Los nuevos iPhone, cuándo llega Fortnite para Android, 48 megapixeles en un sensor

Esta semana hicimos un repaso por lo que significa el 5G, la nueva generación de conectividad móvil que estará lista en 2020/2021 y que ofrecerá un mayor ancho de banda (y con una latencia menor) a millones de dispositivos. Obligará, claro, a cambiar los dispositivos.

Detalle en una imagen tomada con un sensor de 12 MP y el de 48 MP

También comentamos el nuevo sensor de 48 megapixeles de Sony, que probablemente estará enla cámara del sucesor del Huawei P20 Pro (que tiene un chip de 40 megapixeles). Inevitablemente, alguno se queja siempre por a) el aparente despropósito por esa resolución y b) el “pero eso ya lo hizo el Nokia 808 en 2012″. La última es más fácil de responder: siempre es bueno recordar los precedentes, pero eso no anula su reposición; que Nokia ya lo haya hecho antes no obtura su reedición, con el agregado, en este caso, que el jefe de fotografía para móviles de Huawei hoy es Eero Salmelin, el responsable (junto a Juha Alakarhu) del diseño original. El propio Alakarhu respondió a la primera queja, comentando que el diseño original del Nokia 808/Lumia 1020 apostaba por dar más definición (encontrar cómo hacer zoom sin óptica) mientras que este chip de 48 megapixeles permite hacer un sobremuestreo para tener mejor sensibilidad con poca luz. En AWP tienen una explicación de esto último.

Comentamos, también, una certeza y un rumor respecto del nuevo iPhone: la certeza es que los módem 4G serán provistos por Intel; hasta ahora eran parte Intel y parte Qualcomm, pero ésta confirmó que por el pleito legal que tienen con Apple no les proveerán los chips; el rumor, pero en el que coincide todo el mundo, está en los tres tamaños del iPhone X, de 5,8; 6,1; y 6,5 pulgadas de tamaño de pantalla.

Xiaomi renovó su apuesta por la gama media con los Xiaomi Mi A2 y Mi A2 Lite, sucesores del muy recomendado Mi A1. Ambos con Android One, doble cámara trasera, un diseño sofisticado (con y sin notch), alguna polémica por la ausencia de conector de audio miniplug, y un precio acorde: desde 250 euros en Europa, el principal destino fuera de China. (Xataka)

El Oppo Find X tiene un aspecto muy impresionante, pero la parte motorizada implica una concesión: lo hace más frágil, como demuestra el típico video de prueba de deformación. Como con otros equipos que sufren el mismo destino, la mayoría de los usuarios no debería tener problemas, pero es algo por tener en cuenta. (JerryRigEverything)

Samsung estuvo mostrando su panel OLED “irrompible”, que usa un sustrato de plástico que le permite doblarse y resistir diversos golpes sin quebrarse. En teoría esto le permitiría evitar el vidrio frontal protector tipo Gorilla Glass. ¿Estará en el próximo Galaxy S10? Ya veremos. (Samsung)

Todo indica que la demora en la salida de Fortnite para Android está atada a la llegada del Galaxy Note9, que tendría la exclusiva por un mes e incluiría crédito extra dentro del juego. ¿Será verdad? Lo sabremos el próximo 9 de agosto, la fecha en la que será presentado el teléfono. (9to5Google)

Apple envió 3,5 millones de relojes en el segundo trimestre del año; la versión con LTE es la más popular en Asia, según las últimas estimaciones; Apple no ofrece números concretos de ventas de los Watch. (Canalys)

Android Oreo, la más nueva versión del Android, llegó al 12,1 por ciento de los usuarios activos de Android en julio. Nougat sigue siendo el más popular, con el 30,8 por ciento, seguido por Marshmallow, más reciente, con el 23 por ciento. (Google 

Sin comentarios

Oppo también le mete un motor a su teléfono, el celular como llave del auto, los smartphones más vendidos en América latina

Siguen los teléfonos con diseños raros: ahora le toca el turno al Oppo Find X, primo del Vivo Nex (ambas compañías son de un mismo dueño), que también apuesta a los diseños todo-pantalla e incluye un motor, pero éste se usa para la cámara delantera, la trasera y el sistema de identificación biométrica por láser (como el Face ID); todos los componentes se mueven en bloque.

No falta mucho para que uses el smartphone para abrir el auto, destrabar las puertas, etcétera. Los autos modernos ya no usan la llave mecánica, sino un control remoto inalámbrico, y esto va un paso más allá, con el nada menor agregado de seguridad: el smartphone es el que se encarga de validar la identidad.

No es nuevo, pero no está de más recordarlo: la luz azul de las pantallas es mala para el sueño, así que activá el filtro que ofrece la mayoría de los smartphones modernos si querés dormir bien. 

Buena entrevista a José Otero, de 5G Americas, explicando qué falta para que en 2021 podamos tener 5G en el país (sobre todo: legislación).

Un segmento en donde los relojes conectados aportan una ventaja de uso visible es en el de la gente mayor, que puede llevar en su muñeca un dispositivo que los mantiene conectados con familiares, permite pedir ayuda en cualquier momento, etcétera. No tiene por qué ser algo de muy alta gama (Apple Watch o similar); las alternativas más modestas cumplen esa misma función con bastante éxito, como mostramos en esta nota.  

De los diez modelos de smartphones más vendidos en América latina durante el primer trimestre de 2018, seis modelos son integrantes de la familia Galaxy J de Samsung. La compañía tiene el 36 por ciento del segmento de menos de 200 dólares, que a su vez constituye el 80 por ciento del mercado total. (Counterpoint)

Números de IDC para estimar el tamaño del mercado de dispositivos “vestibles” para 2018: 20,2 millones de relojes de Apple; 5,4 millones de Wear OS; 8 millones de Android (es decir, derivados no oficiales) y otros, para un total de 43,5 millones de relojes inteligentes, a los que se suman 45,1 millones de pulseras deportivas y 29,6 millones de relojes conectados. (IDC)

Salió a la luz un prototipo de un celular plegable de Samsung, con doble pantalla. Nunca lo fabricó, pero es muy parecido a lo que más tarde hizo ZTE con el Axon M, que sí vende. Es un concepto interesante, pero por ahora es tan de nicho (con un escenario de uso tan limitado) que es difícil verle el sentido. Lograr pantallas flexibles, o de bordes invisibles, quizá cambie esto, sobre todo para el consumo multimedia. (Ovrik)

 

Sin comentarios