El iPhone 7 Plus vende más, no más roaming en Europa, cómo venden los que venden más, chau al Nextbit

 

Le dedicamos varias noticias al iPhone esta semana; primero, porque gracias a las buenas ventas del último trimestre de 2016, a que incluye una semana extra, a que es su trimestre más fuerte y a que Samsung no tuvo un buen año, Apple se coronó como el mayor fabricante de smartphones del mundo en el último trimestre de 2016. Los atenuantes no le quitan mérito, sobre todo porque iguala en volumen a Samsung pero con un producto mucho más caro y rentable (aunque recuerden: esos 78 millones de teléfonos que vendió Apple en el cuatro trimestre de 2016 no son todos iPhone 7).

Vale esto también: la evolución de Apple, Samsung y Huawei en el segmento premium (de más de 400 dólares, precio internacional). Apple mejoró su posición a costa de Samsung en los últimos meses, incluso teniendo en cuenta la estacionalidad. Y aparece Huawei, que durante un par de meses igualó en volumen a Apple en ese segmento. (Counterpoint

La otra noticia sobre el iPhone tiene que ver con el particular momento que se vive en Estados Unidos, y con el pedido de Donald Trump de aumentar la manufactura en ese país; fabricar un iPhone en EE.UU. sería posible, pero cambia la ecuación de rentabilidad de una forma notable (hacia la negativa, por supuesto). Como siempre, esto sirve para poner en perspectiva las intenciones (y lo que por desconocimiento se espera) del parque industrial de Tierra del Fuego. Acompañando a esta noticia, otras dos: Trump saludó una aparente intención de Samsung de instalar una planta en EEUU, lo que los tomó por sorpresa (CNet); Apple confirmó que comenzará a fabricar teléfonos en India (Applesfera), que para muchos es la nueva China: ya es el segundo país en volumen, hay varias marcas económicas -hoy superadas por las chinas-, hay mano de obra barata para la manufactura, aunque con una infraestructura mucho más deficiente. La yapa: dónde están las principales fábricas de smartphones y componentes del mundo (Xataka

Hablamos también del fin del roaming dentro de Europa a mediados de este año, que parece haber superado el último escollo (el acuerdo de precios entre las operadoras para asumir el costo de un usuario extranjero).

Más noticias del mundo móvil 

Sony vendió 5,1 millones de smartphones en el último trimestre; hace un año vendió 7,6 millones, pero éste fue el mejor período de 2016, y está en consonancia con su plan de apuntar sólo a la gama alta, lo que implica reducir el volumen. Estiman que serán 15 millones en 2017 (más o menos lo que LG vende en un sólo trimestre); es menos de lo que calculaban el trimestre pasado (Xperia Blog)

 

Es la crónica de una muerte anunciada, pero no deja de ser triste. Mozilla le dice adiós, definitivamente adiós, a Firefox OS, el sistema operativo que debía llevar la tecnología de la Web al desarrollo de aplicaciones para celulares (piensen en un Chrome OS para smartphones) pero que por múltiples motivos no logró cuajar en el mercado. Un lustro intentándolo, en el último tiempo fuera de los móviles y pensando en dispositivos embebidos (televisores, por ejemplo). Pero tampoco sirvió, y la Fundación Mozilla echó a las 50 personas que trabajaban en el proyecto. (Hipertextual)

Nextbit, que hizo el Robin, uno de los smartphones más bonitos de los últimos tiempos, no existe más. Ahora es parte de Razer, que suma todos sus 30 empleados y la mantendrá como una compañía independiente de hardware, aunque no parece que tengan un Robin 2 en mente para el corto plazo (Nextbit)
Fitbit estuvo de compras (Pebble, Vector), estuvo echando gente (110 empleados) y ahora, dice su CEO, prepara un smartwatch que combina estilo con funciones para deportistas (PhoneArena)

Super Mario Run suma 78 millones de descargas en iOS, el 5% compra el juego (US$ 10). No es un mal número de conversión; el porcentaje de gente que paga por un juego (completo o parcial) suele ser menor. (Techcrunch) Como referencia, este estudio de Swrve: el número de usuarios que paga por juegos es bajísimo; en marzo de 2016 era sólo el 2 por ciento el que incurría en gastos mensuales (Swrve)
Como hicieron las chinas Vivo y Oppo para ganar mercado en India y llegar al top 5 mundial en smartphones: tienen múltiples subsidiarias en cada región india para tener un mayor control de la logística, servicio de post venta y demás. Y valoran la venta en un boliche (físico, con cosas que se pueden tocar) a la venta online, que ven limitada al 30% del mercado (Economic Times Telecom)
El OnePlus 3T y el Meizu Pro 6 Plus, como otros antes, modifican su rendimiento cuando detectan que está corriendo un software de análisis de performance (un benchmark de laboratorio) para ofrecer mejores resultados. Lo de siempre: las empresas dicen que no lo harán más. Aprovecho para recordarles que ese tipo de mediciones sirven como referencia, pero en la vida real no tienen sentido, salvo cuando se trata de dos teléfonos con procesadores muy disímiles, y entonces se nota a simple vista. (Engadget)