El LG G5 enciende los motores, Apple sufre el Error 53, los chinos compran Opera, crece el mercado mundial de aplicaciones, presentan nuevos chips

En la semana de carnaval (corta para nosotros, normal para el resto del mundo, salvo en China) escribimos sobre LG, que como es su tradición, va anunciando detalles de sus nuevos equipos con semanas de antelación, y  así logra más visibilidad en los medios y redes sociales.

En este caso, con algo que parece muy interesante: la compañía dice que el LG G5 tendrá una pantalla con un modo de espera “siempre encendido”, mostrando el reloj y algunas notificaciones en forma (parece) permanente. ¿Inédito? No; los Lumia de Microsoft hacían algo parecido (usando una pantalla especial que tiene su propia memoria). Pero la novedad es que será en una posición fija, a juzgar por la nueva funda oficial, que incluye una zona sensible al tacto para atender llamadas. En cualquier caso, es la tecnología ideal para un smartwatch.

Apple sufre por el Error 53, que muestra, después de la última actualización de iOS 9, ese error -bloqueando el teléfono por completo- si un iPhone 6 fue reparado en una tienda no oficial. Apple dice que no puede garantizar que el reemplazo del sensor biométrico preserve la seguridad del equipo; los usuarios dicen que la reacción (inutilizar el teléfono) es demasiado extrema.

Un grupo chino comprará Opera. Paga US$ 1200 millones. Más allá de si lo vale, la compra involucra dejar en manos chinas un servicio que se caracteriza por poner un intermediario entre el usuario y la Web; pasar de los (en teoría) límpidos escandinavos a los (en teoría) opacos chinos implica un problema de percepción no menor para su base de usuarios. A propósito: los ex Opera ahora hacen otro navegador, llamado Vivaldi (no es para móviles todavía).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Sony, Xiaomi y Lenovo muestran sus novedades para Asia, Google prueba ser un operador virtual, ARM habla del próximo Cortex A72 y Motorola actualiza el Moto G local a Lollipop

Esta semana comenzó, en Estados Unidos y parte de Europa y Asia, la distribución del Apple Watch, con lo que las redes sociales y los sitios de tecnología se llenaron, una vez más, de unboxings, guías para el usuario primerizo, etcétera. Reacciones hay de todo tipo -muchas, cercanas a la evaluación cauta de las reseñas profesionales, aunque con la lógica emoción del chiche nuevo-.

Mientras, Google aprovechó para anunciar una próxima versión de Android Wear que, entre otras cosas, permitirá el uso del Wi-Fi para recibir notificaciones en el smartwatch aún si el teléfono -que es el que hasta ahora le envía los datos vía Bluetooth- está lejos. Genial para andar por la casa sin llevar el teléfono encima. Sony y Motorola ya confirmaron que estará disponible para sus relojes en breve.

La otra noticia de Google es que se transformó, en Estados Unidos, en una operadora virtual: ofrece un abono de datos sin costo extra por roaming -aunque con menos ancho de banda si vas a los 120 países, incluyendo la Argentina, donde tiene cobertura- y, como otras, te devuelve los datos no usados en forma de crédito. No es barato, pero no tiene contrato de permanencia. Las reacciones son variopintas; acusaciones de que viola la neutralidad de la red (por ahora sólo se puede usar con un Nexus 6), creer que es el peor error que cometierion las telefónicas que participan, etc. Aunque comparto el concepto de que lo que logra Google es ser un intermediario entre las operadoras (que ya no importan, porque son sólo proveedoras de servicio) y el usuario. El problema, como dice Jan Dawson en este análisis brillante previo al anuncio (pero 100% relevante a posteriori) es que las telefónicas siguen ganando de una u otra forma, y siempre pueden romper esto; si lo aprueban, es porque la apuesta de Google es suficientemente acotada compara no ser peligrosa.

Durante la semana Sony presentó un Xperia Z4 para el mercado japonés, con la expectativa de que mostrará en breve una segunda variante para el mercado internacional. El teléfono mantiene las líneas del Z3 (que, a propósito, será presentado en la Argentina en mayo próximo) y actualiza el hardware -pantalla Full HD de 5,2 pulgadas, chip Snapdragon 810, cámara de 20,7 megapixeles- sin demasiadas sorpresas, salvo el inesperado estabilizador óptico de imágenes para la cámara frontal de 5 megapixeles.

Otra compañía que hizo ruido fue Nokia: toma fuerza un rumor -que hace ya un tiempo viene dando vueltas- de que la compañía presentará un smartphone a principios del año próximo, con el mismo esquema que la tableta N1: hacer el diseño y dejar que Foxconn se encargue de la apuesta monetaria fuerte (fabricación, distribución y venta). La tableta N1 tenía buen diseño y un launcher propio; para el smartphone Nokia debería, quizás, hacer algo más, porque smartphones Android con buen diseño hay muchos. La compañía respondió oficialmente diciendo que no planea fabricar ni vender teléfonos, pero el brevísimo texto no desmienta de que hagan algo como con la tableta N1 (Reuters).

Mientras la Secretaría de Comunicaciones informó que sancionará a Movistar por los cambios en los planes de datos de 1,7 millones de usuarios; Whatsapp habilitó las llamadas de voz para usuarios de iPhone; y la (para mí) ignota compañía australiana Guvera presentó su servicio de streaming de música en el país (33 pesos por mes o un sinfín aleatorio de música). Seguir leyendo

Sin comentarios

La locura por las llamadas del Whatsapp, la plataforma del Facebook Messenger, un GPS cuasi gratis, la batería (y la memoria) del Galaxy S6, y más

Esta semana, una de las compañías que estuvo en el centro de las noticias sobre móviles (en la Argentina, al menos) fue Facebook. Primero, por el anuncio de que transformará a Messenger en una plataforma en la que se pueden sumar aplicaciones de terceros, mejorando la interacción y el contenido disponible para intercambiar en el mensajero. ¿Nuevo? No; varios de sus competidores (Line, Viber, WeChat) ya hicieron de su mensajero instantáneo un centro de consumo multimedia. En el caso de Facebook, lo notorio es a) la escala y b) que es Facebook.

En paralelo, Whatsapp (por las dudas: también es de Facebook) sigue habilitando por tandas las llamadas de voz del mensajero en su versión de Android (en BlackBerry 10 permite recibirlas); en unas semanas estará en iOS y Windows Phone. La falsa escasez (lo habilitan por unos días, requiere alguien “infectado” para propagarlo) viralizó el asunto, al punto de que la gente deja sus números de teléfono en los comentarios de las notas pidiendo que le habiliten algo que, en rigor, ya existe en múltiples herramientas (incluyendo el Facebook Messenger, donde funciona muy bien).

Pero la otra pregunta por hacerse es por qué Facebook eligió al Messenger antes que a Whatsapp para hacer un producto multiuso. Los mismos ejecutivos de Whatsapp dicen que la misión de su mensajero no cambió, y que parte de su escenario de uso (con un Nokia S40 en una zona con Edge, digamos) haría que la aplicación se hiciera muy pesada y rompiera su tradición de sencillez (ReadWrite). El Messenger, además, arrastra, para mí, ya una imagen “sucia” que Whatsapp no tiene: es parte de Facebook, es “esperable” que tenga toda clase de funciones más allá del chat. Y es por eso, también, que a la larga será más fácil unirlo, integrarlo, vincularlo, con el resto de las experiencias de uso de Facebook (más allá de que la compañía esté apuntando a aplicaciones especializadas antes que a una sola herramienta multipropósito como hacía antes). Bonus: en PostPC tienen un buen panorama de qué es Whatsapp y cómo se compara con sus competidores.

Mientras Twitter lanzó Periscope (que transmite video por streaming con la pantalla en vertical; es decir, 100% smartphone), Microsoft confirmó que su Office vendrá preinstalado en tabletas de Samsung y Dell, y en algunos teléfonos, como el Galaxy S6.

En el ámbito local, la noticia fue, por un lado, que en 2014 el 84 por ciento de los teléfonos celulares vendidos en el país fueron smartphones. Por otro, el rebote local de una pelea entre Claro y Motorola en México hizo que se dejen de vender los equipos de esa compañía en nuestro país; por ahora no hay noticias de su resolución (de hecho, ninguna de las dos empresas acepta que haya un problema). Seguir leyendo

Un repaso por las noticias sobre celulares de las últimas semanas

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Volví. Me pongo al día con lo que me perdí en estas semanas; disculpen si algunas son noticias muy viejas. Anotarlo aquí sirve, entre otras cosas, para tener organizado el material.

La gran noticia de la segunda mitad de enero fue, sin duda, la conjunción cósmico-financiera entre el mejor trimestre de la historia de Apple y el peor de la historia reciente Samsung (me atrevería a creer que es el peor de su historia como fabricante de celulares).

Apple vendió 74,5 millones de iPhones (la mayoría, pero no todos, fueron 6 y 6 plus). Samsung -que hace tiempo no reporta números exactos- confirmó que sus ganancias cayeron un 64% respecto del mismo período de 2013. Brutal. Y reafirmó algo que ya había comentado por aquí: Samsung gana ahora más por su división de microprocesadores que por la venta de teléfonos. Allí, de hecho, confirmó la producción de su ePop, un diseño que permite montar la RAM sobre la memoria interna (eMMC) y el controlador; todo ello puede ir encima del CPU, lo que ahorra muchísimo espacio.

Ambas compañías empataron con casi 75 millones de smartphones cada una en el último trimestre del año; Samsung sigue teniendo -si se mide todo el año- una cuota de mercado global muy superior: 1 de cada 4 smartphones vendidos en el año es de Samsung (Strategy Analytics).

Seguir leyendo

Más sobre el smartphone modular, la apuesta de Microsoft en la nube y la oficina, Whatsapp con tilde azulado

Repasemos las noticias más importantes (o que más me llamaron la atención, mejor) sobre el mundo móvil. Primero, como siempre, lo que publicamos en LA NACION Tecnología:

Tres noticias con cambios de uso y concepto muy interesantes. Dos tienen que ver con Microsoft, que anunció un acuerdo cruzado con Dropbox (si abrís un documento en el celular, te recomienda usar el Office móvil; desde la aplicación de Microsoft accedés a los documentos almacenados en Dropbox, además de OneDrive) y que “regala” Office en Android y en iOS, como ya lo hace en Windows Phone; antes necesitabas una cuenta Office 365 para editar archivos en la tableta, ahora no. Tiene sentido: los que paran la olla son los usuarios corporativos (que seguirán pagando); los usuarios no hogareños -más ocasionales- ya tenían múltiples opciones gratis, y su uso probablemente está más cerca de la edición mínima (cambiar un error de tipeo, etc.) que del trabajo duro.  Microsoft ya tiene una versión de Office gratis en la Web -como Google Docs- por lo que es un paso más en la misma línea antes que un cambio trascendental.

Mientras, Whatsapp sumó, por fin, la comprobación de lectura: el doble tilde turquesa. Generó una cantidad inesperada de notas explicando cómo zafar de esa supuesta función delatora. BlackBerry Messenger (que era uno de los pocos con esta opción) se queda sin un diferencial importante, pero al mismo tiempo suma otros elementos: ahora podés publicar mensajes que se borran después de cierto tiempo, o retractar algo que dijiste.

¿Se acuerdan del Proyecto Ara? El smartphone modular será realidad el año próximo, cuando se hagan las primeras tiradas de módulos. ¿Te vas a poder comprar uno? Probablemente no, las tiradas iniciales serán muy acotadas. Y sería recomendable a los interesados esperar a la versión 1.1 o 2.0, para que vayan resolviendo alguno de los problemas que -inevitablemente- aparecerán.  Seguir leyendo