Antes de Barcelona: Apple contra el FBI, un smartphone muy barato para la India, el teléfono que se dobla pero no se rompe

 

Este fin de semana comienza en Barcelona (ciudad donde estoy actualmente) otra edición del Congreso Mundial de Móviles, que abre sus puertas el lunes, pero que entre el sábado y el domingo verá anuncios clave de Samsung, LG, Huawei, Alcatel y varios otros fabricantes.

Esto no impide que haya noticias relacionadas con la tecnología móvil que no están relacionadas directamente con la feria catalana.

Apple estuvo en el centro de la tormenta, esta semana, por dos noticias: una, la publicación de un método para solucionar el Error 53 que afecta a los iPhone 6 que fueron reparados en tiendas no oficiales (no recuperás Touch ID, pero el equipo vuelve a la vida). La otra, más seria en todo sentido, por la negativa de Apple a un pedido del FBI para que ayude a la Justicia de EEUU a tener acceso al iPhone de un terrorista. El FBI no pide romper el sistema de encriptación de los datos, sino encontrar la manera de evitar que se borre la información después de 10 intentos de ingresar una clave. Apple dice que eso (que involucraría permitir más de 10 intentos, y permitir que las pruebas de clave sean por vía electrónica, y no ingresando manualmente la clave, para usar la fuerza bruta para encontrar la contraseña) sería peligroso para todos los iPhone. La industria tecnológica le dio su apoyo en pleno; es un caso que habrá que seguir al detalle, porque lo que suceda en EEUU definirá qué hacen o no (y con qué herramientas cuentan) otros países.

La tercera noticia (no oficial) sobre Apple es que cada vez más rumores apuntan al 15 de marzo como el día en que la compañía presentará su primer iPhone con pantalla de 4 pulgadas desde el 5S/5C (sería el 5se), pero con hardware mucho más moderno.

Esta semana la Asociación GSM dio un paso más hacia la eliminación del SIM de plástico, con la estandarización de la eSIM (o SIM de provisionamiento remoto). Qué significa: que el la identificación del teléfono frente a la red -para eso sirve la SIM- ahora no dependerá de un cachito de plástico sino de una función de software. Lo bueno: si querés cambiar de compañía, si viajás, si querés tener 4G en un dispositivo donde cada milímetro vale, o al que es difícil acceder, no necesitás buscar una tarjetita de plástico nueva. Podés elegir entre mil operadoras con un clic (en teoría).

Escribí también sobre ReFlex, un prototipo de smartphone flexible (uno más de muchos). Más allá de que es una tecnología en pañales (y que podría quedar en la nada) es difícil encontrarle un uso a la flexión, que requiere de dos manos, etcétera. En un punto es como el registro de presión del 3D Touch: adicional, pero no crucial. En cualquier caso, todavía estamos lejos de su disponibilidad comercial.

Mientras, en India una empresa presentó un smartphone de menos de 4 dólares, el Freedom 251, con una pantalla de 4 pulgadas, un chip de 4 núcleos y 1 GB de RAM. Ese precio no cubre ni el costo del hardware, pero el teléfono es parte de una iniciativa del gobierno indio para “digitalizar” el país, que es quien, presumiblemente, lo subvenciona.

En un contexto local, Samsung eligió esta semana para presentar su reloj Gear S2 y el Galaxy S6 Edge + (ambos debutaron a fin de agosto en Berlín). Estuve jugando con el bisel circular del reloj (que permite controlar las funciones), y realmente es fantástico: intuitivo, sencillo, predecible. Más allá de la integración con Android y con iOS, falta ver qué nuevas funciones logrará incorporar (usa Tizen, así que no abreva de las aplicaciones disponibles para Android Wear). El S6 Edge + , por su parte, llega con un timing poco feliz: se espera que este domingo Samsung presente a su sucesor.

Más noticias del mundo móvil 

En el nivel internacional, Microsoft decidió no esperar al MWC y presentó el Lumia 650, un equipo con Windows 10 Mobile, un diseño que incluye un marco metálico… y una apuesta a ser un teléfono corporativo (así lo vende la compañía, como parte de su estrategia original -y muy discutida- de apuntar a tres mercados: el corporativo, el de alta gama, el económico). Tiene lindo diseño, 6,9 mm de grosor, una pantalla de 5 pulgadas, cámara de 8 megapixeles… y un chip Snapdragon 212 que, según las primeras reseñas, tira todo muy para abajo. No tiene Continuum. (Microsoft)

Meizu presentó un nuevo smartphone con Ubuntu, pero esta versión evita la economía y apunta más alto, con un Pro 5 que cambia Android por Ubuntu, y suma un panel de 5,7 pulgadas Full HD, un chip Exynos 7420 (el del Galaxy S6; Meizu es un histórico usuario de estos procesadores), 3 o 4 GB de RAM, cámara de 21 megapixeles, batería de 3050 mAh, un sensor biométrico y conector USB-C, aunque no sirve para transformar el teléfono en una PC (por ahora, al menos). (Omicrono)

Hablando de Exynos: ya es oficial el flamante Exynos 7870, un chip fabricado con tecnología de 14 nanómetros y 8 núcleos Cortex-A53 a 1,6 GHz, soporte para pantallas Full HD y cámaras de hasta 16 megapixeles, ademas de LTE cat 6; un chip para equipos de gama media de prestaciones sólidas, con el Snapdragon 625 como competidor directo; habrá que ver si lo son también fuera de las especificaciones. (Samsung)

Sony anunció un nuevo sensor para cámaras digitales, el IMX318: 22,5 megapixeles, 1/2,6″, graba en 4K, HDR integrado y, dice la compañía, es el primero en ofrecer un autofoco híbrido (detección de fases combinada con detección de contrastes) muy veloz (0,03 segundos) y en incluir estabilización electrónica de imágenes en 3 ejes. La producción comenzará en mayo de 2016,  todo esperan que sea el modelo incluido en el Xperia Z6 (y, en otras versiones, en el iPhone, el Galaxy Note 6, etcétera). Sony dice  -previsiblemente- que aunque es más compacto que su predecesor, el IMX230, no pierde calidad de imagen. (Sony)

Synaptics tiene un nuevo sensor biométrico: apenas 3,5 mm de ancho, está pensado para ser usado en el lateral del teléfono (como usan Sony o Nextbit, que lo incluyen en el botón de desbloqueo), pero incluso podría ir en el botón del volumen; o en el frente del equipo, pero sin ocupar espacio. Estará disponible para fabricación en el tercer trimestre del año. Interesante para los fabricantes que no quieren romper un frente hecho con una sola placa de vidrio, o quienes no quieren apuntar al sensor en el dorso del teléfono (el camino que está tomando la mayoría, más allá de Apple o Samsung), pero habrá que verlo en acción; una superficie de lectura menor implica, me parece, más dificultad de lectura de la huella. (Synaptics)

La operadora Three bloqueará avisos web en los celulares de sus clientes en Inglaterra e Italia. Usará un software propio para limitar su visibilidad desde su equipamiento de redes (es decir, es transparente para el usuario). Dará que hablar, sin dudas, porque es una decisión que afecta a casi 9 millones de usuarios; Three dice que esto hará que el abono de datos de sus clientes dure más; no cabe duda que Google y Facebook (que viven de los avisos) le responderán de una u otra forma. (The Register)

Un chiche genial: no sé cuán útil será, pero me gustó la idea. Es un chip Bluetooth que tiene el tamaño de una pila AA, y admite en su interior una pila AAA; la idea es que reemplaces una pila del dispositivo de tu preferencia; así le agregás una suerte de control remoto a cualquier dispositivo, ya que lo controlás con el smartphone. No hace magia (equivale, tan solo, a sacar y poner una pila, no hay interacción con el software del equipo) pero puede ser útil. (BGR)

 

  • Matias Fernandez

    hola ricardo, cuando vas a actualizar el blog?
    Espero noticias tuyas del MWC !!!!