LG G4, Moto E con 4G en el país, dos smartphones económicos, y por qué Windows 10 para móviles está cambiando

 

Un ZTE Open II junto a un Alcatel Pop C1

Durante la semana que termina hubo varios anuncios relacionados con los teléfonos móviles, sobre los que escribí en LA NACION Tecnología.

El más importante es la presentación del LG G4, por múltiples razones; LG es uno de los 5 mayores fabricantes de smartphones del mundo y eso solo es importante, pero además viene con mucho éxito en su línea más reciente de teléfonos, que el LG G4 intentará mantener a base de una tapa de batería de cuero (removible, como su batería, punto a favor -para algunos- frente al Galaxy S6) con una costura en el medio que no me convence; una cámara todavía más rápida y precisa que la anterior, y una pantalla que sigue siendo QHD pero ahora mejora la del G3 (misma resolución, pero no tan buena calidad, en teoría, en lo que refiere a brillo/contraste). Y trae puntos cuánticos, nueva combinación de tecnología y marketing al que están apuntando todos los fabricantes de pantallas. Las primeras impresiones del LG G4 han sido, en general, muy positivas.

Actualización: en Phonearena publicaron una detallada reseña del teléfono.

En el ámbito local, la nota la dio esta semana Motorola, que puso en venta en la Argentina el Moto E con 4G apenas un par de meses después de hacer su debut internacional. Mezcla algunas características del Moto E original con el Moto G con LTE original, pero el resultado parece ser bueno (e incluye las notificaciones con la pantalla bloqueada, disponibles hasta ahora sólo en el Moto X; es incomprensible que no esté en el Moto G de 2da generación). Precio: 3500 pesos con las operadoras, 3900 pesos libre en unas semanas (según Motorola).

Esta semana también publiqué mi reseña de dos smartphones muy económicos (menos de mil pesos), el ZTE Open II, que marca el debut de Firefox OS en la Argentina, y el Alcatel Pop C1 (con Android 4.2). Les ahorro el clic: andan bien los dos, y para muchísimos usuarios el Firefox OS alcanza, pero si tienen el dinero extra es mejor ir por el Alcatel (o un Moto E original, Lumia 520/530, etc.) que tiene una mejor oferta de aplicaciones.

La otra noticia de la semana tuvo que ver con Microsoft: la compañía dice que Windows 10 permitirá transformar un smartphone en una computadora de escritorio con un monitor y un teclado (al estilo Motorola/Ubuntu/etc.). Una idea poderosa, aunque habrá que ver cómo se implementa.

La “bomba”, no obstante, fue el anuncio de que Microsoft ofrecerá una serie de herramientas para que los desarrolladores lleven sus aplicaciones de Android/iOS a Windows 10 (importante, sobre todo, para tabletas/smartphones). No es exactamente la misma implementación que BlackBerry 10 o Jolla (que toman el APK de Android sin más), sino más parecida a la de Amazon; hay que tocar un poco el código, sobre todo en iOS, para que funcione; las llamadas a las API de esos sistemas operativos tendrán un equivalente en Windows.

¿Es la prueba de que Microsoft tiró la toalla? Quizás. Teniendo en cuenta la cantidad de aplicaciones que la compañía ya hace para Android/iOS, está claro que la manera en que piensa sobre qué es Windows (y cuál es su valor) cambió bastante. ¿Será un éxito, un fracaso? Falta saberlo; por lo pronto, hay que entender que Windows es un sistema operativo minoritario, si contás PC+tabletas+smartphones; el grueso de la producción de aplicaciones está hoy en Android/iOS, y no hay motivo real para que cambie si se calculan unas 300 millones de PC vendidas al año, y un número similar de tabletas (que en muchos casos son un reemplazo), que encima comparten entorno de desarrollo con los 1200 millones de smartphones que se vendieron en 2014. Y es una manera de romper un círculo vicioso:

En la decisión de Microsoft hay mucho pragmatismo, y eso incluye modificar Windows 10 -sobre todo en su versión para móviles- para hacerlo más parecido a los demás. Windows Phone es atractivo por muchas cosas -sigo creyendo que es muy claro en su propuesta, y en su manera de plantear ciertas interacciones-; parte de su notoriedad también es por plantear una estética distinta a Android/iOS (y en menor medida BB10/Firefox/Ubuntu/Jolla/etc).

Eso es un valor agregado si genera atracción (si suma usuarios); pero en una publicación en el blog oficial de Microsoft uno de los diseñadores de interacción de la compañía explica que algunas cosas no funcionan como esperaban, en parte porque el resto de los dispositivos -que son mayoría- adoptó algunos estándares que Windows Phone no usaba, como el símbolo de la hamburguesa para el menú (­el ≡ ). A Windows Phone le sirve ser diferente, pero no ser TAN diferente, porque la curva de aprendizaje termina siendo mayor.

Pero hay algo más: si Windows 10 usará aplicaciones de Android/iOS (que tienen otra estética y otra presunción de interacción) necesita tener algún punto de anclaje en su interacción que lo acerque a los “invitados” para que no sea tan chocante la diferencia, para que haya un mínimo de memoria muscular en la interacción, etcétera.

Más noticias del mundo móvil

En el primer trimestre del año se enviaron 345 millones de smartphones (según Strategy Analytics) o 441 millones (según Counterpoint). Ambas consultoras publicaron esta semana sus estimaciones para el período. Coinciden en sus cálculos generales: lideró Samsung con algo más del 24% del mercado global de smartphones, seguido por Apple (17,8%), Lenovo+Motorola (6,5% según Counterpoint, 5,4% según SA) y Huawei (5 por ciento).

En el último trimestre Apple vendió 61,2 millones de iPhone y 12 millones de iPads. Las ventas del smartphone siguen siendo fenomenales, más allá del ritmo cíclico; el iPad, en cambio, sigue perdiendo inercia. (el gráfico es de The Next Web)

Cyanogen dice que tiene 50 millones de usuarios de su firmware alternativo de Android, CyanogenMod, y que quiere estar -comprensiblemente- en varios del centenar de fabricantes chinos de smartphones. Esto no incluirá, sin embargo, a OnePlus, la compañía que más visibilidad le dio a Cyanogen OS (que no es exactamente lo mismo que CyanogenMod), que ahora tiene su propia interpretación de Android, Oxygen OS. (PC World)

HTC calcula que sus ventas en el 2do trimestre del año serán un 29 por ciento menores a las del mismo período de 2014 (Wall Street Journal)

Sony domina el mercado de sensores para cámaras digitales: en 2014 vendió el 40% de los sensores (Wall Street Journal). La sigue la californiana OmniVision (histórico, aunque no reciente, proveedor de HTC), que se venderá por US$ 1900 millones a un grupo chino (Reuters) aunque falta que lo aprueben las autoridades regulatorias estadounidenses, que no están tan conformes con que la tecnología de manufactura y sus patentes queden en poder chino (Mercury News)

Una comparativa del Xiaomi Mi 4i frente al Mi4. Y de paso, una vista general de cómo es un teléfono de uno de los más populares fabricantes de smartphones del mundo (Unleashthephones)

El LG G4 no usa el Qualcomm Snapdragon 810; la compañía optó por el 808 (seis núcleos); el 810 tiene la reputación de tener problemas de temperatura -y de cómo la controla, sobre todo-; el 808 según algunas comparaciones de laboratorio es mucho más eficiente en este punto, lo que explicaría la decisión -acertada, en principio- de LG, más allá de algunas limitaciones, sobre todo en gráficos. No es el más veloz del mercado, pero para el 99% de los usuarios no debería ser problema. (Ars Technica)

 

No hay dos sin tres: además del proyecto Ara y de Puzzplephone, un tercer jugador se mete en el -por ahora- diminuto mercado de los teléfonos modulares: se trata de Fonkraft, y por ahora busca financiación en Indiegogo (Wayerless)

  • Daniel

    @Ricardo, tenes novedades con el Lumia 1520 o cualquier tope de gama que valla a llegar a Argentina. Me quede con el 920 y quiero actualizarlo, pero con otro plus, el 925 y el 1020 no llegan a significar un cambio mas para actualizar el 920…para mi claro. En la web de Microsoft lo anuncian como “proximamente”, sera esto en breve???