Smartphones libres pero no enteramente liberados, semáforos en el piso, monopolios y puertos USB-C

Esta semana, una de las noticias clave de la industria móvil fue la decisión de la Comisión Europea para la Competencia de demandar a Google por abuso de posición dominante con Android. Dicen que por obligar a los fabricantes a incluir sus aplicaciones y servicios, su tienda y su buscador, conspiran contra la competencia. ¿Pasará algo? No por ahora, y para cuando suceda (varios años, probablemente) lo más probable es que le pidan a Google (como sucedió con Microsoft y el Internet Explorer) que ofrezcan alternativas a su tienda y navegador, y permitan elegir otro buscador; la gran diferencia con Microsoft es que Google, por ahora al menos, tiene la mejor propuesta para su propia plataforma. En el blog de Enrique Dans tienen una buena reflexión sobre todo esto.

Escribí sobre los smartphones libres (es decir, que se venden sin lìnea), que este año serán mayoría en el país (contando los que ya se venden como tal, con los que ahora ofrecen Claro, Personal y, en menor medida, Movistar). Los de operadora seguirán dependiendo de ellas para las actualizaciones del sistema operativo, ténganlo en cuenta.

Mientras nos enteramos que el FBI pagó más de un millón de dólares, probablemente, por desbloquear el iPhone del atentado de San Bernardino (y del que todavía se discute si tenía algo útil a la investigación o no), en Alemania están poniendo semáforos en el piso para que la gente no cruce la calle sin levantar la mirada del teléfono; por lo que relata la nota, en los últimos tiempos hubo múltiples accidentes involucrando a peatones absortos y tranvías silenciosos.

El plan canje de celulares se presentará en junio, parece, mientras el Gobierno negocia con los fabricantes y las operadoras los detalles del plan. Habría 2 millones de equipos económicos(70 dólares FOB, que es MUY bajo; serán equipos modestísimos), y unos 8 millones de gama media. A propósito, según el gerente general de Motorola para la Argentina, Germán Greco, el segmento nacional de smartphones de alta gama (400 dólares para arriba de precio FOB) es del 3 por ciento. No se refiere al precio de venta al público, sino el internacional. (BigBangNews

Más noticias del mundo móvil  Seguir leyendo

Sin comentarios

Probando el Sony Xperia Z3, Samsung y Apple se unen contra la SIM, Foxconn quiere 1 millón de empleados en India, el MWC sigue en Barcelona

Esta semana estuve probando el Sony Xperia Z3, inusual en sus prestaciones por ser un equipo de alta gama con TV digital. Más allá de eso, y de su demora en llegar al país, me pareció muy bueno; es una pena que por ahora no venga el Z3 Compact, que me parece todavía más atractivo.

En la Argentina son robados 7000 celulares a diario, un 15% más que en 2014. La usencia del kill switch (salvo en los iPhone y los Galaxy más recientes) hace que sigan siendo un objeto de lucro atractivo. El más robado, como era de esperar, es el Moto G (el smartphone más vendido del país el año último).

Nokia confirmó lo que ya se había dicho. En el último trimestre de 2016 puede volver a hacer smartphones, y tiene toda la intención de hacerlo, pero con el mismo esquema que con la tableta N1: hace el diseño y la elección de componentes, y deja en un socio -que todavía no tiene- la fabricación, distribución y venta; es decir, la parte más costosa (y riesgosa) del asunto.

Todos lo daban por muerto (y me incluyo), pero Apple renovó el iPod Touch, con un modelo que suma varios componentes del iPhone 6 (el procesador, el almacenamiento de 128 GB, etc.). Mantiene el tamaño de 4 pulgadas de pantalla. ¿Cuántos venderá Apple? No se sabe, porque la compañía dejó de informar sus ventas en octubre último (queda en el mismo paraguas que el reloj Watch), cuando vendió 2,6 millones de dispositivos.

Samsung presentó el Galaxy A8, por ahora para el mercado chino. ¿Principales características? Es el más delgado de la compañía (5,9 mm), tiene una pantalla de 5,7 pulgadas y hardware decente (Snapdragon 615, 2 GB de RAM).

Apple y Samsung, socios y enemigos, son dos de los principales promotores, parece, de una movida para transformar la SIM (el chip, mamucha) en una función de software, lo que facilita la distribución de equipos en el mundo, el cambio de planes y operadoras, el roaming y demás. Por ahora hay solo, parece, buenas intenciones, aunque varias de las operadoras más grandes del mundo ya estarían de acuerdo.  Seguir leyendo

Sin comentarios