Probando el Moto G4 Plus y el Vibe K5, el vuelo vertical de Google, la parábola explosiva del Galaxy Note 7

 

Esta semana estuve probando dos teléfonos, ambos de Lenovo: el Moto G4 Plus y el Vibe K5; el primero es muy recomendable como equipo no tan económico, el segundo un poco menos, principalmente porque lleva una mayor impronta de Lenovo; cuál será su impacto en el mercado local (y cómo esa impronta influirá en la oferta de móviles de la compañía) es todavía un misterio.

En LA NACION Tecnología también estuvimos probando el Sony Xperia X, que ya se vende en la Argentina, y que representa un cambio en el ritmo de presentación de equipos de la compañía japonesa (en los últimos tiempos tardaban un año entre su anuncio internacional y su llegada al país). Es cada vez más una marca de nicho, pero sigue siendo interesante.

La pesadilla del Galaxy Note 7 no parece tener fin para Samsung: ya son cinco los casos reportados de teléfonos “corregidos” (es decir, que en teoría son seguros y que no tienen el problema de la batería) que se prendieron fuego después de la campaña de recambio de los equipos originales. Las operadoras de Estados Unidos frenaron las ventas de este teléfono maldito mientras Samsung investiga los casos (The Verge).

Las oficinas de Samsung en estas semanas serán un infierno, pero eso no evitó que la compañía comprara Viv, la firma de los creadores de la versión original de Siri, y que hoy tienen Viv, un asistente digital muy moderno y, dicen algunos, más avanzado que Google Assistant, sobre todo en la capacidad para comprender órdenes complejas, entender contexto, etcétera. Va camino a reemplazar a S Voice y a ser el alma del centro de comando hogareño que prepara la compañía (y que en rigor ya intentó imponer en sus televisores, sin éxito).

El centro de comando hogareño es a lo que apunta Google con Home (un parlante al estilo Amazon Echo; le hablás y te responde en forma oral; ya que es la única interfaz para interactuar con el dispositivo; la idea es que a futuro sea muy flexible en la cantidad de servicios con los que puede vincularse). Es parte de la transición de Google a ser una empresa de hardware (en parte ya lo era), pero no con un diseño vertical puro como el de Apple (y otros fabricantes pre-Android como BlackBerry o Nokia), en el que software y hardware se hacen en un mismo lugar; Google va a un sistema mixto como el de Microsoft: tener su propia línea de dispositivos de muy alta gama, y competir con los mismos socios que llevaron a la compañía a dominar su segmento.

Como lo puso The Verge: el Pixel es un iPhone, los lentes de realidad virtual son el Samsung Gear VR de Google, el parlante Home es el Amazon Echo, el router Google WiFi (que funciona como una repetidora para extender la cobertura) es igual al Eero.

Los flamantes teléfonos Pixel son atractivos, aunque poco novedosos, más allá del énfasis que hicieron para mostrar cómo, por ejemplo, redujeron la latencia en la interfaz de usuario, algo que sólo lograron teniendo un control absoluto sobre el hardware: otro elemento más para comprender el posicionamiento de estos equipos, en disputa directa con el iPhone y a la vez muy de nicho.

Esta semana también hubo problemas en la red de Personal, que actualizó su infraestructura y dejó sin llamadas de voz (y sin conectividad, en algunos casos) a un millón de clientes.

Más noticias del mundo móvil 

Los teléfonos Pixel de Google fueron diseñados por la compañía, pero la fabricación (y parte del diseño, diría) los hizo HTC, manteniéndose fiel a su historia. HTC nació fabricando equipos para terceros (Phonearena). De hecho, en muchos aspectos el Pixel es un HTC 10 remozado, y no está mal. La compañía tuvo un buen septiembre (facturó un 31% más que hace un año, con 418 millones de dólares); las ventas de los Pixel deberían contribuir a mejorar aún más sus finanzas (GSMArena). 

Los Pixel corren Android 7.1, y tienen algunas funciones exclusivas (el launcher, el almacenamiento ilimitado en Photos, algunas funciones de la cámara y el acceso remoto al teléfono desde el soporte técnico) que no estarán disponibles en el Nougat “normal”, al menos por ahora (Android Police

Tres lecturas (sobre mil) del viraje de Google de ser horizontal (licenciar un sistema operativo para que terceros lo lleven al mercado) a ser vertical (hacer software, hardware, gestionar la venta, etcétera). La de Walt Mossberg (Google es el competidor que Apple no tuvo hasta ahora; el desafío es enorme), la de Jan Dawson (apuntan a mejorar la presencia de Android en la alta gama, pero sobre todo a recuperar el control de android), la de Alex Barredo (los Pixel no pueden competir con Samsung et al, como no lo hicieron los Nexus, están destinados al fracaso).

Algunos analistas predicen 4 millones de equipos Pixel vendidos este año. Si es así, sería un éxito para Google y para HTC (GSMArenaPor lo pronto, ambos modelos de Pixel (el común y el XL) se agotaron en la tienda de Google, aunque es imposible saber cuántos equipos estaban disponibles (Phone Arena). Pero para mantener el ritmo de ventas Google tendrá que hacer lo mismo que sus competidores: gastar fortunas en publicidad y marketing. ¿Cuánto? Cientos de millones ya están presupuestados. (Reuters

Los Pixel tienen el puntaje más alto a la fecha en DxOMark (89 puntos). La reseña completa ya está publicada, y al ver la comparativa de las imágenes está claro algo que ya se ha dicho muchas veces: este tipo de puntajes, como el resto de los benchmarks, es indicativo hasta cierto punto, y más con las cámaras (es decir: el número no lo es todo). Las diferencias entre las fotos de un Pixel, un Galaxy S7 y un iPhone 7 son muy, muy, muy sutiles, y por eso muy discutibles. (DxOMark)

Sharp mostró una pantalla de teléfonos sin marco y con bordes curvos. El Sharp Corner R es un prototipo, y aunque es muy lindo, para ser efectivo requeriría un cambio en la interfaz de usuario (que hoy es rectangular en cualquier sistema operativo). Sharp lo usa para mostrar su tecnología de pantallas que permite cualquier forma. (Gizmochina)

Lenovo publicó la lista de equipos Moto que se actualizan a Nougat: los tres Moto G4, los Moto X de 2015, los Moto Z, el Nexus 6 y un par de Droids. ¿Cuándo? Ultimo trimestre del año, así que lo más probable es que en el país sea para principios de 2017; la última palabra la tienen las operadoras, si le compraron a ellas el equipo. De los Vibe que tendrán Nougat no hay noticias, otra marca más en la diferencia entre la filosofía de una y otra parte de la compañía. (Lenovo)

Un juzgado de Estados Unidos revisó la decisión de otro juez y definió que Samsung sí le debe 120 millones de dólares a Apple por violación de patentes (el juez anterior lo había anulado), y que Apple, a la vez, debe pagarle a Samsung 150 mil por infringir, a su vez, otra patente. (The Verge)

Gartner estima que este año se enviarán 1800 millones de teléfonos celulares. En 2015 fueron 1900 millones, un número que volverá en 2017 mientras el mercado se acomoda (Gartner)  Un indicador indirecto: Sony, que hace el 40 por ciento de los sensores de cámaras para teléfonos móviles, dice que sus plantas trabajarán en su máxima capacidad entre octubre y marzo próximos para abastecer a sus clientes, que están estimando una mayor producción para 2017. (Reuters)

El costo del recambio de Galaxy Note 7 es de 1800 millones de dólares, según algunas estimaciones, pero aún así la compañía espera un tercer trimestre con una mejora en las ganancias (5,6 por ciento más que el trimestre anterior), sobre todo gracias a las divisiones de semiconductores y pantallas. No está claro el impacto que tendrá en el volumen de ventas de teléfonos, que se verá en el próximo trimestre; el Note 7 no es un equipo particularmente popular, pero podría afectar las ventas de otros modelos. (Engadget)