ARM, de Inglaterra a Japón; los celulares 4G del Ahora 12; los mil millones de Facebook; qué trae Gorilla Glass 5

La noticia de la semana fue la compra que hizo el gigante japonés Softbank de la inglesa ARM, la que diseña el chip del 95 por ciento de los smartphones y tabletas que se venden en el mundo, y que luego otras compañías (Qualcomm, Mediatek, Apple, Samsung, Nvidia, etcétera) transforman en silicio (y adaptan, en algunos casos, a sus necesidades). Notable por el monto y por el largo plazo en el que piensan los japoneses, y también por lo “seguro” de la apuesta: gracias a su sistema de licenciamiento ARM domina el mercado de una manera que Intel no pudo (ni podría).

A propósito, estuve hablando de eso y otras cosas en Binarios, el podcast de Angel Jiménez. También recomiendo (en inglés) este texto de Charles Arthur pensando a ARM como una compañía inmaterial (tiene sólo empleados que diseñan chips) versus Intel, que tiene que calcular (y recuperar) inversiones enormes en sus plantas de fabricación de procesadores.

Esta semana hubo más información sobre los celulares 4G que se podrán comprar en la Argentina con Ahora 12 (equipos por 2200 pesos y 12 cuotas, en general con 1 GB de RAM y procesadores de doble o cuádruple núcleo).

Se supo también que Facebook Messenger ya tiene mil millones de usuarios (un poco menos que Whatsapp, que también es de Facebook).

Huawei, mientras, estuvo mostrando lo que promete el 5G (que la industria espera que esté disponible en forma comercial para 2020) y que a priori tendrá más impacto en el ámbito industrial (sobre todo, por la baja latencia, clave para control a distancia de dispositivos) que para el usuario final, donde la descarga de contenido audiovisual será más veloz, pero -insisto, por ahora- no mucho más.

Publicamos también una evaluación del Blu R1 HD, un teléfono que Amazon vende en EEUU a 50 dólares a cambio de ver publicidad en la pantalla de bloqueo. El precio estándar es del doble.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Moto E con 4G, el Galaxy S6 llega a la Argentina, murió el padre del SMS, Xiaomi vende más, BlackBerry con Android (quizás)

El fin de semana pasado no hubo Movilandia, así que vamos con dos semanas de noticias sobre móviles, comenzando, como siempre, por lo que publicamos en LA NACION Tecnología.

Estuve probando el Motorola Moto E con 4G que se vende en el país; acá tienen la reseña de este equipo, sólido en prestaciones y rendimiento para un smartphone económico.

Mientras, llegó al país el Samsung Galaxy S6, también con el S6 Edge; el Edge sólo está disponible en 64 GB, y el otro solamente en 32 GB; no estoy seguro que la diferencia en precio (12.000 vs 10.000. aproximadamente) justifique la inversión. Estará disponible a mitad de julio.

En el ámbito regional hubo dos noticias importantes: por un lado, el debut de Xiaomi en Brasil (el primer país fuera de Asia al que llega) con un smartphone de gama media, para competir con el Moto G; por otro, la multa a las cuatro operadoras de ese país por no ser claras al ofrecer planes de Internet ilimitados.

Otras noticias: la triste muerte de Matti Makkonen, uno de los creadores del SMS, a los 63 años; la llegada de las llamadas de voz al Whatsapp de Windows Phone; la disponibilidad oficial del Microsoft Office en Android (deja de estar en beta); y la posibilidad de usar el Facebook Messenger sin cuenta de Facebook. Alguna vez parecía que el número de móvil sería cada vez menos importante, cayendo en desuso a manos de un nombre de usuario, pero parece que todavía tiene cuerda para rato. Una más: el fin del roaming dentro de Europa para 2017; todo se tasará como una conexión local para las líneas de ese país.

Seguir leyendo

La locura por las llamadas del Whatsapp, la plataforma del Facebook Messenger, un GPS cuasi gratis, la batería (y la memoria) del Galaxy S6, y más

Esta semana, una de las compañías que estuvo en el centro de las noticias sobre móviles (en la Argentina, al menos) fue Facebook. Primero, por el anuncio de que transformará a Messenger en una plataforma en la que se pueden sumar aplicaciones de terceros, mejorando la interacción y el contenido disponible para intercambiar en el mensajero. ¿Nuevo? No; varios de sus competidores (Line, Viber, WeChat) ya hicieron de su mensajero instantáneo un centro de consumo multimedia. En el caso de Facebook, lo notorio es a) la escala y b) que es Facebook.

En paralelo, Whatsapp (por las dudas: también es de Facebook) sigue habilitando por tandas las llamadas de voz del mensajero en su versión de Android (en BlackBerry 10 permite recibirlas); en unas semanas estará en iOS y Windows Phone. La falsa escasez (lo habilitan por unos días, requiere alguien “infectado” para propagarlo) viralizó el asunto, al punto de que la gente deja sus números de teléfono en los comentarios de las notas pidiendo que le habiliten algo que, en rigor, ya existe en múltiples herramientas (incluyendo el Facebook Messenger, donde funciona muy bien).

Pero la otra pregunta por hacerse es por qué Facebook eligió al Messenger antes que a Whatsapp para hacer un producto multiuso. Los mismos ejecutivos de Whatsapp dicen que la misión de su mensajero no cambió, y que parte de su escenario de uso (con un Nokia S40 en una zona con Edge, digamos) haría que la aplicación se hiciera muy pesada y rompiera su tradición de sencillez (ReadWrite). El Messenger, además, arrastra, para mí, ya una imagen “sucia” que Whatsapp no tiene: es parte de Facebook, es “esperable” que tenga toda clase de funciones más allá del chat. Y es por eso, también, que a la larga será más fácil unirlo, integrarlo, vincularlo, con el resto de las experiencias de uso de Facebook (más allá de que la compañía esté apuntando a aplicaciones especializadas antes que a una sola herramienta multipropósito como hacía antes). Bonus: en PostPC tienen un buen panorama de qué es Whatsapp y cómo se compara con sus competidores.

Mientras Twitter lanzó Periscope (que transmite video por streaming con la pantalla en vertical; es decir, 100% smartphone), Microsoft confirmó que su Office vendrá preinstalado en tabletas de Samsung y Dell, y en algunos teléfonos, como el Galaxy S6.

En el ámbito local, la noticia fue, por un lado, que en 2014 el 84 por ciento de los teléfonos celulares vendidos en el país fueron smartphones. Por otro, el rebote local de una pelea entre Claro y Motorola en México hizo que se dejen de vender los equipos de esa compañía en nuestro país; por ahora no hay noticias de su resolución (de hecho, ninguna de las dos empresas acepta que haya un problema). Seguir leyendo

Probando el Samsung Galaxy S5; llega el celular Fire de Amazon (que se asocia con BlackBerry); pantallas redondas, músculos artificialesy más

Esta semana publiqué una reseña del Samsung Galaxy S5 en su versión local, con chip Exynos de ocho núcleos y sin LTE, y un precio de 7200 pesos para arriba, según plan y operadora. El que no tenga LTE es una pena, realmente, aunque me temo que muchos usuarios le ponen más fichas a este servicio que las que tendrá inicialmente. Pero para una compra a largo plazo (para los que no cambian de teléfono todos los años) es un punto negativo. Para peor, Samsung presentó en Corea esta misma semana una versión mejorada del S5, con sporte para LTE Advanced, pantalla QHD (como el LG G3) y todos los chiches. Ya hizo algo así con el S4.

En el contexto internacional, la gran noticia fue el anuncio del Amazon Fire, un smartphone que se suponía rompería con todo y en la práctica es un carrito de compras móvil. Muy bueno, claro; pero es primero un vehículo para abastecer a los clientes de Amazon Prime y luego un smartphone para el resto. Su interfaz 3D suena interesante, aunque superflua (cambia la perspectiva de lo que ves en función de la posición de tus ojos y de la inclinación del equipo). Igual, por ahora es sólo para EEUU. Seguir leyendo

Nexus 5 y Moto G libres, Dropbox tiene galería de fotos, iOS 8 y más

LG Nexus 5 - Motorola Moto G - Nokia Asha 503

LG Nexus 5 – Motorola Moto G – Nokia Asha 503

¿Qué pasó esta semana que termina en lo que refiere al mundo móvil?

Primero, varias noticias locales de venta: se viene el Nexus 5 a mitad de año (sin línea), quizá a 9000 pesos (mi estimación en base a algunas cosas que me comentaron), mientras que Motorola ofrece finalmente su Moto G de 16 GB sin línea por 3999 pesos, y Nokia comienza a ofrecer en el país su Asha 503 por 899 pesos (con abono, está supuestamente con las tres operadoras). Ah, y se viene al país el Ascend P6 de Huawei, nomás, aunque no hay fechas (sólo un escueto “en los próximos meses” de la compañía al inaugurar sus oficinas locales).

Esta misma semana nos enteramos que una compañía israelí creó un cargador que le da a la batería un shot de energía, y la carga en 30 segundos… aunque luego se supo que la carga equivale, en rigor, a 3 horas de autonomía. Igual sigue siendo un prototipo. Seguir leyendo

Windows Phone se renueva, el iPhone se agranda, el celular modular sigue avanzando, las cámaras suman funciones

Varias noticias interesantes tuvimos esta semana.

Les conté hace unos días sobre lo nuevo que trae Windows Phone 8.1: en muchos aspectos de funcionalidad representa una actualización mayor que el salto del 7.8 al 8, sobre todo para el usuario final (el centro de notificaciones, símil Android, es clave, lo mismo que el teclado tipo Swype), y más allá de Cortana, el asistente digital que parece estar a la altura de sus competidores, pero que sigue siendo, para mí, un área de utilidad limitada. Pero la actualización en general, que estará disponible para todos los teléfonos con Windows Phone 8.1, trae muy buenas novedades.

Que ahora Windows Phone sea gratis (y Windows 8 para equipos con pantallas de 9 pulgadas) es un bombazo, en términos de la visión de mundo que tuvo Microsoft a lo largo de su historia. Dependiendo de cómo lo veas, claro, es un manotazo de ahogado o una jugada maestra; pero no es algo que la compañía haya hecho proactivamente, sino reaccionando a una situación medio límite (tienen un largo camino para competir con Android, que es gratis en teoría, aunque no en la práctica) y apostando, como Intel, a no quedarse afuera de la próxima gran plataforma informática (la de la Internet de las cosas, que Microsoft destacó explícitamente). Es, también, una manera de aplacar un poco a sus socios de hardware, ahora que compite con ellos. Seguir leyendo