Snapdragon 845, Android Go, 512 GB de almacenamiento

 

Esta semana Qualcomm presentó el Snapdragon 845, el chip que estará en el corazón de los smartphones con Android más avanzados del mercado (Apple, huelga decir, sigue su propio camino, con resultados superiores, a juzgar por algunas comparaciones de laboratorio). Además de la consabida mejora en el rendimiento, el chip tiene todo lo necesario para “democratizar” los últimos avances en telefonía móvil: un sistema de análisis de imágenes en el mismo chip para lograr jugar con la profundidad de campo (el desenfoque del fondo) con una sola lente trasera, y soporte para un sensor adicional en el frente que permita un sistema de identificación biométrica como el Face ID, entre otras cosas.

El mismo Snapdragon 845 estará en computadoras con Windows 10, con la promesa del inicio instantáneo y la autonomía de 24 horas. Es, por un lado, una muestra de la intención de Qualcomm de ir más allá del teléfono y, al mismo tiempo, de la evolución de la visión que tenía Microsoft: la mínima diferencia posible entre un smartphone, una tableta y una PC.

Samsung ya está fabricando chips de 512 GB de almacenamiento; sería raro que nos los veamos en 2018 en el mercado (quizá en tabletas antes que en teléfonos).

Mediatek publicó un análisis con los 5 componentes más caros en un celular, en el que pica en punta, comprensiblemente, la pantalla. La lista no incluye elementos intangibles, como las patentes, que según un estudio de Intel de hace algunos años podían llegar a representar hasta un tercio del precio del equipo.

Google sigue publicando aplicaciones para complementar Android Go, y eso incluye Files Go, una herramienta para liberar espacio de almacenamiento en el teléfono. Así como Google Photos o Onedrive ofrecen liberar espacio de archivos que ya están en un servidor remoto, Files Go sugiere algo similar para otro tipo de elementos.  

El 35,3 por ciento de los usuarios de iPhone en EEUU y Europa tiene un modelo de más de 2 años de antigüedad; en 2016 eran el 30,1 por ciento. No es novedad (en 2016 el cálculo eran 26 meses), pero sí indicativo de una tendencia firme que sigue al de las PC: el hardware viene evolucionando más rápido que nuestra capacidad para exigirlo al máximo. (Kantar)

Consumer Reports le dio una mala calificación al iPhone X, sobre todo por su fragilidad (para el precio que tiene), algo previsible. No es el único equipo al que le baja la calificación por esta razón, aunque lo ubica por debajo del Galaxy S8 y el iPhone 8. (PhoneArena)

Finalmente Google presentó Android Go, la versión adaptada a un hardware mínimo (512 MB de RAM, por ejemplo). Además de tener versiones de las aplicaciones más frugales en el uso de recursos, duplica el espacio de almacenamiento disponible en un equipo con 8 GB internos. Es la punta de lanza de Google para llegar lo más abajo posible en el mercado con Android Oreo, para que los fabricantes de los equipos más económicos opten por esta versión y no por algunas más antiguas, y es también el reemplazo de AndroidOne, hoy devenido un programa para tener un Android puro en equipos de gama media o alta. No es, no obstante, una versión de libre distribución: es para OEMs. (Google)

El asistente digital de Samsung, Bixby, aparece en español de Estados Unidos, aunque por ahora su disponibilidad no es general (y dependerá, seguramente, de cómo esté configurado el Galaxy S8/S8+/Note8). Pero lentamente va expandiéndose. (Sammobile

iOS 11 está en el 59 por ciento de los dispositivos compatibles. La adopción está siendo más lenta que con iOS 10 (MacRumors

Durante 2017 los europeos consumieron, en promedio, 2,4 GB de datos móviles por mes. Los números no son uniformes, no obstante: los finlandeses, por ejemplo, consumen un promedio de 13,3 GB de datos por SIM, seguidos por los austríacos, con 5,7 GB por SIM, según GlobalData (GSMArena