Nuevos Huawei P8 y Microsoft Lumia 540, Sharp tiene una pantalla 4K para celulares, Apple invierte en sensores para cámaras

Un Huawei P8

Durante la semana que termina la noticia más importante, en términos de lanzamientos, fue la presentación internacional del Huawei P8, el teléfono en el que la compañía china puso toda la carne en el asador para crear un smartphone que compita con la primera línea del año. Me gustó el diseño, muy minimalista, y la mucha atención que le prestaron a la cámara, aunque será cuestión de probarlo para ver si lo que prometen sus papeles se cumple en el uso diario. Según Huawei, llegará a fin de año a la Argentina. También presentó el P8 Max (con pantalla de 6,8 pulgadas).

En el ámbito local, llegó finalmente al país el Microsoft Lumia 535, el primer teléfono sin la marca Nokia ($ 1800, en promedio, con las tres operadoras), mientras en el exterior la compañía presentó otro modelo de bajo costo, el Lumia 540, un modelo de doble SIM, pantalla de 5″, chip de cuatro núcleos 1 GB de RAM.

Esta semana contamos también el acuerdo entre Microsoft y Cyanogen para preinstalar sus aplicaciones en los equipos con Cyanogen OS (pero no en CyanogenMod, que no es lo mismo), y la intención de un grupo de investigadores de usar los smartphones como alerta temprana para terremotos, aprovechando sus sensores (como se ha hecho con los mapas de temperaturas hace unos años, etcétera). Mientras, Nokia compró Alcatel-Lucent para ser el segundo mayor proveedor de infraestructura de redes del mundo. Confirmó, de paso, que estudia vender HERE, su división de mapas.

En el país, la Comisión Nacional de Comunicaciones confirmó que investiga a Movistar por no comunicar adecuadamente los cambios en los planes; Claro volvió a ofrecer teléfonos de marca Motorola en su tienda local.  Seguir leyendo

BlackBerry Classic, Microsoft sin Lumia, pantallas 4K en el teléfono, mejores cámaras y gráficos en breve

Esta semana, dos de las noticias más fuertes tuvieron por protagonistas a los pioneros de los smartphones. Por un lado, con un Lumia 535 (como indica el número, un modelo bien económico y es el sucesor del 530 que presentarán en el país la semana próxima) que es el primero que no llega la marca Nokia sino Microsoft, todo un cambio conceptual -aunque lógico-.

Por otro, BlackBerry, que confirmó que el 17 de diciembre pondrá a la venta el Classic, una suerte de mezcla entre el Q10 y el Bold (de hecho, se lo conocía como Q20). BlackBerry se anotó un punto al asociarse también con Samsung, que no ha tenido el éxito esperado con su suite de seguridad KNOX, pero que ahora tiene el respaldo de BlackBerry para tener una mayor presencia en las empresas.

Mientras, Sharp presentó un panel IGZO de 4,1 pulgadas y una resolución superlativa (y superflua): 2560 x 1600 pixeles, con una densidad de 736 pixeles por pulgada; manteniendo esa densidad podrían tener un panel de 6 pulgadas y resolución 4K.

Claro, por su parte, presentó un servicio propio de streaming de música; aunque no es una noticia estrictamente móvil, sí representa una jugada con la que busca equiparar la sociedad de Movistar y con Napster y de Personal con Spotify, en la que las operadoras buscan dar valor a su servicio y, sobre todo, al carrier billing (pagás con la factura del servicio general, algo que funciona muy bien para la compra de aplicaciones). Diría que la de Claro es la opción más débil (porque las otras dos son universales, tienen más aplicaciones y servicios), pero es probablemente más rentable. Seguir leyendo