Probando teléfonos con doble SIM, relojes que se dan cuerda solos, el triunfo del AMOLED

En las últimas dos semanas escribí sobre un prototipo de teléfono celular que no usa batería (se carga por luz solar y por ondas electromagnéticas). Por supuesto, apenas si alcanza a lograr hacer llamadas (y a una estación base cercana), pero es notable como -por ejemplo- eventual teléfono para emergencias.

Y sobre el iPhone 8, que según Marc Gurman y Ming-chi Kuo no tendrá sensor de huellas dactilares, sino que usará un sistema de reconocimiento facial 3D.

También sobre RED, la firma que hace equipos de filmación profesionales que creará su primer smartphone… con pantalla holográfica. No se sabe mucho más porque la compañía no lo dijo. Por ahora, humo, pero en 2018 veremos. Mientras tanto, tenemos las aplicaciones de patentes referidas a este diseño modular, que permiten “apilar” componentes en forma más completa que el universo Moto Z (pero que a diferencia de éste sólo viven en papel, por ahora). (The Verge)

Y estuve probando dos smartphones con doble SIM de lo que a veces se llama “gama media premium”, el Philips Xenium X818 y el Hyundai Ultra Live 2.

Mientras HMD dice que volverá a usar lentes Carl Zeiss en sus próximos teléfonos Nokia (una movida que es, sobre todo, marketing, pero no está mal), la pelea entre Apple y Qualcomm llegó a un punto tal que ésta pidió que se frene la importación de iPhones a EE.UU. Unos días después le llegó el final (en términos de soporte) a Windows Phone 8.1. El de Windows 10 Mobile será el año próximo. A propósito de HMD; el próximo teléfono Nokia usará un chip de Xiaomi, el Surge S1, su primer CPU (Xataka); Xiaomi, por su parte, firmó un acuerdo de patentes con Nokia -la original- para poder avanzar en Occidente con mayor firmeza legal (Hipertextual).

Samsung puso en venta en Corea del Sur el Galaxy Note FE (por Fan Edition), el Note 7 reacondicionado con una batería de menor tamaño (y precio más bajo). En la Argentina, Claro comenzó a ofrecer el iPhone 6 como su alternativa más económica para los equipos de la compañía; y Sony presentó para el país los Xperia XA1 y Xperia L1.

En el ámbito internacional, la novedad la pone Louis Vuitton con Tambour Horizon, un smartwatch con Android Wear que orilla los 3000 dólares y que no parece ofrecer nada que mejore lo presente (salvo la marca, por supuesto).

Más noticias del mundo móvil Seguir leyendo

Sin comentarios

Del Moto G5 Plus al Galaxy S8, del VoWi-Fi a las pantallas 2:1

Guillermo Tomoyose estuvo probando el Moto G5 Plus, que yo estuve usando en Barcelona. Gran teléfono de “gama media premium” a un precio muy interesante para el mercado local: 7 u 8 mil pesos según a quién se lo compres.

Debutó en la Argentina el VoWi-Fi, de la mano de Claro. Es como Tu (neé TuGo) de Movistar, pero usa un estándar abierto, por lo que si tenés el teléfono adecuado podés prescindir de instalar una aplicación. Es de uso gratis, pero como en el de Movistar, el costo de la llamada se sigue tasando a precio local.

Esta semana Apple publicó su estado de situación ecológico, e hizo público que tiene como objetivo -sin fechas- lograr que todos sus equipo estén hechos de material reciclado. Lograr un círculo lo más cerrado posible, más allá de que es imposible que lo sea del todo si quiere seguir vendiendo cada vez más dispositivos. Pero primero tiene que comenzar a recuperar lo que ahora destruye por completo. 

Samsung puso en venta el smartwatch Gear S3 en la Argentina. 12 mil pesos y el diseño más lindo de los relojes inteligentes actuales, pero me gustaba más el S2: tenía un tamaño más razonable. Pero la estética, y el bisel como sistema de control, es un acierto de punta a punta.

Aunque el mercado local está en contracción, algunas compañías siguen apostando por los nichos, como Archos y Noblex, que renovaron su oferta de productos de gama media y baja con equipos de 5 y 5,5 pulgadas.

En el Reino Unido pedirán saber usar un GPS para tener licencia de conducir. Puede ser el del auto o el del teléfono; es interesante que no hay por ahora un estándar para la manera en que el sistema nos guía (cómo nos explica la manera de salir de una rotonda) y quién sabe si lo habrá (o si es necesario). O si a futuro irá aprendiendo de la manera de hablar de cada uno.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios