Moto Z Play en la Argentina, la vuelta de Nokia, los relojes no encuentran su tiempo

Esta semana hablamos de Lenovo por dos motivos: uno, porque finalmente le puso precio al Moto Z Play en la Argentina; lo va a vender con todos los accesorios (módulos), algo bastante inusual por estas tierras. Lo otro, porque dijo que por ahora no sigue avanzando en el mercado de los relojes inteligentes: no hay suficiente interés para su propuesta. Esto llega cuando todos los rumores dicen que Fitbit se quedó con Pebble, el pionero de los smartwatches, para ampliar su cartera de productos (y, sobre todo, acceder a su sistema operativo y su ecosistema de aplicaciones.

Y de Nokia que -como se venía diciendo desde el año pasado- vuelve en 2017 a vender smartphones, pero con Android. ¿Es un teléfono chino con el logo de Nokia y ya? No, pero tampoco esperen que sea un éxito masivo de ventas. En el mejor de los casos (y sería un exitazo) llegará al nivel de ventas de Oneplus (un millón de unidades al año, por ejemplo). En el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona (fin de febrero) tendremos más detalles.

A propósito de lo de Nokia (y de OnePlus, para el caso), es interesante esta columna de Ben Bajarin, donde argumenta que intentar participar en la categoría “otros” (en este caso, en el 50 por ciento del mercado que no dominan los cinco mayores fabricantes de smartphones) termina, casi seguro, en el fracaso, cuando es un mercado que -como el de los smartphones- está maduro y estable: los grandes van ocupando cada vez más terreno en virtud de la simple economía de escala. Un negocio para pocos. (TechPinions)

En Xataka, mientras, hacen un repaso por lo difícil que es lograr obtener un magro peso de la venta de smartphones; como en el mundo PC, se trabaja -salvo Apple e, inesperadamente, Sony- con márgenes de ganancias mínimos. (Xataka)

También comentamos la existencia de Gooligan, un malware que intenta robar credenciales de Google de los usuarios que infecta y que ya afectó a un millón de cuentas. Pero sólo hay peligro si instalás aplicaciones por fuera de la tienda oficial.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

ARM, de Inglaterra a Japón; los celulares 4G del Ahora 12; los mil millones de Facebook; qué trae Gorilla Glass 5

La noticia de la semana fue la compra que hizo el gigante japonés Softbank de la inglesa ARM, la que diseña el chip del 95 por ciento de los smartphones y tabletas que se venden en el mundo, y que luego otras compañías (Qualcomm, Mediatek, Apple, Samsung, Nvidia, etcétera) transforman en silicio (y adaptan, en algunos casos, a sus necesidades). Notable por el monto y por el largo plazo en el que piensan los japoneses, y también por lo “seguro” de la apuesta: gracias a su sistema de licenciamiento ARM domina el mercado de una manera que Intel no pudo (ni podría).

A propósito, estuve hablando de eso y otras cosas en Binarios, el podcast de Angel Jiménez. También recomiendo (en inglés) este texto de Charles Arthur pensando a ARM como una compañía inmaterial (tiene sólo empleados que diseñan chips) versus Intel, que tiene que calcular (y recuperar) inversiones enormes en sus plantas de fabricación de procesadores.

Esta semana hubo más información sobre los celulares 4G que se podrán comprar en la Argentina con Ahora 12 (equipos por 2200 pesos y 12 cuotas, en general con 1 GB de RAM y procesadores de doble o cuádruple núcleo).

Se supo también que Facebook Messenger ya tiene mil millones de usuarios (un poco menos que Whatsapp, que también es de Facebook).

Huawei, mientras, estuvo mostrando lo que promete el 5G (que la industria espera que esté disponible en forma comercial para 2020) y que a priori tendrá más impacto en el ámbito industrial (sobre todo, por la baja latencia, clave para control a distancia de dispositivos) que para el usuario final, donde la descarga de contenido audiovisual será más veloz, pero -insisto, por ahora- no mucho más.

Publicamos también una evaluación del Blu R1 HD, un teléfono que Amazon vende en EEUU a 50 dólares a cambio de ver publicidad en la pantalla de bloqueo. El precio estándar es del doble.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Llega el iPad que es una notebook pero no lo es; Qualcomm busca su destino con un nuevo chip; se vienen los sensores de cámaras con puntos cuánticos

Una semana más en el mundo de la computación móvil. Vamos, como siempre, primero a las notas que fuimos publicando en Tecnología en LA NACION y luego a algunas otras cosas que me parecen relevantes.

Escribí sobre Qualcomm, que esta semana presentó su Snapdragon 820, el procesador que -espera la compañía- será el motor principal de los smartphones de alta gama de 2016; Sebastián Davidovsky estuvo en la presentación en Estados Unidos. Es un momento complejo para la empresa, amenazada por la decisión de Apple y, en menor medida, de Samsung y Huawei de hacer sus propios procesadores; al Kirin 950 que Huawei mostró la semana última se suma el nuevo Exynos de Samsung (9to5google).

La otra gran noticia de la semana, claro, fue la salida a la venta del Apple iPad Pro (dos reseñas en español: en Hipertextual y en El Mundo), que generó una polémica a esta altura bastante estéril: la discusión entre si es un reemplazo para una notebook o no. Así como se dice que la mejor cámara es la que se tiene cuando se quiere sacar la foto, lo mismo se aplica, en un punto, para este equipo. La mejor computadora es la que se tiene a mano, digamos. Para quien necesite correr ciertas aplicaciones especiales o conectar un periférico por cable o tener otro tipo de flexibilidad a la que ofrece iOS, no sirve; para quien ya usaba una tableta con teclado -algo que existe hace muchos años- esta versión ofrece una pantalla mucho más grande (el hardware es más poderoso, sí, pero eso es un cambio más generacional que conceptual), sobre todo para quienes usan una notebook al estilo ChromeOS (web, chat, mail, redes sociales y escribir algo de texto, etcétera). ¿Es para todos? No. Pero no tiene por qué serlo. 

Dos pensamientos más: uno, que el iPad Pro (y la Surface Pro 4, etc.) plantean el modo de uso que supuestamente no funciona (tocar una pantalla que está detrás del teclado) porque obliga a una postura incómoda: se lo suele llamar el brazo gorila. La otra es que con este dispositivo, Apple propone una misma interfaz de usuario (con algunos cambios, sin duda) para tres interacciones conceptuales (teléfono, tableta, portátil) que implica, en un punto, una revalidación de algunas ideas de Microsoft (la interfaz de usuario “universal” de Windows 10 que se adapta a esos mismos tamaños), más allá de que no es exactamente lo mismo: iOS tiene modos de uso en el iPad Pro que no están en un iPad más chico; MS le agrega una mayor complejidad con la disponibilidad del Escritorio entre las opciones (pero es la alternativa que le permite, en un punto, evitar el brazo gorila). Android, dicho sea de paso, está en el mismo camino (que comenzó a transitar, fuera del control de Google, en los albores de este blog) con la Pixel C, la tableta de Google con teclado. Está también, otra idea dando vueltas: que hoy hay más gente familiarizada con Android (y con iOS, dependiendo del mercado) que con Windows, y que pasar a una versión “grande” de ese modelo de interacción basado en lo táctil será un salto más sencillo que cambiar a otro, sobre todo para los más jóvenes (que ya tienen incorporado el modelo mental de interacción basado en la pantalla táctil y no tendrán, quizás, tanto interés en el mouse).

A propósito: cómo funciona el lápiz en el iPad Pro vs el Surface Pro 4:

Más notas:  Escribí también sobre Opera Max, una herramienta para economizar el consumo de datos en un smartphone con Android (es un intermediario que comprime los datos como hacía con el navegador, pero funcionando para casi todas las aplicaciones); también, sobre Sherpa Next, el asistente digital nacido en España que ahora funciona en Android y en iOS y busca ganar adeptos en América latina. Y entrevistamos a Craig Dehner, uno de los creadores de algunos de los elementos claves de iOS, y uno de los expertos mundiales en animación de aplicaciones.

¿Pasaron más cosas? Sí: TAG Heuer sacó su reloj con Android Wear (y chip Intel, como los Fossil de la semana pasada); Google agregó una función oficial para descargar mapas offline en Maps (no tan sofisticada como la de Here/TomTom/etc., pero igualmente útil). Ya estaba la herramienta, pero más escondida.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Presentan el Galaxy Note 5, tres mensajeros instantáneos nuevos, Cyanogen crece, HTC y Motorola se ajustan el cinturón

La noticia de la semana en lo que refiere a móviles fue, sin dudas, la presentación del Samsung Galaxy Note 5 (que por ahora no traerán oficialmente a la Argentina ni al resto de América latina) y del Galaxy S6 Edge +, dos equipos de muy buena pinta para quienes buscan teléfonos de ese tamaño, y un segmento en el que la compañía todavía sigue marcando el ritmo. La compañía sigue refinando su propuesta (aunque las diferencias con el S6 más allá del tamaño son mínimas), aunque de nuevo hay polémica entre los que añoran dos elementos clave hasta ahora (batería removible, almacenamiento expandible) que ya no están; encima no hay versión de 128 GB como se dijo en un primer momento. Llamativo también, es que la compañía ignore el USB C, aunque probablemente lo veremos en toda la línea el año próximo. Muy interesante es el teclado físico para el Edge como accesorio removible; como el del Sony Ericsson P800, es puramente mecánico (no tiene batería, no requiere vínculo Bluetooth, etcétera) lo que me parece un acierto; las primeras pruebas, no obstante, no hablan muuuy bien de él (en The Verge, pero hay varias más).

Esto, mientras finalmente pusieron en venta el Galaxy Note 4 en la Argentina (tiene un precio similar al S6), un año después de su debut internacional, y más de medio año después de su fecha original de llegada al país (fin de 2014). Las razones parecen ser logísticas; algo similar le pasa a Sony con los Xperia. El paso por Tierra del Fuego (y el envío de dólares al exterio) complica las cosas, aunque también hay, probablemente, una cuestión de prioridades: ambas compañías han logrado traer otros equipos más rápido (el S6 salió a la venta con unos respetables tres meses de demora respecto de su presentación internacional) y otras han tenido, en un mismo año, teléfonos muy rápido (el Moto E 2015 llegó un mes y medio después de su anuncio) y con mucha demora (el Moto X 2014, en marzo/abril de este año).

Esta semana escribí sobre Coradir, una firma local que presentó un smartphone con Android y control parental incorporado, y sobre las alternativas para el resto de los equipos; también sobre los nuevos mensajeros instantáneos (de Yahoo con su videochat silencioso; Microsoft con una vuelta de tuerca al e-mail, además de Twitter gracias a la eliminación del límite en los mensajes directos) que buscan su lugar en un mercado en el que si hay algo que no falta es este tipo de cosas.

También publicamos una reseña de dos tabletas de marca nacional; la Banghó Aero J08, una (para mí) agradable sorpresa, con pantalla de 8,9 pulgadas y Windows 10; y la Noblex Star Wars (Android, pantalla de 7″), ideal para los amantes de la saga que vuelve a los cines a fin de año. Un punto interesante es que ambas usan un procesador de Intel, algo inusual en equipos de este rango de precios (en el país, al menos). Seguir leyendo

El Xperia Z3 llega al país, presentan un teléfono para acariciar, vuelve Windows Mobile y presentan un chip de 10 núcleos

 

Esta semana publicamos en LA NACION Tecnología varias notas sobre móviles. Conté sobre el Nubia Z9, un smartphone que tiene sensores táctiles en el marco, por lo que con una “caricia” específica sobre los laterales -es decir, sin tocar la pantalla ni un botón- se puede activar un comando (algunos, muy naturales, son un hallazgo; otros no tanto).

En el plano local, Sony presentó finalmente el Xperia Z3 (sólo disponible, por ahora, sin línea a $ 17.000, aunque las tres operadoras locales lo venderán en las próximas semanas), relevando al veterano Z1 (nos saltamos al Z2). No hay noticias por ahora del Z3 Compact, que me resulta más atractivo.

Pero en el plano local este será probablemente el año de los gama media (hay que hacer rendir los cupos de dólares) así que todavía hay chances.

Mientras, BGH y Archos renovaron su oferta de teléfonos libres, pero con el aditamento de ofrecer doble SIM (y no mucho más).

Esto, en un marco en el que crece el acceso a Internet desde el teléfono en el país, y podría superar a la conexión fija como punto de entrada a Internet para 2017.

Microsoft confirmó que Windows Phone pasará a ser Windows 10 Mobile, un gesto lógico, pero que recupera el nombre que tuvo en el período más oscuro de la estrategia móvil de la compañía.

A la vez, la compañía sugirió que las actualizaciones del Windows continuo llegarían directamente al usuario, sin depender de la aprobación de la operadora (ZD Net). Difícil que logren un pase libre al estilo iPhone (que, a propósito, no es tal, sino que resulta del testeo previo que le permite el control total de la plataforma, como le explicó a Gizmodo un ejecutivo de Sprint hace un tiempo); suena a algo más parecido a la estrategia reciente de Google (separar servicios y aplicaciones para actualizarlas directamente en la tienda) pero, quizás, con mayor profundidad (actualizaciones de seguridad, cosas así).  Seguir leyendo

LG G4, Moto E con 4G en el país, dos smartphones económicos, y por qué Windows 10 para móviles está cambiando

Un ZTE Open II junto a un Alcatel Pop C1

Durante la semana que termina hubo varios anuncios relacionados con los teléfonos móviles, sobre los que escribí en LA NACION Tecnología.

El más importante es la presentación del LG G4, por múltiples razones; LG es uno de los 5 mayores fabricantes de smartphones del mundo y eso solo es importante, pero además viene con mucho éxito en su línea más reciente de teléfonos, que el LG G4 intentará mantener a base de una tapa de batería de cuero (removible, como su batería, punto a favor -para algunos- frente al Galaxy S6) con una costura en el medio que no me convence; una cámara todavía más rápida y precisa que la anterior, y una pantalla que sigue siendo QHD pero ahora mejora la del G3 (misma resolución, pero no tan buena calidad, en teoría, en lo que refiere a brillo/contraste). Y trae puntos cuánticos, nueva combinación de tecnología y marketing al que están apuntando todos los fabricantes de pantallas. Las primeras impresiones del LG G4 han sido, en general, muy positivas.

Actualización: en Phonearena publicaron una detallada reseña del teléfono.

En el ámbito local, la nota la dio esta semana Motorola, que puso en venta en la Argentina el Moto E con 4G apenas un par de meses después de hacer su debut internacional. Mezcla algunas características del Moto E original con el Moto G con LTE original, pero el resultado parece ser bueno (e incluye las notificaciones con la pantalla bloqueada, disponibles hasta ahora sólo en el Moto X; es incomprensible que no esté en el Moto G de 2da generación). Precio: 3500 pesos con las operadoras, 3900 pesos libre en unas semanas (según Motorola).

Esta semana también publiqué mi reseña de dos smartphones muy económicos (menos de mil pesos), el ZTE Open II, que marca el debut de Firefox OS en la Argentina, y el Alcatel Pop C1 (con Android 4.2). Les ahorro el clic: andan bien los dos, y para muchísimos usuarios el Firefox OS alcanza, pero si tienen el dinero extra es mejor ir por el Alcatel (o un Moto E original, Lumia 520/530, etc.) que tiene una mejor oferta de aplicaciones. Seguir leyendo

Nuevos Huawei P8 y Microsoft Lumia 540, Sharp tiene una pantalla 4K para celulares, Apple invierte en sensores para cámaras

Un Huawei P8

Durante la semana que termina la noticia más importante, en términos de lanzamientos, fue la presentación internacional del Huawei P8, el teléfono en el que la compañía china puso toda la carne en el asador para crear un smartphone que compita con la primera línea del año. Me gustó el diseño, muy minimalista, y la mucha atención que le prestaron a la cámara, aunque será cuestión de probarlo para ver si lo que prometen sus papeles se cumple en el uso diario. Según Huawei, llegará a fin de año a la Argentina. También presentó el P8 Max (con pantalla de 6,8 pulgadas).

En el ámbito local, llegó finalmente al país el Microsoft Lumia 535, el primer teléfono sin la marca Nokia ($ 1800, en promedio, con las tres operadoras), mientras en el exterior la compañía presentó otro modelo de bajo costo, el Lumia 540, un modelo de doble SIM, pantalla de 5″, chip de cuatro núcleos 1 GB de RAM.

Esta semana contamos también el acuerdo entre Microsoft y Cyanogen para preinstalar sus aplicaciones en los equipos con Cyanogen OS (pero no en CyanogenMod, que no es lo mismo), y la intención de un grupo de investigadores de usar los smartphones como alerta temprana para terremotos, aprovechando sus sensores (como se ha hecho con los mapas de temperaturas hace unos años, etcétera). Mientras, Nokia compró Alcatel-Lucent para ser el segundo mayor proveedor de infraestructura de redes del mundo. Confirmó, de paso, que estudia vender HERE, su división de mapas.

En el país, la Comisión Nacional de Comunicaciones confirmó que investiga a Movistar por no comunicar adecuadamente los cambios en los planes; Claro volvió a ofrecer teléfonos de marca Motorola en su tienda local.  Seguir leyendo

La locura por las llamadas del Whatsapp, la plataforma del Facebook Messenger, un GPS cuasi gratis, la batería (y la memoria) del Galaxy S6, y más

Esta semana, una de las compañías que estuvo en el centro de las noticias sobre móviles (en la Argentina, al menos) fue Facebook. Primero, por el anuncio de que transformará a Messenger en una plataforma en la que se pueden sumar aplicaciones de terceros, mejorando la interacción y el contenido disponible para intercambiar en el mensajero. ¿Nuevo? No; varios de sus competidores (Line, Viber, WeChat) ya hicieron de su mensajero instantáneo un centro de consumo multimedia. En el caso de Facebook, lo notorio es a) la escala y b) que es Facebook.

En paralelo, Whatsapp (por las dudas: también es de Facebook) sigue habilitando por tandas las llamadas de voz del mensajero en su versión de Android (en BlackBerry 10 permite recibirlas); en unas semanas estará en iOS y Windows Phone. La falsa escasez (lo habilitan por unos días, requiere alguien “infectado” para propagarlo) viralizó el asunto, al punto de que la gente deja sus números de teléfono en los comentarios de las notas pidiendo que le habiliten algo que, en rigor, ya existe en múltiples herramientas (incluyendo el Facebook Messenger, donde funciona muy bien).

Pero la otra pregunta por hacerse es por qué Facebook eligió al Messenger antes que a Whatsapp para hacer un producto multiuso. Los mismos ejecutivos de Whatsapp dicen que la misión de su mensajero no cambió, y que parte de su escenario de uso (con un Nokia S40 en una zona con Edge, digamos) haría que la aplicación se hiciera muy pesada y rompiera su tradición de sencillez (ReadWrite). El Messenger, además, arrastra, para mí, ya una imagen “sucia” que Whatsapp no tiene: es parte de Facebook, es “esperable” que tenga toda clase de funciones más allá del chat. Y es por eso, también, que a la larga será más fácil unirlo, integrarlo, vincularlo, con el resto de las experiencias de uso de Facebook (más allá de que la compañía esté apuntando a aplicaciones especializadas antes que a una sola herramienta multipropósito como hacía antes). Bonus: en PostPC tienen un buen panorama de qué es Whatsapp y cómo se compara con sus competidores.

Mientras Twitter lanzó Periscope (que transmite video por streaming con la pantalla en vertical; es decir, 100% smartphone), Microsoft confirmó que su Office vendrá preinstalado en tabletas de Samsung y Dell, y en algunos teléfonos, como el Galaxy S6.

En el ámbito local, la noticia fue, por un lado, que en 2014 el 84 por ciento de los teléfonos celulares vendidos en el país fueron smartphones. Por otro, el rebote local de una pelea entre Claro y Motorola en México hizo que se dejen de vender los equipos de esa compañía en nuestro país; por ahora no hay noticias de su resolución (de hecho, ninguna de las dos empresas acepta que haya un problema). Seguir leyendo

Del Huawei Y600 al Apple Watch, pasando por el kill-switch de Android y la versión multiplataforma de Cortana

Huawei Y600 y una Talkband B1

Esta semana estuvimos probando en LA NACION Tecnología el Huawei Y600 (en rigor: Guillermo Tomoyose lo hizo), que viene con una pulsera deportiva TalkBand B1.

Comentamos, también, la llegada del kill-switch a Android 5.1 (bloqueás el teléfono para que no pueda usarse ni formatearse; es más que lo que había hasta ahora) y de los mapas Here de Nokia al iPhone. Altamente recomendables, sobre todo para el interior argentino de “segunda línea” (es decir, más allá de los puntos turísticos tradicionales) donde suele tener mejor cartografía.

Otra aplicación que hará el salto multiplataforma es Cortana, que estará disponible para Android y para iOS en el futuro próximo, según Reuters. Interesante apuesta (parte del mantra horizontal de Satya Nadella) pero que debilita aún más a la plataforma Windows Phone, porque le quita la mayor parte de su diferencial (aunque dudo que alguien fuera a comprarse un Lumia por Cortana).

Esta semana fue la elegida por Apple para dar más detalles sobre el Apple Watch, incluyendo el dato que faltaba: el precio. El modelo básico está en consonancia con el resto (todos los relojes inteligentes de alta gama estaban entre 250 y 350 dólares). El modelo más caro, con todos los chiches, tiene un precio de 17.000 dólares. Decir que es caro es una tontería: no es funcionalidad lo que se está pagando con la versión de oro de 18 kilates. Lo explica magistralmente Benedict Evans.

Los suizos están comenzando a reaccionar. Si yo fuera alguno de ellos, me pondría de acuerdo con todos y haría una plataforma estándar tomando el Kairos como base: un reloj analógico -el único distintivo que tienen para aportar- con una pantalla transparente que lo hace “inteligente”. Nunca podrán ganarle a Apple en integración con iOS, pero todavía pueden mejorar -como relojes- lo que están haciendo LG, Huawei, Samsung y demás en Android Wear.

El otro anuncio interesante, pero al que le falta tiempo para probar su utilidad (más allá de un buen inicio) es el de ResearchKit, una plataforma que busca la ubicuidad de los smartphones (en rigor: del iPhone, aunque la plataforma es de código abierto) para aportar datos para la investigación médica apelando a sus múltiples sensores y al hecho de que trascienden fronteras físicas, etarias y sociales (sobre todo en EEUU). Hay polémica por quién tendrá el control de esos datos, pero el concepto es fantástico.  Seguir leyendo

Un repaso por las noticias sobre celulares de las últimas semanas

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Apple y Samsung quedaron igualadas en ventas en el último trimestre de 2014 / REUTERS

Volví. Me pongo al día con lo que me perdí en estas semanas; disculpen si algunas son noticias muy viejas. Anotarlo aquí sirve, entre otras cosas, para tener organizado el material.

La gran noticia de la segunda mitad de enero fue, sin duda, la conjunción cósmico-financiera entre el mejor trimestre de la historia de Apple y el peor de la historia reciente Samsung (me atrevería a creer que es el peor de su historia como fabricante de celulares).

Apple vendió 74,5 millones de iPhones (la mayoría, pero no todos, fueron 6 y 6 plus). Samsung -que hace tiempo no reporta números exactos- confirmó que sus ganancias cayeron un 64% respecto del mismo período de 2013. Brutal. Y reafirmó algo que ya había comentado por aquí: Samsung gana ahora más por su división de microprocesadores que por la venta de teléfonos. Allí, de hecho, confirmó la producción de su ePop, un diseño que permite montar la RAM sobre la memoria interna (eMMC) y el controlador; todo ello puede ir encima del CPU, lo que ahorra muchísimo espacio.

Ambas compañías empataron con casi 75 millones de smartphones cada una en el último trimestre del año; Samsung sigue teniendo -si se mide todo el año- una cuota de mercado global muy superior: 1 de cada 4 smartphones vendidos en el año es de Samsung (Strategy Analytics).

Seguir leyendo