Ubuntu y la convergencia, cómo será el Galaxy S7, las tribulaciones móviles de Microsoft, Carrier Aggregation en la Argentina y más

 

Vuelto de las vacaciones, escribí sobre Ubuntu, que presentó su primera tableta como una forma de mostrar el poder de su distribución de Linux, y sobre todo, la manera en que puede combinar una vista móvil con la transformación, con un teclado y un mouse (y una pantalla, eventualmente) en una computadora de escritorio con la interfaz de usuario tradicional. Es similar al Continuum de Microsoft (el smartphone que se hace PC), y aunque es un concepto muy atractivo, también es muy de nicho… y muy difícil de vender como diferencial. Javier Pastor tiene un buen análisis al respecto.  Y a propósito, si buscan algo así en Android (no oficial), similar a como funcionaba el webtop de Motorola pero más sofisticado (porque se podrá actualizar la parte “desktop” del sistema operativo) pueden mirar cómo evoluciona MaruOS, que combina Android con Debian (Liliputing)

Ya estamos muy cerca del Congreso Mundial de Móviles, donde Samsung presentará el Galaxy S7 y LG su G5. como siempre sucede, ya se sabe casi todo sobre ellos (y sobre algunas cosas que podría incluir el iPhone 7), desde la vuelta de la ranura para la microSD y el hacerlo resistente al agua, al uso de un sensor de 12 megapixeles (en el S7), al tiempo que mantiene su aspecto con muy leves modificaciones; en el iPhone, lo más notorio será un cambio leve en la parte trasera para cambiar la ubicación de las antenas (la línea de plástico que se para el metal) y, quizás, una cámara más pequeña (sin sobresalir) o con doble lente.

Microsoft se quedó con Swiftkey, el teclado especial para Android y iOS (y la base del de BlackBerry 10). Otra herramienta para su oferta de aplicaciones multiplataforma.

Con un día de diferencia se difundieron un par de estudios sobre el 4G, uno de Cisco específico de la Argentina (3 millones de usuarios, el 5% del total; el 42% de las conexiones locales es a 3G, el pico de consumo es entre las 10 y 11 pm) y otro internacional de OpenSignal, que indica (según las mediciones de los usuarios de su comunidad), que el promedio de velocidad bajó de 11 a 9 Megabits por segundo, en promedio, entre el tercer y cuarto trimestre de 2015. 

Mientras, se conoció otro proyecto de Google para dar conectividad, alternativo a sus globos: SkyBender, un drone alimentado por luz solar que podría ofrecer 5G desde el aire.

Whatsapp tiene 1000 millones de usuarios activos. Google, con Gmail, también (no es menor, para leer esto, que Android requiera una cuenta de Gmail para activarse, más allá de que es un servicio muy popular).

Dos notas de las semanas que estuve de vacaciones: un análisis del TCL D55, un smartphone económico, y el cálculo por parte de Apple de que 2016 podría ser el año en que por primera vez venda menos que antes. Pese a tener una facturación récord, el último trimestre de 2015 vendió 74,8 millones de iPhone, muy cerca de los 74,5 millones del mismo período en 2014. ¿Muere el iPhone? Claro que no, pero al parecer va llegando a su (natural) tope, dicen los analistas, aunque a un ritmo que, por ahora, es arrollador; a la vez, su ecosistema tiene un tamaño y un dinamismo suficiente como para mantenerlo vivo más allá de si las ventas siguen siendo récord o no.

La gran oportunidad es la India, donde Apple aplicó para vender teléfonos reacondicionados que, claro, son más baratos que los nuevos (Indian Express)  ¿Por qué la India? Desplazó a Estados Unidos como el segundo mercado (en volumen) más grande de celulares (Counterpoint).  De hecho, Foxconn ya había dicho a mediados del año pasado que planeaba invertir 5000 millones de dólares en el próximo lustro en India, tanto por el tamaño del mercado como por los menores costos (sueldos más baratos) respecto de China. (Reuters)  ¿Quién sigue a estos dos? Estados Unidos y, más atrás, Brasil o Indonesia. (Techinasia)

Más noticias del mundo móvil

Dicen que en la segunda mitad del año el iPhone volverá a venderse en la Argentina por operadora (también liberado). Será carísimo. (BigBangNews)

Microsoft publicó los números de sus últimos resultados financieros… y la parte que refiere a Windows Phone es brutalmente negativa: 4,5 millones de smartphones enviados en el último trimestre, contra 10,5 millones en el mismo período de 2014 (y ya era un número bajo). En total, 110 millones de smartphones enviados en toda la historia de Windows Phone, más o menos lo que Samsung mueve por trimestre. Esto, además, en contraste con las tabletas Surface, que le reportaron a la compañía 1300 millones de dólares en ventas (y en crecimiento). Seguro no ayudó la falta de equipos innovadores en los últimos dos años (el Lumia 950 es de lo mejor en este punto, y no una mera actualización leve de hardware). ¿Está muerto Windows Phone? Sí y o no. Nadie está muy seguro. Yo espero que no, porque es un sistema operativo que, con sus limitaciones, me parece excelente. Pero BB10 también me parece que tiene una interfaz de usuario genial, y ahí está; es evidente que no alcanza con eso, y la disponibilidad de aplicaciones es cada vez un tema más vital (en W10 esto se solucionaría en parte con la herramienta para ayudar a desarrolladores de iOS a llevar su software a W10). 

Microsoft tiene, según los analistas, dos opciones: tirar la toalla y apostar a ser el proveedor más popular de herramientas clave (ver la compra de Swiftkey, por ejemplo) o mantener la plataforma como área de experimentación para un público más de nicho (Surface Phone, digamos, al estilo de lo que Google hace con Nexus) mientras intenta analizar cuál es el futuro de la computación y cómo la compañía puede sumarse a esto. Lo que está claro, al menos en el corto plazo, es que Windows Phone seguirá existiendo, y tendrá un mínimo impulso este año con Windows 10 Mobile; sobre todo, será clave saber si Microsoft logra convencer a los desarrolladores de hacer aplicaciones universales para su plataforma. que corren en Windows 10 en el escritorio, en la tableta y en el celular. (Paul Thurrot, Windows Central) Todo esto no evita que la plataforma siga sumando propuestas: ahora es Vaio (la firma japonesa que se quedó con la marca de Sony) la que presentó un teléfono con Windows 10. (Geeksroom)  

La Fundación Mozilla dio más detalles sobre el fin de Firefox OS como sistema operativo para móviles: no habrá actualizaciones de ninguna índole más alla de FF OS 2.6. Se aceptarán nuevas aplicaciones (nativas del sistema operativo) hasta 2017, mientras las fundación cambia la intención de este sistema operativo al de “llevar el poder de la Web a la Interent de las Cosas”. (Mozilla

Mientras, el smartphones Turing (supuestamente superseguro) ya no llevará Android: ahora usará… Sailfish OS, desarrollado por Jolla. Difícil de entender las razones, más allá de que las aplicaciones de Android corren dentro de un entorno seguro y son más fáciles de limitar que en un Android “puro”. (Android Police

BlackBerry confirma 200 despidos mientras busca reestructurarse; también, que Gary Klassen ya no está más en la compañía; es el creador del BlackBerry Messenger y, por extensión, una influencia directa en la mayoría de los mensajeros móviles tal como los entendemos hoy. (CrackBerry)

Apple deberá pagar 626 millones de dólares por infringir unas patentes relacionadas con FaceTime y las VPN. El dinero lo recibe VirnetX, que parece ser un troll de patentes. (TicBeat)

Apple no la está pasando bien por el Error 53: enfrenta un problema de RRPP en ciernes por bloquear (vía una actualización de software) a los iPhone 6 que no tienen un sensor biométrico original (porque fueron reparados por terceros). La compañía dice que no puede garantizar la seguridad del equipo; los usuarios damnificados consideran que esto no es suficiente motivo para inutilizar por completo el dispositivo. (The Guardian)

Samsung, por su parte, fue demandada por la Asociación Danesa de Consumidores por no actualizar los teléfonos con la suficiente premura, ni incentivar a los usuarios a que lo hagan. (The Register)

Hablando de Samsung: la compañía tenía un bloqueador de avisos (AdBlock Fast) que servía para usar con su navegador Web (el que incluye en sus teléfonos como alternativa a Chrome). Estuvo poco tiempo en la tienda de Google, hasta que la compañía lo eliminó por no respetar los lineamientos de la tienda, porque interfiere con los avisos (de los que Google obtiene la enorme mayoría del dinero que le da sustento). (The Verge)

Foxconn está cada día más cerca de quedarse con Sharp (la negociación viene en danza desde el año pasado como mínimo). Ofreció US$ 5300 millones, el doble que el consorcio japonés que quería rescatar la compañía. Para qué le sirve a Foxconn: patentes, tecnología de pantallas de primera línea (incluyendo displays sin borde y de formato irregular), fábricas. Otro paso en el lento pero firme camino de Foxconn para dejar de ser un fabricante para terceros (Bloomberg)

Huawei dice que vendió 12 millones de smartphones en América latina, y que en la Argentina creció, entre 2014 y 2015, un 300% (en dinero facturado, no en unidades). La compañía dice que tiene el 13% del mercado latinoamericano.

En la Argentina, Movistar está probando Carrier Aggregation, como lo hace en Europa. ¿Qué es esto? Permite que tu teléfono use canales de frecuencias que una antena no tiene ocupados en un momento dado, lo que hace que tu equipo pueda descargar más datos al mismo tiempo (porque usa la parte del espectro que tenés asignado por equipo, más la que está vacante para otros equipos). Ahí es donde empieza a ser importante la capacidad de descarga del módem 4G del teléfono, por lo general identificado como CAT; el tope actual es CAT12, hasta 600 Mbps de descarga. (Telesemana)