El podio de los más vendidos, 5G en testeo, juicios y compras por doquier, un nuevo OMV en el país

Hago aquí un repaso por las varias notas sobre el mundo de los celulares que publicamos en LN Tecnología

Con entre 375 y 400 millones de teléfonos vendidos en todo el mundo en el tercer trimestre del año, hay dos noticias por destacar. Por un lado, el fuerte crecimiento de Xiaomi (la “estrella”del trimestre), que debutó en España con una apuesta muy agresiva para mantener su flamante quinto puesto mundial. Por otro, que los dos smartphones más vendidos del trimestre fueron de Apple… pero no el modelo de este año, confirmando lo que muchos olvidan (Apple no tiene sólo gama alta -que es el último modelo- sino que también tiene gama media -la gama alta de hace uno o dos años). Este trimestre no entró en el podio el Galaxy S8 como en los anteriores. Interesante, también, la presencia de dos Oppo en el top 5, y cómo (lo decía la semana pasada) se va concentrando el volumen en menos marcas.

Demandaron a Apple por la tecnología de la cámara dual del iPhone 7 y 8. ¿Recién ahora? Sí, y es normal: estas cosas llevan tiempo, mientras la empresa que considera que su copyright fue vulnerado arma el caso, etc. Poco probable que prospere; y si lo hace, será poco dinero el que tenga que pagar.
Ejemplo: Samsung debe pagar 120 millones de dólares por violar la patente de Apple por el “deslizar para desbloquear” la pantalla que nació con el iPhone.

Hablando de Apple: unos días después de que salió a la venta el iPhone X, el karaoke con animojis se transformó en un viral con un enorme poder: promocionar Face ID del iPhone X. ¿Será suficiente para hacer de este teléfono un éxito? ¿Lo necesitaba? Quizá no, pero sirvió para darle muchísima difusión.

Pasó bastante desapercibido, pero Android cumplió 10 años. En rigor, lo hizo la Open Handset Alliance, el grupo de 34 empresas que salieron -detrás de Google- a promover una plataforma abierta como alternativa al iPhone y a los por entonces reinantes Nokia y BlackBerry.

Hicieron la primera prueba pública de una conexión 5G en la Argentina, la tecnología que estará lista hacia el fin de la década. ¿Por qué probar aquí algo que no está definido, y que no se decide acá? ¿No es más fácil esperar y cuando esté listo el 5G enchufarlo y ya? No, porque esto no es Wi-Fi: no es que “lo enchufás y anda”, requiere mucha tecnología, mucha ciencia y un toque artesanal que viene con la práctica, aprender a configurarlo, etc.

Como alternativa más cercana está el 4G+, también conocido como Carrier Aggregation o LTE Advanced, es decir, usar varios canales -varias portadoras, en la jerga- para duplicar o más el ancho de banda que puede tener un teléfono. En condiciones ideales, por supuesto, pero siempre es un adicional bienvenido.

Broadcom sorprendió a todo el mundo al oferta 130 mil millones por Qualcomm: un gigante de los chips para móviles que quiere comprar a otro. Serían el tercer fabricante del mundo por facturación, detrás de Samsung e Intel. Qualcomm no está muy entusiasmada con la idea por ahora.

Kantar volvió a actualizar sus datos sobre el mercado argentino de smartphones, en el que Android tiene el 94,1 por ciento del total (a septiembre último), un número que creció en los últimos años a expensas de Windows Phone, mientras la presencia del iPhone se mantiene; habrá que ver en los próximos trimestres si la venta local influye. (Kantar)

Se viene un nuevo operador móvil en el país. Pero a no hacerse ilusiones: es un OMV, es decir, usa la red de Movistar para dar servicio (lo toma un grupo de cooperativas del interior). Se suma a Nuestro, que usa una dinámica similar con Personal (Infobae)

Ya conocemos el procesador que (casi seguro) llevará el Galaxy S9: el Exynos 9810, entre un 10 y un 15 por ciento más veloz que el predecesor, con un módem CAT18 (1,2 Gbps de descarga) y una mejora en los gráficos. Tendrá un rendimiento similar al Snapdragon 845. La compañía también avanza con sus sensores para cámaras (Isocell), en este caso con un sensor de 24 megapixeles ultradelgado. (PhoneArena)

Apple corrigió el extranísimo bug del autocorrector que cambiaba el I (la i mayúscula que refiere a “yo” en inglés) por otro caracter. (Phonescoop)

Sin comentarios

iPhone 7 y todo lo demás (incluyendo una reseña del LG G5, el roaming en Europa y los nuevos relojes conectados)

El gran tema de esta semana fue, sin duda, el iPhone 7, que ya es oficial, y que no tuvo demasiadas sorpresas sobre todo lo filtradoComo siempre, volvió la referencia al sombrero de la Stacy Malibú y las quejas por la innovación (inexistente, en la visión de sus detractores). Y la ucronía, claro: esto con Steve Jobs no hubiera pasado.

Esto no es así, por supuesto: el iPhone 7 es mejor que su antecesor, aunque no represente un quiebre (como no lo es el salto del Galaxy S6 al S7, por ejemplo). Tiene que ver con la maduración de un producto, y la incremental dificultad en incorporarle una función que realmente sea novedosa y (sobre todo) masivamente atractiva a un producto como un smartphone, que por definición es multipropósito.

Ya repasamos este tema hace un tiempo: tiene que ver con Darwin y con Copérnico. Y no es posible hacer cambios de paradigma todos los años, ni esperar que los avances tecnológicos se den tan rápido. Seguimos creyendo que vivimos en el primer lustro de la última década, cuando el salto entre una generación y otra era impactante porque había mucho por hacer. Ahora, como sucede con las PC o los televisores (o los autos) todos entendemos que el modelo presente es un poco mejor al anterior, pero rara vez sube de a más de un escalón; el tema es si vale la pena comprarlo.

Hice un pequeño repaso sobre las opciones que tiene el usuario que se vaya a comprar un iPhone 7 a la hora de escuchar música. Sí, tener que usar un adaptador para reemplazar el miniplug ausente es muy molesto. ¿Tanto? No creo, la verdad; sospecho que el adaptador vivirá enganchado a los auriculares, así que sólo se tratará de engancharlo al puerto Lightning, que es el que se lleva la peor parte (doble chance de romperse, que es la parte más negativa de la decisión). Es cierto, no poder cargar el teléfono y escuchar música al mismo tiempo es ridículo. Pero la ausencia del miniplug, aunque prematura a mi gusto, tendrá un impacto menor al que se le augura. Igual: para mí se adelantaron 1 o 2 años. Seguir leyendo

Windows Phone se renueva, el iPhone se agranda, el celular modular sigue avanzando, las cámaras suman funciones

Varias noticias interesantes tuvimos esta semana.

Les conté hace unos días sobre lo nuevo que trae Windows Phone 8.1: en muchos aspectos de funcionalidad representa una actualización mayor que el salto del 7.8 al 8, sobre todo para el usuario final (el centro de notificaciones, símil Android, es clave, lo mismo que el teclado tipo Swype), y más allá de Cortana, el asistente digital que parece estar a la altura de sus competidores, pero que sigue siendo, para mí, un área de utilidad limitada. Pero la actualización en general, que estará disponible para todos los teléfonos con Windows Phone 8.1, trae muy buenas novedades.

Que ahora Windows Phone sea gratis (y Windows 8 para equipos con pantallas de 9 pulgadas) es un bombazo, en términos de la visión de mundo que tuvo Microsoft a lo largo de su historia. Dependiendo de cómo lo veas, claro, es un manotazo de ahogado o una jugada maestra; pero no es algo que la compañía haya hecho proactivamente, sino reaccionando a una situación medio límite (tienen un largo camino para competir con Android, que es gratis en teoría, aunque no en la práctica) y apostando, como Intel, a no quedarse afuera de la próxima gran plataforma informática (la de la Internet de las cosas, que Microsoft destacó explícitamente). Es, también, una manera de aplacar un poco a sus socios de hardware, ahora que compite con ellos. Seguir leyendo