Vuelve BlackBerry a la Argentina, piden por la radio FM, el Nokia 3310 se actualiza

Una noticia clave esta semana, al menos en el ámbito local, estuvo en la llegada del BlackBerry KeyOne al país, significativa entre otras cosas porque hace años que se había retirado de nuestro mercado. El teléfono con Android y teclado presentado en febrero se puede comprar en Personal o en Frávega, y en un país que fue históricamente amante de estos dispositivos el teclado despierta sorpresa, melancolía y, también, algo de sorna. Sí, el teclado no va más. El teléfono sigue siendo muy bueno, por lo que han dicho las reseñas de los últimos meses, aunque sea muy de nicho.

Esta semana escribí sobre el cambio de la normativa chilena en cuanto a la activación de teléfonos, que afecta a los argentinos que vayan a ese país y quieran usar un chip local: deben dar de alta el teléfono. No cambia nada si usan roaming ni si quieren comprar el teléfono y usarlo en nuestro país.

Mientras ya es posible comprar la campera de jean con una manga que tiene mandos para controlar el celular, Google avanza -en inglés- en una herramienta interesante: la posibilidad de mandar audios de Whatsapp vía Google Assistant, es decir, sin tocar nunca el teléfono. Ya permite enviar un mensaje de texto, pero aquí graba el audio y lo transmite. Cuando llegue a Android Wear será una opción muy atractiva.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Más modelos de teléfonos con doble cámara, carga más rápida en los smartphones, un listado de las marcas que más se venden en el mundo

El Gobierno extendió la duración de la promoción de smartphones 4G económicos en doce cuotas hasta fin de enero próximo. Se mantienen casi todos los modelos.

Respecto de las baterías, Qualcomm presentó Quick Charge 4.0, la nueva generación de su sistema de carga rápida: permitirá, en teoría, 5 horas de autonomía con 5 minutos de carga (aunque es un número relativo; dependerá del consumo del equipo y el tamaño de la batería). Y es compatible con USB-PD, el estándar de carga que apoya Google.

Hablamos también del Matrix PowerWatch, un reloj que usa un sistema termoeléctrico para alimentar su microprocesador: no requiere cargarlo. Interesante a largo plazo, y puede resultar una pieza fundamental para los relojes inteligentes, si logran reducir el consumo y aumentar la generación de energía (por ahora es bastante limitado). A la vez, no es la carga lo que frena la venta de los smartwatches. Pero como concepto, el que sea tu cuerpo el que cargue el dispositivo es genial.

 Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios