Del teléfono con pantalla sin bordes al modelo multimarca; de las ventas en la India y en China a la discusión por el celular en el colegio

 

En términos de novedades, la noticia de la semana fue el Xiaomi Mi Mix, un smartphone “conceptual” (que en este caso significa que estará disponible en pocas unidades) y que marca parte del camino que seguirá, probablemente, el resto de los fabricantes en el futuro próximo.

Lo más notable es la pantalla casi sin marco visible, que elimina la zona sin pantalla del borde superior, donde normalmente va el auricular, la cámara frontal y los sensores de proximidad. Impactante, pero queda la duda de la durabilidad (el cuerpo del equipo es de cerámica muy dura, pero no hay margen de protección para la pantalla) y la conveniencia de algo así. En principio es genial, porque logra incluir una pantalla enorme de 6,4 pulgadas -Full HD- en el cuerpo de un teléfono de 5,5 pulgadas grandote; pero quizá haya que modificar el modelo de interacción para tener en cuenta esta idea de un teléfono ideal (todo pantalla). Tampoco está claro cuánto -o en qué momento- se aprovecha esto versus un teléfono que tiene mínimos bordes laterales -ya hay varios- pero deja lugar en el borde superior e inferior para usarlo con el teléfono en posición apaisada, por ejemplo. Veremos.

La otra gran noticia tuvo que ver con la llegada -en tramos regionales- de las videollamadas en Whatsapp, que va habilitando en forma gradual. ¿Más tarde que todos sus competidores? Seguro; pero ninguno de ellos tiene la presencia que tiene la compañía (en llamadas de voz, por ejemplo, ya es el más usado como alternativa a la llamada tradicional en el país, según un estudio de Carrier y Asoc)

Durante la semana prestamos atención también a los dos gigantes de la industria: Apple, porque reportó un trimestre flojo (tres trimestres en declive en ventas de smartphone). Sigue siendo un problema lindo para tener, igual, el pensar cómo vender más iPhones. En el gráfico falta el último trimestre que reportó la semana pasada: 45,5 millones de iPhones (es el cuarto trimestre fiscal del año).

Y Samsung, porque siguen los rebotes de la debacle del Galaxy Note 7: desde la gente que se niega a dejar de usarlo hasta por qué todo salió tan mal (nadie sabe muy bien, pero la falta de comunicación interna dentro de la compañía mientras intentaban encontrar el problema es un factor fundamental). Lo que sí se sabe es que destruyó las ganancias que podía tener este trimestre.

Hablamos también de la polémica decisión del Gobierno bonaerense de habilitar el uso de los celulares en el aula: son a la vez una herramienta del siglo XXI, y una opción muy sofisticada para distraerse. Y no está del todo claro su beneficio educativo. Más lógico es que lleven tabletas y notebooks, aunque choquen con una realidad: múltiples estudios que hablan de la influencia positiva de leer en papel y de escribir a mano.

En el Gobierno dicen que llevan vendidos 600.000 smartphones 4G de 2200 pesos o menos. Como siempre, el punto está en si los hubieran vendido sin el plan de promoción; la lectura general que hacen en la industria es que tuvieron un efecto “dinamizador” de las ventas que -igual- están cerrando un año flojo (10 millones de teléfonos es el estimado para 2016, un 20% menos que en 2015, que ya era un año con menos ventas).

Más noticias del mundo móvil 

BlackBerry tiene nuevo teléfono: el DTEK60, mejor conocido como el Alcatel Idol 4S (en el diseño, hay algunos cambios en el hardware). Buen hardware, y con los cambios al sistema operativo que -según la compañía- hacen más seguro al teléfono. El precio es alto: 500 dólares en EEUU, pero obtenés un teléfono con pantalla QHD de 5,5 pulgadas, 4 GB de RAM, chip Snapdragon 820, cámara de 21 MP con foco por detección de fases (PDAF), flash de doble tono, una batería de 3000 mAh, sensor biométrico (el primero de la compañía), 32 GB de almacenamiento interno (expandible), conector USB-C y parlantes estéreo. (BlackBerry)  Un dato interesante es que hay una versión de este teléfono (el Alcatel Idol 4S) con casi el mismo hardware (tiene 3 GB de RAM y una cámara de 16 megapixeles), pero corriendo Windows 10 para T-Mobile. (The Verge)

Según Canalys, en el tercer trimestre del año se enviaron 355 millones de smartphones (un 5,7% más que hace un año). Oppo y Vivo siguen en el top 5 (midiendo volumen de unidades), cortesía de su popularidad en China. Huawei creció, Samsung y Apple tienen una porción de mercado menor que hace un año. (Canalys

En China, Oppo y Vivo se quedaron con algo más del 16% de ventas cada una en el último trimestre, delante de Huawei (15%), Xiaomi (10,6%) y Apple (8,4%); es increíble, pero en el mayor mercado por volumen Samsung está en “otros. Tiene el consuelo regional de ser número 1 en India (Counterpoint).

Según IDC, la venta de relojes inteligentes cayó un 51,6% en el tercer trimestre del año (respecto del mismo período de 2015). La razón -digo yo- es que sigue faltando la función novedosa que justifique su compra; la medición de la actividad física (antes que ver las notificaciones del dispositivo que tenés en el bolsillo) es por ahora la que hace más atractivo a un smartwatch, pero ahí compiten mucho los relojes conectados (tipo Withings, etcétera). Apple sigue primera (envió 1,1 millones de relojes en el trimestre), pero esto representa una caída del 71,6 por ciento en un año. (IDC)

LG envió 13,5 millones de smartphones en el tercer trimestre del año. Lleva tres trimestres consecutivos debajo de los 14 millones, y tuvo pérdidas por 389 millones de dólares. El LG G5 no anda, el V20 tampoco; no, al menos, como necesita la compañía. (Engadget)

Las preventas de los Google Pixel exceden las expectativas, hay demoras para su entrega hasta entrado noviembre. Buen indicio, aunque no se conoce la tirada original del teléfono, así que hay que tomarlo con pinzas. (9to5Google)
Apple retrasa la salida de los AirPods, la frutilla del postre del iPhone 7: dice que tiene que resolver algunos problemas inesperados. No pusieron nueva fecha (lo que es una decisión acertada, a la luz del Note 7). (Hipertextual)
El Samsung Galaxy S8 podría tener algo que varias compañías buscan hace tiempo: integraría el lector de huellas digitales en la pantalla, usando un sistema óptico. Otros creen que sería por ultrasonido, como ya tiene el Xiaomi Mi 5S (aunque en este último caso, en forma de botón). Para qué sirve: el sensor está oculto en la pantalla misma. No quita espacio en el frente, es más veloz que las alternativas, etc. Por ahora, sólo rumor. (Android Autorithy

Microsoft quitó 90.000 (!) aplicaciones de la tienda de Windows Phone italiana por no cumplir con sus nuevas reglas de clasificación por edad (que siguen los parámetros de la IARC). (Phonearena