Huawei Mate 10, Bixby vuelve, los Pixel 2 tienen un chip escondido

Vamos con un repaso por las noticias de los últimos días.

El martes, Huawei presentó el Mate 10 y el 10 Pro, sus teléfonos más avanzados. Llevan un chip propio (el Kirin 970, optimizado para tareas de aplicación de inteligencia artificial y redes neuronales, sobre todo para reconocimiento de imágenes), una doble cámara de excelente puntuación (en DXoMark, es decir, con las particularidades que esto implica) y activa un modo para usar como computadora de escritorio similar al de Samsung, aunque sin apelar al dock de conexión (que es un gasto extra pero tiene sus ventajas).

Samsung le respondió prometiendo que permitirá que se creen distribuciones de Linux para activar en el Galaxy S8 cuando entra en modo “PC de Escritorio”.

Mientras, ZTE presentó el Axon M, un teléfono que se destaca por tener dos pantallas, unidas por una bisagra; se puede duplicar la pantalla, extender, ver una aplicación en cada una, etcétera. Está bien logrado, aunque parece más una muestra de ingenio que otra cosa.

Qualcomm estuvo mostrando el primer teléfono con un módem 5G en su interior. Es show (faltan un par de años para que haya antenas que le den servicio y el chip llegue al mercado en forma masiva), pero está bueno ver que las cosas avanzan. ¿Nos va a cambiar la vida el 5G? Para envíos de mensajes de Whatsapp o ver videos en Facebook, no. Es un avance mucho más útil para la Internet de las Cosas que para los celulares.

Finalmente Google habilitó un puñado de aplicaciones que hacen uso de su tecnología de “aplicaciones instantáneas”: ves el frente, corren en forma remota, las usás como propias, si te gustan te las bajás. No está la demora en la descarga e instalación, y aprovechás la usabilidad más sofisticada que deberían ofrecer, ya que no son un sitio móvil sino una app completa.

Samsung presentó la segunda versión de su plataforma inteligente Bixby, que meterá en cuanto electrodoméstico conectado encuentre. Ah, y se supone que antes de mitad del año próximo comprenderá español, finalmente (se suponía que sucedería antes de fin de este año).

Google metió un chip de diseño propio en los Pixel: se llama Visual Core y se dedica a procesar las imágenes que captura la cámara (en especial, la combinación de fotos sub y sobre expuestas que implica tomar una foto con HDR). No sólo debería lograr mejores resultados que usando sólo el Snapdragon 835, sino que además supondría una mayor velocidad y eficiencia en el procesamiento de las fotos (es un chip optimizado para esa única tarea). Lo más notable es que el chip no está activo todavía: los Pixel 2 y Pixel 2 XL lo aprovecharán en los próximos meses. (The Verge y Google, donde hay ejemplos)

TCL, la dueña de la marca Alcatel y el fabricante de teléfonos de BlackBerry, vendió la mitad de su empresa a un consorcio chino. Tuvo buena recepción con el Idol 3, y parecía que se iba a comer el mundo, pero no logró mantener la presencia. (Caixin)

 

Sin comentarios

Ubuntu y la convergencia, cómo será el Galaxy S7, las tribulaciones móviles de Microsoft, Carrier Aggregation en la Argentina y más

Vuelto de las vacaciones, escribí sobre Ubuntu, que presentó su primera tableta como una forma de mostrar el poder de su distribución de Linux, y sobre todo, la manera en que puede combinar una vista móvil con la transformación, con un teclado y un mouse (y una pantalla, eventualmente) en una computadora de escritorio con la interfaz de usuario tradicional. Es similar al Continuum de Microsoft (el smartphone que se hace PC), y aunque es un concepto muy atractivo, también es muy de nicho… y muy difícil de vender como diferencial. Javier Pastor tiene un buen análisis al respecto.  Y a propósito, si buscan algo así en Android (no oficial), similar a como funcionaba el webtop de Motorola pero más sofisticado (porque se podrá actualizar la parte “desktop” del sistema operativo) pueden mirar cómo evoluciona MaruOS, que combina Android con Debian (Liliputing)

Ya estamos muy cerca del Congreso Mundial de Móviles, donde Samsung presentará el Galaxy S7 y LG su G5. como siempre sucede, ya se sabe casi todo sobre ellos (y sobre algunas cosas que podría incluir el iPhone 7), desde la vuelta de la ranura para la microSD y el hacerlo resistente al agua, al uso de un sensor de 12 megapixeles (en el S7), al tiempo que mantiene su aspecto con muy leves modificaciones; en el iPhone, lo más notorio será un cambio leve en la parte trasera para cambiar la ubicación de las antenas (la línea de plástico que se para el metal) y, quizás, una cámara más pequeña (sin sobresalir) o con doble lente.

Microsoft se quedó con Swiftkey, el teclado especial para Android y iOS (y la base del de BlackBerry 10). Otra herramienta para su oferta de aplicaciones multiplataforma.

Con un día de diferencia se difundieron un par de estudios sobre el 4G, uno de Cisco específico de la Argentina (3 millones de usuarios, el 5% del total; el 42% de las conexiones locales es a 3G, el pico de consumo es entre las 10 y 11 pm) y otro internacional de OpenSignal, que indica (según las mediciones de los usuarios de su comunidad), que el promedio de velocidad bajó de 11 a 9 Megabits por segundo, en promedio, entre el tercer y cuarto trimestre de 2015.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Samsung fusiona, Nokia vende (pero no todo es lo que parece)

Un Samsung Wave (primer móvil con Bada)

Un par de comentarios sobre dos noticias que estuvieron dando vueltas la semana pasada.

1. Samsung hizo oficial la fusión de su sistema operativo Bada (que llegó al mercado con bombos y platillos hace un par de años) con Tizen, el grupo que surgió de las cenizas de MeeGo una vez que Nokia le soltó la mano.

La idea original de Bada era tener un sistema operativo propio para smartphones de gama alta/media, una suerte de reaseguro para la compañía si el resto de sus apuestas (Android, Windows Phone) no funcionaban. Desde entonces creció modestamente en el tercer trimestre de 2011, según Gartner, tenía el 2,2% de las ventas de smartphones en todo el mundo: 2,5 millones de equipos. No está mal: en el mismo período se vendieron 1,7 millones de móviles con Windows Phone. Claramente, su crecimiento quedó opacado por el de Android, que tiene más de la mitad del mercado mundial, y donde Samsung hace pata ancha (vende más que todos su “compañeros” juntos).

Bada y Tizen (y Android, MeeGo, WebOS) están basados en Linux, así que tienen una base en común. La idea es fusionar por completo los proyectos,d e tal manera que las aplicaciones escritas para las nuevas versiones de Bada corran sobre dispositivos que usen Tizen. Samsung gana desarrolladores y una plataforma potencialmente más grande.

Seguir leyendo

Adiós MeeGo, hola Tizen (Intel, Linux y Samsung) [Y ahora, Meltemi]

Una noticia que no tiene que ver con la nueva tableta de Amazon, pero sí con el mundo de los móviles: hoy se anunció oficialmente Tizen, la distribución de Linux que reemplaza a MeeGo y que cuenta con el apoyo oficial de Intel, y que tendrá también el auspicio de LiMo, otra distribución de Linux para móviles. Y de fabricantes como Samsung, atención, que ya tenía participación en LiMo.

MeeGo era la distribución de Linux para dispositivos móviles que promovían Intel y Nokia, y que está en el Nokia N9, además de netbooks, tabletas, televisores “inteligente” y computadoras de automóviles, entre otras cosas. A propósito, el N9 comenzó a ser distribuido en el mundo esta semana.

En MeeGo recomiendan apostar por Tizen ahora que Nokia parece tener interés únicamente en Windows Phone 7 (y en Symbian y S40 para sus móviles más económicos), y en Intel aseguran que ayudarán a sus socios a hacer una transición rápida para que los primeros dispositivos con la distribución Tizen estén en el mercado en el segundo trimestre de 2012 (en el primero ya estará el SDK para desarrolladores). De hecho, la tienda de aplicaciones de Intel (AppUp, que está hecha en Córdoba) y que ya tiene software para MeeGo ofrecerá una tienda para Tizen -y las aplicaciones no requieren ser modificadas-. Esperan tener 6 millones de usuarios de la tienda el primer año.

En Intel, a la vez, no quieren dar por muerto a MeeGo, pero recomiendar desarrollar aplicaciones en HTML5, para asegurarse que correrán igual de bien en ambas plataformas. Como destacan en Allaboutmeego, no está claro qué pasará con Qt, el framework de programación que Nokia planeaba como base para todos sus dispositivos futuros, y que juega un rol importante en MeeGo (y en Symbian^3 y S40).

Seguir leyendo