De las baterías de iones de litio a los teléfonos con 6 GB de RAM, pasando por el contrabando y la duda por los módulos

 

Esta semana publicamos una entrevista a alguien que debería ser un héroe para todos nosotros, y que tiene un apellido fantástico: John Goodenough (algo así como Juan Suficientemente bueno), que inventó una pieza clave para las baterías de iones de litio que dan vida al 99 por ciento de los dispositivos portátiles que usamos a diario.

También, por qué muchas empresas de tecnología registran sus marcas primero en países “menores” y luego en los más lógicos (para ganar tiempo, usando un vericueto legal, y asegurándose que nadie les sopla la marca sin deschavarse).

También hablamos de algunas novedades de Qualcomm (el primer módem Gigabit para redes celulares (para el día lejano en que tu proveedor de telefonía te brinde ese ancho de banda improbable) y nuevos procesadores de gama media con soporte para cámaras duales: 653, 626 y 427.

El Banco Central busca promover los pagos con tarjeta desde el celular (la billetera móvil, digamos) desde mediados de diciembre. Los últimos estudios locales sugieren que tendría una adopción relativamente rápida (o al menos, entusiasta); el 30 por ciento de los encuestados por Carrier y Asoc está dispuesto a usarlo en cuanto esté disponible; y un 49% en cuanto sea masivo.

Alguna vez comentamos que a los 10 millones de celulares que este año saldrán de Tierra del Fuego hay que sumarle otros 2,5 millones (o más) que entran por contrabando, según Catena, la Cámara de vendedores de celulares. No se trata de equipos truchos: son teléfonos originales que se compran en China y se importan sin pagar impuestos. Más allá del tema impositivo, son un problema para los fabricantes (que compiten contra sí mismos) y para las operadoras (que tienen que dar soporte a modelos que no se venden acá, que tienen problemas de conectividad, etcétera).

En el ámbito local, la noticia es la llegada (anticipada) del Moto Z Play al país; anticipada porque recién lo venderán a mediados de noviembre. Un equipo muy interesante, y con algunas cosas que debió tener el primer Moto Z -el más poderoso-; éste no es tan delgado, pero le permite tener una batería enorme, lo que evita tener que apelar a un módulo con una batería externa. Estuve jugando con los módulos -trajeron todos al país- y me gustaron:

  • es el smartphone de Motorola/Lenovo más bonito a la fecha (con la excepción del primer Moto X) y aunque es un Play (al borde inferior de la gama alta, o un gama media premium) no se siente limitado;
  • tiene 7 mm de grosor y esto le permite una batería de 3500 mAh (y mantener el conector de audio), algo que podría haber estado en el Moto Z tope de línea
  • el sistema de los módulos está muy bien resuelto, tanto desde la conexión (engancha fácil, queda bien firme, enseguida es evidente si efectivamente se conectó, etc) como desde la promoción (es algo muy muy de nicho, pero el uso de “módulos” puramente cosméticos ayuda a difundir la idea
  • es muy de nicho (como lo es armar una PC por partes, digamos) pero tiene su atractivo -dependiendo del precio que tengan los accesorios acá-, pero requiere un compromiso con la marca que es difícil de sostener.
  • el módulo de la cámara Hasselblad es un desperdicio (lento, sólo aporta el zoom y hasta ahí nomás); los parlantes son geniales pero superfluos; el picorproyecto es ideal para el verano o para un adolescente que no tiene tele en el cuarto

Ya habrá reseña cuando lo tenga por más tiempo.

Más noticias del mundo móvil 

Hablando de los módulos del Moto Z: la compañía quiere promover la creación de módulos en todo el mundo, incluyendo nuestro país, con un premio de 1 millón de dólares, etcétera. Pero la clave es si logran la creación de MotoMods cosméticos locales (funcionan como una funda, digamos). De Boca/River/etc. Muy difícil igual. Pero la compañía está número 2 en el mercado nacional, así que es una apuesta que tiene sentido. (4Patas)

Y hablando de Lenovo: en Change.org juntan firmas para pedirle a la compañía que actualice a Nougat al Moto G3, que tiene el mismo hardware que el Moto G4 Play (que sí se actualiza a Android 7); el argumento es que en versiones anteriores la compañía les dio dos actualizaciones y aquí es sólo una. Lenovo ya dijo que no lo hará (aunque nada evita que cambien luego de opinión). Es, claro, una mala decisión, sobre todo teniendo en cuenta la popularidad del equipo y lo que venía haciendo la compañía en los últimos tiempos, y que le daban otro diferencial sobre sus competidores (Change.org). La compañía ya está disitribuyendo la actualización en India (GSMArena)

Hablando de teléfonos con accesorios modulares: las flojas ventas del LG G5 (que tiene un sistema modular más limitado que el Moto Z, y más complejo de implementar) hicieron que la compañía descarte la idea y apunte a un diseño tradicional para el G6, según algunos rumores (ET News)

Muchas reseñas de la flamante línea Pixel de Google/HTC; todas alaban la calidad de la cámara y la fluidez que Google logra al ajustar Android milimétricamente para que funcione sobre ese hardware. El diseño es lo más polémico, tanto por la combinación de metal y vidrio, como por el parecido de su silueta con el iPhone (sobre todo en EEUU., donde la cercanía entre uno y otro es más notoria). Habrá que ver cuánto se traduce esto en ventas, pero en recepción, al menos (algo que no siempre es indicativo) la familia Pixel tiene un primer paso muy firme (En Wired, The Verge, Engadget, ChipChick y mil lugares más).

Se acerca el fin de año, así que varios fabricantes van trayendo sus nuevos modelos, como el Nubia Z11 mini S, con una carcasa de metal, un simpático tamaño de 5,2 pulgadas de pantalla (Full HD) con bordes levemente curvos, un chip Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento interno, batería de 3000 mAh y cámara de 23 megapixeles con PDAF y apertura f/2.0, además de conector USB-C, sensor biométrico y Android 6. ¿Llegará al país? No hay noticias por ahora. (Pisapapeles)

Un Nubia Z11 mini S

Un Nubia Z11 mini S

La otra compañía con novedades fue LeEco, que apuntaló su desembarco en Estados Unidos con el Le Pro 3, un equipo de muy alta gama: chip Snapdragon 821, 6 GB de RAM, batería de 4070 mAh (gracias al espacio que le permite su pantalla Full HD de 5,5 pulgadas), cámara de 16 megapixeles, 32 GB de almacenamiento interno, Android 6 y puerto USB-C (la compañía mantiene su decisión de abandonar el miniplug para audio). Precio en EEUU: 399 dólares para la versión de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento (El Androide Libre)

los LeEco Le Pro 3

Samsung también se sube a la apuesta por los 6 GB de RAM con el Galaxy C9 Pro para China: un chip Snapdragon 653, pantalla Full HD de 6 pulgadas, batería de 4000 mAh y una cámara de 16 megapixeles con apertura f/1.9, PDAF y flash de doble tono; la cámara frontal tiene la misma resolución y apertura. Tiene 6,9 mm de grosor y estará disponible en noviembre por unos 470 dólares. (Fonearena)

El Samsung Galaxy C9 Pro

El otro equipo notable de la semana es el Kodak Ektra (hecho por Bullitt, la compañía que se quedó con los derechos); con un diseño retro y una cámara de 21 megapixeles con apertura f/2.0, estabilización óptica, foco PDAF, grabación de video en 4K, flash de doble tono. El resto es estándar: pantalla Full HD de 5 pulgadas, chip MediaTek Helio X20, 3 GB de RAM, batería de 3000 mAh. Saldrá a la venta en diciembre en Inglaterra por 450 libras. Lo más lindo (y muy superfluo) es el diseño y la funda de cuero. (GSMarena

El homenaje de Kodak a la cámara que vendía en 1941

Huawei sigue avanzando en el desarrollo de procesadores propios, esta vez con el HiSilicon Kirin 960: cuatro núcleos Cortex A73 (el bloque más poderoso), cuatro A53 (más eficientes) y gráficos Mali G71, además de soporte para RAM DDR4 y almacenamiento UFS (como tiene el S7, por nombrar un sólo ejemplo). Sería raro que no sea el corazón del próximo Mate 9/9 Pro (Anandtech

La semana pasada hubo revuelo en el mundillo móvil de España por Zetta, una compañía local que se metía en el mundo de los smartphones (al estilo de bq, pero con equipos de gran calidad y bajísimo precio)… pero que resultó que sólo le ponía su logo a teléfonos de Xiaomi. (Hipertextual)