DxOMark, la cámara del iPhone 8, HTC y Google, las piezas de Fairphone

Esta semana escribí sobre dos temas: la posibilidad, si tenés un Fairphone, de actualizar la cámara sin cambiar el equipo. Es genial; lo definí, para fastidio de los comentaristas de LN, como un “sueño hecho realidad”, pero realmente es un logro enorme para una compañía minúscula… más allá de que el grueso del mercado vaya por otro lado (el teléfono como viene, y si querés más tenés que comprar otro).

El otro tema es la ¿compra? ¿inversión? de Google en HTC; mil millones de dólares por 2000 empleados. La compañía sigue avanzando hacia la integración vertical, pero siguiendo a Microsoft, no a Apple. La semana próxima se presenta el Pixel 2, pero lo interesante será ver qué logra hacer la compañía para 2018 (con un año de trabajo “integrado” tras de sí).

También fue tema esta semana la disponibilidad de iOS 11 para los smartphones de Apple de los últimos cinco años (aunque al iPhone 5s, previsiblemente, le impone un traqueteo importante, según los usuarios). Una de las cosas que habilita iOS 11 es ArKit (disponible en el 6s o superior) y es fantástico como concepto, y como herramienta para definir lo que es la “verdadera” realidad aumentada. Otra es dejar fuera todas las aplicaciones de 32 bits, así que habrá “limpieza” de aplicaciones anticuadas.

Entre otras noticias, lo importante de la venta que hizo Toshiba de su división de semiconductores (además de los 18 mil millones de dólares que recibe) está en que Apple y Dell, entre otros, se aseguran el abastecimiento de chips flash ajustados a sus necesidades.

Y lo importante de la noticia de que Samsung ya permite desactivar (parcialmente) el botón para llamar a Bixby en el S8 es que… Bixby es -por ahora la menos- un fracaso. Por la lentitud del despliegue idiomático, porque no aporta nada diferente. Veremos si mejora con el tiempo. 

Huawei, por su parte, vende en la Argentina al Mate 9 Lite en una edición firmada por Messi… que es más barata que la normal.

 

Más noticias del mundo móvil 

Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Moto G4 Plus y el Vibe K5, el vuelo vertical de Google, la parábola explosiva del Galaxy Note 7

Esta semana estuve probando dos teléfonos, ambos de Lenovo: el Moto G4 Plus y el Vibe K5; el primero es muy recomendable como equipo no tan económico, el segundo un poco menos, principalmente porque lleva una mayor impronta de Lenovo; cuál será su impacto en el mercado local (y cómo esa impronta influirá en la oferta de móviles de la compañía) es todavía un misterio.

En LA NACION Tecnología también estuvimos probando el Sony Xperia X, que ya se vende en la Argentina, y que representa un cambio en el ritmo de presentación de equipos de la compañía japonesa (en los últimos tiempos tardaban un año entre su anuncio internacional y su llegada al país). Es cada vez más una marca de nicho, pero sigue siendo interesante.

La pesadilla del Galaxy Note 7 no parece tener fin para Samsung: ya son cinco los casos reportados de teléfonos “corregidos” (es decir, que en teoría son seguros y que no tienen el problema de la batería) que se prendieron fuego después de la campaña de recambio de los equipos originales. Las operadoras de Estados Unidos frenaron las ventas de este teléfono maldito mientras Samsung investiga los casos (The Verge).

Las oficinas de Samsung en estas semanas serán un infierno, pero eso no evitó que la compañía comprara Viv, la firma de los creadores de la versión original de Siri, y que hoy tienen Viv, un asistente digital muy moderno y, dicen algunos, más avanzado que Google Assistant, sobre todo en la capacidad para comprender órdenes complejas, entender contexto, etcétera. Va camino a reemplazar a S Voice y a ser el alma del centro de comando hogareño que prepara la compañía (y que en rigor ya intentó imponer en sus televisores, sin éxito).

El centro de comando hogareño es a lo que apunta Google con Home (un parlante al estilo Amazon Echo; le hablás y te responde en forma oral; ya que es la única interfaz para interactuar con el dispositivo; la idea es que a futuro sea muy flexible en la cantidad de servicios con los que puede vincularse). Es parte de la transición de Google a ser una empresa de hardware (en parte ya lo era), pero no con un diseño vertical puro como el de Apple (y otros fabricantes pre-Android como BlackBerry o Nokia), en el que software y hardware se hacen en un mismo lugar; Google va a un sistema mixto como el de Microsoft: tener su propia línea de dispositivos de muy alta gama, y competir con los mismos socios que llevaron a la compañía a dominar su segmento.

Como lo puso The Verge: el Pixel es un iPhone, los lentes de realidad virtual son el Samsung Gear VR de Google, el parlante Home es el Amazon Echo, el router Google WiFi (que funciona como una repetidora para extender la cobertura) es igual al Eero.

Los flamantes teléfonos Pixel son atractivos, aunque poco novedosos, más allá del énfasis que hicieron para mostrar cómo, por ejemplo, redujeron la latencia en la interfaz de usuario, algo que sólo lograron teniendo un control absoluto sobre el hardware: otro elemento más para comprender el posicionamiento de estos equipos, en disputa directa con el iPhone y a la vez muy de nicho.

Esta semana también hubo problemas en la red de Personal, que actualizó su infraestructura y dejó sin llamadas de voz (y sin conectividad, en algunos casos) a un millón de clientes.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Del teléfono gaseoso al reloj modular, de los usuarios que dejan más plata a las evaluaciones de laboratorio

Esta semana escribí sobre Blocks, el reloj inteligente modular (le podés agregar funciones extra sumando eslabones a la correa). Una idea muy geek todavía, pero igualmente interesante.

También hablamos de Pepsi y su incursión en la tecnología con un smartphone que llevará su marca en China; me hace acordar a los teléfonos celulares de 5 dólares que se ven en algunas ferias de tecnología, equipos descartables a los que le podés poner tu logo y usar como regalo corporativo.

En nuestro país, las compañías de celulares se preparan para el trimestre más fuerte del año (el último, que combina el día de la madre con la Navidad), Reyes, etcétera) y presentaron dos equipos nuevos en el país: el flexible LG G Flex 2, y el Sony Xperia M4 Aqua.

También publicamos una nota sobre la disputa legal que tiene Apple con la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, por una patente que protege una tecnología en uso en el chip A7 de AppleSeguir leyendo

Sin comentarios

Probando el nuevo Moto G; se actualizan los Nexus con Huawei y LG, que también tiene un teléfono de doble pantalla; Alcatel trae su Idol reversible

En una semana bastante agitada en el ámbito local y el internacional hubo varias noticias que reflejamos en la sección Tecnología de LA NACION.

Por un lado, estuve probando el Motorola Moto G de 3ra generación: tiene 4G (AWS+APT), la cámara del Nexus 6, una pantalla de 5 pulgadas y mantiene sin titubeos la corona del mejor equipo en su rango de precio.

Hablando de 4G: Ariel Torres publicó una muy completa columna sobre cómo aprovechar mejor el 4G, evitar que se coma vivo tu abono de datos, etcétera.

En el país, Alcatel presentó el Idol 3 que había anunciado en el Congreso Mundial de Móviles en marzo: un equipo de muy lindo diseño, con la particularidad de que es algo así como reversible: con micrófonos y parlantes en ambas puntas, nunca está “al revés” cuando lo usás (tanto para hablar por teléfono como para usar las aplicaciones).

En el mundo, Google renovó su línea Nexus con dos modelos, Huawei Nexus 6P y el LG Nexus 5X, ambos con Android Marshmallow, sensor biométrico y USB-C, además de una cámara con sensor Sony de 12,3 megapixeles que ya está muy bien rankeada (en DxOmark, por ejemplo). Tienen muy buena pinta los dos. También adelantó -sin demasiados detalles- la tableta Pixel C, con hincapié en el teclado desmontable (símil Surface Pro/iPad Pro).

LG, por su parte, presentó el teléfono V10 con doble cámara frontal (de 80 y 120 grados, para autofotos grupales y demás) y doble pantalla: a la convencional le suma una cinta de notificaciones, sensible al tacto, para mostrar información cuando la otra pantalla está apagada. El resto del hardware es de muy alta gama, incluyendo una cámara que graba en 4K con funciones de edición del video y el audio. También presentó una segunda versión de su reloj Watch Urbane que tiene la particularidad de ser el primer modelo con Android Wear en tener conexión 4G propia. LG ya tenía un reloj Watch Urbane con LTE, pero usando su propio sistema operativo, WebOS (Tecnogeek).

Esto, en el marco de la salida a la venta del iPhone 6S/6S Plus: Apple vendió 13 millones de unidades en un fin de semana, superando la marca anterior (10 millones para el 6) pero ahora incluyendo a China en los primeros días de venta. Seguir leyendo

Sin comentarios