Transferencias de llamadas activadas por Wi-Fi, el Apple Watch, Windows Phone muestra su futuro, HTC tiene otro One

 

Wristomo, el celular para la muñeca que NTT DoCoMo vendía en Japón en 2003 / REUTERS

Esta semana escribí sobre una aplicación para Android que permite aprovechar la transferencia de llamadas, activándola automáticamente por Wi-Fi, una alternativa para no perder llamadas en zonas con mala señal (o para quienes trabajan/viven) dentro de un cubo de cemento, jaula de Faraday, etc.

En LA NACION Tecnología hablamos también de los cambios en los abonos locales de conectividad, que en general amplían su capacidad -y su precio-, pero que en el caso de Movistar motivaron la queja de los usuarios.

Y de cómo se doblan el Galaxy S6 y el HTC One M9 (como el iPhone 6 Plus). Es más una muestra de tortura que la reproducción en laboratorio de una situación cotidiana, por supuesto, pero invariablemente generó revanchismo desde ambos -e incomprensibles- lados.

La buena noticia de la semana viene de algo que es 100% de laboratorio por ahora, pero que quizás veremos algún día: una batería de aluminio que se carga en un minuto, aunque sin tener todavía la potencia que necesita un teléfono. Además es flexible.

El final de la semana estuvo dominado por el Apple Watch, que salió a la venta en Estados Unidos. Las reseñas coinciden en que es muy bonito y cómodo (y el smartwatch más sofisticado del mercado), pero que algunas cosas funcionan bien y otras no tanto (y sugieren esperar al v2 antes de comprarlo). Pero en general son bastante más cautas de lo que yo esperaba, más que nada porque sigue sin estar claro para qué necesitamos en un reloj inteligente. Igual vendió muy bien, y ya hay demora para la entrega de los relojes (aunque no sabemos cuál fue la tirada inicial).

La reseña que más me gustó: la de Joanna Stern en el WSJ; en AppleInsider tienen un resumen de varias muy buenas (en inglés).

Tres reflexiones sin intenciones de originalidad de un domingo por la tarde:

  • varias reseñas son de gente que encuentra novedosa cosas que ya están en otros smartwatches (salvo Force Touch y el Taptic Engine, que parecen ser realmente innovadores), pero que notan, acertadamente, que aunque relojear el teléfono hoy es aceptable en una reunión, mirar el reloj envía, en este caso, un mensaje equívoco (“me quiero ir”);
  • aunque Motorola, LG y Huawei están diseñando relojes redondos (y muy lindos), el futuro más promisorio del reloj es cuadrado, como el digital, por una cuestión, digamos, textual: el dial circular, sin duda bonito y clásico, es un diseño que siguió a una necesidad mecánica antes que funcional. Y ahora la función clave del smartwatch es mostrar notificaciones; el 99% de ellas es texto.
  • Apple acertó con los dos tamaños (38 y 42 mm); sus competidores fueron a un tamaño un poco mayor, pero quizá lo hicieron no sólo por una cuestión técnica sino pensando en la moda: los recientes relojes pulsera tradicionales tienden a ser tanto o más grandes que un Moto 360 (de 44 mm para arriba). En A blog to Watch dicen que los relojes pulsera grandes se impusieron con el nuevo milenio, en parte por su nueva condición decorativa antes que funcional; quizá, pienso, Apple está apuntando en quienes dejaron de usar reloj hace unos años y lo reemplazaron por el smartphone, y que probablemente tienen una idea “anticuada” de lo que es un tamaño adecuado, y por eso los hizo así, y ofrecerá una versión de 44 mm o más el año próximo.

Más noticias del mundo móvil

Fue una semana con novedades en los sistemas operativos:

Apple publicó iOS 8.3; el cambio más notorio -y más comentado- es el de los emoji con varios colores de piel y de pelo, y el del saludo vulcano; el resto de los agregados -mejoras en la herramienta de Wi-Fi, en las pestañas de Safari, la suma del portugués a Siri, etc.- son más sutiles. La actualización no estuvo exenta de problemas. (Gottabemobile)

Microsoft publicó una nueva beta de Windows 10 para smartphones (la 10051); incluye una versión inicial del navegador Project Spartan, aplicaciones renovadas del correo, los mensajes y el calendario (con gestos, nuevas vistas), nueva versión de la aplicación de mapas, nuevo gestor de aplicaciones activas, nuevo administrador de archivos, etc. (Windows Blog) En general, el nuevo diseño aprovecha mejor las pantallas grandes -por tipografía y por uso del espacio-; incluso hay un teclado para usar con una sola mano en un smartphone de gran tamaño. (Windows Central) Este video muestra los cambios (la mayoría se aprecia aún si no hablan inglés).

Si tienen un BlackBerry nacional, ya deberían poder actualizar a la versión 10.3.1, que trae el asistente digital, algunos cambios estéticos y varias novedades atractivas. Vale la pena.

Y ya está CyanogenMod 12.1 (basado en Android 5.1). Cambios más notorios: permisos de root definidos por aplicación; la posibilidad de tener Ambient Display (notificaciones en pantalla al estilo Motorola) en cualquier teléfono compatible -es decir, con pantalla AMOLED; no está claro si necesita display con memoria también, como requiere Nokia para su herramienta de notificaciones en pantalla. (Cyanogenmod blog)

A propósito, adopción de nuevas versiones del sistema operativo en Android y en iOS. La comparativa tiene una utilidad limitada, pero sigue siendo un dato más para tener en cuenta, sobre todo por la hipótesis (¿a qué versión del sistema operativo debería apuntar un desarrollador?). Los comentarios también suman información interesante (Beyond Devices)

Al final los render que andaban dando vueltas eran ciertos: HTC anunció el One M9+, con pantalla de 5,2 pulgadas (QHD), chip MediaTek de 8 núcleos y lector de huellas digitales al frente, además de una segunda cámara trasera para medir profundidad de campo. (Android Beat)

Aunque dice que los pedidos del Galaxy S6 son récord y la compañía no da abasto para fabricar el Edge (Reuters), Samsung adelantó que el primer trimestre del año fue bastante flojo: comparado con el primer trimestre de 2014, facturó un 10% menos, y tuvo 34% menos ganancias, es decir, “sólo” 5430 millones de dólares. (Forbes).

Varios analistas argumentan que uno de los problemas para Android en general y para Android Wear en particular es que los usuarios con mayor poder adquisitivo (más atentos a darse un lujo como un reloj, etc.) son lo del iPhone. Para lograr que Android Wear tenga más llegada, estar en iOS es importante y es algo que, al parecer, está próximo a ser implementado. No es imposible: Pebble ya tiene un reloj compatible con ambos sistemas operativos. (The Verge)

En China esperan una caída en el mercado de smartphones del 30% para el primer trimestre del año (es decir, el que ya terminó) comparado con el último trimestre del año. Febrero es tradicionalmente un mes con pocas ventas (por el Año Nuevo Chino), pero según Digitimes Research también hay inventario acumulado de meses anteriores. (Mobile World Live)

El Congreso Mundial de Móviles se hace en Barcelona hasta 2018, pero la ciudad ya pidió ser la sede por otro lustro. Es comprensible: la última edición trajo 93.000 visitantes y generó la circulación de 436 millones de euros, facturados por todo concepto, durante esos cuatro días. (El País)

Dicen que Nokia estaría pensando en vender su división de mapas HERE. La compañía dijo en su último reporte financiero que vale 2100 millones de dólares; pagó 7200 millones por Navteq en 2007. Por ahora es sólo un rumor (Bloomberg)

Otra de Microsoft: le otorgaron una patente para booteo múltiple en dispositivos móviles. Pero no solo elegir qué cargás cuando booteas, sino algo mejor, una suerte de mini virtualización: cargar un sistema operativo -o una parte- para una función específica (controlar la cámara, por ejemplo). Por supuesto, patente no equivale a implementación inmediata. (Hipertextual)