Probando el Sony Xperia Z3, Samsung y Apple se unen contra la SIM, Foxconn quiere 1 millón de empleados en India, el MWC sigue en Barcelona

Esta semana estuve probando el Sony Xperia Z3, inusual en sus prestaciones por ser un equipo de alta gama con TV digital. Más allá de eso, y de su demora en llegar al país, me pareció muy bueno; es una pena que por ahora no venga el Z3 Compact, que me parece todavía más atractivo.

En la Argentina son robados 7000 celulares a diario, un 15% más que en 2014. La usencia del kill switch (salvo en los iPhone y los Galaxy más recientes) hace que sigan siendo un objeto de lucro atractivo. El más robado, como era de esperar, es el Moto G (el smartphone más vendido del país el año último).

Nokia confirmó lo que ya se había dicho. En el último trimestre de 2016 puede volver a hacer smartphones, y tiene toda la intención de hacerlo, pero con el mismo esquema que con la tableta N1: hace el diseño y la elección de componentes, y deja en un socio -que todavía no tiene- la fabricación, distribución y venta; es decir, la parte más costosa (y riesgosa) del asunto.

Todos lo daban por muerto (y me incluyo), pero Apple renovó el iPod Touch, con un modelo que suma varios componentes del iPhone 6 (el procesador, el almacenamiento de 128 GB, etc.). Mantiene el tamaño de 4 pulgadas de pantalla. ¿Cuántos venderá Apple? No se sabe, porque la compañía dejó de informar sus ventas en octubre último (queda en el mismo paraguas que el reloj Watch), cuando vendió 2,6 millones de dispositivos.

Samsung presentó el Galaxy A8, por ahora para el mercado chino. ¿Principales características? Es el más delgado de la compañía (5,9 mm), tiene una pantalla de 5,7 pulgadas y hardware decente (Snapdragon 615, 2 GB de RAM).

Apple y Samsung, socios y enemigos, son dos de los principales promotores, parece, de una movida para transformar la SIM (el chip, mamucha) en una función de software, lo que facilita la distribución de equipos en el mundo, el cambio de planes y operadoras, el roaming y demás. Por ahora hay solo, parece, buenas intenciones, aunque varias de las operadoras más grandes del mundo ya estarían de acuerdo.  Seguir leyendo

Sin comentarios

La locura por las llamadas del Whatsapp, la plataforma del Facebook Messenger, un GPS cuasi gratis, la batería (y la memoria) del Galaxy S6, y más

Esta semana, una de las compañías que estuvo en el centro de las noticias sobre móviles (en la Argentina, al menos) fue Facebook. Primero, por el anuncio de que transformará a Messenger en una plataforma en la que se pueden sumar aplicaciones de terceros, mejorando la interacción y el contenido disponible para intercambiar en el mensajero. ¿Nuevo? No; varios de sus competidores (Line, Viber, WeChat) ya hicieron de su mensajero instantáneo un centro de consumo multimedia. En el caso de Facebook, lo notorio es a) la escala y b) que es Facebook.

En paralelo, Whatsapp (por las dudas: también es de Facebook) sigue habilitando por tandas las llamadas de voz del mensajero en su versión de Android (en BlackBerry 10 permite recibirlas); en unas semanas estará en iOS y Windows Phone. La falsa escasez (lo habilitan por unos días, requiere alguien “infectado” para propagarlo) viralizó el asunto, al punto de que la gente deja sus números de teléfono en los comentarios de las notas pidiendo que le habiliten algo que, en rigor, ya existe en múltiples herramientas (incluyendo el Facebook Messenger, donde funciona muy bien).

Pero la otra pregunta por hacerse es por qué Facebook eligió al Messenger antes que a Whatsapp para hacer un producto multiuso. Los mismos ejecutivos de Whatsapp dicen que la misión de su mensajero no cambió, y que parte de su escenario de uso (con un Nokia S40 en una zona con Edge, digamos) haría que la aplicación se hiciera muy pesada y rompiera su tradición de sencillez (ReadWrite). El Messenger, además, arrastra, para mí, ya una imagen “sucia” que Whatsapp no tiene: es parte de Facebook, es “esperable” que tenga toda clase de funciones más allá del chat. Y es por eso, también, que a la larga será más fácil unirlo, integrarlo, vincularlo, con el resto de las experiencias de uso de Facebook (más allá de que la compañía esté apuntando a aplicaciones especializadas antes que a una sola herramienta multipropósito como hacía antes). Bonus: en PostPC tienen un buen panorama de qué es Whatsapp y cómo se compara con sus competidores.

Mientras Twitter lanzó Periscope (que transmite video por streaming con la pantalla en vertical; es decir, 100% smartphone), Microsoft confirmó que su Office vendrá preinstalado en tabletas de Samsung y Dell, y en algunos teléfonos, como el Galaxy S6.

En el ámbito local, la noticia fue, por un lado, que en 2014 el 84 por ciento de los teléfonos celulares vendidos en el país fueron smartphones. Por otro, el rebote local de una pelea entre Claro y Motorola en México hizo que se dejen de vender los equipos de esa compañía en nuestro país; por ahora no hay noticias de su resolución (de hecho, ninguna de las dos empresas acepta que haya un problema). Seguir leyendo