Nuevos Huawei P8 y Microsoft Lumia 540, Sharp tiene una pantalla 4K para celulares, Apple invierte en sensores para cámaras

 

Un Huawei P8

Durante la semana que termina la noticia más importante, en términos de lanzamientos, fue la presentación internacional del Huawei P8, el teléfono en el que la compañía china puso toda la carne en el asador para crear un smartphone que compita con la primera línea del año. Me gustó el diseño, muy minimalista, y la mucha atención que le prestaron a la cámara, aunque será cuestión de probarlo para ver si lo que prometen sus papeles se cumple en el uso diario. Según Huawei, llegará a fin de año a la Argentina. También presentó el P8 Max (con pantalla de 6,8 pulgadas).

En el ámbito local, llegó finalmente al país el Microsoft Lumia 535, el primer teléfono sin la marca Nokia ($ 1800, en promedio, con las tres operadoras), mientras en el exterior la compañía presentó otro modelo de bajo costo, el Lumia 540, un modelo de doble SIM, pantalla de 5″, chip de cuatro núcleos 1 GB de RAM.

Esta semana contamos también el acuerdo entre Microsoft y Cyanogen para preinstalar sus aplicaciones en los equipos con Cyanogen OS (pero no en CyanogenMod, que no es lo mismo), y la intención de un grupo de investigadores de usar los smartphones como alerta temprana para terremotos, aprovechando sus sensores (como se ha hecho con los mapas de temperaturas hace unos años, etcétera). Mientras, Nokia compró Alcatel-Lucent para ser el segundo mayor proveedor de infraestructura de redes del mundo. Confirmó, de paso, que estudia vender HERE, su división de mapas.

En el país, la Comisión Nacional de Comunicaciones confirmó que investiga a Movistar por no comunicar adecuadamente los cambios en los planes; Claro volvió a ofrecer teléfonos de marca Motorola en su tienda local. 

Más noticias del mundo móvil

Apple compró LinX, una compañía israelí que desarrolló un sensor de cámara digital que permite tomar fotos y reenfocarlas luego, al estilo de la Lytro (y lo que usó HTC en el One M8, y otros vía software) y que -en teoría- ofrece imágenes de calidad réflex, lo que hoy no significa demasiado. (Apple Insider)

Una de las cosas que más me gustan de Windows Phone y de la interfaz Metro es su propuesta de interacción, cuya estética me gusta y que es diferente de lo que tienen Android/iOS. Pero está cambiando, y se está pareciendo a estos dos (salvo por la pantalla de inicio, por ahora). Uno de sus creadores, Jon Bell (que ya no está en ese grupo) explica el por qué de varios de los cambios. Spoiler: no funcionan tan bien como otros; tienen que parecerse al resto para que la curva de aprendizaje sea menor. (Thurrott)

Sharp mostró un prototipo de un panel IGZO de 5,5 pulgadas y resolución 4K, es decir, una densidad de 806 pixeles por pulgada cuadrada. Una locura que, quizás, llegará en 2016, dándole algo de tiempo a los procesadores a ser capaces de manejar esa resolución sin morir en el intento. (ComputerWorld)

El Samsung Galaxy S6 Edge promete ser -junto con su hermano- un éxito de ventas, pero al mismo tiempo es un smartphone carísimo para fabricar: unos 290 dólares de componentes, contra unos 263 dólares para el iPhone 6 Plus. (Re/Code)

A propósito: esta semana salieron varias buenas reseñas en español del Galaxy S6 Edge (para mí, el más lindo de los dos): de Javier Lacort (Hipertextual), Carlos Rebato (Gizmodo), Jonathan Munizaga (Wayerless) y Javier Penalva (Xataka), entre otros.

En CrackBerry estuvieron probando el BlackBerry Leap. No hay demasiadas sorpresas: es una suerte de Z30 económico. El tamaño y el hardware son muy similares, aunque por su construcción (y precio final) apuntan a segmentos diferentes. Pero el términos de prestaciones/rendimiento son casi idénticos, aunque yo iría por el Z30. (Crackberry)

Los primeros smartphones con USB tipo-C (reversible) son chinos: la firma LeTV presentó tres modelos de alta gama, con muy buen hardware y diseño que es una combinación de varios teléfonos de alta gama de otros fabricantes. El dato notorio de estos teléfonos es que en la presentación la compañía comparó a Apple con los nazis, lo que genero, como era de esperar, bastante revuelo, y debieron salir a pedir disculpas. (Engadget)

Android tiene un “problema” de latencia en el audio, difícil de solucionar. A la vez, para el 99% de los usuarios es transparente, porque afecta sobre todo a las aplicaciones de grabación/edición de audio y en menor medida a los juegos. (El Androide libre)

Tener 4G está genial, pero sólo sirve realmente si el backbone (la conexión entre las antenas y la que conecta la red celular a Internet) es igualmente poderoso; eso es lo que define si el 4G logra ofrecer un buen servicio o no, y será todavía más importante para el 5G. (iProfesional)