Los smartphones y relojes avanzados de la IFA, el Galaxy Note 7 es un fuego, cuántos adultos tienen un smartphone

 

En lo que refiere a la industria móvil, la semana estuvo dominada por tres noticias. La primera es la anticipación por la presentación, el 7 de septiembre, del próximo iPhone y la eterna especulación sobre sus probables funciones (doble cámara principal para el modelo más grande, ausencia de conector analógico de audio, diseño muy similar a la versión anterior). La compañía, dice el WSJ, está renegociando todos sus contratos con los proveedores para lograr mejores márgenes. Ah, y hay súbita falta de stock del Apple Air 2, dicen en 9to5mac. ¿Habrá novedades?

La segunda, por lo inesperado, es que Samsung tuvo que ordenar un cese de ventas del Galaxy Note 7, por problemas con sus baterías (varios casos de explosiones). Se supone que ya resolvieron el problema y están cambiando los equipos por otros que no tienen ese problema. ¿Cuántos? Estiman 2,5 millones ya fabricados y enviados. El timing es pésimo (justo antes de la presentación del iPhone 7) pero me da la sensación que el impacto en ventas será mínimo. Será cuestión de esperar. 

La tercera noticia es la IFA 2016; este año, la feria berlinesa de tecnología aportó (a falta del Galaxy Note, el clásico de esta exposición) varias novedades en lo que refiere a smartphones. Huawei, con la línea Nova, con la que apunta al segmento más disputado hoy: la gama media premium, usando el diseño del Nexus 6P y llevándolo a equipos de 5 y 5,5 pulgadas.

Sony con el Xperia XZ (el que debió presentar en febrero, y que más allá de un estabilizador óptico de cinco ejes y una pantalla de 5,2 pulgadas no tiene grandes novedades) y el X Compact, que rompe con su saludable tradición de hacer versiones pequeñas de un teléfono (4,6 pulgadas) con el mismo hardware que sus hermanos mayores. El problema para Sony, igual, es el mismo de los últimos años: lindos equipos, pero ninguno que se destaque más allá del diseño.

Lenovo presentó el Moto Z Play, completando el mismo trío que armó el año pasado con el último Moto X. Este mantiene el diseño de los otros dos, por lo que es compatible con sus accesorios magnéticos (y le da un poco más de sentido a la idea de modularidad). También apareció el módulo con una cámara Hasselblad incorporada, una idea similar a la que tenía Sony con su línea QX (crear una cámara independiente en la que el smartphone hace de visor y control); aquí la óptica parece ser, paradójicamente, el mayor problema. Dato de color: los MotoMods no pueden pesar más de 200 gramos. En dpreview lo estuvieron probando.

Samsung no mostró teléfonos, pero sí relojes: el Gear S3, una gran promesa que terminó, para mí, en decepción; aunque es una maravilla tecnológica (y mantiene todo lo bueno de usabilidad del Gear S2) es enorme, uno de los mayores peros que tienen todavía los relojes inteligentes. El Asus Zenwatch 3 va en el mismo camino: muy bonito, y bien logrado, pero apenas más chico que el Moto 360 original. Muy masculinos ambos. Sï, los relojes grandotes analógicos también son una realidad. Espero que la compañía haga un Gear S3 Mini con el tamaño del S2. Una buena del Gear S3, no obstante, es que logra tener la pantalla siempre encendida (como el Galaxy S7); si Samsung lo logró, LG podrá hacer lo mismo; lo que significa que el año próximo la mayoría de los smartwatches, sin importar la marca, lograrán lo mismo: que la pantalla no esté haciendo la gran Lapegüe para sobrevivir. Sí, Pebble funciona así desde el día 1.

Y aquí contrasta con el camino que están haciendo compañías más tradicionales: Skagen presentó un reloj analógico (Hagen Connected) con un discreto podómetro, tipo el Withings Activité; vibra cuando tenés una notificación. También se pueden programar los botones laterales. Withings, por su parte, le agregó una pantalla digital a su nuevo reloj analógico (Steel HR), que permite ver notificaciones, el estado del tiempo, etcétera. En Wareable hay muchos más relojes inteligentes y conectados presentados en la IFA.

Con la noticia de que Google puso en pausa (en el mejor de los casos) a su proyecto Ara para crear un teléfono modular, escribí una nota repasando el estado de los diferentes proyectos y apuestas en este área. Aunque el concepto es atractivo, en la práctica no termina de cuajar, y no solo por una cuestión técnica; en la medida en que no sea un estándar general (y es casi imposible que suceda) no habrá manera de masificarlo; implica una apuesta muy grande por una única compañía/línea de producto.

En el ámbito local, la noticia es la llegada al país de la cuarta generación de los Moto G de Lenovo, que fueron presentados en mayo último; el G4 a secas, el G4 Plus y el G4 Play, con pantallas de 5 y 5,5 pulgadas, y con los que la compañía buscará revalidar los títulos de otros años (los Moto G han sido, hasta ahora, los más vendidos en su segmento en el país), aunque este año tiene mucha competencia.

Más noticias del mundo móvil 

¿Muere la línea Nexus de Google? Eso parece, pero la confirmación oficial llegará el 4 de octubre, con la aparente presentación de los smartphones Pixel (la línea en la que Google ya tiene tabletas y computadoras); serán los Pixel y Pixel XL, con pantallas de 5 y 5,5 pulgadas, respectivamente, y un diseño creado por HTC. (Android Police)

Corning tiene una nueva versión del Gorilla Glass, llamada SR+, y está pensada para relojes: el Gear S3 de Samsung ya lo usa. En teoría, combina lo mejor de dos mundos: resistencia a los rayones (dureza) y a las caídas (cierta flexibilidad). (Cnet)

Una encuesta de Pew afirma que el 48 por ciento de los adultos argentinos encuestados dice tener un smartphone (en 2014 era el 34 por ciento); otro 34 por ciento un teléfono celular,y sólo un 18 por ciento están fuera del mundo de la telefonía móvil. En Corea del Sur: 88% smartphones, 12 por ciento celulares tradicionales. En Etiopía, el país más “desconectado” entre los relevados: 4 por ciento con smartphones, 44 por ciento con teléfonos móviles, 52 por ciento sin celular. (Pew)

Siempre que hablo del modo AlwaysOn del Samsung Galaxy S7 (como el del LG G5, la pantalla muestra la hora en forma permanente) recalco que su utilidad es limitada, porque muestra notificaciones muy limitadas (de llamadas y SMS) y no de las aplicaciones que me importan. El Note 7 sí las muestra, y esto llegará al S7, igualando al LG G5, pero detrás de Lenovo, que no sólo muestra todas las notificaciones, sino que además te da una vista previa sin desbloquear el teléfono. (El Androide Libre)

Se viene el Qualcomm Snapdragon 821, un 10 por ciento más veloz que el 820, con cuatro núcleos Kryo a 2,4 GHz, y estará fabricado por Samsung con su tecnología de 13 nm. (Android Central)

La próxima versión de USB-C tendrá HDMI incorporado (con resolución 4K). Como el MHL, pero para el conector reversible (Phonescoop)