Nuevos Huawei P8 y Microsoft Lumia 540, Sharp tiene una pantalla 4K para celulares, Apple invierte en sensores para cámaras

Un Huawei P8

Durante la semana que termina la noticia más importante, en términos de lanzamientos, fue la presentación internacional del Huawei P8, el teléfono en el que la compañía china puso toda la carne en el asador para crear un smartphone que compita con la primera línea del año. Me gustó el diseño, muy minimalista, y la mucha atención que le prestaron a la cámara, aunque será cuestión de probarlo para ver si lo que prometen sus papeles se cumple en el uso diario. Según Huawei, llegará a fin de año a la Argentina. También presentó el P8 Max (con pantalla de 6,8 pulgadas).

En el ámbito local, llegó finalmente al país el Microsoft Lumia 535, el primer teléfono sin la marca Nokia ($ 1800, en promedio, con las tres operadoras), mientras en el exterior la compañía presentó otro modelo de bajo costo, el Lumia 540, un modelo de doble SIM, pantalla de 5″, chip de cuatro núcleos 1 GB de RAM.

Esta semana contamos también el acuerdo entre Microsoft y Cyanogen para preinstalar sus aplicaciones en los equipos con Cyanogen OS (pero no en CyanogenMod, que no es lo mismo), y la intención de un grupo de investigadores de usar los smartphones como alerta temprana para terremotos, aprovechando sus sensores (como se ha hecho con los mapas de temperaturas hace unos años, etcétera). Mientras, Nokia compró Alcatel-Lucent para ser el segundo mayor proveedor de infraestructura de redes del mundo. Confirmó, de paso, que estudia vender HERE, su división de mapas.

En el país, la Comisión Nacional de Comunicaciones confirmó que investiga a Movistar por no comunicar adecuadamente los cambios en los planes; Claro volvió a ofrecer teléfonos de marca Motorola en su tienda local.  Seguir leyendo

La nueva Nokia, la vieja Nokia, la neo Nokia; Whatsapp y Facebook; Quam y la continuidad de las pantallas, Samsung se achica para crecer

El título de este resumen semanal de noticias móviles es menos esotérico de lo que parece. Tiene su lógica.

La vieja Nokia (que ahora se llama Microsoft) presentó en la Argentina el Lumia 530. Es el antecesor del Lumia 535 que Microsoft anunció a nivel mundial hace una semana. Como fuere, el 530 sigue la línea del 520, el modelo más vendido de Windows Phone, combinando un precio muy competitivo (desde 1299 pesos, en este caso, con las tres operadoras) y prestaciones sencillas pero que destacan lo bien que anda Windows Phone en hardware modesto (aunque Android ha hecho avances notables en ese punto).

La nueva Nokia (que se reformuló después de desprenderse de su división de smartphones) no puede hacer teléfonos hasta 2016, pero sí otros dispositivos, como su tableta N1 con Android Lollipop y su launcher Z, diseñada por nuestro compatriota Axel Meyer y fabricada por Foxconn (que tiene un acuerdo similar con BlackBerry). Nokia pone el nombre y el diseño -algo polémico por su parecido a un iPad Mini-, Foxconn la fabricación, logística y -clave- la inversión más gruesa, que es la de hardware.

La neo Nokia es Jolla, la compañía finlandesa que mantiene viva la llama del Nokia N9 y Meego; a su smartphone le agregó una tableta, de tamaño y hardware muy similar al Nokia N1 (ambas con un chip Intel Atom, por ejemplo), y que corre la nueva versión de Sailfish, un Linux muy bonito capaz de correr aplicaciones Android. La mayor notoriedad viene por el lado de su recaudación (juntó el dinero inicial, 380.000 dólares, en 2 horas; cinco días después está en casi 1,2 millones).

Mientras, Motorola anunció un llavero Bluetooth, Keylink, que está lejos de ser el primero, pero  aprovecha una función de Lollipop para desbloquear el equipo en la cercanía de dispositivos Bluetooth “seguros”.

Hablando de seguridad: las conversaciones de Whatsapp ahora son, según la compañía, casi inviolables, gracias al uso de una herramienta de encriptación de código abierto que cifra el contenido para todos menos para los participantes de la conversación. Mientras, Facebook develó Grupos, otra aplicación que parece fragmentar su servicio pero que en realidad facilita el ingreso; si antes había una sola entrada al edificio Facebook (la aplicación principal) ahora tiene varias puertas específicas, y cada uno accede por donde más le conviene.

¿Se acuerdan de Quam, la segunda marca de Movistar apuntada a un público joven? Ahora se llama Tuenti, al igual que en el resto del mundo (en España también es una red social para veinteañeros).

Dos noticias relacionadas con las pantallas: por un lado, Gorilla Glass 4, que estará disponible el año próximo, y que según Corning -su fabricante- ahora es muchísimo más resistente a las caídas; por otro, Samsung (para los productos de su marca) y Nextbit (para, por ahora, Cyanogen) presentaron herramientas que conceptualmente son similares a Continuity, la herramienta de Apple que, grosso modo, permite transferir tareas activas entre sus dispositivos. Seguir leyendo