Sony, Xiaomi y Lenovo muestran sus novedades para Asia, Google prueba ser un operador virtual, ARM habla del próximo Cortex A72 y Motorola actualiza el Moto G local a Lollipop

 

Esta semana comenzó, en Estados Unidos y parte de Europa y Asia, la distribución del Apple Watch, con lo que las redes sociales y los sitios de tecnología se llenaron, una vez más, de unboxings, guías para el usuario primerizo, etcétera. Reacciones hay de todo tipo -muchas, cercanas a la evaluación cauta de las reseñas profesionales, aunque con la lógica emoción del chiche nuevo-.

Mientras, Google aprovechó para anunciar una próxima versión de Android Wear que, entre otras cosas, permitirá el uso del Wi-Fi para recibir notificaciones en el smartwatch aún si el teléfono -que es el que hasta ahora le envía los datos vía Bluetooth- está lejos. Genial para andar por la casa sin llevar el teléfono encima. Sony y Motorola ya confirmaron que estará disponible para sus relojes en breve.

La otra noticia de Google es que se transformó, en Estados Unidos, en una operadora virtual: ofrece un abono de datos sin costo extra por roaming -aunque con menos ancho de banda si vas a los 120 países, incluyendo la Argentina, donde tiene cobertura- y, como otras, te devuelve los datos no usados en forma de crédito. No es barato, pero no tiene contrato de permanencia. Las reacciones son variopintas; acusaciones de que viola la neutralidad de la red (por ahora sólo se puede usar con un Nexus 6), creer que es el peor error que cometierion las telefónicas que participan, etc. Aunque comparto el concepto de que lo que logra Google es ser un intermediario entre las operadoras (que ya no importan, porque son sólo proveedoras de servicio) y el usuario. El problema, como dice Jan Dawson en este análisis brillante previo al anuncio (pero 100% relevante a posteriori) es que las telefónicas siguen ganando de una u otra forma, y siempre pueden romper esto; si lo aprueban, es porque la apuesta de Google es suficientemente acotada compara no ser peligrosa.

Durante la semana Sony presentó un Xperia Z4 para el mercado japonés, con la expectativa de que mostrará en breve una segunda variante para el mercado internacional. El teléfono mantiene las líneas del Z3 (que, a propósito, será presentado en la Argentina en mayo próximo) y actualiza el hardware -pantalla Full HD de 5,2 pulgadas, chip Snapdragon 810, cámara de 20,7 megapixeles- sin demasiadas sorpresas, salvo el inesperado estabilizador óptico de imágenes para la cámara frontal de 5 megapixeles.

Otra compañía que hizo ruido fue Nokia: toma fuerza un rumor -que hace ya un tiempo viene dando vueltas- de que la compañía presentará un smartphone a principios del año próximo, con el mismo esquema que la tableta N1: hacer el diseño y dejar que Foxconn se encargue de la apuesta monetaria fuerte (fabricación, distribución y venta). La tableta N1 tenía buen diseño y un launcher propio; para el smartphone Nokia debería, quizás, hacer algo más, porque smartphones Android con buen diseño hay muchos. La compañía respondió oficialmente diciendo que no planea fabricar ni vender teléfonos, pero el brevísimo texto no desmienta de que hagan algo como con la tableta N1 (Reuters).

Mientras la Secretaría de Comunicaciones informó que sancionará a Movistar por los cambios en los planes de datos de 1,7 millones de usuarios; Whatsapp habilitó las llamadas de voz para usuarios de iPhone; y la (para mí) ignota compañía australiana Guvera presentó su servicio de streaming de música en el país (33 pesos por mes o un sinfín aleatorio de música).

Más noticias del mundo móvil

En China hubo varios anuncios interesantes de smartphones: Xiaomi presentó el Mi 4i, con un panel IPS Full HD, un Snapdragon 615 de 8 núcleos (cuatro a 1,7 GHz, cuatro a 1,1 GHz); 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento internos, cámara de 13 megapixeles con flash de dos tonos, frontal de 5 megapixeles con apertura f/1.8, batería de 3120 mAh, 7,8 mm de grosor y un precio en India de 200 dólares. Un punto interesante es que tiene Google Play y los servicios de la compañía, en detrimento de su propia tienda, para apoyar su expansión internacional (CNet) aunque esto es algo de lo que Xiaomi viene hablando desde hace tiempo (Miui)

Lenovo, por su parte, llegó con el K80: 4 GB de RAM, pantalla de 5,5 pulgadas Full HD, chip Intel Atom a 1,8 GHz, cámara de 13 megapixeles con OIS y, lo más impactante para mí, una batería de 4000 mAh en un equipo de 8,9 mm de grosor. Precio: 290 dólares (en China, claro). (Andro4All)

¿4000 mAh? Cómo no, dijo Acer, con su Liquid X2: mismo tamaño de batería , triple SIM, chip de 8 núcleos, pantalla de 5,5 pulgadas y cámara de 13 megapixeles. No hay más datos del resto del hardware. (Engadget)

Qualcomm no tuvo un buen inicio de año, algo que la compañía ya había pronosticado (por quedarse afuera del Galaxy S6, que usa un chip propio de Samsung). Facturó un 8% más que en el mismo período de 2014 (US$ 6400 millones) pero con un 46% menos de ganancias (US$ 1100 millones). Ahora confirma que tampoco estará presente en otros dispositivos de alta gama de Samsung, típicamente el Galaxy Note (Re/code). Aunque primero eran socios, y ahora son competidores, también pueden ser socios: dicen los rumores más fuertes que Qualcomm -que no tiene fábricas propias- usará las de Samsung para producir el Snapdragon 820. (ArsTechnica). Hasta ahora usaba las de TSMC, el líder absoluto en fabricar microprocesadores para terceros. (EE Herald).

Hablando de Samsung: todo indica que tendrá, en breve, un reloj inteligente con pantalla circular, como casi todos sus competidores. En teoría se llamará Gear A, y continuará la apuesta de la compañía por una plataforma propia construida sobre Tizen. (Sammobile).

Si tienen un Moto G de primera generación con sello de Tierra del Fuego, deberían poder actualizarlo a Lollipop (5.0), sin importar la operadora o si es liberado. Según Motorola Argentina, algunos usuarios ya tenían la actualización, pero ahora está disponible para todos los usuarios. ¿Y el Moto X? Falta, dicen, pero no mucho.

Mientras, Microsoft envió, en el último trimestre, 8,6 millones de smartphones Lumia. 18 por ciento más que en el mismo período de hace un año, pero con una facturación que bajó un 14%. Y se desploma su negocio de teléfonos celulares a 24,7 millones, pero era algo esperable y a lo que la compañía contribuye saliendo del segmento de featurephones (GSMArena). Al mismo tiempo, confirmó 100 millones de descargas de su Office en Android y en iOS (The Verge). Microsoft gana mucho dinero con las patentes que le licencia a fabricantes de Android, pero según DigiTimes (que no siempre la pega) está ofreciendo descuentos a cambio de que sus aplicaciones estén preinstaladas en los dispositivos (MobileWorld)

ARM estuvo brindando más detalles de Cortex A72, el procesador que  -de una u otra forma- estará en los dispositivos móviles de alta gama del año próximo, aunque también en versiones más modestas (en 28 nm) de parte de Qualcomm y MediaTek. Recuerden: ARM hace el diseño base del procesador que luego otras compañías fabrican (con más o menos modificaciones). Lo más notorio para el usuario común: entre 20 y 60% más instrucciones que un Cortex A57, y en tre 18 y 30 por ciento más eficiente en consumo de energía. Y según ARM, le juega de igual a igual a un Core M (pero no a Broadwell de Intel cuando no hay problemas de energía). Todo esto en los papeles, claro; habrá que esperar a verlo en acción para comprobar esas promesas. (ArsTechnica)

ZTE demandó a Huawei; dice que la cámara de flamante P8 viola una de sus patentes para captura de imágenes con obturador lento (para las fotos tipo bulbo); Huawei dice que es una técnica centenaria de la fotografía analógica. (Wayerless)