Moto Z Play en la Argentina, la vuelta de Nokia, los relojes no encuentran su tiempo

 

Esta semana hablamos de Lenovo por dos motivos: uno, porque finalmente le puso precio al Moto Z Play en la Argentina; lo va a vender con todos los accesorios (módulos), algo bastante inusual por estas tierras. Lo otro, porque dijo que por ahora no sigue avanzando en el mercado de los relojes inteligentes: no hay suficiente interés para su propuesta. Esto llega cuando todos los rumores dicen que Fitbit se quedó con Pebble, el pionero de los smartwatches, para ampliar su cartera de productos (y, sobre todo, acceder a su sistema operativo y su ecosistema de aplicaciones.

Y de Nokia que -como se venía diciendo desde el año pasado- vuelve en 2017 a vender smartphones, pero con Android. ¿Es un teléfono chino con el logo de Nokia y ya? No, pero tampoco esperen que sea un éxito masivo de ventas. En el mejor de los casos (y sería un exitazo) llegará al nivel de ventas de Oneplus (un millón de unidades al año, por ejemplo). En el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona (fin de febrero) tendremos más detalles.

A propósito de lo de Nokia (y de OnePlus, para el caso), es interesante esta columna de Ben Bajarin, donde argumenta que intentar participar en la categoría “otros” (en este caso, en el 50 por ciento del mercado que no dominan los cinco mayores fabricantes de smartphones) termina, casi seguro, en el fracaso, cuando es un mercado que -como el de los smartphones- está maduro y estable: los grandes van ocupando cada vez más terreno en virtud de la simple economía de escala. Un negocio para pocos. (TechPinions)

En Xataka, mientras, hacen un repaso por lo difícil que es lograr obtener un magro peso de la venta de smartphones; como en el mundo PC, se trabaja -salvo Apple e, inesperadamente, Sony- con márgenes de ganancias mínimos. (Xataka)

También comentamos la existencia de Gooligan, un malware que intenta robar credenciales de Google de los usuarios que infecta y que ya afectó a un millón de cuentas. Pero sólo hay peligro si instalás aplicaciones por fuera de la tienda oficial.

Más noticias del mundo móvil 

Meizu (el pionero en clonar el iPhone e ir por el diseño de alta gama chino) presentó el Meizu Pro 6 Plus. Tiene un hardware muy similar al Galaxy Note 7 (pantalla de 5,7 pulgadas, 4 GB de RAM, un chip Exynos, sensor Sony de 12 megapixeles con flash en anillo); tiene Always On -la pantalla siempre activa del S7 y el LG G5- y la pantalla es sensible a la presión, la del iPhone (y algunos modelos de Huawei y ZTE). El sensor biométrico frontal también mide las pulsaciones. (GSMArena)

Según IDC, en 2016 se habrán vendido mil millones de smartphones 4G, y otros 450 millones que no lo son. Es apenas un 0,6 por ciento más que en 2015. (IDC)

Apple, coinciden todos los analistas, se pasará a OLED el año próximo (con un modelo de iPhone al menos). Samsung es su proveedor, pero la compañía ya avisa que entre su propio consumo y el de Apple no llega a producir para otros. Así que Huawei, Oppo y Vivo (el tercer, cuarto y quinto mayores fabricantes de smartphones del mundo) se unieron para invertir en Royole -un fabricante de paneles OLED- y así asegurar su propio suministro de pantallas. (PhoneArena)

Steve Kondik, uno de los creadores de CyanogenMod, ya no forma parte de Cyanogen, la compañía que quiso crear un Android comercial alternativo al de Google, no lo logró, y hoy está en serios problemas económicos. (Cyanogen)

Hablando de sistemas operativos y alternativas: Rusia certificó a Sailfish OS, la distribución de Linux que desarrolla la compañía Jolla para móviles, para uso comercial y corporativo en ese país; busca no depender tanto de Google. Aunque el fuerte de Jolla es, justamente, promover un sistema operativo que tiene un motor para correr aplicaciones de Android, similar -pero más sofisticado- a lo que hacía BlackBerry 10. (TechCrunch)

Huawei dice que llegó al récord de 10 millones de teléfonos vendidos en América latina. Una marca digna de celebración, sin duda, pero es raro; hace un año la compañía festejaba otro logro en la región: 12 millones de smartphones vendidos. Lo importante, parece, es festejar. (Playfuldroid)

MediaTek sigue actualizando su oferta de procesadores de diez núcleos (2 super potentes Cortex-A72, cuatro “normales” A53, otros 4 Cortex-A53 con el reloj bien bajo para ser “lentos pero frugales”) con el Helio X23 y el Helio X27; son iguales, con soporte para resoluciones de 2560 x 1600 pixeles a 60 fps, hasta 4 GB de RAM DDR3 y un módem LTE Cat6, además de Wi-Fi, GPS, Bluetooth y radio FM. Como los nuevos chips de Qualcomm, da soporte al uso de cámaras principales dobles (sensor color + monocromático) de hasta 32 megapixeles; tiene gráficos Mali-T880 y la diferencia entre un modelo y el otro está en la velocidad del reloj (más alta en el X27 y nada más). (MediaTek)

En CNet estuvieron comparando los sistemas de carga rápida de varios teléfonos (OnePlus 3, HTC 10, LG G5, Moto Z y Google Pixel) para ver cuál logra llenar la batería más rápido. El ganador fue el OnePlus 3, aunque tiene la batería más grande; el más lento fue el Google Pixel. No, no define nada, pero sigue siendo interesante; no todos los sistemas son iguales. (CNet)

Google está teniendo buenos resultados con los teléfonos Pixel, y algunas estimaciones de Morgan Stanley sugieren que podría facturar casi 4000 millones de dólares en 2017 por ellos; un cambio interesante respecto de los Nexus, y un camino similar al de Microsoft con los dispositivos Surface, que también se transformaron en una fuente interesante de divisas. (Business Insider)