Vuelven los teclados con el BlackBerry Priv, Microsoft completa su oferta de gama media en el país, se viene (quizás) el 4,5G, ojo con las descargas no oficiales

 

Escribí esta semana sobre el BlackBerry Priv, el smartphone con Android y teclado de la compañía canadiense, un equipo con el que la compañía va, al menos en hardware, a todo o nada: si no llega a los 5 millones en un año (un número que probablemente es bastante flexible) considerarán seriamente salir de la venta de equipos. El teléfono, por lo que dicen las primeras reseñas (de Crackberry, de Engadget, de Wall Street Journal; hay varias más) combina algunas ideas interesantes con una implementación que no siempre está a la altura de las circunstancias, pero que en general es una experiencia positiva, más allá de si es necesario o no el teclado físico, y de que el software, increíblemente, todavía tiene algunos bugs. Para darse una idea de todo lo que BlackBerry trae a Android, alcanza con ir a este sitio o ver su oferta de productos (sólo para el Priv) en la tienda de Google.

Los fans de BlackBerry se ilusionan: la oferta de la compañía es genuinamente distinta, tanto por los cambios de usabilidad como por la inclusión del teclado, en un paquete que, a priori, es de buena factura (salvo la cámara, dicen, que es medio lenta). La pregunta es si hay mercado para un equipo así. El debut llega, dicho sea de paso, cuando expertos en seguridad de Google encuentran que los agregados de software que le hizo Samsung al Android del S6 lo transforman en un colador, en términos de seguridad (ZDnet)

Escribí también sobre el 4,5G, una tecnología intermedia entre el 4G y el 5G (previsiblemente). ¿Se acuerdan que antes había 3G y un día aparecieron equipos con H o H+? (HSPA) Bueno, esto es lo mismo: no es taaaaan genial como el 5G (que estará disponible comercialmente desde 2020), pero es una mejora sobre el 4G, con tasas de transferencia promedio de 20 megabits por segundo (el promedio mundial es de 12 Mbps). Lo mejor es que no requiere cambiar el equipamiento de las antenas. Las primeras pruebas se harán este mes en Brasil. Por supuesto, sin un teléfono compatible no se podrá usar.

Esta semana, Microsoft presentó en la Argentina el Lumia 640 XL, completando su oferta de gama media (el Lumia 640 debutó hace unas semanas) con un precio de 3800 pesos, que resulta muy competitivo; el equipo (con pantalla de 5,7 pulgadas y cámara con ópticas Carl Zeiss) es uno de los que tiene asegurada su actualización a Windows 10 Mobile.

Más noticias del mundo móvil

Google está buscando socios para crear sus propios procesadores, según The Information (algo ya había circulado en las últimas semanas). ¿Será para todo Android? ¿Sólo para los Nexus o Pixel? ¿Sólo para un dispositivo de realidad virtual, los routers OnHub, etcétera? No se sabe, pero parece que el modelo de licenciamiento de ARM da para todo, incluyendo para que cada vez más compañías apuesten por los diseños propios, como Apple o Samsung (que no usa sus Exynos en TODOS sus productos) en detrimento de Qualcomm, Nvidia, etcétera. (The Verge, ArsTechnica)

Huawei es otra compañía que está yendo por el mismo camino con su flamante Kirin 950 de ocho núcleos big.LITTLE (A72 y A53), fabricado sobre 16 nm y con una performance que es un 40 por ciento mejor que el modelo anterior (el Kirin 920) mientras reduce el consumo de datos en un 60 por ciento. (ZDnet)

Esto es, claro, una pésima noticia para Qualcomm, el principal proveedor de procesadores para móviles: los tres mayores fabricantes del mundo apuestan por diseños propios, mientras que los fabricantes chinos usan los procesadores de MediaTek para sus modelos más económicos (tienen, quizá, un rendimiento menor, pero eso es cada vez menos notorio para un usuario convencional). En el medio está merodeando Intel, que tiene el sostén del mercado de PC para darle volumen y dinero y avanza sobre el mercado de tabletas, móviles y demás.

La semana que viene Qualcomm presenta el Snapdragon 820 (que vuelve a usar núcleos de diseño propio, a diferencia del 810) como una apuesta muy grande para recuperar terreno perdido; si cumple con lo que la compañía promete, debería ser un procesador muy atractivo, y la clave para lograr recuperar terreno en China, donde no logra convencer a los gigantes locales (Reuters)

Puzzlephone, el smartphone modular hecho en Finlandia por un español (y su equipo, claro) busca financiamiento en Indiegogo; al momento de escribir esto tiene 65.000 dólares prometidos sobre 250.000 de base; el precio promedio del teléfono para los “inversores” rondará los 300 dólares. (Indiegogo)

Hablame de polarización: Samsung y Apple se llevaron el 66% de las ventas de smartphones en Estados Unidos en el último trimestre, y tiene 9 de los 10 modelos más vendidos en ese país. (Kantar) Mientras, en el mismo período Huawei se transformó en la segunda marca de Android más popular en Europa Occidental (Kantar, también)

Xiaomi vendió 11 millones de Redmi 2a desde marzo último (Xiaomi Today) También, un millón de equipos en India en el último trimestre (CNet)

Desde su lanzamiento (medio año) Apple vendió 7 millones de relojes Watch, según estimaciones de Canalys.

Una prueba más de que no hay que instalar aplicaciones que no vengan de las tiendas oficiales: un nuevo tipo de malware está circulando en las tiendas alternativas que se disfraza de aplicaciones oficiales, logra instalarse en Android como root y es casi imposible de eliminar. (ArsTechnica)

Vertu, alguna vez la línea premium de Nokia, fue vendida, una vez más, a una firma china; seguirá apostando por el mercado de teléfonos de lujo (con Android, ahora). (GSMArena)