesitan dos, o aplican un filtro de software que no es, hoy, tan sofisticado como el de Google. Gran cosa. Igual la propuesta es muy interesante, los teléfonos están buenos, y el Pixel 2 XL (que es el que tiene la pantalla de marcos reducidos) promete muchísimo. Si Google logra avanzar en su expansión internacional puede transformarse en un jugador interesante… si está dispuesta a trabajar con márgenes de ganancias inclementes.

Esta semana LG eligió presentar en la Argentina el Q6, que es como el G6, pero más barato: tiene el mismo tipo de pantalla, pero un procesador y cámara más modestos, para llevarlo a otro rango de precio (y deja al LG V30 como tope de gama, ante el poco éxito del G6).

Mientras, los gobiernos de la Argentina y de Chile dieron un paso más en un largo camino hacia el fin del roaming entre ambos países. ¿No habían prometido algo así antes? Sí. ¿Pero le pusieron una fecha concreta esta vez? Más o menos: a fin de octubre prometieron firmar el acuerdo comercial necesario. Después las operadoras deberán definir costos y alcances (como demuestra el fin del roaming europeo, que vos no lo pagues no significa que no lo haga alguien).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

iPhone X, Note8 y todo lo demás

Un iPhone X entre el iPhone 8 Plus (izq.) y el iPhone 8 (der.). FOTO: Reuters

Un iPhone X entre el iPhone 8 Plus (izq.) y el iPhone 8 (der.). FOTO: Reuters

Esta semana estuvo signada, al menos en el mundo móvil, por el paso del huracán X: este año Apple dio luz a un trío: los dos sucesores directos del iPhone 8 y el X, aunque este un poco demorado. Como siempre, la empresa genera un caudal de información y, sobre todo, de discusión, que es inigualable. Te gusten o no sus equipos, su capacidad para marcar el ritmo de la industria sigue intacto. En este caso, con lo que probablemente es su mayor apuesta en estos diez años, el iPhone X, en el que llegan a esta plataforma algunas ideas muy interesantes (y del que ya hay mil veredictos antes de que el teléfono esté en la calle).

Fiel a su historia, combina ideas y tecnologías que ya están en el mercado (instaladas o apareciendo en forma prematura) con otras a las que agrega su particular -y por lo general excelente- tratamiento. Todos los años en los que la compañía trae algo nuevo a su ecosistema nos encargamos de marcar los precedentes. El contexto siempre es fundamental; recordar la historia nos pone en un marco para entender mejor el flujo de tecnología, y para no caer en las trampas del marketing (que aplican todas las compañías) y creer que esto que no conocíamos es nuevo. No lo es, pero Apple tiene una enorme capacidad para hacer que sus clientes se enteren, y al hacerlo, mueve al resto de la industria. 

Pantallas OLED sin bordes, carga inalámbrica, gestos para interactuar con los teléfonos cuando no hay botones, conectividad 4G en el reloj: no es nuevo. Pero para la gente que no está todo el día siguiendo las noticias de tecnología -la mayoría- sí lo será, sobre todo porque Apple tiene la capacidad de hacer conocidos los gestos en pantalla como Palm, Nokia o BlackBerry nunca pudieron (esta última fue la que más lejos llegó con el BB10). Apple tiene los usuarios que más dinero tienden a gastar (es un dato estadístico) y por lo tanto “colgarse” de la marca es muy rentable; el sistema de carga inalámbrica que usa es un estándar -Qi- pero ahora habrá un esfuerzo renovado para ofrecerlo en todos lados (cafeterías, típicamente), sobre todo en Estados Unidos, de donde además surgen muchos de los nuevos servicios que luego van al mundo (no estoy descubriendo nada nuevo con esto).

Lo mismo con los relojes: ¿no hay ya, con 3G o 4G? Varios. Apple esperó hasta el momento adecuado, y poder meter esa antena en el equipo sin que afectara al tamaño general (el modelo de 38 mm también tiene 4G…) y eso es valiosísimo. ¿No podrían haber hecho las otras compañías lo mismo, cuyos relojes celulares eran un poco más grandes que los demás? Sin duda; y está claro que lo harán también. Pero a veces, en el afán de la prioridad, queman una idea que después es difícil recuperar.

Como sea, también es importante marcar las enormes novedades que trae el iPhone X: la intervención en las selfies, el flash de cuatro tonos, la cámara lenta Full HD a 240 cuadros por segundo, la pantalla True Tone… hay varias novedades innegables. (Phone ArenaSeguir leyendo

Sin comentarios