India, el otro mega mercado, y su posible rol en el futuro del mercado móvil

 

Un Karbonn S2 Titanium indio

Hace tiempo que India es, en volumen, el segundo mayor mercado de teléfonos móviles del mundo detrás de China. Ahora es también el tercer mayor mercado de smartphones, detrás de Estados Unidos y China, y adelantando a Japón, según calcula Strategy Analytics.

Lo interesante no es el crecimiento en sí (que tiene que ver con el interés de los indios por los celulares y los smartphones -como en cualquier parte del mundo- en un país con una población enorme) sino que junto con las marcas internacionales crecen las locales como Micromax, Karbonn, Xolo o Spice, empresas que duplican o quintuplican sus ventas año por año y que están creando, como en China, un mundo de múltiples empresas de corto alcance.

Si siguen el camino chino (que tiene su correlato, avanzado sobre todo por una cuestión de tiempo,con el japonés) eventualmente lograrán el volumen suficiente como para empezar a invertir en calidad y no apostar solamente al precio, y eso básicamente implica el surgimiento de nuevos jugadores que sigan innovando en el mercado móvil, más allá de si lo hacen con su propia tecnología o con la estándar de China y el mundo. En el caso de China en este texto tienen una muy buena descripción (en inglés) del mercado chino.

Para los móviles desi (es decir, indios), sin embargo, existe todavía un desafío, que tiene que ver con el idioma; no sólo por el alto grado de analfabetismo en India; también, porque el país no tiene un idioma oficial, sino 22. Aunque hay alternativas, crear una interfaz de usuario que sirva para todos es muy problemático.

Un aspecto interesante para seguir (que ignoro) es el Android que usarán; un problema de Google en China es que hay un número enorme de dispositivos hechos en ese país que usan Android pero sin la certificación de Google, por lo que no tienen acceso a sus servicios -vienen sin Google Play, sin los mapas, sin Gmail- pero, clave para Google, tampoco le reportan ningún beneficio económico.

El otro país que por volumen podría llegar a algo así es Brasil (cuarto mercado de móviles mundial) y el ejemplo de Gradiente y el iPhone brasileiro es uno de tantos, pero me da la sensación de que está más alineado con el resto de Occidente, es decir, con el uso de marcas internacionales.