Probando el Huawei Mate 10 Lite, quién gasta más en aplicaciones, crece el nicho de los smartphones gamer

 

Esta semana publicamos una reseña del Huawei Mate 10 Lite que se vende en la Argentina, una propuesta interesante para la gama media premium (más allá de que llegue algo demorado al país).

Hablamos también de cómo convertir tu celular en un posnet para cobrar con tarjeta: algo que en otros países es relativamente común, y que acá permite, por ejemplo, que quienes no tienen un local igual puedan cobrar con tarjeta

La última actualización de Apple anula el uso de la pantalla de un iPhone 8 si no fue arreglada en una tienda oficial (es decir, si no es un panel original). Ya pasó hace unos años con los sensores de huellas digitales. Apple dice que es por seguridad, y algo de razón tienen; los usuarios que lo cambian por fuera del circuito certificado dicen que muchas veces es porque no les queda alternativa, y también tienen razón. En cualquier caso, esta política podría ser un problema para Apple a futuro si prospera una regulación en EE.UU. que obliga a los fabricantes a facilitar las herramientas y partes a servicios técnicos de terceros (el denominado Derecho a Reparar; ya son 18 estados en EEUU que lo apoyan)

Xiaomi presentó Black Shark, su smartphone gamer. Se suma al Razer Phone y tiene antecesores… pioneros, aunque no tan ilustres, como el Nokia N-Gage y el Sony Ericsson Xperia Play (y un primo cercano en la consolita Nvidia Shield Portable). Es un segmento raro, porque es difícil justificar una inversión así: los CPU/GPU son los mismos que el resto de la gama alta (Snapdragon 845, etc.), aunque es cierto que estos equipos algo más le agregan. En el caso del Razer, una pantalla con uan tasa de refresco de 120 Hz (hace que todo el movimiento se vea más fluido); en el Xiaomi Black Shark, un sistema de refrigeración líquida para que el teléfono mantenga su temperatura durante una sesión frenética de Fortnite (cuando esté disponible para Android). No es el primer teléfono con algún sistema de disipación pasiva, aunque parece ser el primero que usa una cámara de vapor (tiene agua adentro, que se evapora sobre el calor del chip, se enfría cuando se aleja, y eso hace que el agua circule). El Galaxy S7/S8, el Sony Xperia Z5 y el Nokia Lumia 950 XL, entre otros, tienen disipadores pasivos (metal que irradia el calor hacia otras zonas del teléfono). También le vas a poder agregar un mando tipo gamepad en un lateral, al estilo del Moto Mod para el Moto Z (aunque en ese caso tenés controles para ambas manos).

Un repaso por los números de Gartner para el año 2017, que confirman los de IDC y otras consultoras: Corea, Estados Unidos y una larga lista de firmas chinas encabezan la lista. 

Más noticias del mundo móvil

No hay nadie en el mundo más fiel a Apple que un adolescente estadounidense: el 82 por ciento de ellos tiene un iPhone; el 84 por ciento dice que su próximo teléfono será un iPhone (iMessage tiene una gran responsabilidad en eso). Para el futuro de la plataforma supone una base en apariencia imbatible, y que le da años de previsibilidad. También puede servir -si sucede- de alerta temprana ante un cambio en la tendencia (Business Insider

Si les interesa la triple combinación de sensores del Huawei P20 Pro, en esta nota tienen algunos detalles más de cómo funciona, y sobre todo de cómo procesa los datos del sensor de 40 megapixeles (GSMArena

Analizaron 1200 teléfonos Android y encontraron lo previsible (hay mucha disparidad en la manera en que las diferentes marcas publican las actualizaciones de seguridad, entre lentas y muy lentas) y algo notable: muchas compañías mienten y publican como más recientes parches de seguridad que no lo son. (Wired

Motorola sigue apostando por los parlantes como Moto Mod para la familia Moto Z: presentó el cuarto modelo, el primero de marca propia (también hay dos de JBL y uno de Amazon). La diferencia con los otros es la ausencia de una batería propia, pero esto permite reducir el precio a 60 dólares en EE.UU. (Motorola)

En el primer trimestre de 2018 la tienda Google Play sumó 19.200 millones de descargas de aplicaciones. La tienda de Apple: 8200 millones. En total hay 6,2 millones de aplicaciones sumando ambas plataformas. A la vez, las aplicaciones de iOS recaudaron un 85 por ciento más que las de Android durante el período. Pero es la menor distancia desde 2016. Otros datos del estudio: el usuario promedio abre 40 aplicaciones por mes, las usa unas 3 horas por día. (App Annie

Otro estudio, por su parte, destaca que los usuarios estadounidenses de iPhone gastaron un 23 por ciento más en compras dentro de una aplicación en 2017 que lo que hicieron en 2016: 58 dólares contra 47 dólares (en promedio). El 62 por ciento de esos gastos es para videojuegos. Sólo refiere a gastos hechos dentro de una aplicación y gestionados por el sistema de pagos de Apple. Sensor Tower calcula que los usuarios de Android gastaron 38 dólares en EE.UU. en 2017. (TechCrunch)

Esta semana se presentaron dos teléfonos singulares: el Samsung Galaxy J2 Pro, notorio por no disponer de 3G, 4G o Wi-Fi.  Está pensado, parece, para gente que no quiere ser tentada por el vasto mundo del contenido disponible online, ni ser interrumpida por notificaciones diversas (AndroidPolice); y el Thuraya X5-Touch: el primer smartphone satelital con Android. Se puede conectar a redes 2G, 3G y 4G, y también a una conexión satelital; está pensado para gente que se mueve en zonas sin cobertura (mares, desiertos, montañas, etc.). (Slashgear)

Las filtraciones sobre nuevos modelos de productos de Apple siguen sucediendo, y la compañía envió un memo interno en el que alerta, además que 12 de 29 personas que violaron los acuerdos de secreto fueron arrestados (pertenecen a toda la cadena de diseño, contratación de partes, fabricación, etc.). Lo notable del caso, por supuesto, es que el mismo memorando interno fue filtrado (Bloomberg)

Si tienen un Apple Watch Serie 2 de 42 mm con la batería dañada (se infló o no enciende) la compañía cambiará los equipos sin costo (MacRumours)

 Si tienen un Pixel/Pixel 2 o un Nexus reciente, ahora pueden usar Android Auto sin que el teléfono tenga que estar enchufado al USB del auto. No obstante, por ahora requiere un auto que tenga Wi-Fi (no usa Bluetooth para la conexión), y sólo funciona en EE.UU. (Google)