Breve encuentro con un Galaxy S6 Edge Plus y un Galaxy Note 5; Clarín avanza sobre Nextel; Noblex tiene celulares; Amazon vende una tableta de US$ 50

Por estos días estuve probando, brevemente, el Samsung Galaxy Note 5 y el Galaxy S6 Edge Plus. Ambos llegarán a la Argentina, dice la firma surcoreana, aunque no hay fechas (y teniendo en cuenta que el Note 4 lleva poco tiempo en el mercado local sería lógico que primero llegue el S6 Edge Plus) ni precios, pero a juzgar por el de su hermano menor (y los precios internacionales) será un equipo caro.

Van acá algunos brevísimos comentarios; no es una reseña convencional -¡no hay alfajores!- pero como tampoco hay grandes sorpresas quien esté mínimamente familiarizado con el S6 entenderá de lo que hablo. Y si no, acá van algunos análisis mucho más detallados de estos dos equipos: el S6 Edge Plus según Alex Barredo en Hipertextual, el Galaxy Note 5 por Jonathan Munizaga en Wayerless (en español); del Galaxy Note 5, en GSMArena, y el Galaxy S6 Edge Plus, en Engadget (inglés). Como podrán imaginar, hay mil más.

Para mí:
-El hardware es el mismo del S6; lo que cambia es el tamaño de la pantalla, la batería, la RAM y (en el caso del Note 5) se suma el lápiz. Como era de esperar, todo es de primerísimo nivel (la pantalla, la cámara y la calidad de fabricación de los teléfonos), y ambos equipos son muy rápidos; la RAM extra le permite mantener aplicaciones abiertas por más tiempo (no tiene que recargarlas con tanta frecuencia como el S6, una combinación de la fuga de memoria de Android Lollipop y cierta agresividad que parece haber decidido Samsung). No sé cómo manejarán el almacenamiento interno para las versiones argentinas; con el hermano pequeño trajeron el S6 de 32 GB y el S6 Edge de 64 GB.
-Lo que más me sorprendió -para bien- de ambos es que su tamaño no me resultó incómodo, algo que sí sucedió en modelos anteriores (en general, me caen mejor los equipos de menos de 5 pulgadas). Sea por el grosor, por los bordes o porque ya no es tan raro usar un smartphone que obliga a tener la mano relativamente abierta. Son teléfonos indudablemente grandes (aunque más compactos que otros de 5,5 pulgadas). Y son, creo, los primeros phablet de la compañía que no me molestaría usar, más allá de que siga prefiriendo opciones más compactas. A la vez, los bordes del S6 Edge Plus, como los del S6 Edge, son algo problemáticos; la pantalla curva lo obliga a terminar en punta, y la palma de la mano lo siente inmediatamente.
-Si no fuera por el lápiz, por su diseño el Galaxy Note 5 sería un S6 Plus. Conozco poca gente que usa el Note como tal (es decir, para aprovechar las funciones que suma el puntero adicional), y creo que en este caso recibió más atención por el hecho -cierto y comprobable- de que el lápiz se puede guardar al revés -con la punta para afuera- y eso rompe el mecanismo de detección de inserción. No me pasó, pero no me parece improbable que algo así pueda pasar si se está usando para tomar notas manuscritas a las apuradas. La excusa de Samsung (leé el manual) no es suficiente.
-Hablando de notas manuscritas: el modo que permite escribir (en blanco) sobre la pantalla oscura apenas sacás el lápiz es ingenioso y útil. En general, de las ya varias generaciones de lápices que incluye la compañía, me parece que ésta es la más cercana a una escritura natural; hace tiempo que Samsung viene trabajando sobre el tema y se nota (pero habría que ver cómo se compara con la experiencia de escribir con una Surface Pro o un iPad Pro y sus lápices respectivos). Lo que es genial, no obstante, es el sistema de reconocimiento de texto manuscrito, que es lo suficientemente veloz y astuto como para permitir tomar notas a mano alzada y tener, en vez de garabatos sobre una pantalla de vidrio, un texto digital; tendrá errores de reconocimiento, casi seguro (como tipear y dejar que el autocorrector haga de las suyas), pero más de la mitad del trabajo estará hecho. Para tomar notas escribiendo a las apuradas, si se tiene una letra mínimamente clara, me resultó eficiente y atractivo: algo para lo que sí usaría el lápiz.
-El Edge Plus tiene la misma ambivalencia de su hermano menor: es -para mí- el más lindo del dúo, pero la pantalla curva casi no agrega funcionalidad extra y trae problemas de reflejos en los bordes. Sí, muestra un reloj de noche en uno de los bordes; salvo que la cama esté muy elevada sobre la mesita de luz, no aporta nada. La solapa que permite activar una vista de cinco usuarios favoritos ahora se complementa con cinco aplicaciones favoritas, y eso -más la posibilidad de elegir la altura de la solapa- es una buena adición; entiendo que una actualización para el S6 Edge activa esto también (en la versión original sólo se elegían los contactos favoritos).
-La autonomía de la batería es buena: mejor que en el S6/Edge, y logra dar una autonomía mayor a pesar de tener una pantalla más grande. Depende, por supuesto, del uso que uno le de al equipo, pero no me pareció que lograra esa sensación de ser inagotable que tenían sus predecesores. A la vez, la carga rápida debería evitar cualquier problema. Siempre llegué al fin del día sin recargar la batería, y sin preocuparme lo más mínimo por ese punto (como sí pasó con el S6).
-Samsung se las ingenió para poner dos luces de notificación al frente (la tradicional de colores arriba, una verde de carga junto al puerto USB); una pena que no se pueda aprovechar para algo más.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Un repaso por las noticias sobre celulares de las últimas semanas

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Volví. Me pongo al día con lo que me perdí en estas semanas; disculpen si algunas son noticias muy viejas. Anotarlo aquí sirve, entre otras cosas, para tener organizado el material.

La gran noticia de la segunda mitad de enero fue, sin duda, la conjunción cósmico-financiera entre el mejor trimestre de la historia de Apple y el peor de la historia reciente Samsung (me atrevería a creer que es el peor de su historia como fabricante de celulares).

Apple vendió 74,5 millones de iPhones (la mayoría, pero no todos, fueron 6 y 6 plus). Samsung -que hace tiempo no reporta números exactos- confirmó que sus ganancias cayeron un 64% respecto del mismo período de 2013. Brutal. Y reafirmó algo que ya había comentado por aquí: Samsung gana ahora más por su división de microprocesadores que por la venta de teléfonos. Allí, de hecho, confirmó la producción de su ePop, un diseño que permite montar la RAM sobre la memoria interna (eMMC) y el controlador; todo ello puede ir encima del CPU, lo que ahorra muchísimo espacio.

Ambas compañías empataron con casi 75 millones de smartphones cada una en el último trimestre del año; Samsung sigue teniendo -si se mide todo el año- una cuota de mercado global muy superior: 1 de cada 4 smartphones vendidos en el año es de Samsung (Strategy Analytics).

Seguir leyendo

Philips de doble SIM, entrevista al hombre de las antenas, y el Mundial en el celular

Esta semana estuve probando un smartphone Philips W8555 con doble SIM (un decente equipo con Android y pantalla de 5 pulgadas), y también entrevisté a Carles Puente, el hombre que llevó las antenas fractales a los celulares y logró hacerlas internas y no externas, como eran a principios de siglo.

Y en LA NACION publicamos varias notas sobre el Mundial y los celulares (por ejemplo, para ver los partidos en el celularjugar al Prode); sobre las baterías -cuya carga nunca alcanza- y qué nos depara el futuro; y sobre una resolución de la Secretaría de Comunicaciones que obliga a las operadoras locales a explicitar cómo cobra cada servicio que ofrece. Seguir leyendo

Sin comentarios

Samsung Galaxy Note 3 en el país, BlackBerry no se vende, Android domina el mundo

Las noticias que marcaron la agenda de la semana, y que reflejamos en LA NACION Tecnología, tuvieron que ver, en el ámbito local, con la llegada a la Argentina del Samsung Galaxy Note 3. Estará disponible con las tres operadoras en las próximas semanas, pero Claro es la única que publicó el precio (3850 a 4399 pesos). A fin de año llega también el reloj inteligente Galaxy Gear.

El Galaxy Note 3 es el primero de una serie de equipos que llegará al país antes de fin de año, incluyendo el LG G2, Nokia Lumia 925 y 1020, Huawei Ascend P6, ZTE Open y otros.

El miércoles que viene presentarán mundialmente el Moto G, una versión más modesta del Moto X con, al parecer, una pantalla de 4,5 pulgadas, chip a 1,2 GHz y cámara de 5 megapixeles. Eso, en teoría; lo único concreto que se conoce es el sitio web oficial. Seguir leyendo

CES 2012 Día 1: más allá de los teléfonos

Hoy arrancó oficialmente la CES (sigue hasta el jueves) y ya tenemos noticias y equipos más allá de lo que se presentó entre el lunes y el martes (HTC Titan II y Nokia Lumia 900 para la red LTE de AT&T, un par de Sony/Ericsson y de Motorolas, también para redes LTE de ese país, Intel con Lenovo).

Junté las que me parecieron más interesantes hasta ahora. Seguir leyendo