Control parental en Android, Swatch cree que llegó su hora, el problema del contrabando

Esta semana escribí sobre Family Link, la herramienta de control parental de Google para Android. Se pone a tono del resto: podés definir a qué aplicaciones accede la cuenta “infantil”, cuánto tiempo usa la tableta y en qué horario, bloquearla cuando es hora de ir a comer y no quiere, etcétera. El servicio es gratis, pero sumar cada nuevo nene o nena, como en la vida real, tiene un costo (de 30 centavos de dólar por chiquitín).

Publicamos una nota también sobre la billetera móvil en la Argentina, con desarrollos como Vale y Todo Pago, a los que se suman otras plataformas como Vinti, EcoPago o Mercado Pago, que comienzan a tener el entorno regulatorio necesario para funcionar en el país. Falta el pago con tarjetas por contacto (tipo SUBE, y como tienen las tarjetas de crédito afuera) y estamos para usar el teléfono con el Posnet.

No es novedad, pero es un tema que persiste y que con los celulares, por ahora, no tiene solución a la vista: en el país los smartphones y el resto de la electrónica de consumo tienen un precio que es el doble del estadounidense. Hay varios motivos: el de EEUU es un mercado competitivo en extremo, con márgenes muy bajos y un volumen enorme; aquí se pagan muchos más impuestos y el costo de la logística de terminar el equipo en Tierra del Fuego tiene un impacto ineludible. Cambiará eso, en teoría, con las notebooks a fin de marzo; con los celulares (sobre los que hay montada una inversión muy grande en la isla) no hay noticias por ahora. 

Swatch dice que no quiere usar Android Wear y desarrolló su propio sistema operativo para relojes (creado, en rigor, en el Centro Suizo de Electrónica y Microtecnología). Un futuro difícil, como demuestran Pebble, Fitbit y otros: no hay discusión sobre la capacidad de Swatch para hacer un buen diseño, pero la clave de un smartwatch (como en cualquier computadora) está en lo que puede hacer más allá de la relojería; en las aplicaciones de terceros. A la vez, Swatch parece estar apuntando primero a un reloj conectado (tipo Withings) antes que inteligente, donde la extensión de funciones es menos importante. Veremos recién en 2018. 

No es el camino que tomaron Montblanc (que también tiene un reloj con Android Wear, el Summit) ni Tag Heuer, que renovó su oferta de relojes ingeligentes con un segundo modelo con Android Wear y un precio bastante alto (1500 euros). La compañía dice que es modular; en la práctica, podés elegir el material de la caja, los enganches, las correas, las hebillas, etcétera. Pero no podés elegir el hardware (salvo pasarte a un reloj analógico tradicional con el mismo diseño) ni sumarle nuevas funciones, que sería lo que define a un dispositivo como modular.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Sabemos casi todo del Galaxy S8y el LG G6, la apuesta de Google con Android en Chrome OS, el teléfono lavable

Con el Congreso Mundial de Móviles en ciernes y, un mes más tarde, el debut retrasado del Galaxy S8, arrecian las filtraciones sobre ambos equipos; como viene sucediendo en los últimos años con cualquier dispositivo más o menos esperado, y gracias a una cadena de valor enorme, con muchos participantes, se filtraron ya la mayoría de sus características. Pueden ver acá qué tendrá  -en teoría- el Galaxy S8, y qué el LG G6.

Alcatel, Sony, Nokia, Huawei y Lenovo, entre otros, también mostrarán equipos; la mayoría, el domingo 26 de febrero.

Escribí también sobre Google y la apuesta que está haciendo metiendo Android en Chrome OS (algo que arrancó el año pasado, pero ahora será estándar para todos los modelos); una punto intermedio entre Windows -un único sistema operativo para todos los formatos- y Apple -un sistema operativo para cada formato-. La pelea es por tener presencia en el sistema educativo estadounidense, porque es un negocio y porque piensan a futuro: dos tercios de los adolescentes de ese país usa un iPhone.

Del otro lado del mundo, en Japón, se siguen vendiendo muchísimos celulares con tapita, los garakei; nuestro Guillermo Tomoyose estuvo en Tokio mostrando cómo son los más modernos.

Hugo Barra anunció que se va de Xiaomi para ser el nuevo jefe de realidad virtual de Facebook y no, como podía preverse, para liderar la expansión a EE.UU., la cuenta pendiente para una compañía que quiso abarcar mucho y terminó apretando poco.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Pantallas sin marco para el S8 y el G6, todos le pegan a Qualcomm, Nougat para todos

Esta semana escribí sobre la tecnología de pantallas sin marcos que en teoría veremos en el Galaxy S8 (que se presentará en abril, según los últimos rumores) y el LG G6, que debutará en el Congreso de Móviles de Barcelona, en los últimos días de febrero. La gran duda, para estos equipos, es si esa pantalla sin bordes aumentará la fragilidad general del dispositivo (el Xiaomi Mi Mix, su predecesor inmediato como teléfono “todo pantalla” no ha tenido mucha suerte en este punto) y dónde se ubicará el sensor de huellas digitales del S8.

Este domingo a las 10 de la noche Samsung planea dar una conferencia de prensa con los resultados de su investigación sobre la falla del Galaxy Note 7; según el Wall Street Journal, que accedió al informe, el problema está en el tamaño irregular de las baterías y en algunas fallas de manufactura del otro proveedor de baterías.

A propósito de esto último, y teniendo en cuenta que son muchos los dispositivos que tienen o han tenido este dispositivo (más allá de que en el Note 7 haya sido muy evidente), un grupo de investigadores presentó un diseño de batería que tiene un retardante de fuego para evitar que se incendie en el caso de una falla.

En otro orden de cosas, el Super Mario Run llega a Android en marzo, cuatro meses después de su versión para iPhone.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Del teléfono con pantalla sin bordes al modelo multimarca; de las ventas en la India y en China a la discusión por el celular en el colegio

En términos de novedades, la noticia de la semana fue el Xiaomi Mi Mix, un smartphone “conceptual” (que en este caso significa que estará disponible en pocas unidades) y que marca parte del camino que seguirá, probablemente, el resto de los fabricantes en el futuro próximo.

Lo más notable es la pantalla casi sin marco visible, que elimina la zona sin pantalla del borde superior, donde normalmente va el auricular, la cámara frontal y los sensores de proximidad. Impactante, pero queda la duda de la durabilidad (el cuerpo del equipo es de cerámica muy dura, pero no hay margen de protección para la pantalla) y la conveniencia de algo así. En principio es genial, porque logra incluir una pantalla enorme de 6,4 pulgadas -Full HD- en el cuerpo de un teléfono de 5,5 pulgadas grandote; pero quizá haya que modificar el modelo de interacción para tener en cuenta esta idea de un teléfono ideal (todo pantalla). Tampoco está claro cuánto -o en qué momento- se aprovecha esto versus un teléfono que tiene mínimos bordes laterales -ya hay varios- pero deja lugar en el borde superior e inferior para usarlo con el teléfono en posición apaisada, por ejemplo. Veremos.

La otra gran noticia tuvo que ver con la llegada -en tramos regionales- de las videollamadas en Whatsapp, que va habilitando en forma gradual. ¿Más tarde que todos sus competidores? Seguro; pero ninguno de ellos tiene la presencia que tiene la compañía (en llamadas de voz, por ejemplo, ya es el más usado como alternativa a la llamada tradicional en el país, según un estudio de Carrier y Asoc)

Durante la semana prestamos atención también a los dos gigantes de la industria: Apple, porque reportó un trimestre flojo (tres trimestres en declive en ventas de smartphone). Sigue siendo un problema lindo para tener, igual, el pensar cómo vender más iPhones. En el gráfico falta el último trimestre que reportó la semana pasada: 45,5 millones de iPhones (es el cuarto trimestre fiscal del año).

Y Samsung, porque siguen los rebotes de la debacle del Galaxy Note 7: desde la gente que se niega a dejar de usarlo hasta por qué todo salió tan mal (nadie sabe muy bien, pero la falta de comunicación interna dentro de la compañía mientras intentaban encontrar el problema es un factor fundamental). Lo que sí se sabe es que destruyó las ganancias que podía tener este trimestre.

Hablamos también de la polémica decisión del Gobierno bonaerense de habilitar el uso de los celulares en el aula: son a la vez una herramienta del siglo XXI, y una opción muy sofisticada para distraerse. Y no está del todo claro su beneficio educativo. Más lógico es que lleven tabletas y notebooks, aunque choquen con una realidad: múltiples estudios que hablan de la influencia positiva de leer en papel y de escribir a mano.

En el Gobierno dicen que llevan vendidos 600.000 smartphones 4G de 2200 pesos o menos. Como siempre, el punto está en si los hubieran vendido sin el plan de promoción; la lectura general que hacen en la industria es que tuvieron un efecto “dinamizador” de las ventas que -igual- están cerrando un año flojo (10 millones de teléfonos es el estimado para 2016, un 20% menos que en 2015, que ya era un año con menos ventas).

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios