Google, el fabricante de teléfonos; la relación entre Apple y Samsung; quién le vende celulares a los argentinos

 

En la semana que termina hoy estuve en San Francisco, donde Google dejó fuera de duda su intención de ser un fabricante: tiene un catálogo de productos envidiable, entre sus nuevos teléfonos Pixel 2, la laptop Pixelbook, dos nuevos parlantes conectados, auriculares con asistente digital, una cámara minúscula y más.

Estuve probando (un ratito) los Pixel 2; son equipos de primerísima línea, pero eso en el año del Galaxy S8, el iPhone X o el OnePlus 5 no es demasiado. Al menos, no en el hardware; Google considera -con razón- que el por el lado de los componentes no hay mucho margen de maniobra; o que la diferenciación es marginal. Así que sazona su oferta con el picante que elabora como nadie: toda la inteligencia artificial a disposición de estos dispositivos.

¿Será suficiente? Depende: está claro que, por precio, apuntan a quienes no compran mirando “cuánto sale” sino “qué tiene”. Y aún así es una propuesta… de rendimientos decrecientes. Sí, el Pixel 2 permite retrato con fondo fuera de foco usando una sola cámara. Otros teléfonos necesitan dos, o aplican un filtro de software que no es, hoy, tan sofisticado como el de Google. Gran cosa. Igual la propuesta es muy interesante, los teléfonos están buenos, y el Pixel 2 XL (que es el que tiene la pantalla de marcos reducidos) promete muchísimo. Si Google logra avanzar en su expansión internacional puede transformarse en un jugador interesante… si está dispuesta a trabajar con márgenes de ganancias inclementes.

Esta semana LG eligió presentar en la Argentina el Q6, que es como el G6, pero más barato: tiene el mismo tipo de pantalla, pero un procesador y cámara más modestos, para llevarlo a otro rango de precio (y deja al LG V30 como tope de gama, ante el poco éxito del G6).

Mientras, los gobiernos de la Argentina y de Chile dieron un paso más en un largo camino hacia el fin del roaming entre ambos países. ¿No habían prometido algo así antes? Sí. ¿Pero le pusieron una fecha concreta esta vez? Más o menos: a fin de octubre prometieron firmar el acuerdo comercial necesario. Después las operadoras deberán definir costos y alcances (como demuestra el fin del roaming europeo, que vos no lo pagues no significa que no lo haga alguien).

Más noticias del mundo móvil 

El nuevo Pixel 2 XL es carísimo; no tanto como el iPhone X o el Galaxy Note8, pero no le falta mucho, y es, seguro, el teléfono vendido por Google más caro a la fecha. Y está entre los móviles más caros de la última década. (Xataka)

Buena columna de Nilay Patel, a propósito de la ausencia del conector de audio analógico en los Pixel 2: eso no de por sí un problema, pero sí el hecho de que Bluetooth no resolverá las limitaciones… y que en la medida en que los mismos auriculares se integran aún más con el sistema operativo de cada plataforma, dejan de ser universales como hasta ahora. Vamos a un mundo de auriculares semi propietarios (si los usás en otra plataforma, la mitad de las funciones queda inactiva) (The Verge)

La operadora sigue siendo, en la Argentina, el principal proveedor de nuevos teléfonos, pero su participación se reduce: hoy es menos de la mitad del mercado. El resto se reparte entre la venta en otros tipos de tienda, y la importación hormiga. El 43% de los encuestados cambió el dispositivo en el último año. (Carrier y Asoc)

Destacan, una vez, la relación de cooperación y competencia entre Apple y Samsung: por cada mil dólares que factura un iPhone de Apple, Samsung se queda con unos 110 dólares. De hecho, según un estudio de Counterpoint, es probable que Samsung facture más por la venta de componentes a Apple para el iPhone X que por los componentes del Galaxy S8 en los primeros veinte meses de vida de ambos. DIcho de otra manera: la división que fabrica componentes dentro de Samsung tiene en Apple un mejor cliente que la propia Samsung. (WSJ

Una nota a los responsables de las notificaciones que vemos a diario en nuestros teléfonos, explicando que están diseñadas para ser adictivas… y que estas personas se toman MUY en serio no caer en las estratagemas que engancharon a los demás. Venden pero no consumen. (The Guardian)

Un estudio afirma que iOS 11 tiene un mayor impacto en la batería que la versión anterior. Es lógico: falta optimización, y cada versión del sistema operativo hace más cosas; exige más a los componentes del teléfono. Sucede lo mismo con otros sistemas operativos. Pero aquí alguien aplicó estadísticas al asunto (Wandera)