Google I/O 2015, el teclado láser, el Alcatel OneTouch Idol 2 Mini S y más

 

Aunque no fue lo único que pasó en el terreno de los móviles, el tema central de la semana fue el Google I/O, el encuentro para desarrolladores que la compañía celebra todos los años en San Francisco. Estuve ahí, contando los detalles de Android M (el sucesor de Lollipop, que no tiene nombre público todavía) y de Google Fotos, el álbum de fotos inteligente de la compañía con capacidad ilimitada si te bancás un poco de compresión en las imágenes (imperceptible para mí; en Hipertextual tienen algunos ejemplos).

Pero también publicamos una reseña que hizo Guillermo Tomoyose del Alcatel OneTouch Idol 2 Mini S, otro smartphone económico con Android, 4G y un rendimiento decente que llega al país, y hablamos de un prototipo de Lenovo que usa un láser para proyectar diversos tipos de teclados sobre una superficie (una mesa); la gracia es que interactivo, es decir, podés tipear sobre la mesa y escribir en el teléfono.

Mientras, Microsoft confirmó que Windows 10 vendrá con una aplicación “compañera” para Android / iOS y Windows 10 Mobile (con un foco en OneDrive, Outlook y otros servicios de Microsoft), y que Cortana llegará a Android y a iOS entre fines de este año y principios del próximo. 

Google I/O

Así que, Android M. Para muchos, la presentación de esta semana tuvo gusto a poco. Habrá que esperar unos meses para ver la versión final, y qué otras cosas trae. No obstante, en el terreno móvil hubo varios anuncios, aunque todos ellos incrementales. La propia gente de Google lo dijo: en Android M el foco está en ajustar las cosas, lograr eficiencia antes que novedad. iOS9, a propósito, va por un camino similar, dicen. Muy buena decisión en ambos.

En el caso de Android, además, está en camino a un ritmo de actualización anual, que tiene muchos motivos: la madurez de la plataforma, ganar tiempo para hacer que los agregados (que, en un punto, son cada vez más ambiciosos, aunque corran tras bambalinas) logren la sofisticación necesaria para estar a la altura de todo lo demás. También, que los fabricantes (que también están adoptando una cadencia de renovación anual, más allá de que quede desdibujada por los varios modelos que van presentando a lo largo del año) tengan tiempo de migrar a las nuevas versiones. No lo adivino yo: lo dice Hiroshi Lockheimer, el “jefe” de Android y Chrome OS (Fast Company). A propósito: según ejecutivos de Google, ir de Lollipop a M es más sencillo que de KitKat a Lollipop.

¿Por qué digo que los cambios son cada vez más ambiciosos? En el caso de Android M, la inteligencia necesaria para contextualizar una búsqueda (Tap to Now, que debuta con M) es monstruosamente compleja: entender/adivinar a qué te referís cuando hacés una consulta incompleta es un logro clave.

En este mismo camino inteligente está Google Fotos, capaz de reconocer el contenido de una imagen (es decir distingue la foto de un perro -y la raza- de la de una cena o un cumpleaños) y de usar toda la capacidad de búsqueda de Google para codificar ese contenido y facilitar encontrarlo. Es el Gmail de las fotos, como dice uno de sus responsables, Bradley Horowitz (Buzzfeed, pero usó el mismo concepto en varias otras entrevistas)

Android M también trae avances más modestos (un modo de espera que economiza la batería al notar que si está quieto es probable que esté en una mesa, y puede pausar servicios para que no maten la batería; contenido en la tienda que esté marcado como ATP, para mayores y demás, para que los chicos no se bajen contenido inapropiado y no agoten la tarjeta de crédito de sus padres), pero sigue siendo importante.

El I/O tuvo muchos ingredientes para fortalecer la presencia de Google en los smartphones “modestos”, con buen tiempo dedicado a Android One. Por ejemplo, la disponibilidad eventual de un YouTube offline, mapas offline y (quizá por eso mismo) soporte mejorado para memorias SD en Android M. Es importante por dos cosas: 1) Google quería *alejarse* del uso de las memorias SD (una dirección en la que están yendo tanto Samsung como Xiaomi en sus equipos más avanzados); 2) si cumple con lo prometido, la implementación permitirá la integración completa de esa memoria dentro del sistema (que la tomará como propia, permitirá instalar aplicaciones, etcétera), muy parecido a como lo hace Windows Phone. (Sammobile)

Y me gusta el proyecto Soli (ahora son todos “proyectos” en Google… sin el cartel de “beta” colgado) para interactuar con un dispositivo (pequeño) haciendo gestos con los dedos en el aire. En las demos parece fantástico; habrá que ver si alguna vez se transforma en realidad para comprobar su utilidad, pero tiene un GRAN ingrediente a su favor, y es que depende de gestos que hacemos con los dedos y de la memoria muscular, es decir, cosas que nos resultan muy naturales. Como en todo, la estandarización (aunque la ausencia de una guía física para nuestros dedos) será la clave.

En lo que refiere a Android Pay, el sistema funciona de forma similar al de Apple (por NFC, usando el teléfono con los Posnet que comenzarán a funcionar en EEUU en breve y que ya existen en Europa). El cambio es que Google, al parecer, no logró el mismo acuerdo que Apple, que se queda con una comisión por cada venta. Por ahora: según dicen los que saben, ese acuerdo tiene fecha límite. Como Apple, Google sale a la calle con numerosos socios (cadenas de comida, aplicaciones que lo integrarán) pero no hay fecha cierta de disponibilidad. Es parte de Android M, así que debería estar disponible para fin de año (y en teoría luego llegará a equipos con Lollipop y con KitKat, ya que sólo requiere NFC  y las APIs necesarias están desde el 4.4).

El punto más interesante, aquí, es la competencia interna: Samsung tiene Samsung Pay, que funciona de forma similar pero que también permite usar Posnet que no tienen NFC (la compañía compró una empresa justamente por eso). Pero Android Pay es, al menos por lo que explicaron, excluyente: no podrías usar uno con el otro. Pero si Samsung -con toda lógica- apuesta por su propia plataforma, es tal la presencia que tiene (recuerden: en 2014, el año en el que le fue pésimo, vendió 1 de cada 4 smartphones en todo el mundo) que esto complicaría la viabilidad de Android Pay: ¿de quién va a depender? ¿De las ventas de LG, Motorola y Sony? (Starpoint LLP)

Más noticias del mundo móvil

El Sony Xperia Z4 japonés será conocido en el resto del mundo como el Xperia Z3+, algo que no está mal, teniendo en cuenta que el cambio de hardware respecto de su predecesor no es muy grande. (Sony)

En el primer trimestre del año se enviaron unos 310 millones de smartphones: la mitad de ellos con 4G, algo inédito hasta ahora (aunque esperable, el ritmo de adopción es mayor al de generaciones anteriores). En ese mismo período, además, el 47 por ciento de los teléfonos enviados tenía una pantalla de 5 pulgadas o más, contra el 32 por ciento del primer trimestre de 2014. El 56% de los teléfonos enviados en el período era de gama “baja”, con un precio menor a los 250 dólares (Gfk)

Las llamadas de voz de Whatsapp van llegando a Windows Phone (en beta por ahora). (Wayerless)

Hablando de Windows Phone: sigue creciendo la presencia del Lumia 630 en el ecosistema de Microsoft, lo que es una buena noticia porque implica más ventas de un equipo más caro (mejores ganancias -o menos pérdidas- y una revalorización de todo el ecosistema). Los 520/535 siguen siendo más populares, igual. Otro buen dato: el 74% corre Windows Phone 8.1 (AdDuplex)

 

Si tenés un iPhone y te mandan un mensaje con una secuencia específica de caracteres Unicode, la aplicación Messages se cuelga. Apple tiene una manera de recuperarla, aunque no resuelve el problema original. (Apple)