Vuelve BlackBerry a la Argentina, piden por la radio FM, el Nokia 3310 se actualiza

Una noticia clave esta semana, al menos en el ámbito local, estuvo en la llegada del BlackBerry KeyOne al país, significativa entre otras cosas porque hace años que se había retirado de nuestro mercado. El teléfono con Android y teclado presentado en febrero se puede comprar en Personal o en Frávega, y en un país que fue históricamente amante de estos dispositivos el teclado despierta sorpresa, melancolía y, también, algo de sorna. Sí, el teclado no va más. El teléfono sigue siendo muy bueno, por lo que han dicho las reseñas de los últimos meses, aunque sea muy de nicho.

Esta semana escribí sobre el cambio de la normativa chilena en cuanto a la activación de teléfonos, que afecta a los argentinos que vayan a ese país y quieran usar un chip local: deben dar de alta el teléfono. No cambia nada si usan roaming ni si quieren comprar el teléfono y usarlo en nuestro país.

Mientras ya es posible comprar la campera de jean con una manga que tiene mandos para controlar el celular, Google avanza -en inglés- en una herramienta interesante: la posibilidad de mandar audios de Whatsapp vía Google Assistant, es decir, sin tocar nunca el teléfono. Ya permite enviar un mensaje de texto, pero aquí graba el audio y lo transmite. Cuando llegue a Android Wear será una opción muy atractiva.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Apple vende más iPad, Motorola escalona su oferta, el HTC U11 es un tapado

Un Moto G5S Plus

Muchas novedades sobre móviles esta semana. En el ámbito local, se trata del desembarco en el país de la línea Moto C/C Plus y del Moto E4 Plus de Motorola; la compañía, me parece, está intentando transformar el Moto E4 en su caballito de batalla para llevar el Moto G5 un poco más arriba; el equipo tiene prestaciones decentes y una batería eterna (5000 mAh). Como el Moto Z Play, será genial como equipo “de trabajo” esa batería le da una autonomía ideal para quienes están todo el día en la calle y no quieren depender de un cargador hacia el final de una jornada extensa.

A la vez, Motorola está complicando las cosas: al viejo esquema EGX (gama baja, media, alta) ahora tenemos: 2 modelos C (jugué con ambos; si el bolsillo lo permite, eviten el Moto C que tiene una pantalla muy limitada); 2 modelos Z (Z2 Play y Z2 Force) y… cuatro modelos G5: esta semana Motorola presentó, en el ámbito internacional, los Moto G5S y G5S Plus, medio año después de los G5 originales; actualizan la oferta (y para bien, al menos por lo que se ve en los papeles), pero también la hacen más compleja: Motorola ya tiene 8 modelos. Y todavía falta el X (uno o dos modelos más). Lo bueno: tendrá, en teoría, un modelo para cada presupuesto. Lo malo: es una estrategia que no siempre funciona, puede resultar confusa, diluye la propuesta de cada modelo.

LG también presentó un teléfono nuevo en el país: el Stylus 3, un equipo que se destaca por la pantalla de 5,7 pulgadas y el uso de un lápiz para escribir sobre ella, además de un hardware general de gama media. Todavía no está el precio.

Algunos datos del mercado local de smartphones: un primer trimestre flojo, un segundo trimestre en recuperación, aunque el año cerrará, en el mejor de los casos, al mismo nivel que el año pasado (10 millones de equipos salidos de Tierra del Fuego), salvo que el segundo semestre sea particularmente bueno. En estos datos está también la performance del iPhone en el segundo trimestre: unos 12.000 equipos. Poco, pero comprensible, teniendo en cuenta que el segmento de gama alta -que nunca fue muy grande en el país- está reducido al mínimo, según indica el informe de Carrier y Asociados.

Hablando del iPhone: esta semana Apple presentó sus resultados trimestrales, con 41 millones de iPhone vendidos (un 3,3% más que hace un año), la certeza de repetir el pico de ventas anual en el próximo trimestre y la sorpresa: 11 millones de tabletas iPad, contra 10 millones del período anterior; todavía es temprano para saber si es una variación inusual o el comienzo de un mayor crecimiento hacia la tableta como reemplazo directo de la notebook (algo que, para mí al menos, es inexorable).

Apple, dicho sea de paso, confirmó (en forma indirecta) una función clave del próximo modelo de iPhone, que es el uso de detección de rostro 3D como reemplazo del sensor de huellas digitales tradicional (y que no tiene nada que ver con la detección de rostro normal), y que -en teoría- es más veloz y seguro que la huella convencional. (Bloomberg).

Mientras se filtraron casi todos los datos del Samsung Galaxy Note 8 (que será presentado el 23 de este mes), incluyendo el uso de una cámara trasera de doble lente y un hardware restante mejorado respecto del S8, Amazon confirmó que deja de vender teléfonos Blu en su tienda; encontraron software espía en los equipos. Esto no es nuevo; que Blu siga usándolo (cuando dijo que no sabía que estaban allí y que lo eliminaría), no. Pero después la compañía confirmó que fue una falsa alarma, y volvió a ofrecer los teléfonos (Engadget)

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Un reloj hecho al revés, otro con linterna, aplicaciones espías y pantallas con todos los bordes curvos

Esta semana hablamos de ZeTime, el reloj inteligente hecho a la inversa (una pantalla detrás de las agujas analógicas) que ya juntó 5 millones de dólares en Kickstarter. Me gusta la idea, aunque el futuro de este equipo no tiene tanto que ver con lo técnico como con el desarrollo de la plataforma; a diferencia de los relojes “conectados” tipo Withings/Fossil, la presencia de una pantalla asume la disponibilidad de aplicaciones.

Y de cómo los múltiples sensores del smartphone (y la omnipresencia de este dispositivo) se están usando como sistemas para hacer un diagnóstico temprano de algunas afecciones

Comentamos la existencia (y desaparición) de Zscaler, un programa espía para Android que logró evadir los controles de seguridad de Google; y de Qids, una suerte de Whatsapp para grupos de padres. Simpático, pero con poco sentido. Entre otras noticias, ahora Siri es capaz de leer los mensajes de Whatsapp para ahorrarle a los usuarios la manipulación del equipo.

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Vuelven los teclados con el BlackBerry Priv, Microsoft completa su oferta de gama media en el país, se viene (quizás) el 4,5G, ojo con las descargas no oficiales

Escribí esta semana sobre el BlackBerry Priv, el smartphone con Android y teclado de la compañía canadiense, un equipo con el que la compañía va, al menos en hardware, a todo o nada: si no llega a los 5 millones en un año (un número que probablemente es bastante flexible) considerarán seriamente salir de la venta de equipos. El teléfono, por lo que dicen las primeras reseñas (de Crackberry, de Engadget, de Wall Street Journal; hay varias más) combina algunas ideas interesantes con una implementación que no siempre está a la altura de las circunstancias, pero que en general es una experiencia positiva, más allá de si es necesario o no el teclado físico, y de que el software, increíblemente, todavía tiene algunos bugs. Para darse una idea de todo lo que BlackBerry trae a Android, alcanza con ir a este sitio o ver su oferta de productos (sólo para el Priv) en la tienda de Google.

Los fans de BlackBerry se ilusionan: la oferta de la compañía es genuinamente distinta, tanto por los cambios de usabilidad como por la inclusión del teclado, en un paquete que, a priori, es de buena factura (salvo la cámara, dicen, que es medio lenta). La pregunta es si hay mercado para un equipo así. El debut llega, dicho sea de paso, cuando expertos en seguridad de Google encuentran que los agregados de software que le hizo Samsung al Android del S6 lo transforman en un colador, en términos de seguridad (ZDnet)

Escribí también sobre el 4,5G, una tecnología intermedia entre el 4G y el 5G (previsiblemente). ¿Se acuerdan que antes había 3G y un día aparecieron equipos con H o H+? (HSPA) Bueno, esto es lo mismo: no es taaaaan genial como el 5G (que estará disponible comercialmente desde 2020), pero es una mejora sobre el 4G, con tasas de transferencia promedio de 20 megabits por segundo (el promedio mundial es de 12 Mbps). Lo mejor es que no requiere cambiar el equipamiento de las antenas. Las primeras pruebas se harán este mes en Brasil. Por supuesto, sin un teléfono compatible no se podrá usar.

Esta semana, Microsoft presentó en la Argentina el Lumia 640 XL, completando su oferta de gama media (el Lumia 640 debutó hace unas semanas) con un precio de 3800 pesos, que resulta muy competitivo; el equipo (con pantalla de 5,7 pulgadas y cámara con ópticas Carl Zeiss) es uno de los que tiene asegurada su actualización a Windows 10 Mobile.

Más noticias del mundo móvil Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Galaxy S6, Huawei crece, BlackBerry y Qualcomm se ajustan el cinturón, ZTE prueba con otro reloj

Vamos con el repaso de las noticias móviles que publicamos en LN Tecnología y que otros medios reflejaron.

En lo personal, estuve probando el Samsung Galaxy S6, que finalmente tiene precio local. Versión TL;DR: no encontré en mi análisis nada que no haya mencionado el resto hasta el hartazgo. Muy buen teléfono, buen avance sobre el S5, el Edge es (respecto del S6 “plano”) pura pinta. Y es un teléfono caro.

En lo internacional, Samsung renovó su línea de tabletas con el modelo Galaxy Tab S2 (8 o 10 pulgadas), que tiene dos características salientes: ser -según la compañía- la más delgada del mundo, con 5,6 mm de grosor, y tener un formato de pantalla 4:3, abandonando el clásico 16:9.

En el ámbito local Noblex presentó una tableta temática (tiene la licencia para La Guerra de las Galaxias): un modelo de 7″, 1 GB de RAM y chip Intel. Los modelos de 7 pulgadas (de todos los fabricantes) se importan directamente de China, con una tasa de importación distinta de los modelos más grandes.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Sony, Xiaomi y Lenovo muestran sus novedades para Asia, Google prueba ser un operador virtual, ARM habla del próximo Cortex A72 y Motorola actualiza el Moto G local a Lollipop

Esta semana comenzó, en Estados Unidos y parte de Europa y Asia, la distribución del Apple Watch, con lo que las redes sociales y los sitios de tecnología se llenaron, una vez más, de unboxings, guías para el usuario primerizo, etcétera. Reacciones hay de todo tipo -muchas, cercanas a la evaluación cauta de las reseñas profesionales, aunque con la lógica emoción del chiche nuevo-.

Mientras, Google aprovechó para anunciar una próxima versión de Android Wear que, entre otras cosas, permitirá el uso del Wi-Fi para recibir notificaciones en el smartwatch aún si el teléfono -que es el que hasta ahora le envía los datos vía Bluetooth- está lejos. Genial para andar por la casa sin llevar el teléfono encima. Sony y Motorola ya confirmaron que estará disponible para sus relojes en breve.

La otra noticia de Google es que se transformó, en Estados Unidos, en una operadora virtual: ofrece un abono de datos sin costo extra por roaming -aunque con menos ancho de banda si vas a los 120 países, incluyendo la Argentina, donde tiene cobertura- y, como otras, te devuelve los datos no usados en forma de crédito. No es barato, pero no tiene contrato de permanencia. Las reacciones son variopintas; acusaciones de que viola la neutralidad de la red (por ahora sólo se puede usar con un Nexus 6), creer que es el peor error que cometierion las telefónicas que participan, etc. Aunque comparto el concepto de que lo que logra Google es ser un intermediario entre las operadoras (que ya no importan, porque son sólo proveedoras de servicio) y el usuario. El problema, como dice Jan Dawson en este análisis brillante previo al anuncio (pero 100% relevante a posteriori) es que las telefónicas siguen ganando de una u otra forma, y siempre pueden romper esto; si lo aprueban, es porque la apuesta de Google es suficientemente acotada compara no ser peligrosa.

Durante la semana Sony presentó un Xperia Z4 para el mercado japonés, con la expectativa de que mostrará en breve una segunda variante para el mercado internacional. El teléfono mantiene las líneas del Z3 (que, a propósito, será presentado en la Argentina en mayo próximo) y actualiza el hardware -pantalla Full HD de 5,2 pulgadas, chip Snapdragon 810, cámara de 20,7 megapixeles- sin demasiadas sorpresas, salvo el inesperado estabilizador óptico de imágenes para la cámara frontal de 5 megapixeles.

Otra compañía que hizo ruido fue Nokia: toma fuerza un rumor -que hace ya un tiempo viene dando vueltas- de que la compañía presentará un smartphone a principios del año próximo, con el mismo esquema que la tableta N1: hacer el diseño y dejar que Foxconn se encargue de la apuesta monetaria fuerte (fabricación, distribución y venta). La tableta N1 tenía buen diseño y un launcher propio; para el smartphone Nokia debería, quizás, hacer algo más, porque smartphones Android con buen diseño hay muchos. La compañía respondió oficialmente diciendo que no planea fabricar ni vender teléfonos, pero el brevísimo texto no desmienta de que hagan algo como con la tableta N1 (Reuters).

Mientras la Secretaría de Comunicaciones informó que sancionará a Movistar por los cambios en los planes de datos de 1,7 millones de usuarios; Whatsapp habilitó las llamadas de voz para usuarios de iPhone; y la (para mí) ignota compañía australiana Guvera presentó su servicio de streaming de música en el país (33 pesos por mes o un sinfín aleatorio de música). Seguir leyendo

Sin comentarios

Transferencias de llamadas activadas por Wi-Fi, el Apple Watch, Windows Phone muestra su futuro, HTC tiene otro One

Wristomo, el celular para la muñeca que NTT DoCoMo vendía en Japón en 2003 / REUTERS

Esta semana escribí sobre una aplicación para Android que permite aprovechar la transferencia de llamadas, activándola automáticamente por Wi-Fi, una alternativa para no perder llamadas en zonas con mala señal (o para quienes trabajan/viven) dentro de un cubo de cemento, jaula de Faraday, etc.

En LA NACION Tecnología hablamos también de los cambios en los abonos locales de conectividad, que en general amplían su capacidad -y su precio-, pero que en el caso de Movistar motivaron la queja de los usuarios.

Y de cómo se doblan el Galaxy S6 y el HTC One M9 (como el iPhone 6 Plus). Es más una muestra de tortura que la reproducción en laboratorio de una situación cotidiana, por supuesto, pero invariablemente generó revanchismo desde ambos -e incomprensibles- lados.

La buena noticia de la semana viene de algo que es 100% de laboratorio por ahora, pero que quizás veremos algún día: una batería de aluminio que se carga en un minuto, aunque sin tener todavía la potencia que necesita un teléfono. Además es flexible.

El final de la semana estuvo dominado por el Apple Watch, que salió a la venta en Estados Unidos. Las reseñas coinciden en que es muy bonito y cómodo (y el smartwatch más sofisticado del mercado), pero que algunas cosas funcionan bien y otras no tanto (y sugieren esperar al v2 antes de comprarlo). Pero en general son bastante más cautas de lo que yo esperaba, más que nada porque sigue sin estar claro para qué necesitamos en un reloj inteligente. Igual vendió muy bien, y ya hay demora para la entrega de los relojes (aunque no sabemos cuál fue la tirada inicial).

La reseña que más me gustó: la de Joanna Stern en el WSJ; en AppleInsider tienen un resumen de varias muy buenas (en inglés).

Tres reflexiones sin intenciones de originalidad de un domingo por la tarde:

  • varias reseñas son de gente que encuentra novedosa cosas que ya están en otros smartwatches (salvo Force Touch y el Taptic Engine, que parecen ser realmente innovadores), pero que notan, acertadamente, que aunque relojear el teléfono hoy es aceptable en una reunión, mirar el reloj envía, en este caso, un mensaje equívoco (“me quiero ir”);
  • aunque Motorola, LG y Huawei están diseñando relojes redondos (y muy lindos), el futuro más promisorio del reloj es cuadrado, como el digital, por una cuestión, digamos, textual: el dial circular, sin duda bonito y clásico, es un diseño que siguió a una necesidad mecánica antes que funcional. Y ahora la función clave del smartwatch es mostrar notificaciones; el 99% de ellas es texto.
  • Apple acertó con los dos tamaños (38 y 42 mm); sus competidores fueron a un tamaño un poco mayor, pero quizá lo hicieron no sólo por una cuestión técnica sino pensando en la moda: los recientes relojes pulsera tradicionales tienden a ser tanto o más grandes que un Moto 360 (de 44 mm para arriba). En A blog to Watch dicen que los relojes pulsera grandes se impusieron con el nuevo milenio, en parte por su nueva condición decorativa antes que funcional; quizá, pienso, Apple está apuntando en quienes dejaron de usar reloj hace unos años y lo reemplazaron por el smartphone, y que probablemente tienen una idea “anticuada” de lo que es un tamaño adecuado, y por eso los hizo así, y ofrecerá una versión de 44 mm o más el año próximo.

Seguir leyendo

Sin comentarios

Del Huawei Y600 al Apple Watch, pasando por el kill-switch de Android y la versión multiplataforma de Cortana

Huawei Y600 y una Talkband B1

Esta semana estuvimos probando en LA NACION Tecnología el Huawei Y600 (en rigor: Guillermo Tomoyose lo hizo), que viene con una pulsera deportiva TalkBand B1.

Comentamos, también, la llegada del kill-switch a Android 5.1 (bloqueás el teléfono para que no pueda usarse ni formatearse; es más que lo que había hasta ahora) y de los mapas Here de Nokia al iPhone. Altamente recomendables, sobre todo para el interior argentino de “segunda línea” (es decir, más allá de los puntos turísticos tradicionales) donde suele tener mejor cartografía.

Otra aplicación que hará el salto multiplataforma es Cortana, que estará disponible para Android y para iOS en el futuro próximo, según Reuters. Interesante apuesta (parte del mantra horizontal de Satya Nadella) pero que debilita aún más a la plataforma Windows Phone, porque le quita la mayor parte de su diferencial (aunque dudo que alguien fuera a comprarse un Lumia por Cortana).

Esta semana fue la elegida por Apple para dar más detalles sobre el Apple Watch, incluyendo el dato que faltaba: el precio. El modelo básico está en consonancia con el resto (todos los relojes inteligentes de alta gama estaban entre 250 y 350 dólares). El modelo más caro, con todos los chiches, tiene un precio de 17.000 dólares. Decir que es caro es una tontería: no es funcionalidad lo que se está pagando con la versión de oro de 18 kilates. Lo explica magistralmente Benedict Evans.

Los suizos están comenzando a reaccionar. Si yo fuera alguno de ellos, me pondría de acuerdo con todos y haría una plataforma estándar tomando el Kairos como base: un reloj analógico -el único distintivo que tienen para aportar- con una pantalla transparente que lo hace “inteligente”. Nunca podrán ganarle a Apple en integración con iOS, pero todavía pueden mejorar -como relojes- lo que están haciendo LG, Huawei, Samsung y demás en Android Wear.

El otro anuncio interesante, pero al que le falta tiempo para probar su utilidad (más allá de un buen inicio) es el de ResearchKit, una plataforma que busca la ubicuidad de los smartphones (en rigor: del iPhone, aunque la plataforma es de código abierto) para aportar datos para la investigación médica apelando a sus múltiples sensores y al hecho de que trascienden fronteras físicas, etarias y sociales (sobre todo en EEUU). Hay polémica por quién tendrá el control de esos datos, pero el concepto es fantástico.  Seguir leyendo

La antesala del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona

Mañana comienza el Congreso Mundial de Móviles 2015 en Barcelona. Como en años anteriores, la ciudad ya está empapelada con los logos de las empresas y atiborrada de ejecutivos y periodistas de todo el mundo. Momento: ¿no es el lunes que se abren las puertas de la Feria? Sí, pero como ha sucedido en otros años, muchos fabricantes prefieren hacer anuncios el domingo para poder mostrar sus novedades en los stands de la exposición.

HTC y Samsung son los más esperados de la tarde del domingo (entre el mediodía y la hora de la siesta en Buenos Aires), pero no son los únicos. Hice un resumen con lo que se espera que veamos la próxima semana en Barcelona de la mayoría de los fabricantes. En Hipertextual publicaron un cómodo listado con los horarios de los anuncios (incluyendo la hora de la Argentina), por si lo quieren seguir de esa forma.

Así serán, al parecer, el Samsung Galaxy S6 y S6 Edge:

Y así, uno de los dos teléfonos que presentará HTC (el One M9)

Habrá -idealmente- sorpresas: HTC asegura que tiene preparadas más cosas que el par de teléfonos (ya sabemos casi todo de ambos), en su camino por ampliar su oferta de productos; en CNet tienen una buena nota al respecto.

Seguir leyendo

Sin comentarios